Foro de Bleach~
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Digital World

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
AutorMensaje
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 526
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Digital World   Sáb Abr 02 2016, 11:46

Bueno, mi primer rol, a ver qué tal.

En un mundo similar al nuestro (en el que no existe ninguna referencia a Digimon), el clima empezó a sufrir un gran descontrol; selvas que se secaron por completo, lugares que fueron inundados por el océano, y en ciudades que normalmente son como parrillas en verano hacía un frío terrible. Los aparatos electrónicos de una zona se vuelven locos por razones desconocidas y vuelven a ser funcionales minutos después. Hay reportes de apariciones de misteriosas criaturas que jamás habían sido vistas en nuestro planeta. Todos nosotros somos jóvenes de entre 8 y 17 años que viven en la misma ciudad. Un día, recibimos en nuestros teléfonos móviles el siguiente mensaje y dos respuestas posibles:

¿Te gustaría empezar el juego?

Sí                    No

Todos pulsamos “Sí”. Más tarde nos encontraremos con extraños huevos de los que saldrán seres similares a esos monstruos de los que hemos oído hablar. Nuestros móviles reaccionarán ante ellos y se transformarán en misteriosos aparatos que nos vincularán a estos.

D-Arc:
 

Pero pronto descubriremos que no todas estas criaturas son tan “amistosas”. ¿Qué son? ¿Cómo han llegado a nuestro mundo? ¿Con qué propósito? ¿Qué somos para ellos aquellos que tenemos estos dispositivos?

Antes de empezar, cada participante deberá postear su ficha de personaje, que es la siguiente.

Ficha de personaje:

-Nombre:
-Apellido/s:
-Sexo: (Yup, podéis “transexualizaros” como gustéis.)
-Edad: (Entre 8 y 17 años.)
-Altura: (Como veáis, he visto a chavales de 13 años superarme en altura.)
-Aspecto: (Por si alguien pregunta, sí, podéis llevar hasta pelo de personaje salido de un anime, si queréis.)
-Color del Digivice: (Para no confundir los de unos con los de los otros, por ejemplo.)
-Digimon: (Se supone que casi todos los que vamos a entrar ya tenemos elegido a nuestro bicho. No quiero peleas, ¿vale?)
-Apodo del Digimon: (Podéis ponerle un nombre propio o llamarlo según su especie. Para esta segunda opción, poned simplemente un “-“.)

Los Digimon (en su etapa Novato) seleccionables son:
*Agumon
*Gabumon
*Biyomon
*Palmon
*Gomamon
*Tentomon
*Patamon
*Salamon
*Veemon
*Hawkmon
*Armadimon
*Wormmon
*Guilmon
*Terriermon
*Renamon
*Impmon
*Hagurumon
*Lopmon
*Liollmon
*Monodramon
*Flamon
*Strabimon
*Gaomon
*Lalamon
*Falcomon
*Kamemon
*Kudamon
*Pawn Chessmon (Negro)
*Pawn Chessmon (Blanco)
*Coronamon
*Lunamon
*Dorumon
*Ryudamon
*Dracomon

A la hora de evolucionar, se usarán los perfiles de los Digimon de la página Wikimon. Ahí se pueden encontrar las evoluciones que pueden hacer cada uno de nuestros compañeros.

Las etapas o niveles evolutivos para el rol son:

Bebé (Baby I)->Básico (Baby II)->Novato (Child)->Campeón (Adult)->Perfecto (Perfect)->Mega (Ultimate)

Las evoluciones baneadas son:
-Armor
-Híbridos (Espíritus Digitales)
-DigiXros
-Jogress
-Warp (Saltarse niveles)
-Burst
-Ninguno más allá del primer Mega

Si hay algo que no ha quedado claro o para más detalles, contactáis conmigo. Lo mismo si tenéis decidida la línea evolutiva antes de llevarla a cabo en el rol.

Soy consciente de que no todos los que entremos somos expertos en Digimon, así que, aprovechando que en el rol somos humanos que los ven por primera vez, se explicará cada cosa a su tiempo.

Aquí mi ficha:

-Nombre: Franky
-Apellido/s: Balrry
-Sexo: Masculino
-Edad: 15
-Altura: 1,78 m
-Aspecto: Adolescente con algo de sobrepeso, de pelo corto y oscuro y ojos castaños.
-Color del Digivice: Rojo
-Digimon: Dorumon
-Apodo del Digimon: Alf


Que empiece el juego.


Última edición por En verdad me llamo Franky el Jue Jul 20 2017, 14:04, editado 5 veces
Volver arriba Ir abajo
Xalcer
Iniciado
Iniciado
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 22
Localización : Con mi melocotonero

MensajeTema: Re: Digital World   Sáb Abr 02 2016, 15:06

PRIMERO!!!

-Nombre: Xalcer
-Apellidos: Sentry
-Sexo: Masculino
-Edad: 11
-Altura: 1,48
-Aspecto: Pelo corto castaño, ojos azules. Siempre lleva una bandana al cuello.
-Color del Digivice: Verde
-Digimon: Dracomon
-Apodo del Digimon: Aurelion


Última edición por Flash Sentry best pony el Miér Abr 20 2016, 22:31, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2810
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Digital World   Sáb Abr 02 2016, 21:49

Veamos:

-Nombre: Maximillian.
-Apellido/s: Shelter.
-Sexo: Masculino.
-Edad: 17 años.
-Altura: 1'70.
-Aspecto: Pelo corto y castaño ceniza.Ojos verdes.Bastante delgado.Viste con ropa generalmente oscura.
-Color del Digivice: Amarillo claro.
-Digimon: Lopmon.
-Apodo del Digimon: -

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.


Última edición por Maximillian Prower el Miér Jun 08 2016, 03:40, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Feather Gust
Señor Supremo de los Overuchis
Señor Supremo de los Overuchis
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 22

MensajeTema: Re: Digital World   Dom Abr 03 2016, 17:27

-Nombre: Mayron. [Pronunciado /méiron/]
-Sexo: Masculino.
-Edad: 16 años.
-Altura: 1'65.
-Aspecto: Pelo corto, castaño claro. Ojos celestes pero no muy claros. Delgado y con pocos músculos.
-Color del Digivice: Negro.
-Digimon: Veemon.
Volver arriba Ir abajo
LordWilhem
Novato
Novato
avatar

Caballo
Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 03/04/2016
Edad : 27
Localización : En un lugar de cuyo nombre no me acuerdo

MensajeTema: Re: Digital World   Lun Abr 04 2016, 00:30

Aquí mi personaje (es una chica):

-Nombre: Katya
-Apellido/s: Volkova
-Sexo: Chica
-Edad: 14 años
-Altura: 1,52
-Aspecto: Una chica rubia con ojos verdes, tiene dos trenzas en el pelo. Es delgada y viste con pantalones baqueros y una camisa azul de manga corta.
-Color del digivice: Verde agua
-Digimon: Gabumón
-Apodo del Digimon: Freeze
Volver arriba Ir abajo
DrPingas
Iniciado
Iniciado
avatar

Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 05/12/2014

MensajeTema: Re: Digital World   Lun Abr 04 2016, 14:21

-Nombre: Kyo
-Apellido/s: Shiawase
-Sexo: Chico
-Edad: 13
-Altura: 1,65
-Aspecto: He usado un editor que acabo de encontrar, nunca adivinareis de que serie es; lo hago así porque una imagen vale más que mil palabras

Spoiler:
 

-Color del Digivice: Rojo y negro
-Digimon: Tentomon
-Apodo del Digimon: Tientamon

Ale, ya ta
Volver arriba Ir abajo
Fanosegundo
Rey de los posers
Rey de los posers
avatar

Mono
Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 24
Localización : Donde me diga Citrato

MensajeTema: Re: Digital World   Mar Abr 05 2016, 02:36

-Nombre:Billy
-Apellido:Parker
-Sexo: Machote
-Edad: 17
-Altura: 172cm
-Aspecto:Enclenque, pelo castaño  corto y peinado hacia atrás. LLeva  camiseta roja con un rayo amarillo y unos vaqueros. Este es el rayo
Spoiler:
 
-Color del Digivice: Morado
-Digimon: Terriermon
-Apodo del Digimon:Tawky Tawny


Última edición por Fanosegundo el Miér Abr 06 2016, 23:29, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Alexstrasza
Novato
Novato
avatar

Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 04/04/2016

MensajeTema: Re: Digital World   Miér Abr 06 2016, 04:22

-Nombre: Alex
-Sexo: Chico
-Edad: 15
-Altura: 1,70
-Aspecto: Delgado, no muy fuerte. Pelo corto y negro. Suele ir con vaqueros y una camiseta.
-Color del Digivice: Azul
-Digimon: Salamon
-Apodo del Digimon: -
Volver arriba Ir abajo
Deadpoolnew
Novato
Novato
avatar

Cantidad de envíos : 14
Fecha de inscripción : 06/04/2016

MensajeTema: Re: Digital World   Miér Abr 06 2016, 13:54

-Nombre: Derek
-Apellido: Smith
-Sexo: Masculino
-Edad: 17
-Altura: 173cm
-Aspecto:Enclenque, pelo oscuro y normalmente despeinado. Lleva un gorro de patrulla que le regaló su padre y viste como policía porque quiere ser uno, solo que no lleva ni arma ni placa.
Spoiler:
 
-Color del Digivice: Naranja.
-Digimon: Pawnchessmon black
-Apodo del Digimon: Cabo o Mierda
Volver arriba Ir abajo
Fano
Novato
Novato
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 24

MensajeTema: Re: Digital World   Jue Abr 07 2016, 02:18

-Nombre: Hermenegildo
-Apellido/s: Nganga Ovono Nganga
-Sexo: Masculino
-Edad: 17
-Altura: 1,85 m
-Aspecto: De piel negra, pelo afro negro y ojos marrones, típico africano.
-Color del Digivice: Azul y amarillo
-Digimon: Renamon
-Apodo del Digimon: Skruvmejsel (Scruvmeisel)
Volver arriba Ir abajo
Pandora
Novato
Novato
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 03/12/2014

MensajeTema: Re: Digital World   Dom Abr 10 2016, 02:53

-Nombre: Pandora
-Apellido/s: Lawliet
-Sexo: Femenino
-Edad: 17 años
-Altura: 1'63
-Aspecto: Pelo largo teñido de morado, delgada, ojos marrones, siempre con guantes en las manos, piel pálida y la cara con muchos lunares
-Color del Digivice: Violeta con puntitos rojos
-Digimon: Lunamon
-Apodo del Digimon: Luna
Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 526
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Digital World   Miér Abr 13 2016, 17:55

Tú, creación mía. Tú que has nacido de los mejores componentes y forjados juntos a una temperatura que sólo soñaría el señor del mismo averno. Tú que has nacido para hacer grandes cosas. Éste mundo que te presento es ahora tuyo. Por los siguientes minutos.

Dice en voz alta el joven de 15 años Franky Balrry, para acabar la oración con su boca abierta. Muerde un sandwich recién salido de la sandwichera y empieza a masticar el pedazo que ha tomado.

-Franky: Mmh... calentito...

Franky agradece la comida caliente. Sí, habían pasado 2 semanas desde que comenzaron sus vacaciones de verano, pero hacía un frío espantoso fuera de la vivienda. En un día en el que debería estar soleado y caluroso, como fue lo normal en aquella ciudad el verano del año pasado, el cielo estaba nublado, la temperatura era baja y soplaba un viento que enfriaba aún más a los habitantes. A Franky no le merecía la pena salir de casa. Aunque hiciera un buen día, no veía que hubiera nada para él allí afuera.

Mientras desayuna, mira entre los distintos canales de televisión en busca de algo interesante. No hay muchas opciones a esa hora. De pronto, el teléfono móvil que tiene en la mesa en la que está comiendo vibra. El joven aparta su atención del televisor para ver qué ha recibido. Nada más encender la pantalla y desbloquearla, se encuentra con un mensaje. "¿Te gustaría empezar el juego?". Franky se queda pensativo. No recordaba haber visto algo similar. No al menos desde antes de instalar ese bloqueador de anuncios en el navegador de Internet que solía usar. Cualquiera hubiera pulsado "No" o directamente haber cerrado la ventana, como si de una ventana emergente con el mensaje "Eres nuestro visitante número 1000000" se tratara. Y así lo hubiera hecho Franky. Pero algo extraño hace que esta vez sea diferente. Sin apenas haberse dado cuenta, Franky había encontrado su dedo presionando en la zona de la pantalla correspondiente al "Sí".

De repente, la pantalla de la tele empieza a parpadear. El reloj digital que está encima de una de las estanterías está como loco parpadeando las partes que forman los números. Y así lo mismo con un viejo reproductor de vídeo que está conectado. El joven empieza a asustarse. Justo cuando va a salir del comedor, los aparatos electrónicos vuelven a funcionar correctamente.

-Franky: Joder... ¿será un "poltergeits" de esos?

Cree oír un ruido en el piso de arriba.

-Franky: ¿Y ahora qué?

El chico sube las escaleras con precaución. El ruido proviene de su cuarto, que casualmente tiene hoy la puerta cerrada. Vacila por tan sólo tocarla. Suspira. Respira hondo y reúne valor suficiente para abrir. Pero pronto descubre que nada lo podría haber preparado para lo que ven ahora sus ojos. Una extraña bola morada está rodando por todo el suelo de la habitación, chocando con todo lo que se tope en su camino, como las paredes, el armario y la cama. Franky no sabe qué hacer. Estaba dando pasos hacía atrás cuando la esfera se aproxima hacia él. El chico se tropieza y cae al suelo de espaldas. Trata de reincorporarse, pero se queda helado al ver la bola completamente quieta a sus pies. Ahora que está en ese estado, Franky puede observar que la bola tiene más bien forma de... un huevo. Tal y como había creído ver, la mayor parte del "huevo" es púrpura, salvo por las manchas naranjas que están repartidas por su superficie.

La cosa no terminaría ahí. Una grieta aparece en él. Ésta crece hasta rodear el objeto. La parte superior cae a un lado. Del interior del huevo se asoma una pequeña criatura que no había visto jamás.

Dodomon:
 

El muchacho se levanta. La evidente diferencia de altura hace ver para Franky a aquel ser como poca cosa. Éste mira al humano fijamente. El chico se agacha y lo coge con ambas manos. Podría encerrarlo entre sus dedos y le cabría. Su pelaje es muy suave. El miedo parecía haber desaparecido. Aún así no puede evitar asustarse cuando el diminuto ser le enseña los dientes en una suerte de sonrisa. Del sobresalto, lo lanza de vuelta a la habitación. Afortunadamente cae en la cama. El móvil vibra en su bolsillo. Franky se lleva otra sorpresa al sacarlo. El aparato móvil comienza a brillar. La luz es cegadora.

Franky Balrry, has atendido a la llamada.

Has sido elegido para portar este D-Arc y ser acompañado por tu compañero Digimon.

Para cumplir una importante misión

Pronto tu momento llegará.

Y así tu viaje comenzará.

La luz se desvanece. El joven se encuentra asustado por la luz, esa voz masculina... Alza la mano con el que llevaba antes su móvil, sólo para comprobar que había sido sustituido por otro aparato. Es un artefacto de extraña forma, de color blanco, salvo la zona que rodea una pantalla que tiene, dos botones que están justo debajo y una cinta que está sujeta a él, que son rojos. A continuación, mira al misterioso ser que había dejado en la cama. Seguía mirándole fijamente. Le señala con el dispositivo. De pronto, un holograma, que forma una pantalla, surge de él. En él se puede ver una imagen de la criatura, junto a una breve descripción.

Dodomon:

Nivel: Bebé (Baby I)

Este Digimon de nivel Bebé que está cubierto por un pelaje hecho de Mithril, abre su boca y enseña sus dientes apenas desarrollados para intimidar a sus oponentes. Su ataque especial, "Perlas de Hierro", consiste en disparar pequeñas esferas de metal de su boca.


Franky escucha otra voz en su cabeza que narra la misma descripción que él mismo podía leer.

-Franky: ¿Qué es todo esto?

Apenas le da tiempo a reflexionar sobre los recientes acontecimientos cuando ve al llamado "Dodomon" mordisquear la almohada que está en la cabecera de la cama.

-Franky: ¡Eh, no puedes hacer eso!

Corre hacia él y trata de separarlo de la almohada, cosa que termina haciendo. Dodomon aterriza en el suelo sin aparente daño. No se está quieto y, de bote en bote, sale del cuarto e incluso baja al piso de abajo.

-Franky: ¡¿A dónde vas ahora?!

Tras seguirlo, lo encuentra en la cocina, mordisqueando toda comida que haya a la vista, como medio sandwich ya listo para ser calentado en la sandwichera y la fruta que había en un bol.

-Franky: ¡Estate quieto!

De pronto, casi como si le hubiera hecho caso, se queda quieto en el sitio, temblando.

-Franky: ¿Qué pasa ahora?

Los temblores se intensifican, hasta que cesan de golpe. El humano se teme lo peor. Se agacha, levanta al pequeño y se encuentra una masa maloliente y marrón.

-Franky: ¡Qué asco!

El pequeñín se le escurre de las manos y sale de la cocina.

-Franky: ¡Oye, ¿quién va a limpiar esto?!... Mamá me va a matar...

Vacila si hacer algo con el "regalo" de su invitado no deseado o seguirlo. Finalmente toma la segunda opción. Franky le encuentra en el comedor, viendo la tele aún encendida. Está viendo unas caricaturas, completamente quieto, como si estuviera hipnotizado. El chico coge el mando y apaga el televisor. Al momento después, una bola metálica del tamaño de una canica impacta en su frente.

-Franky: ¡Auh!

Se lleva la mano que tiene libre a la zona dolorida. Ve a Dodomon mirarle con el ceño fruncido y enseñando los dientes. Franky no tarda en encender nuevamente la tele.

-Franky: Tócate los huevos.

Parece que va a quedarse ahí por un buen rato. O al menos eso piensa Franky. Aprovecha para limpiar y ordenar el estropicio provocado en la cocina.

Tras eso, se queda sentado en una silla a un lado de la mesa del comedor. Mira su móvil ahora convertido en ese misterioso dispositivo. Recuerda la voz que escuchó en la luz de antes y también lo que dijo. ¿"Diark"? ¿Sería lo que llevaba en la mano ahora mismo? ¿"Diyimon"? No, Digimon. Le pareció haber leído y oído esa palabra una vez más en la descripción de Dodomon que le había ofrecido el dispositivo. ¿Dodomon es su Digimon, que lo acompañará en un viaje? Y a todo esto, ¿qué es un Digimon? Muchas preguntas asaltan la mente del joven.
________________________________________________________________________________________________________

La recién nacida criatura había pasado el día relativamente tranquilo, siempre que hubieran caricaturas y anime que estuvieran echando por la tele. Gritaba o gruñía cada vez que tenía hambre y de vez en cuando soltaba sus pequeñas heces por donde estaba. Franky no sabía qué otra cosa más hacer que atenderlo y limpiar. Esperaba que el tiempo pasara lo más rápido posible para que su madre llegara del trabajo y así decidir qué hacer. Cuando este pensamiento se le cruzó, pensó en lo que probablemente pasaría; que su madre llamaría para que se llevaran a Dodomon. Era lo mejor, ¿verdad? Que se lo llevaran y que fuera otro el encargado de atenderlo, porque él mismo no sabía de los cuidados que pudiera necesitar el animal. ¿Pero existía alguien en el mundo que pudiera ocuparse de él? Si resultaba que era un espécimen extraño, que fuera un ser nunca visto antes, ¿qué le harían? Franky no pudo evitar imaginarse desagradables escenas de científicos locos haciendo experimentos como había visto en películas de ciencia-ficción. Otra cosa que se le pasó por la cabeza era por qué se preocupaba tanto por un animal salvaje que prácticamente había invadido su hogar. ¿Ya le tenía cariño? ¿Por qué?
_________________________________________________________________________________________________________

Franky se despierta en el sofá del comedor. Se espabila por completo y empieza a asustarse nuevamente cuando ve a otro "monstruito" dormido en su regazo.

Dorimon:
 

Se parece mucho a Dodomon, el cual no consigue ver desde donde está. Tiene el aparato, que llama ahora "Diark", a pocos centímetros de su lado en el mismo sofá. Lo coge y apunta con él al nuevo ser, esperando que hiciera lo mismo que el día anterior con Dodomon. Y así pasa, el aparato reacciona y hace aparecer una pantalla holográfica en la que aparece una imagen y descripción de lo que estaba durmiendo en sus piernas.

Dorimon:

Nivel: Básico (Baby II)

Esta forma evolucionada de Dodomon ha aumentado de tamaño y le han crecido patas y cola para aumentar su velocidad de movimiento y así asestar embestidas más fuertes. Su ataque especial, "Gotas de Metal", le permite disparar granos metálicos mientras embiste contra sus enemigos.


De nuevo oye esa voz de... comentarista en su cabeza. ¿Así que esta nueva criatura, "Dorimon", es la forma evolucionada de Dodomon? Una vez más, Franky no sabe qué hacer.

Entonces piensa. ¿Ha pasado toda la noche en el sofá del comedor? ¿Cómo es que su madre no le había despertado haciendo un escándalo por el ahora Dorimon? ¿Si quiera había vuelto a casa? No puede ser, ¿por qué?

-????: Quiero comida.

El joven mira sorprendido a su regazo, ya que de ahí había venido una voz infantil. El Dorimon está despierto y le está mirando.

-Dorimon: Quiero comida.

Salta del regazo de Franky y se dirige a la cocina. El chico le sigue y entra en la cocina con él.

-Franky: ¡Espera, te la doy yo, pero, por favor, no tires nada ni ensucies, ¿vale?!

Dorimon se había quedado quieto ante la suplica del humano.

-Dorimon: Vale, pero si no como ya algo, te comeré a ti.

Franky no sabe cómo reaccionar ante la amenaza.

-Franky: Bien, eh, a ver qué hago...

Se oye un temblor. Otra vez en el piso de arriba.

-Franky: No será un amiguito tuyo, ¿verdad?

-Dorimon: ¿"Amiguito"?

El chico coge una escoba que tenía cerca en ese momento y sube las escaleras.

-Franky: Juro que como sea otro huevo, lo tiro por la ventana. O me hago una tortilla con él, yo que sé, tengo hambre.

La bravuconería se le va del cuerpo en cuanto ve a un enorme animal entre las habitaciones del piso superior.

Gryzmon:
 

-Franky: ¡¡NoesunhuevonoesunhuevoaAAAHH!!

Tira la escoba y corre escaleras abajo. Dorimon salta a su espalda y se mantiene agarrado como puede. El asustado humano abre la puerta que sale a la calle y corre. Corre más de lo que nunca se habría imaginado en su corta vida. La bestia sale de la casa atravesando una ventana del piso superior y cae encima de un coche, que es aplastado bajo su peso y por el impacto. Salta del vehículo y persigue al muchacho. Éste ya estaba derramando lágrimas del miedo cuando apenas está a unos metros de distancia del depredador. Pero entonces la vida decide darle otra oportunidad... arrojándole otro "depredador". Aparece saltando en frente de él un gran mono de pelaje amarillo que lleva un hueso en una de sus manos.

Hanumon:
 

El golpe que iba dirigido a la presa termina en la cabeza de aquella especie de perro u oso. El mono aterriza y hace el amago de ir a por el chico, pero le detiene una dentellada en la pierna por parte de la otra bestia. Franky no mira hacia atrás y sigue corriendo.

No paró hasta pasar varias calles y asegurarse de no oír a ningún monstruo persiguiéndolo. Se inclina hacia delante y trata de recuperar el aliento. Al cabo de un rato, se da cuenta que está en un pequeño parque. Lo reconoce por las veces que había ido allí con su madre cuando era pequeño. Es cuando nota que sigue teniendo al Dorimon colgando de su chaleco con su boca. Éste al fin se suelta y cae al suelo de pie.

-Dorimon: ¡Tengo hambre!

-Franky: ¡Shh, cállate un momento!

Mete su mano en el bolsillo y saca de ahí el dispositivo.

-Franky: ¡Mierda, necesito un móvil, no una estúpida enciclopedia... de monstruos! ¿Qué hago ahora...?

Mira a su alrededor. Recuerda que cerca se encuentra la casa de un tío suyo. ¿Estaría en casa? ¿Qué le diría? ¿Y Dorimon? Quizá si se está quieto y no habla, podría hacerse pasar por un peluche, cosa que le daría vergüenza, ¿pero qué otra opción le queda?

Camina en dirección a la casa de su tío, con Dorimon en los brazos. El animal se mueve y retuerce mientras que Franky trata de esconderlo como puede mientras avanza. Menos mal que hay pocas personas por esa zona a esa hora. Hay un momento en el que pasan por una tienda de electrodomésticos con una tele encendida en el escaparate. Están dando las noticias. Franky se detiene al ver de reojo el nombre de un lugar en particular. El museo de cera donde trabaja su madre. Mira el titular de la noticia; "Secuestro masivo y aparición de misteriosas estatuas en el museo de cera".


Última edición por En verdad me llamo Franky el Jue Jul 20 2017, 14:05, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
LordWilhem
Novato
Novato
avatar

Caballo
Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 03/04/2016
Edad : 27
Localización : En un lugar de cuyo nombre no me acuerdo

MensajeTema: Re: Digital World   Jue Abr 14 2016, 18:26

"Y se avecina un frente tormentoso muy atípico para esta época del año. Se recomienda a los ciudadanos que todavía no guarden la ropa de invierno, ya que las precipitaciones serán abundantes en los próximos días. Se esperan tormentas fuertes e incluso nevadas en determinadas zonas del país..."

Cada vez se producían más cosas raras por la ciudad, y cada vez que ocurría alguna siempre se cortaba la emisión para dar paso a un noticiario donde lo explicaban con todo detalle. Si era un cambio en el tiempo, ponían la emisión del pronóstico, si eran desapariciones, se emitía parte de la investigación policial y si se avistaba cualquier cosa extraña, ponían la entrevista del lunático que decía haber presenciado aquel evento.

Katya desistió de su intento de buscar algún programa decente en la tele y la apagó. Decidió tumbarse en el suelo de aquel salón. Su madre le había dado permiso para poner la calefacción, por lo que el calor y el aburrimiento harían que se quedase dormida en seguida. De momento, su madre no la requería su ayuda, así que podía hacer lo que quisiera.

Las vacaciones de verano habían empezado hace dos semanas, pero ella no disponía de mucho tiempo libre. Su familia no tenía mucho dinero. Su padre tenía un pequeño puesto en una oficina, pero como no ganaba lo suficiente, su madre ganaba algo extra limpiando las casas de la gente. Al no poder pagar a una canguro, Katya debía quedarse con ella cuando no había colegio. A menudo los dueños le daban permiso para ver la tele o comer algo, pero se pasaba la mayor parte del tiempo ayudando a limpiar.

Por las tardes, podía salir con sus amigos. Era una niña con buena forma física y se le daban bien los deportes. A menudo solía ir a jugar al fútbol al parque del barrio. Pero estaba lloviendo y no tenía nadie con quién quedarse. Así que le tocó quedarse en aquella casa desconocida.

Katya estaba a punto de dormirse, cuando le llegó un mensaje a su movil. Se levantó y lo sacó del bolsillo:

"¿Te gustaría empezar el juego?"

Probablemente fuese alguno de esos mensajes de publicidad engañosa. El número no estaba registrado en la agenda, y no había registro de que se hubiese producido ninguna llamada de este. Lo lógico en aquella situación habría sido pulsar el "no" pero por alguna extraña razón, Katya se sentía intrigada. Quizás fuese porque el aburrimiento le hacía pensar que cualquier cosa podía ser interesante.

Cuando oprimió el "sí", la tele se encendió de repente pero solo emitía interferencias. Las luces comenzaron a parpadear bruscamente, el teléfono del vestíbulo comenzó a sonar y un gran destello se emitió fuera, en el jardín de la casa.

Transcurrió un minuto y la calma volvió. Las luces se habían apagado, y ahora por más que oprimía el botón de la televisión esta no se encendía. Oyó a su madre quejarse en el piso de arriba.

- Madre: ¡Maldita tormenta!, un rayo ha debido hacer saltar el fusible.

Katya se sintió intrigada por aquel destello. Fue al vestíbulo de la casa, donde se puso su chubasquero y se calzó las botas. Salió por la puerta y dio un rodeo hasta llegar al jardín. No había gran cosa, un árbol pegado al muro que separaba la casa del resto de la calle, césped que recubría el suelo, y al final un cobertizo y una caseta de perro.

No vio nada que le llamase la atención. Quizás su madre estuviera en lo cierto y no hubiese más que un rayo que había caído allí cerca. Se dispuso a darse la vuelta y volver a la casa cuando notó la vibración del movil. De nuevo lo sacó de bolsillo, pero se encontró con otro aparato extraño. Este dispositivo de color verde agua emitió una luz del mismo color. Esta aumentó su luminosidad a medida que volvía a girarse hacia la caseta de perro. Cuando se alineó con esta, apareció una imagen en la pantalla, junto a una palabra que decía "Digihuevo".

Se asomó al interior de aquella casita. El olor allí dentro era desagradable. Probablemente los dueños no limpiaban las heces de su mascota hasta que su madre venía allí a hacerles el trabajo. Tanteó el lugar, ayudada por la luz del dispositivo y encontró una especie de huevo. Lo cogió y lo sacó de allí, pero por miedo a ensuciar la casa, lo llevó al cobertizo.

Dentro había varios instrumentos de jardinería, y un pequeño candil que servía para ver en la estancia cuando no había luz natural. Con las cerillas que había dentro, lo encendió y el pequeño habitáculo se iluminó.

Ahora que lo veía, el huevo era de colores verde y azul. Con un extraño símbolo negro en una de las caras. Katya extendió su mano para tocarlo cuando oyó un crujido y vio como este comenzaba a abrirse. De él salió una pequeña bola negra orejas, y ojos de color amarillo. Su piel era negra y peluda.



Mientras lo observaba, el dispositivo de su bolsillo volvió a vibrar. Pensó que era un mensaje de su madre, preguntándose donde estaba, pero en lugar de eso vio la imagen de la criatura junto a un texto.

Botamon:

Nivel: bebe 1

Un Digimon que ha nacido recientemente. En la superficie de su cuerpo de lodo ha crecido una capa de pelo negro y grueso. Al ser un recién nacido no puede luchar, pero puede lanzar burbujas a través de su boca para intimidar a los enemigos

Al leerla, esa descripción resonó en su cabeza con una extraña voz. A continuación vino un mensaje que sonaba con más fuerza que antes.

"Ahora que lo has encontrado, este digimon y tú estáis irremediablemente unidos" -decía - "se os ha llamado para un cometido importante. Vuestro viaje no será fácil, pero tras la oscuridad brillará la luz"

Katya se apoyó en una de las paredes, desorientada por aquel mensaje que había escuchado, como si su cabeza fuese un tocadiscos. Pero las preguntas que suscitaban eran más inquietantes.

- Katya: ¿Ligada irremediablemente?, ¿un cometido importante y un viaje? - se preguntaba en voz alta, pero a medida que recuperaba su atención se percató de algo muy importante - ¿Dónde ha ido Botamon?

En el tiempo que se había despistado, el pequeño digimon se había ido. No estaba en el cobertizo, por lo que solo había un sitio al que podía haber ido. Salió de allí y vio que sus huellas se dirigían hacia la casa. Cuando entró encontró a Botamon paseando por la habitación. Al carecer de piernas, iba rebotando de un sitio a otro, llenándolo todo de barro.

Katya contempló aquello horrorizada. En cuanto su madre viera la habitación sucia le echaría la culpa y la castigaría. Intentó atraparlo, pero se deslizó entre sus brazos y continuó dando botando por toda la habitación. Volvió a intentar agarrarlo con más fuerza, pero el digimon se lo tomó mal y le escupió una burbuja. La cegó y se vio obligada a soltarlo para quitarse el lodo de los ojos.

Mientras Botamon se dirigió a la cocina. Uno de los armarios estaba abierto y comenzó a comerse lo que había allí dentro. Katya de mientras se recuperó y fue al vestíbulo donde estaba su bolso. Después entró en la cocina con cuidado. El digimon estaba tan distraido con su comida, que no se percato de la presencia de la niña. Entonces, con un movimiento rápido lo metió en su bolso y trató de cerrarlo.

El digimón opuso mucha resistencia. Se revolvía con fuerza dentro de la bolsa, tratando de escapar. Casi tira a Katya en una ocasión, pero finalmente consiguió encerrarlo. En ese momento, Botamon paró de moverse, y la puerta de la habitación se abrió.

- Madre: Cariño, ya he terminado, podemos irnos - No terminó aquella frase. Al ver el estropicio del salón y la cocina se quedó perpleja. El suelo y las paredes llenos de lodo, uno de los armarios saqueado y su hija con la ropa empapada - Katya, ¿que has hecho?

- Katya: Mama, te lo puedo explicar

- Madre: Sobran las explicaciones - De su bolsillo sacó unas llaves y se las dio. - Vete a casa. Tu padre llegará del trabajo en media hora. Cuando llegues, no salgas de tu habitación, estás castigada.

- Katya: pero mama - Quería intentar explicárselo, pero no le haría entender que un bicho extraño llamado Botamon había entrado rebotando en la casa, lo había puesto todo perdido de lodo y se había comido toda la comida que había en un armario.

Pesó en abrir la bolsa, enseñarle al digimon para probar su inocencia, pero ahora estaba tan quieto que probablemente pesase que solo era un peluche y que se lo estaba inventando todo para eludir el castigo.

Cogió las llaves y salió de la casa. La lluvia había empeorado, y la capucha de su chubasquero apenas le mantenía la cabeza seca.




Apenas había gente cuando Katya llegó al metro. Unos pocos pasajeros subían a los bagones  y en la entrada a la estación solo había un guardia de seguridad, demasiado distraído con su teléfono móvil como para darse cuenta de la presencia de la niña o de la bolsa que llevaba.

Miró el panel de llegadas y aún faltaba mucho para que su tren viniera. Botamón había estado tranquilo durante todo el trayecto, pero ahora volvía a intentar salir del bolso. Katya tenía ya bastantes problemas como para arriesgarse que alguien viese a aquella cosa.

- Katya: ¿no podrías estarte quieto? - le dijo al digimon sin abrir la bolsa. - Por tu culpa mis padres me van a castigar y si te ven me meteré en líos con el resto de la humanidad.

Botamon no paraba, y cada vez tiraba con más fuerza. La niña estaba cada vez más cansada y harta de resistirse. Por un momento pensó en dejarlo, que otro se hiciera cargo del problema, pero luego recordó la descripción del dispositivo.

- Katya: tipo bebe - pensó - quizás si le doy de comer se esté quieto por un rato.

Fue a una de las máquinas expendedoras que había por allí. Compró una chocolatina y se fue a un lugar apartado para abrir el bolso y dársela. En ese momento Botamon escapó de la bolsa y se fue por un pasillo rebotando.

- Katya: ¡Vuelve aquí! - le ordenó, pero ahora botaba más deprisa que antes. Katya corrió tras el, y terminó por alcanzarlo cuando llegó al servicio. Por un momento pensó que tendría ganas de hacer sus necesidades, y se impresionó de lo educado que podía ser para ser un bebe. La realidad fue encontrarlo en un rincón, temblando. - ¿Qué te pasa? - Se acercó pero Botamon solo tembló más - Tranquilo, no voy a hacerte nada. Solo estaba un poco enfadada - ahora que había recordado la descripción no le parecía bien abandonar a un "bebe" a su suerte.

Las luces comenzaron a parpadear y de pronto hubo un apagón en el servicio. Botamon saltó a los brazos de Katya, sin parar de temblar, y esta comprendió que no era de ella de quien tenía miedo.

Abrió la puerta con el digimon en brazos. El pasillo quedó completamente a oscuras por el apagón. Las luces de emergencia emitieron una luz tenue que solo se veía a lo lejos, en la puerta que llevaba de vuelta al andén. Tragó saliva y avanzó en la oscuridad, tratando de llegar hasta la puerta.

Cuando salió vio la estación sin electricidad. Apenas pudo ver donde pisaba y no supo donde ir. Le pareció ver un destello en una de las habitaciones. Pensó en una luz de emergencia, pero luego recordó lo que pasó en la casa donde encontró a Botamon, y se preguntó si encontraría a otro digimon.

Se acercó poco a poco. El dispositivo volvió a brillar, y como ocurrió con Botamon, este se hizo más fuerte a cada paso que daba hacia la luz. Cuando estuvo más cerca vio una especie de sábana zarrapastrosa y pudo oír un ruido extraño, como un gruñido. Intentó retroceder, pero se tropezó con algo y cayó al suelo.

Esa cosa la oyó y se dio la vuelta. Parecía un fantasma de los que salen en los cuentos infantiles, pero con enormes fauces y dientes, ojos negros, pequeños brazos y recubierto por una sábana blanca.



Katya se agarró con fuerza a Botamon, que temblaba con más fuerza. Salió corriendo de allí pidiendo auxilio. Aquella cosa los siguió fuera de la habitación, buscándolos allá donde se escondían.

La niña estaba agotada. El miedo le hacía seguir corriendo, pero si no encontraba la salida en la oscuridad ese fantasma la acabaría atrapando. Chocó contra algo, y cerró los ojos. Pensó que el monstruo la había atrapado, pero de pronto oyó una voz humana.

- Guardia: niña, ¿estás bien? - Era el guardia de la entrada. Vio a Katya asustada y agarrada fuertemente a Botamon, pero consideró que se trataba de un oso de peluche. - Debes de haberte perdido durante el apagón, ven conmigo.

Sin decir ninguna palabra Katya siguió a aquel hombre. Guardó a Botamon en el bolso, y este no se movió de allí. Esperó en la garita del guardia, que avisó a su padre para que fuera a recogerla. Cuando llegó no dijo nada de lo que había pasado. Simplemente se fue a su cuarto y se tumbó. Dejó que Botamon saliera de la bolsa y se acostó a su lado.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2810
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Digital World   Vie Abr 15 2016, 17:27

-Max:¡Me cago en tu madre!¡Seguro que es cosa tuya!

Quizás os estéis preguntando:"¿Qué hace un chico tranquilo como Max corriendo como un loco por su vida con un bicho marrón entre sus brazos mientras un revólver con extremidades le persigue?".Es una pregunta razonable,aunque algo larga y de respuesta aun más larga.Pero por algún lado habrá que empezar,¿no?

___________________________________________________________________________________________

Era una maravillosa mañana en Berdres.Y cuando digo maravillosa me refiero a que seguimos con este tiempo loco,claro está.¿Que a qué me refiero?Al frío,claro.Cualquiera diría que hace poco que han empezado las vacaciones de Verano con esta nieve y los chaquetones.Pero bueno,así está el percal.¿Qué hacía yo,preguntáis?Pues me intentaba entretener hablando con unos amigos por el móvil,dado que,por culpa de la dichosa nieve,otra vez se había ido la luz,y solo dispongo de los datos del pequeño aparatito para esos casos para entretenerme,ya que ayer se nos acabaron las velas.

Tal y como iba diciendo,me encontraba hablando con un amigo cuando me salió un dichoso anuncio.O lo quizás no lo era,pues la apariencia era muy somera,con solo una pregunta y dos posibles respuestas

¿Te gustaría empezar el juego?

"Quizás luego me la cargue",pensé en ese momento,pero estaba tan aburrido que no me importó darle a "Sí".Durante un instante,la luz volvió.La pantalla de la televisión solo mostró interferencias,mientras que el reproductor de música emitió la música de varios de los CDs a la vez.Estaba asustado,¿sabe usted?Así que me fui flechado a mi dormitorio.La pantalla estaba encendida.Sobre un fondo negro había un huevo marrón y rosa.Con cuidado,me acerqué a la pantalla.Un chispazo salió de la pantalla,directo a mi móvil.Entre mis manos,cambió a una especie de dispositivo pequeño,con una pantalla rodeada por un aro amarillo.Pero las cosas raras no se quedaron ahí.No,claro que no.Unas voces salidas de nosedonde me dijeron que había respondido a la llamada o algo así.Que tendría que ir de aventuras con mi compañero Digimon o algo así.

No supe que era un Digimon hasta que el huevo de la pantalla se abrió.Un destello cegador salió de la pantalla.Cuando recobré la vista,solo había una pequeña criatura marrón.

Spoiler:
 

Todavía suenan en mi cabeza las palabras de la proyección que salía del dispositivo.

Cocomon:

Nivel:Bebé(Baby I)

Un Digimon extremadamente raro, que nacen en parejas de un Digihuevo. Por qué sólo Zerimon y Cocomon nacen como gemelos no se sabe claramente en la etapa actual. Sin embargo, no siempre se limitan a haber nacido como gemelos, y ya sea un Zerimon o Cocomon pueden nacer de un Dihuevo. Comparado con el extremadamente enérgico, de un solo cuerno Zerimon, Conomon de tres cuernos tiene una personalidad relativamente dócil. Al igual que otros Digimon bebé, escupe burbujas de ácido para intimidar a los opositores.

¿Cocomon?¿Zerimon?No tenía ni idea de que quería decir.Solo sabía que este bichejo,el cual se encontraba ahora acurrucado entre mis brazos,era un Digimon.La tensión que hacía un momento sentía me abandonó de golpe.Totalmente agotado,fui a mi cama.Tras una cabezadita,me encontré conque mi bichito no estaba.En su lugar había otro,algo más grande y que me recordaba a Cocomon.

Spoiler:
 

Chocomon:

Nivel:Básico(Baby II)

Un Digimon que creció a partir de Cocomon. Las personalidades del Gummymon de fuerte carácter y la dócil de Chocomon son opuestos, pero se se llevan muy bien, y siempre actúan al unísono.Es una existencia de mente y carne unificada, de modo que si temporalmente los separan, se debilitará debido a la demasiada soledad. Su movimiento especial es despidiendo una gran cantidad de burbujas adhesivas (Doble Burbuja).

Cada vez estaba más confuso.¿Y quién era ese tal Gummymon?Sea como sea,lo que pasó después fue la gota que colmó el vaso.

-Chocomon:¿Puedo comer algo?Tengo hambre.

Sí.El bicho habló.Le pregunté lo primero que se me pasó por la cabeza.Si él era Chocomon.

-Chocomon:Sí,yo soy Chocomon.Y tengo hambre.

Como veía que el bicho no iba a parar,lo cogí y le di algo de comer en la cocina.Mi cabeza era un hervidero de ideas.Y la primera de todas era que necesitaba ayuda.Así que,nada más terminar de comer Chocomon,cogí el tal D-Arc y al bichejo y salí a la calle.Tranquilos,tranquilos.Ya casi llegamos al presente.

Salir a la calle.Craso error.¿Por qué?Porque allí estaba el revólver.

Spoiler:
 

Y parece que me vio,porque de inmediato empezó a correr hacia mi.

-Revólver:¡Eh,tu!

-Max:¡Y-Yo no he hecho nada!

Y...aquí estamos.Volvemos al presente pues.

_________________________________________________________________________________________

-Chocomon:¡No he hecho nada!

-Max:¡Tanta casualidad en un solo día es sospechosa,Chocomon!

Max corre como un pollo sin cabeza mientras Chocomon tiembla entre sus brazos.Por desgracia,no fijarse en la dirección tiene la común consecuencia de hacer que uno se pierda.Y eso le pasa al chavalín,pues llega a un parque que desconoce.

-Max:Tenemos que escondernos...

-Chocomon:Tengo hambre...

Max ignora al Digimon.Decide que bajo el tobogán es mala idea,así que un árbol tendrá que dar el apaño.Entre las protestas del pequeño,mete a Chocomon dentro de su sudadera y empieza a subir a un árbol.Lástima que sea mal escalador y que el revólver lo haya encontrado.

-Revólver:¡Alto!

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Xalcer
Iniciado
Iniciado
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 30
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 22
Localización : Con mi melocotonero

MensajeTema: Re: Digital World   Sáb Abr 16 2016, 03:12

Lanas :¡Vaya, hola, Xalcer! ¿Cómo tu por aquí?

X: Buenas, señora Lanas. ¿Está Mix en casa?

Llevar la bandana hasta la nariz y cuatro bufandas hacía que hablar fuera increíblemente complicado. El tiempo era un autentica locura. Nadie sabía porqué, pero ya hacía un par de semanas que esto ocurría. Sin ir más lejos, al salir de casa hacía un vendaval de un par de narices y poco antes de llegar se había puesto a nevar, incluso siendo pleno verano. Por suerte, la casa de Mix estaba relativamente cerca.

Lanas: Claro, pasa y entra en calor. Está arriba, en su cuarto.

X: Gracias.

Intenté zafarme de todos los chaquetones que llevaba encima con esfuerzo y los fui dejando en el perchero de la entrada. Cuando iba a dejar el último, golpeé sin querer mi mochila, la cual había dejado en el suelo para cambiarme. Dentro se oyó como algo grande se movía. La señora Lanas la miró extrañada, y antes de que pudiera siquiera abrir la boca, ya había cogido la mochila y corrido escaleras arriba.

____________________________________________________________________

Mix: ¿Lo has traído?

X: Síp. Tu madre casi lo descubre.

Mix: Menos mal. Venga, sácalo ya.

Cogí la mochila y me senté en la cama. El corazón me iba a cien por hora, aunque no sabía si era por la carrera o por sacarlo. Abrí la mochila y metí la mano. Mix en ese momento era un manojo de nervios. Con cuidado saqué lo que había en su interior.





Una 3DS edición coleccionista versión Pokimon, limitada a 100 unidades, recién salida a la venta, de las cuales solo 10 se vendían en la ciudad. Ambos nos habíamos quedado embobados mirándola. A mi casi se me escapa una lagrimilla.

X: Tantos años de ahorrar han merecido la pena.

Mix: Y que lo digas.

No tardamos mucho en abrir con cuidado el paquete y sacarlo todo. La sensación de tenerla en mis manos era indescriptible. La encendí, y tras configurar todo lo necesario, nos pusimos a trastear todos los programas que había ya instalados.

Mix: Venga, prueba el Pokimon ya. Dicen que ahora puedes subir en la bici en interiores.

Metí el cartucho que traía la consola e inicié el juego. Cuando terminó de cargar, un mensaje apareció en pantalla.


¿Te gustaría empezar el juego?

Si                     No


X: Hombre, pues claro.

Pulsé el Si automáticamente. Entonces la pantalla se volvió negra, y nada más. Esperé a ver si reaccionaba, pero nada.

X: No me digas que está defectuoso...

Iba a apagar la consola de botonazo, cuando las luces empezaron a parpadear, hasta que al final acabaron apagándose. Mix y yo nos encontramos casi a oscuras, aparte de la luz de la consola y la poca que pasaba a través de la ventana.

-Mix: A lo mejor han saltado los plomos. Voy a ver.

Mix salió de la habitación como pudo y bajó las escaleras. Podía oír como le preguntaba a su madre que había pasado. Mientras ellos miraban como solucionarlo, intenté dirigirme a la ventana usando la consola como linterna y abrí las persianas. La luz casi me deja ciego. Habíamos pasado de completamente nublado a día soleado de verano. Al menos ahora no necesitábamos tener las luces encendidas. Ya no hacía falta, así que iba a apagar la consola cuando me quedé helado al verla. En mi mano, en vez de mi tan preciada consola edición de coleccionista, única en el mundo, había un extraño dispositivo de color verde. Tuve que sentarme en la cama para no caerme.

-X: ...

No sé cuanto tiempo estuve así. Lo único que puedo sacarme de mi ensimismamiento fue oír ruidos fuera. Me levante cansado de la cama y me asomé a ver lo que pasaba. En la calle había varias personas, todas mirando hacia el techo de la casa. Iba a abrir la ventana para ver qué estaban mirando cuando una masa negra bajó y se agarró contra la ventana. Parecía una especie de escarabajo negro gigante, pero aún así parecía mecánico. Noté que aquella cosa de antes estaba brillando en mi bolsillo, por lo que lo saqué. En su pantalla aparecía ese extraño escarabajo, así como información.


Kokuwamon

Nivel: Novato

Un MecaDigimon insecto muy poco común descubierto recientemente. Un Digimon dócil que solo busca tranquilidad. Genera 1 MV de electricidad a través de sus brazos y cabeza cuando siente peligro.


Dócil. Aquello debía de estar mal, ya que al ver aquel dispositivo, atravesó la ventana lanzado a por mí. Me tiré al suelo intentando esquivarlo, haciendo que aquella cosa pasara de largo y se estrellara contra la pared contraria. Mientras intentaba recuperarse del golpe, cogí rápidamente mi mochila y eché a correr escaleras abajo, hacia la calle, la cual ahora estaba vacía, ya que todos habían huido cuando esa cosa se volvió agresiva. La única que se había quedado era la madre de Mix, la cual vino corriendo hacia mi en cuanto me vió.

-Lanas: ¡Xalcer! ¡¿Estás bien?! ¡¿No te ha pasado nada?!

-X: Estoy bien... creo. ¿Dónde está Mix?

-Lanas: Le he dicho que vaya a avisar a la policía o alguien. Estábamos mirando los fusibles cuando vimos esa cosa en la fachada. Al principio estaba ahí quieto, sin moverse. Pero en cuanto te vio se volvió loco. ¿Seguro que estás bien? Estás un poco pálido.

-X: Si, señora Lanas. Estoy bien.

Desde donde estábamos podíamos oír como esa cosa removía toda la casa de arriba a abajo.

- Lanas: Será mejor que te vayas a casa. Allí estarás mejor. ¿Crees que puedes volver solo? Yo tengo que esperar a Mix.

- X: Tranquila, conozco el camino.

-Lanas: Vale. Ten mucho cuidado, ¿de acuerdo?

Asentí con la cabeza y emprendía la marcha hacia mi casa. Durante el trayecto no hice otra cosa que pensar en lo ocurrido, en mi 3DS, en ese extraño dispositivo que estaba en mi bolsillo y en aquel escarabajo. Estuve tan absorto en mis pensamientos, que no reparé en que la mochila pesaba más de lo normal.
Volver arriba Ir abajo
Fanosegundo
Rey de los posers
Rey de los posers
avatar

Mono
Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 07/01/2016
Edad : 24
Localización : Donde me diga Citrato

MensajeTema: Re: Digital World   Dom Abr 17 2016, 03:54

-Billy: ¡Por favor, presidenta, sal conmigo!
-Emi: ¿Harasho?
-Billy: ¡Sea mi novia, por favor!
-Emi Lo siento, Billy, pero no puedo salir contigo {…}
¡ME DIO CALABAZAS!
-Emi:{…} tengo mucho trabajo y Notomi no me ayuda mucho últimamente. Además ¿Cómo puedo salir con alguien que no juega bien al DOTO 4?
-Billy: Claro… lo comprendo. Disculpe las molestias y adiós. (apenas pude decir esto último sin llorar)


Salí de la sala del consejo estudiantil y me dirigí a casa. A pesar de ser “verano” (con este clima casi invernal no lo parece), Emi Harase venía todos los días a la escuela para ir al día en el papeleo. Era el lugar y momento perfecto para estar a solas y decirle lo que siento, pero no contaba con las calabazas.
Veo que tío Kent y tía Martha ya se han ido a disfrutar de sus vacaciones cuando llego a casa. A pesar de llevar 6 años viviendo en acogida con ellos, no me acostumbro a llamarlos papá y mamá.
Pongo un poco de música en el reproductor para deprimirme más y me preparo la cena. Mientras ceno, me percato que no he escrito nada en mis redes sociales sobre lo duro que es el rechazo en el amor. Saco mi móvil del bolsillo y me encuentro que hay un mensaje en la pantalla: “¿Te gustaría empezar el juego?” Debería haber pulsado no, pero, al recordar lo que me dijo Emi sobre mi falta de experiencia en juegos, no dudé en apretar el sí. Mala idea al parecer… los electrodomésticos de la casa se volvieron locos, las luces parpadean y escuchaba ruidos raros. La calmó tardó en aparecer en casa y dejó un “pequeño regalo” en el salón.

-Billy: ¿Eso es un huevo, qué demonios?

El pequeño huevo de color verde lima y marrón empezó a abrirse y surgió un pequeño ser de color verde con un cuerno en su cabeza.
Spoiler:
 
-Billy: ¡Tengo que sacarle una foto a este bicho y twittearla!
Corrí a la cocina a por el móvil y no me percaté de que en su lugar llevaba un extraño aparato blanca con el círculo morado que rodea una extraña pantalla.
Apunté a esa cosa para sacarle una foto y en su lugar, aparecieron sus datos en pantalla:
Zerimon:
-Nivel Bebé I

Un Digimon extremadamente raro, que nacen en parejas de un Digihuevo. Por qué sólo Zerimon y Cocomon nacen como gemelos no se sabe claramente en la etapa actual. Sin embargo, no siempre se limitan a haber nacido como gemelos, y ya sea un Zerimon o Cocomon pueden nacer de un Dihuevo. Comparado con el extremadamente enérgico, de un solo cuerno Zerimon, Conomon de tres cuernos tiene una personalidad relativamente dócil. Al igual que otros Digimon bebé, escupe burbujas de ácido para intimidar a los opositore
s.

-Billy: Vaaaale…¿Qué es un Digimon y qué hace éste en mi salón?

Apenas terminé la frase y empezó a moverse nervioso por el salón

-Billy: ¡Oye, para!

Y empezó una persecución por mi salón digna de Benny Hill.
Spoiler:
 

Tras atrapar al bicho, me metí con él en mi cuarto y me acosté en la cama. Parecía que la cosa se había quedado dormida. Lo apoyé en la almohada y aproveché el momento para examinar el aparato: Blanco con el círculo morado que rodea la pantalla, dos botones en la zona central y una cinta para sujetarlo. Mientras lo examina, me percaté del mensaje que había en la pantalla:


“Billy Parker, has respondido a la llamada.
Has sido elegido para portar este D-Arc y ser acompañado por tu compañero Digimon.
Para cumplir una importante misión
Pronto tu momento llegará y así tu viaje comenzará”


-Billy: ¿Qué demonios significa todo esto? ¿Una importante misión, está de broma?
Me pasé la noche dando vueltas hasta que caí rendido de puro agotamiento y angustia.


El primer sonido de la mañana fueron de varias cosas siendo empujadas al suelo por un pequeño ser de color verde, que guardaba cierto parecido con Zerimon pero no era él.
Spoiler:
 

Se paseaba por mi estantería como si estuviera buscando algo y arrasando con todo a su paso.

-Billy:¡Las figuras de Zaruto de edición coleccionista no!¡Son muy caras!
Salté como un relámpago de cama y pude salvarlas todas de su fatídico destino. Las dejé en mi mesa, me acerqué al bicho y lo bajé de la estantería para apoyarlo en mi cama. Empezó a hablar a viva voz y de forma enérgica.
-¿??: ¡Hola, soy Gummymon, encantado de conocerte!
-Billy: Hola, Gummymon, yo soy Billy. ¿Qué estabas haciendo?
-Gummymon: Buscar comida, ¡ME MUERO DE HAMBRE!
-Billy: Está bien, bajaremos a la cocina a desayunar.


Cogí a Gummymon, el dispositivo y bajé a la cocina a preparar el desayuno. Mientras yo me tomaba mi café y mis tostadas y él devoraba sus dulces, me vino a la mente el tigre parlante que tuve como amigo imaginario durante muchos años en el orfanato: Tawky Tawny. De alguna forma, Gummymon, al estar tan vivo, hizo que esos antiguos recuerdos despertanran en mí. Lo que hizo que me atreviera a lanzar la pregunta.

-Billy: Oye…Gummymon…¿Te puedo llamar…Tawky Tawny?
-Gummymon: ¡Claro, ningún problema!

Y esbozó una amplia sonrisa en su boca para poco después seguir con su comida.
Mientras Tawky Tawny(TT) seguí devorando, yo aproveché para volver a usar el D-Arc y comprobar lo que podía hacer al apuntar hacia uno de estos digimons.
-Gummymon:
Nivel Bebé II
Un Digimón que ha crecido a partir de Zerimon.Las personalidades del Gummymon de fuerte carácter y la dócil de Chocomon son opuestos, pero se se llevan muy bien, y siempre actúan al unísono.Es una existencia de mente y carne unificada, de modo que si temporalmente los separan, se debilitará debido a la soledad. Su movimiento especial es la doble burbuja.

Un sorbo de mi café para confirmar que sí, esto aparato chisme genera más dudas de las que resuelve: ¿HE PERDIDO MI MÓVIL POR ESTO?,¿qué es un Chocómon?,¿tiene relación con el otro Digimón que mencionó ayer?, ¿significa que hay mas de estos Digimons?, ¿son todos tan alegres y enérgicos como TT?,¿de dónde vienen?,¿serán los causantes de este verano tan extraño?...
A pesar de todos esto, yo había ganado un alegre compañero para este extraño y solitario verano que me esperaba. Si todo marchaba bien, TT sería un agradable compañero al que solo debo alimentar y que me ayudaría a superar mi problema con Emi.


Duró poco la felicidad ya que un enorme estruendo sonó en mi jardín y salí junto a TT a comprobarlo.

Al llegar, pude ver que un extraño ser había aterrizado en el patio. Era grande, musculoso y tenía una dorada y llamativa melena de león alrededor de la cara.
Spoiler:
 


-Billy: ¡Oye!,¿estás bien?
-León extraño: No te angusties, el sape fue leve


Al poco de terminar su frase, un extraño cometa de fuego cayó del cielo sobre él y lo desintegró, literalmente.

Ese ataque me dejó totalmente desconcertado y casi sin aliento. Apreté tan fuerte a TT contra mi pecho que me pareció escuchar una leve queja por su parte.
Cuando se disipó la niebla, una figuraba azulada con una armadura, que formaba llamas, surgió de ella.

Spoiler:
 


Yo estaba paralizado por lo que acaba de presenciar pero, por la cara de pocos amigos que tenía el…¿Digimon?, sabía que tenía que empezar a correr


Última edición por Fanosegundo el Dom Abr 17 2016, 18:09, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
DrPingas
Iniciado
Iniciado
avatar

Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 05/12/2014

MensajeTema: Re: Digital World   Dom Abr 17 2016, 13:30

La pequeña Emille estaba desesperada, se iba a declarar al chico que le gustaba, pero cuando le vio besarse con otra chica su corazón se detuvo, un oscuro sudor le salía en la cara mientras se mezclaba con sus lágrimas. Con un imperdible de la mochila iba haciéndose pequeños cortes con los que mutilar sus desesperación, en la mano, en la cara, en los dedos, la nariz, por todos lados. Hasta que llegó a un rincón de basura y se quedó allí. Sus padrees empezaron a preocuparse, empezaron a buscar por toda la ciudad, y cuando la encontraron la pequeña se encontraba muerta en aquel rincón por desangrarse.

Listo-dijo Kyo- ya he terminado mi fanfic de Liberad a Willy, ahora a postearlo.

Y justo cuando le da a enter, llamaron al teléfono fijo.

Vaya hombre ¿quién será ahora?

Llamaron al porterillo

Bueno, mejor abro al de la puerta y ay cogeré el teléfono luego

Se escuchó el microondas

No recuerdo haber puesto ninguna pizza, voy a mirar

Empezó a sonar el móvil y de  repente la electricidad se fue, todas las luces se apagaron, mientras el móvil seguía sonando Kyo fue corriendo al ordenador

¡¡Nooo!! ¡Mi fanfic!

Demasiado tarde, el pc, como el resto de cosas estaba apagado sin electricidad.

Quiero morirme, mi hermosa obra maestra

El móvil ya llamaba su atención, mientras sonaba aparecía una pregunta en él

“¿Te gustaría empezar el juego?”

Kyo asustado iba a darle a que no, pero una mosca que pasaba por ahí se posó en el sí, y al pulsarlo una luz empezó a emerger del móvil, de la cuál salió un huevo a gran velocidad que le dio un golpe en toda la cara al  pobre Kyo

¡Auch!

El móvil de repente se transformó en un dispositivo extraño ligeramente circular con bandas negras y rojas, cuando Kyo vio esto, su mente quedó horrorizada.

¡Nooo, mi móvil, que le ha pasado, con el dinero que me costó!

Por su mente pasaron el montón de sacrificios que tuvo que hacer para conseguir el dinero suficiente, con esta música de fondo:

Spoiler:
 

Ir a por el pan, hacer de niñera, tender la ropa, cortar el cesped a la vecina marujona, vender limonada debajo de la lluvia, etc...

De repente el huevo empezaba a moverse, y apareció un bicho tal que así

Spoiler:
 

En el móvil aparecía la siguiente descripción:

"Pabumon. A pesar de que parece que es sólo un grupo de burbujas verdes , es un Digimon burbuja que puede moverse libremente y expresar una gran cantidad de expresiones faciales . Debido a que su superficie no se ha endurecido todavía , su potencia defensiva es inexistente y es igualmente inadecuados para el combate.
Ataque: Burbujas Venenosas: Lanza un rayo de burbujas de la boca."

Kyo miraba al bicho, miraba al móvil, miraba al bicho, miraba al móvil, volvía a mirar al bicho y se desmayó.
Un rato después se despertó y ya no estaba el bicho anterior, sino otro distinto que lo estaba abanicando con un pañuelo que estaba por ahí suelto.

Spoiler:
 

Otra descripción aparecía en el móvil:

"Motimon. Un Digimon de cuerpo suave y elástico que puede deformar a voluntad y con una inteligencia superior a la de muchos otros Digimon como él. Posee un ataque llamado "Burbujas Elásticas" con el que dispara una gran cantidad de burbujas para defenderse."

Oh no, este bicho se ha comido al anterior, ¿y ahora que hago? Lo mejor que podría hacer es suicidarme, si, eso será lo mejor, la vida no tiene sentido cuando tienes un bicho tan extraño al lado. Espera, juraría que estaba ami lado, ¿dónde se ha metido?

Vio como el bicho iba abriendo cajones y subiendo por cada uno de ellos, y se quedaba bailando encima del más alto.

¡Baja de ahí, mama me va a matar! Esto no puede estar pasando, debe ser una alucinación, si, como aquella vez que creí que la muerte estaba debajo de la falda de Doña maruja (así era como Kyo llamaba a su vecina)

Me iré a tomar una tila a la cocina.

Cuando llegó a la cocina dijo en voz alta

¿Dónde estarán las tazas?

En el cajón izquierdo-dijo una voz misteriosa-

Oh, ahora recuerdo que no llego a las tilas

Una mano amarilla le tendió las tilas

Oh, muchas gracias, que amable

De nada hombre-contestaba la voz misteriosa-

De repente Kyo se cagó en los calzoncillos y miró al lado suya donde había una criatura enorme con este aspecto:

Spoiler:
 

AAAAh
De repente el oso gigante empezó a atacar por la cocina, le dio a la pared,las ventanas, la vajilla mientras Kyo totalmente asustado lo esquivaba, y apareció una luz en dispositivo.

Llegó justo a tiempo una criatura de este aspecto volando apara salvar a Kyo justo a tiempo de una explosión que provocó el oso al atacar a la zona del gas de la cocina.

Spoiler:
 

Kyo estaba aterrorizado, fu corriendo después d ela explosión a ver la cocina pero solo quedaba una zona carbonizada al aire libre, el sistema antiincendios de su casa se activó y apagó las llamas. Mientras todo estaba mojandose Kyo lloraba ante la impotencia de lo que veía. Recordó la habilidad del dispositivo y señal´ço con el a la criatura que lo había salvado mientras esta bailaba bajo la lluvia artificial:

"Tentomon. El tipo original de Digimon insecto que , a pesar de que tiene una cáscara dura , todavía tiene baja agresividad . Tiene una garra dura en cada una de sus patas delanteras y cuatro en cada uno de sus medios y patas traseras y, en particular , las media-piernas son capaces de coger objetos con la misma habilidad que una mano humana ."

Así que te llamas Tentomon

Aro que zí, killo-contestó aquella extraña criatura-

¿¡P-puedes hablar!?

Aro que zí, killo-volvió a replicar-

Me llamo Kyo, no killo

Ozú, no me sas kiskilloso, mi arma

Bueno, gracias por salvarme, ¿qué era eso?

Po verá killo, ezo de ahí era un digimon, como yo

¡¡Oh no, también vienes a matarme!!

¡No Killo, no va de ezo la coza! Zervidor te va a potegé con to su corasón

De repente, se escucharon unos pasos por la escalera.

¡Oh no, esa es mama!-rompió tan extraño momento Kyo con un grito- Tengo que esconderte en el armario

Cogió a Tentomon y lo metió en el amrario mientras este replicaba.

¡Ero que hazeee! ¡Que yo luego no quiero zalir del armario, que ami me gustan las mozaaas!

Kyo le dijo a su madre que ocurrió una explosión sin que el se diera cuenta. La madre lo abrazó y lo envió que hiciera las maletas a casa de sus tios mientras venían los obreros para reparar la cocina. Kyo disfrazó a Tentomon con gabardina, sombrero y gafas de sol mientras lo sacaba de su casa sin que su madre se diera cuenta, rumbo a la estación a casa de sus tios.
Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 526
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Digital World   Jue Abr 21 2016, 02:14

Franky pulsa desesperado el timbre de la casa. Su tío le abre. Éste le mira algo desconcertado con un móvil en la mano.

-Tío: ¿Franky? ¿Sabes si tu madre está bien? Parece que ha pasado algo en el-

-Franky: ¡Ya lo sé! Venía a preguntarte si podías llamarla.

-Tío: He estado llamando y ni ella ni nadie del museo responde.

-Franky: ¡Mierda!

El chico se va corriendo, ignorando las interrogativas de su pariente. Usando el dinero que llevaba encima, usa transportes públicos para dirigirse al museo. No sería hasta más tarde cuando se percató que podría haber ido con su tío en su coche. En fin.

Llevaba un par de minutos tratando de tranquilizarse cuando Dorimon le recordó su presencia de la peor forma posible en un metro lleno de gente.

-Dorimon: ¡Tengo hambre! ¡Me dijiste que comería pronto, pero no es verdad, hijo de puta!

-Franky: ¡OYE! ¡Esa boca! ¿Dónde has aprendido a hablar así?

-Dorimon: Lo escuché de otro humano que salía en la tele. Y parecía enfadado cuando lo decía, ¡y yo estoy enfadado!

-Franky: ¿De la tele? Mira, me da igual, no puedes decir eso en público. Ni si quiera yo me atrevo a decirlo cuando estoy con mis amigos. ¿Me has entendido?, ¡es más, no hables!

-Dorimon: ¡Voy a seguir diciéndolo hasta que me des algo de comer! ¡Hijo de puta, hijo de puta!

Un niño cercano se tapa las orejas.-¡Ah, mis oídos hijos de puta!

Una señora que está sentado a su lado se levanta claramente disgustada.-¡Lo que hay que oír! ¡Qué juguetes de tan mal gusto hacen hoy en día!-Agarra a quien parece ser su hijo y se marcha a otro vagón. Una buena parte de los pasajeros mira raro al ahora avergonzado adolescente. Es algo que tiene que aguantar hasta que finalmente se baja en su parada.

Ya están cerca del museo, pero se detienen en una esquina de la avenida al ver a mucha gente al frente de la entrada. De entre ellos hay policías, periodistas y algún que otro curioso. El muchacho se acerca. Los policías parecen estar nerviosos. Y más aún Franky al no ver a su madre entre la multitud. Se temía lo peor; que su madre no pudiera salir del museo por algo que le hubiera pasado. Estaba pensando en cómo entrar cuando se dio cuenta que no llevaba ya encima a Dorimon. Se aleja de la muchedumbre y mira a su alrededor, terminando por encontrarlo en un cubo de basura cercano.

-Franky: ¿Qué estás haciendo?

Dorimon trata de contestar con la mitad de una hamburguesa en la boca.

-Franky: ¡No te entiendo! ¡Mastica y traga primero!

Lo que acaba haciendo.

-Dorimon: Comiendo.

-Franky: Eso ya lo veo. Pero no se come de la basura. Venga, que tenemos una misión que hacer.

-Dorimon: ¿Misión?

El joven logra colarse en el museo por una entrada trasera que él conocía. Entra al lugar de exposición. No sólo ve las esculturas de cera que representan personajes históricos o famosos. Hay estatuas de piedra, pero no estatuas cualquiera. Algunas las reconoce como los empleados del museo que ya conocía, en posturas y con detalladas expresiones de terror. Entonces ve lo que estaba buscando.

-Franky: ¿Mamá?

Suelta a Dorimon y empieza a caminar hacia una estatua con la forma de su madre.

-Franky: ¡¡MAMAAAAÁ!!

Alcanza a abrazar la estatua. Algunos policías e investigadores le ven. -¿Quién ha dejado entrar a este niño?

Uno de ellos se acerca y trata de separar al chico de la estatua. -Vamos, piénsalo un poco, ¿cómo va a ser esta estatua tu madre?- Tal parece que se cree que alguien raptó a todo aquel que estuviera en el museo y que se tomó la molestia de sustituir a las víctimas por estatuas de apariencia casi idéntica a éstas.

Ya cuando están logrando separar al chaval del contacto con la piedra, el dispositivo que tiene en su bolsillo brilla con intensidad. Baña todo el lugar de una luz blanca que al poco desaparece. Cuando ya todos podían abrir los ojos, encuentran a todas las víctimas del secuestro en los lugares donde estaban antes las estatuas. Incluyendo a la madre de Franky. Ésta abraza a su hijo con alegría. Todos parecían estar sanos y a salvo, pero también confundidos.

Nadie se fue del lugar hasta que los policías hicieron algunas preguntas evidentes, como qué fue lo que pasó para que fueran... petrificados. Muchos contestaron que lo último que vieron fue a un extraño y enorme ave mirándolos fijamente. Nada más. Tras eso, les dejaron marchar.

El tío de Franky llegaba justo cuando todos salían del museo. Algunos se quedaron contestando preguntas que les lanzaban los periodistas. Franky, su madre y su tío se fueron en el coche de éste último. Llegan a la casa en donde viven el chico y su madre. A ésta le sorprende el amplio agujero que hay en la vivienda, el mismo que había hecho la bestia que, probablemente, quería comerse al muchacho. Franky no quiso decir lo que sabía, ¿quién le creería, verdad?

En ese momento aparece una de sus vecinas. -¡Ay, querida! Menos mal que estáis bien, me teníais preocupados.

-Madre de Franky (M.F.): ¡¿Pero qué ha pasado aquí?!

-Vecina: ¿No te lo ha contado tu hijo? ¡Un monstruo salió de ahí y empezó a perseguirlo por la calle! Llamé a la policía, pero se ve que esos inútiles no saben distinguir entre una broma y una llamada de auxilio.

-Mamá, ¿quién te va a creer si le dices que has visto a un oso azul con guantes salir de una casa?- Se presenta Jessica, la hija de 16 años de esta vecina en particular. Jessica y Franky fueron amigos de barrio en el tiempo en el que ellos mismos se veían como "niños" y no "adolescentes" como ahora. Pero el tiempo pasó y cada uno fue forjando sus propios gustos y amistades, que resultaron no ser muy compatibles. Aun así, eso no evitó que Franky empezara a verla desde hace un par de años como muchos de los otros chicos veían a sus compañeras de clase por esa edad.

-Jessica: ¿Y ese peluche?- Señala al Dorimon que el joven tiene en sus brazos.

-Franky: ¿Esto? Eh... lo encontré por ahí tirado antes y me pareció chulo.

-M.F.: ¡¿Y tú por qué no me has contado de esto?!- Ahora ella señala el gran boquete que hay en una de las habitaciones que da a la calle.

-Franky: ¡No-no pensé que me creyeras!

-Tío: Hermana, no creo que este sitio siga siendo seguro. Podéis quedaros los dos en mi casa hasta que lo arreglen.- Le revuelve cariñosamente el pelo a su sobrino.

-M.F.: Ay, muchas gracias, de verdad, nos haces un gran favor. Franky, entra y coge lo que quieras llevarte, yo entraré ahora después de hacer una llamada.- Y así se hizo.

Pasadas unas horas, Franky se encuentra tumbado en la cama de la habitación libre que tenía su tío en su casa. Está usando su ordenador portátil para navegar por Internet.

El chico suspira. -Al fin un momento de relax. Veamos si Dabra666 ha subido algún gameplay nuevo de CaveCraft o Heroes of Duty.

-Dorimon: ¿Qué es Dabura seis seis...?

-Franky: El yourtvier más gracioso de todo YourTV, mira. -Le muestra un vídeo que consiste en un chaval jugando a un videojuego de acción y que grita de forma exagerada cada vez que le matan.

-Dorimon: ¡Qué aburrido! Pon "Detergent", "Vara de Guiverno" o "Zaruto".

-Franky: Sí, hombre, que me voy a poner ahora a ver esos dibujitos animados que viste en la tele. ¿Cuántos años crees que tengo?

-Y en mi siguiente vídeo, haré una vídeo-reacción del segundo capítulo de "Three Puzzler", ¡"Levanto el brazo y te destrozo"! ¡No os lo perdáis! Y no olvidéis darle a "Me gusta" y suscribiros si aún no lo habéis hecho, ¡hasta pronto!- Y con estás últimas palabras termina el vídeo que estaba en curso.

-Franky: ... Puede que le eche un vistazo ahora.

Busca el primer capítulo de dicha serie y se pone a verlo junto a su nuevo "amigo". Lo que ninguno de los dos podría adivinar en aquel momento es que algo, o alguien, estaba a punto de encontrarlos, en busca de venganza.


Última edición por En verdad me llamo Franky el Vie Abr 22 2016, 22:52, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Deadpoolnew
Novato
Novato
avatar

Cantidad de envíos : 14
Fecha de inscripción : 06/04/2016

MensajeTema: Re: Digital World   Jue Abr 21 2016, 19:41

Derek pertenecía a un grupo de jóvenes prodigios que iban a ser policía llamado "BAKA", haciendo referencia a que apenas eran unos segundones en comparación con los verdaderos policías y para llenarlos de ganas de ser hombres de placa de verdad y no quedarse sólo en ese grupo.

Su padre le había regalado un uniforme de los antiguos de la policía, y Derek lo lucía siempre con su grupo de amigos. Sam, Fred y Gina, tres aspirantes que se habían unido al grupo sólo por su afición a las series de crímenes. Derek no, Derek quería ser policía de verdad. Sam era gordo y amante de los donuts, llevaba un corto pelo rubio y una cara achatada. Fred era más bien delgado y alto, tenía poco pelo y oscuro. Gina por el contrario era de cabellos anaranjados, recogidos en dos largas trenzas.

Aquel día los cuatro estaban patrullando tarde las calles, mientras andaban a Derek le llegó un mensaje. Lo abrió: "¿Te gustaría empezar el juego?". Al instante se le vino a la memoria que había comprado un juego online y se lo estaba instalando en el pc ¿Qué conexion tendrían su móvil y el pc? De todas formas no quería líos, así que fue a escribir "No", pero entonces escribió "Ni" y el corrector se lo arregló poniéndoles "Sí".

-¿Pero qué cojones? -se preguntó Derek.

En ese momento, un un parque a unos metros hubo un destello, habría sido normal si no fuese porque eran las 00:14 de la mañana.

-¿Qué ha sido eso? -preguntó Sam.

-No lo sé -dijo Fred.

-Deberíamos mirar -dijo Derek.

-Podría ser peligroso -dijo Gina-, mejor avisamos a tu padre y que vaya él con una escuadra.

-¿Por un destello? -preguntó Derek- ¿Y qué será lo próximo? ¿Avisarle cuando veamos las luces del alba por si la tierra sale ardiendo?

-Está bien -contestó Gina con mal humor-, vayamos a ver.

Los cuatro se acercaron, mientras más cerca estaban del lugar del destello, más lento iban Fred, Sam y Gina. Entonces pudieron verlo, se trataba de un huevo, pero no cualquier huevo, uno bien grande que se agitaba. Dentro sonaba una serie de ruidos.

-¿Qué mier...? -iba a preguntar Sam.

-Podría ser un huevo de un animal salvaje -dijo Gina-, vayamos a avisar.

Sus tres amigos se fueron sin mirar atrás, ninguno se percató de que Derek seguía acercándose al huevo. Pudo comprobar que había un televisor tirado al lado de un contenedor, parecía iluminado, como si se hubiese encendido hace poco, y lo cierto es que el huevo estaba al lado. Pero no, no podía ser real, no podía tener ninguna relación.

Entonces el huevo se abrió, se trataba de una cosa muy, muy rara. Una especie de ratón de metal con ojos rojos y unas orejas en forma de rayo.

Spoiler:
 

-¡¿Pero qué mierda?! -exclamó Derek- ¡Pareces un hijo engendrado en una fusión entre pikachu y rattata que después se tiró a Bomberman!

El pequeño animal se lanzó sobre el pecho de Derek, pero él consiguió esquivarlo.

-¡Tus muelas! -gritó Derek- ¡Ni que te fuera a amamantar para que te me fueses al pecho!

Entonces fue a sacar el móvil para avisar a sus amigos, justo cuando se dio cuenta de que ya no tenía móvil. Ahora tenía un pequeño dispositivo, blanco, con una zona anaranjada que rodeaba la pantalla.

-Genial -dijo Derek-, ahora en vez del móvil tengo un walkie talkie de los ochenta.

De la pantalla surgió un holograma y una descripción:

Chorormon:

Nivel: Bebé (Baby I)

Este Digimon de nivel Bebé...


Derek lanzó el aparato a la basura.

-¡Una másquina que habla! -exclamó Derek- ¡La rebelión de las máquinas ha llegado! ¡Nos han traido un Walkie talkie y una rata para conquistarnos!

Entonces se dio cuenta, el pequeño bicho lo miraba fijamente y se acercaba a su pierna, se acarició suvamente a su pie. Derek sintió repelus y le dio tal patada que lo alejó bastantes metros.

-¡Quita mierda! -gritó Derek.

Entonces el joven salió corriendo de allí, intentando olvidar todo aquello volvió como pudo a su casa, que estaba a poca distancia, sin embargo, al llegar al portal, se dio cuenta... El pequeño animal le había seguido. Derek suspiró.

-Vale bicho -dijo Derek-, te puedes subir conmigo siempre y cuando no me piques y dejes que te llame "mierda".

El digimon no pareció estar deacuerdo con eso último.

-¿Qué quieres? -dijo Derek-, es lo que me pareces, y es como llamamos a los novatos en el BAKA.

El digimon se subió al hombro de Derek y éste tuvo que aguantar el repeluco que le daba mientras subía las escaleras de su portal.
Volver arriba Ir abajo
LordWilhem
Novato
Novato
avatar

Caballo
Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 03/04/2016
Edad : 27
Localización : En un lugar de cuyo nombre no me acuerdo

MensajeTema: Re: Digital World   Sáb Abr 23 2016, 03:12

Pasaron varios días desde aquel incidente en el metro. Katya decidió contarles a sus padres que se perdió por los pasillos durante el corte de luz. Sabía que si comenzaba a hablarles de Botamon y de aquella extraña criatura fantasma, no solo no la creerían, sino que además la acabarían mandando a un psicólogo infantil. Podría mostrárselo, pero quería ridícula, ya que sus padres pensarían que le echaba la culpa del incidente de la casa a un osito de peluche.

Su madre trató de disculparse con Katya. Era responsable de ella y no debió dejar que se fuera sola en aquella noche. Le dejó ciertos privilegios como quedarse viendo películas hasta tarde o helado de postre. Sin embargo, aún debía cumplir sus días de castigo. Quería demostrarle a su hija que, aunque se sentía mal por dejarla sola, había hecho una travesura muy grave durante el trabajo, y esta no debía de quedar impune.

Pasó la próxima semana encerrada en casa. Aunque no hubiera estado castigada, no habría podido hacerlo debido al mal tiempo. Llovió casi todos los días, y aquellos en los que no lo hizo, el parque estaba inundado y lleno de fango. No eran buenos días para ir a hacer deporte.

Tampoco pudo contactar con sus amigos. Su móvil se había transformado en aquel dispositivo de color verde agua, y no parecía que pudiera volver a la normalidad. Algunas veces le dejaban usar el teléfono de casa, pero por poco tiempo, ya que su padre la vigilaba, preocupado de que las facturas fueran a subir demasiado.

En esos días, se dedicó a cuidar de Botamon. Era bastante difícil, ya que exigía mucha comida y debía asegurarse de recoger sus deposiciones para que sus padres no lo descubriesen. Pero con él tenía bastante diversión, pues cuando sus padres marchaban, el digimon se ponía a rebotar de un lado para otro, y jugaba con Katya a una especie de pilla-pilla.

La noche antes del último día de castigo, Katya durmió bastante intranquila. Estaba deseando salir de casa, independientemente del tiempo que hiciera. Quería salir a la calle, moverse y hacer algo de ejercicio. Decidió que saldría un rato, sin que su madre lo supiera. Escondería a Botamon en su cuarto, para mantenerlo en secreto.

Cuando se levantó no había rastro del pequeño digimon. Pensó que quizás hubiese intuido lo que quería hacer y se había enfadado. Pero una voz extraña le hizo cambiar de idea.

- ???: ¡Buenos días, bella durmiente! - era como una especie de bola de pelo azul, con cola, parecida a un gato.

Spoiler:
 

Katya saltó de la cama por el susto, pero se calmó cuando vio que aquella cosa parecía inofensiva. De hecho, le pareció algo adorable. Se acordó del dispositivo que apareció junto con Botamon, y pensó que también podría darle información sobre esta criatura. Lo sacó de su escritorio y lo dirigió hasta el digimon.

Wanyamon

Nivel: Bebe (Baby II)

Un Digimon fusionado de los datos de pequeñas mascotas, como perros y gatos. Debido a sus inesperados y rápidos movimientos, es necesario tomar precauciones para que no se escape, pero se vincula emocionalmente si se le muestra afecto, como una mascota. Su movimiento especial es morder de repente, después de parecer simplemente encantador.

- Katya: tu eres Wanyamon - se atrevió a decir - ¿Es cierto?

- Wanyamon: tus sabias deducciones me dejan helado - bromeo el digimon. Katya no se sintió muy contenta con ese chiste - era una broma, si soy Waynamon.

- Katya: vale. Dime una cosa, ¿has visto a Botamon?

- Waynamon: ¿Botamon? - la mira extrañada - lo tienes delante, ¿no me digas que te has quedado helada?

- Katya: ¿quieres decir que tu eres Botamon? - el digimon asintió - pero has cambiado por completo.

- Waynamon: podría decirse que he crecido - le respondió - voy a ponerme grande como un iceberg.

- Katya: cuando creces cambias - afirmó extrañada - que forma de vivir más curiosa.

- Waynamon: tengo hambre, ¿puedes darme de comer? - puso una cara llorosa, como la que ponen los perros cuando te piden de comer. Le habría resultado imposible negarse a aquella cara aunque hubiese querido.

De pronto, las tripas de Katya comenzaron a rugir, acordándose de algo de vital importancia. Aún no había desayunado. Le pidió al digimon que esperase allí mientras iba con sus padres. Luego le traería una chocolatina.

Bajó rápidamente por las escaleras y atravesó un pasillo hasta llegar al comedor. Para su sorpresa no encontró a nadie allí, lo que le resultó muy extraño. A esa hora su madre estaba recogiendo los platos, y su padre terminando de arreglarse para ir al trabajo.

En la nevera encontró un papel que decía:

"Querida Katya: tu padre recibió ayer una llamada urgente de su trabajo, y tuvo que salir esta mañana más temprano de lo habitual. Yo he salido a hacer unos recados y luego iré a comenzar con mi primera casa. Te he dejado el desayuno en la nevera, y puedes pedir pizza para almorzar. Te he dejado dinero en la cómoda de mi habitación. Volveré para hacer la cena. Pórtate bien y quédate en casa."

"Te quiere, mama."

Le pareció ciertamente extraño. Sus padres no solían salir tan temprano y normalmente su madre dejaba el almuerzo preparado, ya que no solían gastar mucho en comida a domicilio. Solamente en determinadas ocasiones.

- Wanyamon: bueno, ¿donde está aquí el papeo? - Waynamon había bajado las escaleras por su cuenta - me voy a congelar si no como algo.

- Katya: te dije que esperaras en mi habitación - le riñó - ¿quieres que te descubran?

- Wanyamon: cuando las tripas rugen, me puede la impaciencia.

A Katya le rugieron las tripas en aquel momento. Sacó el desayuno que le dejó mama en la nevera y lo compartió con Wanyamon. Después tuvo más hambre, y le dio la chocolatina que le prometió antes de bajar.

Mientras comían, reflexionó sobre la situación. Si sus padres estaban fuera, podría salir a dar una vuelta y regresar sin que se dieran cuenta. Con el dinero que le había dejado hasta podría salir a comer por ahí y estar de vuelta a tiempo.

Pensó en llamar a sus amigos e ir al centro comercial de la ciudad. Estarían en un lugar a resguardo de la lluvia y tendría algo más de compañía. Lo malo es que debería dejar allí a Wanyamon si no quería que lo descubrieran.

- Katya: Dime, Wanyamon, ¿que quieres hacer ahora? - le preguntó.

- Waynamon: después de este festín, no me apetece moverme mucho - dijo bostezando - podríamos ver la tele juntos.

- Katya: esperaba que pudiesemos salir - le dijo -. Llevamos mucho tiempo encerrados aquí.

- Wanyamon: ¿no se suponía que estabas castigadas? - le preguntó con ironía - además, me apetece ver esa serie de los "evangelios" peleándose.

- Katya: vamos, no se darán... espera, ¿como pudiste ver aquella serie, si en esa ocasión te metí en un cajón?

- Wanyamon: fue muy fácil abrirlo desde dentro - respondió con tono burlesco.

- Katya: ¡esa serie no es para bebes! - le riñó - Ademas... el protagonista "Sinñigo" es idiota.

Katya pensó de que no lograría convencer al digimon de que la acompañara y pasase el día escondido en su bolsa, por lo que decidió ir ella sola, pero debía asegurarse de que nadie lo vería en su ausencia.

Intentó cogerlo para llevarlo de vuelta a su cuarto, pero Waynamon la esquivó con mucha rapidez. Volvió a intentarlo, pero se apartó otra vez. Se lanzó para agarrarlo con la fuerza, pero por más que lo intentó, no lo consiguió. Salieron del salón y corrieron por toda la casa, pero no hubo manera. Al final desistió de intentarlo.

- Katya: tienes que esconderte - le rogó - si te ven viendo la tele podría tener problemas.

- Waynamon: pero quiero verla - le respondió molesto - me esconderé si viene alguien, lo prometo.

- Katya: ¿me prometes que no dejarás que te vean?

- Waynamon: desapareceré tan rápido como un cubo de hielo en un microondas - le juró el digimon.

- Katya: está bien - suspiró - pon la tele con el volumen muy bajo, y si oyes o ves venir a alguien, apágala y escóndete.

Waynamon asintió y dirigió su vista a la televisión. Katya fue a la habitación de su madre y cogió el dinero. Se puso su chubasquero y salió por la puerta sin pensárselo.




Al final el día fue bastante bien. Katya fue a dar una vuelta por el centro comercial, donde comió y paso la tarde. Al final sus amigos no pudieron venir. Estaban todos guardando cama por un resfriado. Ya los vería en otra ocasión.

Estaba lloviendo de nuevo, y no le había sobrado dinero para un taxi. Se arriesgó a coger el metro, pero por suerte aquella vez no ocurrió nada. Subió al tren y se bajó en su parada. Luego corrió por las calles, esperando volver lo antes posible.

Estaba algo preocupada por Wanyamon. Dejarlo solo no fue prudente, pero aquel digimon era demasiado testarudo y muy rápido para poder atraparlo, pero esperaba que no hubiese pasado nada. Cuando volviera tendría que discutir unas cuantas reglas con el para que los dos estuvieran seguros.

- ???: ¿Katya, eres tú?

Al oír esa voz se quedó pálida. Se dio la vuelta y vio a su madre dirigiéndose hacia ella. Miró a ambos lados, buscando alguna forma de escapar, pero fue demasiado tarde. Mama estaba demasiado cerca.

Temió que le caería una bronca. La había pillado saltándose su castigo y tendría consecuencias muy severas. Se preparó para recibir la riña, pero en vez de eso, su madre la abrazó.

- Mama: cariño, ¿que haces aquí fuera? - le preguntó - vas a coger una pulmonía - la cogió de la mano -. Venga, vayámonos a casa.

- Katya: mama, ¿no vas a soltarme un sermón? - preguntó Katya extrañada.

- Mama: ¿por qué iba a hacerlo, cielo? - le respondió sin parar de sonreír.

- Katya: pues... - pensó que se había olvidado del castigo y decidió decir nada que le hiciera acordarse - por nada mama, ¿nos vamos a casa?

Asintió y ambas se pusieron en camino. A Katya le pareció extraño que no se acordase del castigo que le puso. Su madre era buena gente, pero bastante severa. Siempre trataba todas las faltas de forma contundente y no perdonaba ninguna. Sin embargo, aquella mujer parecía no acordarse del asunto, y le sonreía cada vez que la miraba.

Decidió seguir el juego, pero aquella situación no le gustaba. Llegaron a casa, que estaba completamente en silencio. Respiró aliviada. Parecía que Wanyamon le había hecho caso y se había ocultado.

Al ir a la puerta, la vecina nos sorprendió y nos saludo. Su madre actuó de forma forzada y demasiado cortés, como si no la conociese. Le resultó raro a Katya, ya que su madre siempre que no tenía trabajo, charlaba con ella casi todo el día.

- Vecina: pues he oído unos extraños ruidos en tu casa - nos dijo la vecina -. Era como si alguien estuviera andando dentro, y viendo la tele - prosiguió -. Intenté llamar a la policía, pero la lluvia provoca muchas interferencias, y no lo cogieron.

Katya se enfureció. Aquel estúpido digimon casi atrajo la atención de la vecina y de las autoridades. Si llegaban a irrumpir y a registrar la casa, se habría metido en un lío muy gordo. Cuando entrase tendría que dejarle las cosas bien claras a Wynamon.

Vio que su madre permanecía impasible, sin decir nada, como si no supiera que contestar. La vecina la miró extrañada, pensando que le pasaba algo. Katya decidió intervenir, antes de que sospechase algo.

- No se preocupe, señora - dijo forzando una sonrisa -, fue culpa mía que me dejé la televisión encendida.

A la vecina le convenció la respuesta. Se percató de que se había dejado algo en el fuego y se despidió de ellas. Entraron en casa una vez se fue.

- Katya: Bueno, mama, estoy cansada - le dijo tratando de escusarse - voy a mi cuarto.

- Mama: hija, te has mojado mucho allí afuera - le dijo sonriendo - ¿por qué no te das una ducha mientras preparo la cena?

- Katya: esto... vale - le respondió algo confundida -. Voy a mi cuarto... a por mi pijama.

- Mama: ¿podrías traerte a tu peluche nuevo? - le preguntó - me gustaría verlo.

- Katya: ¿qué peluche, mama? - preguntó bastante sorprendida. Aquella pregunta la dejó helada - ya soy muy mayor para ir por ahí con ositos de peluche.

- Mama: vamos, se que aún tienes uno - le insistió y le guiñó un ojo -. Uno que es así redondito, azul y peludito.

- Katya: esto... - No supo que decir. Acababa de describir perfectamente a Wanyamon, pero hasta donde ella sabía, nunca lo había visto - voy a ducharme, tu prepara la cena.

Subió las escaleras corriendo. Entró en su cuarto y cerró la puerta de golpe. Lo revolvió todo en busca de su dispositivo y de Wanyamon. Lo llamó en voz baja, mientras registraba el armario y los cajones. Finalmente lo encontró, dormido entre las sábanas de la cómoda que tenía a los pies de la cama. Lo despertó con cuidado, sin hacer ruido.

- Waynamon: ¿que pasa Katya? - preguntó después de bostezar - ¿es la hora de comer?

- Katya: habla más bajo - le advirtió -. Aquí está pasando algo raro.

- Waynamon: ¿que quieres decir? - preguntó extrañado.

- Katya: mi madre, ¿te ha visto alguna vez en forma de Wanyamon?

- Wanynamon: pues no, ¿por qué?

Miró el dispositivo digital. Estaba brillando, no porque apuntase al digimon, sino por otra cosa. Se hizo evidente para Katya que esa no era su madre y que estarían en peligro si se quedaban en la casa.

Cogió su bolso. Se apresuró a llenarlo con algunas cosas imprescindibles. Algunas prendas y otros enseres. Luego hizo espacio para que Wanyamon pudiera meterse dentro. Intentaría sacarlo de ahí, sin que aquella mujer lo viera.

- Wanyamon: ¿qué estás haciendo? - preguntó más extrañado.

- Katya: vamos, entra en la bolsa - le ordenó -. Tenemos que irnos, antes de que se de cuenta.

- Wanyamon: no, si no me dices que es lo que pasa - le replicó.

- Katya: no hay tiempo, ¡vamos! - le insistió -. Te lo explicaré luego, mientras te doy caramelos.

Cuando oyó la palabra "caramelo" Waynamon se metió en la bolsa. No le sorprendió a Katya, era un bebe, por consiguiente, fácil de engatusar. Cerró la bolsa y salió de su cuarto. Bajó las escaleras con mucho cuidado, procurando no hacer ruido.

La casa estaba completamente oscura y fuera había una gran tormenta. Solo se veía la luz de la cocina. Aquella mujer debía de estar preparando la cena. Pensaría que Katya se había metido en la bañera y que aún tenía la situación bajo control.

Lentamente, llegó a la salida. Se calzó sus botines y giró el pomo de la puerta. Al salir se encontró con algo.

- ???: ¡Así que la niña traviesa intenta escaparse! - gritó.

Katya se quedó completamente pálida. Tenía enfrente a Bakemon, con sus ojos mirándola fijamente y sus fauces abiertas, mostrando sus colmillos y con las babas cayendo sobre su zarrapastrosa sábana.

- Bakemon: ¡La niña debe aprender a hacer lo que su madre dice!- se avalanzó sobre ella, con la intención de morderle.

Katya retrocedió, tratando de esquivar sus golpes. Se dio la vuelta y corrió hacia el interior  de la casa. Se dirigió hacia la puerta que daba al jardín. Pensó que podría saltar el muro que separaba su casa de la calle, pero cuando llegó, Bakemon la estaba esperando. Había atravesado las paredes para alcanzarla.

De nuevo intentó atacarle, pero volvió a zafarse y a entrar de nuevo. Intuyó que si trataba de volver a la puerta principal, se encontraría de frente con aquel fantasma. Solo le quedó la opción de subir al piso de arriba.

En vez de ir hacia su cuarto, se escondió en el de su madre. Se metió bajo la cama y esperó poder despistar a su perseguidor. Notó como temblaba la bolsa donde estaba Wanyamon, y le dio un pequeño golpe para que se estuviera quieto.

Bakemon entró, pero no vio a nadie a primera vista. Registró la habitación, atravesando la puerta del armario, y entrando en algunos de los cajones. Cuando estuvo sobre la cama, Katya cerró los ojos, rezando porque no la descubriera. Fue un momento de auténtico terror. Su perseguidor estaba justo encima, y si se le ocurría atravesar la cama probablemente la encontraría.

- Bakemon: ¡Da igual donde te escondas, niña! - la amenazó - ¡Te encontraré!

El digimon dio una última vuelta por la habitación, pero no vio nada en los sitios donde miró. Frustrado, se fue al piso de abajo, donde esperaría a que llegara la chiquilla.

Katya salió de su escondite. Se detuvo a descansar un momento. Estaba aterrada. Pensó que Bakemon patrullaría el piso de abajo, esperando a que volviese intentar salir por la puerta. No pensaba hacer eso. Se dirigió a su cuarto en silencio, y abrió la ventana.

A través de ella vio la calle a poca distancia. Solo el muro la separaba de ella. Si lograba saltar y agarrarse a el, podría llegar hasta la calle y después salir corriendo lo más lejos de allí.

Katya estaba en buena forma. Era la mejor de su clase en educación física, pero aquel salto no sería nada fácil. La lluvia lo había mojado todo y podría resbalar fácilmente y hacerse daño en alguna zona delicada de su cuerpo. Si gritaba, atraería la atención de Bakemon y entonces si que estaría perdida. Pero eso no era mejor que permanecer allí a la espera de que le diese caza.

Respiró hondo y centró su vista en la ventana. Cogió carrerilla y saltó. Consiguió agarrarse al muro, pero estaba muy resbaladizo. Reaccionó rápido y logró encaramarse y bajar hasta el otro lado. Una vez en el suelo, corrió sin parar, hasta que estuvo lo bastante lejos.




Cuando se alejó bastante de casa se detuvo a recuperar el aliento. Había recorrido varias manzanas sin parar y estaba realmente exhausta. Se sentó de espaldas a un muro de otra residencia a descansar. Era de noche, apenas había gente en la calle, y por suerte había parado de llover. Decidió abrir la bolsa para que Wanyamon saliese un rato.

- Waynamon: ¡ese golpe que me diste antes no tuvo gracia! - se quejó. Luego miró a Katya y vio que estaba triste, a punto de llorar - Venga, no llores, solo era una broma.

- Katya: lo se... se que no tenías mala intención - dijo mientras soltaba unas lágrimas - pero he perdido a mi madre, no he sabido nada de mi padre, ¡y un fantasma casi me mata!

No pudo aguantar por más tiempo, y rompió a llorar. Todo aquello la estaba superando. Los digimons, la misión, los bakemon. Desde que apareció el digihuevo no había tenido más que problemas, y ahora tenía la sensación de que habría sido más fácil si hubiera pulsado el no con su teléfono en aquella ocasión.

Wanyamon se acurrucó a su lado. Su pelaje era muy suave, y estaba seco. Ronroneó un poco como si fuera un gato, tratando de calmar a Katya. Tuvo cierto éxito, pues la chica le acarició un rato. Su respiración fue calmándose y el llanto cesando. Al cabo de un rato dejó al digimon y se puso en pie.

No podían quedarse en la calle. Necesitaban un sitio en el que pasar la noche. Aquel barrio no le resultaba desconocido, pero ninguno de sus amigos vivía en el. Todos estaban lejos para pedir ayuda, y no podía regresar a casa.

Entonces recordó que en aquel barrio vivía una de sus profesoras. Se llamaba Diana, y enseñaba gimnasia en su instituto. Aún no era muy tarde, y podía estar despierta. En caso contrario tendría que inventar una escusa para haberla despertado.

Fue andando por las calles. Wanyamon la siguió rebotando, ya que no había nadie, no sería necesario volver al bolso hasta llegar a su destino. Mientras avanzaban, miraba a cada esquina, asegurándose que Bakemon no aparecía.

Llegó a la casa de su maestra sin incidentes. Antes de llamar a la puerta, el digimon volvió a esconderse. Abrió una mujer joven, de cabello rubio, largo y liso, vestida con ropas de gimnasia.

- Diana: ¡Katya, eres tú! - Corrió a abrazar a su alumna. La examinó. Vio que estaba empapada y agotada. Se fijó en sus ojos y comprendió que había estado llorando - ¿Qué te ha pasado?, ¿por qué has venido aquí y como has acabado así?

- Katya: ¡ha sido una noche horrible! - se abrazó con fuerza a su maestra.

- Diana: vamos, pasa y cuéntame qué te ha ocurrido.

Al entrar se quitó el chubasquero y fue al salón a calentarse junto a una estufa. Le contó a Diana lo que había ocurrido, aunque omitiendo a Bakemon, los fantasmas y los digimon. Le dijo que una extraña había entrado en su casa y había tenido que huir de la casa. Como su movil se había extraviado no pudo pedir ayuda, así que después de correr fue a pedirle ayuda. No sabía que había pasado con sus padres, no los había visto en todo el día.

- Diana: a debido de ser realmente horrible - comentó Diana - pero no te preocupes. Aquí estarás a salvo. Ve a dormir y mañana llamaremos a la policía para solucionar todo esto.

Le agradeció a su profesora aquella hospitalidad. Le hubiera gustado compartir con ella que allí estaría segura de verdad, pero sabía que Bakemon descubriría que se había escapado y de nuevo saldría a buscarla.

Decidió no pensar mucho en eso. Diana le preparó un cuarto para que pasara allí la noche, y cuando estuvo listo cayó exhausta sobre la cama. Wanyamon salió de la bolsa y se acurrucó de nuevo a su lado.
Volver arriba Ir abajo
DrPingas
Iniciado
Iniciado
avatar

Cantidad de envíos : 40
Fecha de inscripción : 05/12/2014

MensajeTema: Re: Digital World   Dom Abr 24 2016, 15:15

Kyo y Tentomon iban paseando mientras vieron a un vagabundo que bebía en una esquina con harapos. T=Tentomon, K=Kyo (así me ahorro escribir, ¿qué queríais? xD)

T- ¿Qué le paza a eze?
K- Es un vagabundo, supongo que no tendrá hogar, pero parece llevar una vida mas tranquila que la mía
T- Pobrecico vagabundo, ¿y tu poque dizes ezo?
K- ¿Y me lo preguntas tú? ¬¬ Toda esta movida de digimons, tener que irme con mis tíos, preferiria morirme ahora mismo
T- ¿Tonces pa que te he zalvao, eh, killo?
K- Bueno, eso es verdad, no puedo negarte que te estoy agradecido por salvarme, pero esto es demasiado rápido y me cuesta afrontarlo. La vida puede llegar a ser muy puta (decía con ojos llorosos mientras andaba encorvado)
T- ¿qué es puta?
K- Es una mujer que te da placeres sexuales a cambio de dinero... ¡no me hagas explicarte esas cosas, me da vergüenza! D:<
T- ¡¿Aquí tenéis eso?! Lo bien que me vendría eso ahora mismo...
K- ¿Por qué?
Tentomon se puso nervioso de repente
T- No, por nada, por nada, jeje ^^"
UN rato después m,ientras seguían andando hasta la estación Tentomon empezaba a bailar

K- ¡Deja de moverte tanto, vas a levantar sospechas!
T- ¿Poqe eres tana amargao, killo? La via es mu felíiiiiz, jiji
Cuando se quiso dar cuenta, Kyo vio una botella que llevaba en la mano tentomon, la misma que tenía el vagabundo

K- ¿¡¡LE HAS MANGADO LA BOTELLA A ESE VAGABUNDO!!? -decía Kyo totalmente desconcertado- ¡¡¿CUÁNDO, CÓMO, DÓNDE?!! >.<
T- La zaqué de akí, en tó er pecho, de mi corasóoooon
K- Ven aquí que te me vas anda (Lo único que se le ocurrió a Kyo fue arrimarle el brazo por encima para que no se le escapara, y sintió calidez en su corazón por primera vez en mucho tiempo, no estaba acostumbrado a mostrar cariño por los demás)
T- Lo ziento mucho, killoooo -tentomon se puso a llorar- ez que tenía mucha jambreee, y lo único que pude pillar pa papeo era eze botijooo T_T
K- Jajajajajajaja (de repente le entró una sonora carcajada, hacía tanto tiempo que no reía que prácticamente había olvidado como se hacía)
T- Enzima no te ría de mi, carajota
K- Lo siento tentomon, es que eres mu gracioso
Tentomon cambió su ánimo al oír eso
T- Por fí zonríe, ¿bé? ere un tío de puta madre, *hip*
K-*pensando* Debería cuidar lo que le enseño

Al fin llegaron a la estación, y subieron al tren

Como habían tenido un momento de lo más relajante, Kyo se despreocupó un poco de Tentomon

T- Killo, tengo que hazer caquita, tengo la barriga como el puesto de una verdulera

K- Está allí al fondo

Tentomón volvió bastante contento y sonrojado; y ya habían llegado a su estación, pero justo cuando fueron a bajarse una mujer bastante esbelta le dió un sonoro guantazo a Kyo
Mujer- ¡ESTO POR NO SABER EDUCAR A TU HERMANITO, SO GUARRO!
K- ¡Aaaaah!
Kyo bajó a la velocidad de la luz y mordió el polvo como un perro viejo.
k- Pero... Pero... ¿porqué me pasa esto a mí? T______T
Miró a Tentomon mientras este se iba de puntillas
K- ¡TENTOMOOOON! ¿¡Porqué has tocado a esa mujer?!
T- Es que tenía jambre y tocar esos cachetes hazen que lo olvide un poco
¿Cómo lo has sabido?
K- Ahora que me lo has confirmado lo se, a partir de ahora te llamaré Tientamon, por guarro
T- Me llamo Tentomon ¬¬
K- Tu me llamas killo, yo te llamo Tientamon, así estamos iguales
T- Me pregunto que me llamaría si supiese que otra cosa cojí
K- ¿¡CÓMO!?
T- Glups, ¿dije eso en voz alta?
Tentomon se va corriendo
K- ¡Eh, espera, vuelve aquí!


Última edición por DrPingas el Lun Abr 25 2016, 14:24, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2810
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Digital World   Dom Abr 24 2016, 16:14

Finalmente,el revolver andante alcanza a Max.Éste esconde al pequeño Chocomon entre sus brazos.

-Max:¡¿Vas a hacerle daño a una criatura tan pequeñita?!

El revólver se le queda mirando.

-Revolmon:Tranquilo,niño humano.Soy Revolmon,y no estoy aquí para haceros daño a ti ni a tu Digimon.

Con recelo,Max afloja la presa protectora que ahora aplica en Chocomon y,con cuidado,saca su dispositivo.

Revolmon:

-Nivel:Campeón(Adult)

Un Digimon mutado cuyo cuerpo se ha convertido en un revólver.A pesar de que los detalles de como nació son inciertos,tiene un gran sentido de la justicia y actúa como Cazador de Virus.Su ataque especial,Bala Justiciera,lo convierte en un revólver que dispara una bala de justicia.


-Revolmon:Escúchame,joven Niño Elegido.Es de suma importancia que tanto tu como tu Digimon sobreviváis.

-Chocomon y Max:¿Sobrev-?

-Revolmon:Tenéis que encontrar a los demás y haceros más fuertes...antes de que sea tarde.

-Max:¿Tarde para qué?

-Revolmon:Para vosotros.De ahora en adelante tendréis que estar alerta.

Se queda en silencio.

-Revolmon:Ahí viene.

Unos pasos pesados se escuchan en la lejanía,cada vez más cercanos a la posición actual.

-Chocomon:Max,tengo miedo...

-Max:...

-Revolmon:Tenéis que iros YA.

Empieza a discernirse la fuente de los pasos.

Spoiler:
 

Revolmon corre hacia él.Max no se lo piensa dos veces.Sin girarse atrás empieza a correr como alma que lleva al diablo.Con un poco de suerte,luego Revolmon les explicaría que ocurre...Si sobrevivía a la batalla.Por lo pronto,a correr.Max vio un callejón,el cual les condujo a él y a Chocomon a una zona comercial,plagada de gente.Perfecta para pasar desapercibidos,pero no por demasiado tiempo.Tenía que buscar un lugar seguro.Y su casa no lo era.¿Y quién le iba a creer?

-Chocomon:Max,tengo hambre...

Antes de que el pequeño empiece a hacer pucheros por la comida,Max compra algo para que se lleve a la boca.Se permite tomarse unos segundos de respiro.¿Quizás ir a casa de uno de sus amigos era mejor?Todas las opciones le parecían malas,pero esa es quizás la que parecía menos mala.

-Max:Chocomon,ahora tienes que estar calladito.¿De acuerdo?

El ahora medio adormilado Digimon asiente.

-Chocomon:Todo saldrá...uaaah...bien mientras estemos juntos...

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Alexstrasza
Novato
Novato
avatar

Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 04/04/2016

MensajeTema: Re: Digital World   Lun Abr 25 2016, 00:39

El clima estaba realmente loco esos días. A pesar de ser verano, hacía un frío digno del mes de diciembre. Casi todo el mundo se quejaba de como aquel tiempo había arruinado sus vacaciones.
Casi todos menos Alex. La verdad era que a el no le molestaba tanto. De hecho, casi lo prefería así. El frío mantenía las calles vacías de gente y hacia que su paseo fuera mas tranquilo. Lo lógico habría sido quedarse en casa ese día, pero allí no tenia nada que hacer, así que decidió salir a dar una vuelta por el parque.
No tardo en darse cuenta de que tal vez no había sido tan buena idea. Al poco rato de salir comenzó a llover.
- Vaya, hombre. ¡Y yo sin paraguas!
Rápidamente buscó refugio bajo uno de los arboles. No podía hacer nada mientras siguiera lloviendo de esa manera, así que se limitó a cerrar los ojos y escuchar el sonido de la lluvia.
Beep!
El sonido de su movil lo saco de su ensimismamiento. Metió la mano en el bolsillo para cogerlo y miró a ver de que se trataba. En la pantalla podía verse el siguiente mensaje:

¿Te gustaría empezar el juego?

Sí                    No

¿A qué juego se refería? Su primer impulso fue darle a "No" pero luego pensó que podría entretenerse un rato mientras esperaba ahí. Así que finalmente pulsó "Si".
En ese momento las farolas empezaron a parpadear durante un momento hasta apagarse. Al mismo tiempo una extraña luz surgió del móvil. Era tan brillante que Alex tuvo que apartar la mirada. Cuando la luz cesó, las farolas volvieron a la normalidad y pudo volver a mirar su móvil.
Excepto que ya no era su móvil. El aparato había sido sustituido por un extraño artefacto que no podía identificar de color azul.
-¿Pero que es esto?
Las sorpresas no acabaron ahí. Alex pudo ver como detrás del árbol en el que se refugiaba salia una luz similar a la de su móvil. Cuando se giró para mirar lo único que había ahí era una especie de huevo. Era de color gris, con una linea zigzagueante que recorría en espiral toda su superficie.
Inmediatamente, el huevo comenzó a temblar y a agrietarse. Cuando por fin se abrió, Alex pudo observa una pequeña criatura peluda de color blanco.
Spoiler:
 

El artefacto que Alex acababa de recibir pareció reaccionar con el extraño animal y proyectó una descripción de este:

YukimiBotamon

Nivel: Baby I

Un bebé Digimon cuyo cuerpo esta recubierto de pelo blanco. Se considera una especie de Botamon. Es débil al calor y prefiere los lugares fríos. Su cuerpo es frío al tacto. Para defenderse, exhala aire helado.


Todo esto abrumaba a Alex. Lo único que se le pasaba por la cabeza en ese momento era correr a su casa y olvidarse del tema para siempre. Pero entonces miró al pequeño digimon. Parecía bastante indefenso. Si lo dejaba allí lo mas probable era que no sobreviviera. No, no podía abandonarlo. El joven se agachó y recogió a la extraña criatura.
-A ver que hago yo ahora contigo.
Al ver que la lluvia estaba amainando, decidió que era buen momento de irse. Se metió el digimon en el bolsillo del abrigo y regresó a casa.
Nada mas llegar, corrió a su cuarto. Si sus padres se enteraban de que había metido un animal en casa, le caería una buena bronca, así que lo escondió en el armario.
-No te muevas, te traeré algo de comer.
El digimon empezó a dar pequeños brincos como si entendiera lo que acababa de decirle. Alex fue a la cocina pero entonces se percató de una cosa.
-Un momento, ¿que se supone que come ese bicho? Ni siquiera se que clase de animal es...
Tras darle algunas vueltas, decidió llevarle un trozo de pan. Si no le gustaba ya probaría con otra cosa. Volvío a su cuarto y abrió el armario, pero se llevo una sorpresa cuando se encontró con una criatura diferente a la que había dejado allí:
Spoiler:
 

Y al igual que ocurrió antes en el parque, el artefacto dio un nuevo análisis:

Nyaromon

Nivel: Baby II

Un pequeño Digimon con características de gato. Aunque a veces es frívolo debido a su gran curiosidad, también tiene un lado solitario. Su movimiento especial consiste en erizar los pelos de su cola para luego golpear a su oponente.


-¿Pero de donde has salido tu? ¿Donde esta YukimiBotamon?
-Pero si estoy aquí. ¿Has traído la comida?
Alex se llevo tal susto que se cayó hacia atrás.
-¿PUEDES HABLAR?
El digimon parecía extrañado por la pregunta.
-Pues claro. Oye, dijiste que ibas a por comida. ¿La tienes? Tengo hambre.
-Un momento... ¿tu eres YukimiBotamon?
-Ahora ya no. Ahora soy Nyaromon.
Un millón de preguntas se le acumulaban en la cabeza. ¿Como era posible que un animal (o lo que fuera eso) hablara? ¿De donde había salido? ¿Como era posible que sufriera un cambio tan drástico en tan poco tiempo?
Lo único que sabía seguro es que sus problemas solo acababan de empezar.
Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 526
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Digital World   Mar Mayo 03 2016, 00:26

De pronto, justo en el clímax del capítulo, se siente un temblor.

-Dorimon: ¿Mh?

-Franky: ¿Qué?

-Dorimon: Alguien ha venido.

-Franky: ¿Qué dices ahora? Cállate, anda, que estamos en la mejor parte, cuando el prota casi derrotado grita que su fuerza viene de sus amigos y le da una paliza al villano. No había visto nada parecido antes.

Pero era cierto que algo estaba pasando. Se oyen pasos. Luego unos breves gritos.

-Franky: ¿Y ese alboroto?

-Dorimon: ¡Te lo he dicho!

El joven pausa el vídeo y se levanta de la cama. Sale al cuarto de estar, pero no ve a nadie. La puerta que hace de entrada está abierta. Sale de la vivienda. Ve en la calle dos estatuas. Éstas se ven muy similares a su madre y a su tío, en posiciones de huida y desesperación. El muchacho siente miedo de nuevo y se acerca a los monumentos de piedra.

-Franky: ¡Esto fue lo mismo que pasó en el museo!

Mete su mano en el bolsillo y saca el dispositivo.

-Dorimon: Esa cosa brilló y todos volvieron a ser humanos, ¿no?

-Franky: Creo que-

Le interrumpe un nuevo temblor. Delante de la casa, como si estuviera custodiando su entrada, había aparecido un ave de tamaño considerable.

Cockatrimon:
 

El chico da asustado unos pasos hacia atrás. Aún así, alza su aparato para apuntarle.

Cockatrimon:

Nivel: Campeón (Adult)

Un Digimon Pájaro Gigante que no tiene la capacidad de volar y que por ello corre con sus poderosas patas. Acertando su ataque especial, "Fuego Pétreo", convierte a sus enemigos durante un periodo de tiempo en estatuas de piedra.


-Franky: ¿Es-estatuas de piedra...? ¡Fuiste tú!

-Cockatrimon: ¡Claro que fui yo! ¡Y tú lo estropeaste todo! Te creías que no me daría cuenta, ¿eh? Nada más entrar tú, ¡todos volvieron a la normalidad! ¡¿Quién te crees que eres para arruinar el trabajo de los demás?! ¡Mi obra de arte a la basura!

-Dorimon: ¿Arte?

-Cockatrimon: ¡Mi querido arte! Las caras de horror eterno grabado en sus caras, ¡Tenía ya el nombre, "Terror sin fin"!

-Franky: Pe-pero creía que sólo duraba un tiempo.

-Cockatrimon: Eso es en el caso de otros Digimon, pero al petrificar a uno de esos humanos, vi que no volvía a la normalidad por mucho tiempo que pasase. Y con este descubrimiento nació otro tipo de arte. ¡EL MÍO!

Da lentos pasos para acercarse a Franky.

-Cockatrimon: Te habría petrificado allí mismo, pero se metió en medio ese Petermon. Pero ahora estás aquí, sin ningún sitio en el que puedas esconderte de mí.

Muestra una sonrisa maliciosa.

-Cockatrimon: Se me está ocurriendo una idea para otra obra. ¿Qué tal si te convierto en piedra después de agujerear tu cuerpo a base de picotazos? ¡Sería hermoso!

Entonces, una bola de metal impacta en uno de sus ojos.

-Dorimon: ¡Hablas mucho, hijo de puta!

-Cockatrimon: ¡Esa lengua, mocoso!- Golpea con su ala al pequeño Digimon.

-Franky: ¡¡DORIMON!!

El ave le da la espalda al otro Digimon para atacar al muchacho. Dorimon intenta levantarse aunque se sienta dolorido. De pronto, su cuerpo comienza a brillar.

-Dorimon: ... ¡¡DORIMON DIGIEVOLUCIONA EEEN...!!

El fulgor logra ocultar a Dorimon de la vista de Franky y Cockatrimon, quien había vuelto a girarse para comprobar de dónde venía la luz. Ésta termina por desvanecerse. Pero no hay nadie.

-Cockatrimon: ¿Qué? ¡¿Dónde se ha metido?!

Una nueva criatura surge y coge al asustado humano por el cuello de su camiseta. Lo aleja del Digimon pájaro y le suelta. Franky mira el aspecto de su salvador, quien termina de pronunciar lo siguiente -¡Dorumon!-.

Dorumon:
 

El chico observa también el aparato en el suelo que hasta ahora lo había acompañado. Parecía haber caído por el forcejeo de antes. Lo coge y apunta con él a su inesperado aliado.

Dorumon:

Nivel: Novato (Child)

Un Digimon Bestia del que se dice que esconde el potencial para convertirse en un poderoso dragón. Con su ataque "Cañon de Metal", dispara de su boca esferas de este mismo material.


-Dorumon: Y el prota casi derrotado grita y le da una paliza al villano.

-Franky: ... ¿Dorimon?

-Dorumon: Ahora soy Dorumon. ¿No me oíste antes?

-Franky: Por mí... puedes ser lo que quieras. Gracias por salvarme.

-Dorumon: No te equivoques, no es como si quisiera salvarte ni nada. Simplemente eres quien me da de comer.

-Franky: ... ¿Eh?

-Cockatrimon: ¡Dejad de ignorarme!- Dispara plumas afiladas, que habrían acertado en Dorumon si éste no se hubiera movido con la suficiente rapidez.

El Digimon bestia lanza su propio arsenal de bolas de metal a medida que corre. Algunas de éstas golpean el pecho y cabeza de su oponente, irritándolo aún más.

-Cockatrimon: ¡Basta! ¡Deja de moverte!

De sus ojos surgen una proyección de luz. Dorumon es lo suficientemente inteligente como para no acercarse a esa luz. Franky no lo decía, pero sentía algo extraño que no sabría expresar en ese momento qué era. Intentando ignorar esto último, se acerca a las estatuas de su madre y su tío, con la esperanza de hacer lo mismo que en el museo. En algún momento, Cockatrimon detiene la técnica y corre a gran velocidad para embestir a Dorumon, quien recibe con sorpresa el golpe. El chico también parece haber notado ese último ataque y se gira para mirar el estado de su Digimon.

-Franky: ¡Dorumon!

El ave mira en su dirección y corre hacia él.

-Cockatrimon: ¡Deja en paz mis dos piezas de arte! -Está tan próximo al muchacho que podría perforarlo de un picotazo ahí mismo.

-Dorumon: ¡Franky!

De repente, una pequeña luz aparece volando alrededor de la cabeza de Cockatrimon, logrando desorientar a éste.

-????: ¿Por qué no te metes con alguien de tu tamaño, gallina?

Aparece un joven vestido de verde volando por el aire.

Petermon:
 

Vuela con más velocidad y, usando una espada que llevaba en una de sus manos, trata de hacerle "peinados" divertidos al gran pájaro. Éste se aleja de un salto. El joven volador asciende todavía más y hace una reverencia. A Franky se le pasa por la cabeza apuntarle con su dispositivo por si éste podía darle algo de información.

Petermon:

Nivel: Campeón (Adult)

Un Digimon con la apariencia de un chico que vuela por el cielo libremente. Con su técnica especial, "Punzada Certera", demuestra un excelente manejo de sus espadas.


-Franky: ¿También es un Digimon?

Petermon observa con una mirada burlona al ave gigante.

-Petermon: ¿Qué pasa?, pensaba que los pájaros sabían volar.

-Cockatrimon: ¡Silencio! ¡conviértete en un pedrusco y cae como tal!

Nuevamente dispara sus rayos por los ojos. El joven de verde vuela en picado, pasando por el hueco que forman las patas de Cockatrimon, haciendo que éste petrifique una de sus propias garras al seguirlo con la vista. Esto ya lo desespera.

-Cockatrimon: ¡¡MALDITOS MOCOS-!!

Es interrumpido por el impacto en el pico de una bala de cañón de Dorumon. Éste está junto a Franky. Por otro lado, se encuentra Petermon flotando relajadamente y colocándose en su sombrero una pluma que acababa de arrancarle al pájaro. A su alrededor se encuentra también volando la luz que había aparecido anteriormente, aunque esta vez el nivel de destello era menor y se podía distinguir una pequeña figura alada sujetando una lanza.

Tinkermon:
 

Cockatrimon logra hacer a un lado su frustración para ver la superioridad numérica de su enemigo. Sin previo aviso, se gira y corre para alejarse de los demás, aunque con dificultad por una de sus patas convertida en piedra.

-Cockatrimon: ¡Esto no quedará así! ¡Os convertiré en piedra y os haré añicos!

Petermon da unas pocas de piruetas en al aire para quedar a una mayor altura y da un grito de triunfo. Entonces, se oyen aplausos a los alrededores. Hay un montón de gente que rodea la zona de la pelea, a una distancia prudente. Pensarían que todo esto formaba parte de una película que estaban rodando o un espectáculo callejero muy exagerado. Franky se acerca nuevamente a las estatuas de su madre y su tío. Les apunta con su dispositivo y de éste sale una luz que envuelve las esculturas, lo que parece hacer que vuelvan a parecer de carne y hueso. Justo cuando está terminando, Petermon agarra al muchacho y se lo lleva volando junto a Dorumon, que tenía también a éste agarrado por la cola. Franky siente la adrenalina con el vuelo y desea que el personaje de cuento no le suelte para estamparse con la acera.

Aterrizan en un descampado.

-Franky: ¿A qué ha venido eso?

-Petermon: No me gusta estar rodeado de adultos.

-Dorumon: ¿Y nosotros?

-Petermon: ¿Quién quiere estar rodeado de adultos cotillas?

Aparece otra vez ese ser que desprende destellos al volar alrededor del Digimon con apariencia humana. Franky la apunta con su dispositivo. Parecía que ya se había acostumbrado a esa rutina.

Tinkermon:

Nivel: Novato (Child)

Un Digimon Hada que siempre está al lado de Petermon y al que se le puede adivinar su estado de ánimo por el brillo de sus alas. Ataques como "Velocidad de Pesadilla" y "Pesadilla Pandémica" la convierten en un Digimon bastante peligroso.


-Petermon: Oh, qué aparato más curioso, se parece al de las leyendas.

-Franky: ¡¿Sa-sabes qué es esto?! ¿Y los Digimon? ¿También sabes por qué estáis viniendo? ¿Y por qué tengo esto? ¿Y-?

-Petermon: ¡Tranquilízate, amigo! Los humanos podéis llegar a hablar mucho.

-Franky: Ah...

-Petermon: ¿Por dónde empezar?

Tinkermon se pone delante de su cara y empieza a hacer gestos y movimientos como si estuviera hablando, pero a los oídos humanos sólo suena algo similar a unas campanillas.

-Petermon: Claro, lo veo bien. Gracias, Tinkermon.

La pequeña hada sonríe satisfecha.

-Petermon: Escucha atentamente, me gusta contar historias, pero más del tipo aventuras y, por supuesto, en las que aparezca yo. Así que me vas a tener que perdonar si me equivoco en una cosa o dos. Bien. Los Digimon somos, como ya dice el nombre, "Monstruos Digitales". Somos seres hechos de datos que provienen de la red de otros mundos. Por poner un ejemplo, Tinkermon y yo estamos hechos de datos relacionados con una antigua leyenda. Suena bien, ¿verdad?

-Franky: De datos... ¿como si fuerais los personajes de un videojuego? Pero... estáis aquí... de carne y hueso. ¡Ese pájaro de antes ha convertido a gente real en piedra y por poco me mata!

-Petermon: Eh... la verdad es que no sé qué responderte a eso. Simplemente existimos así. ¿Pasamos ahora a lo del cacharro?

Franky le enseña el dispositivo.

-Petermon: He oído historias sobre humanos y Digimon que trabajaron juntos para proteger tanto su propio mundo como el nuestro. Y también se dice que esos mismos humanos usaban este tipo de aparatos para hacer más fuertes a los Digimon que acompañaban.

-Franky: Un momento. ¿Esperan que haga qué?

-Petermon: Su...pongo que eso depende de quién te lo haya dado.

-Franky: ¿Y tú no sabes quién me lo puede haber dado?

-Petermon: ¿Eh? ¿No lo sabes tú y lo voy a saber yo? ¿Qué te crees? ¿Que por ser un Digimon ya conozco a todo bicho viviente en el Mundo Digital?

-Franky: ¿Mundo Digital?

-Petermon: ¿Tampoco sabes eso? Es de donde venimos los Digimon. Es un lugar divertido y lleno de aventuras. Un mundo en el que no hay cabida para estos aburridos humanos adultos que hay aquí. Pero para los niños es otra cosa. Ellos están llenos de energía y sueños. Es lo que he podido ver al viajar por este mundo. Todos ellos deberían querer...

Se queda callado.

-Petermon: Bueno, tengo cosas que hacer. Espero haberte ayudado.

De un salto vuelve a ponerse en el aire y surcar el cielo junto con el hada brillante que es Tinkermon. Franky mira a Dorumon y éste le devuelve la mirada.

-Franky: ¿Y tú no sabías nada de esto?

-Dorumon: ¿Cómo iba a saberlo? He nacido en tu cuarto, ¿recuerdas?

-Franky: Ya, claro. Así que sí que sois seres de otro mundo. Pero sigo sin saber qué hacer... Espera, ¿ahora te llamas Dorumon?

-Dorumon: Eh... ¿sí?

-Franky: ¿Cómo se supone que va eso? ¿De verdad vas a cambiar de nombre cada vez que te de por crecer?

-Dorumon: No es culpa mía, es algo que aparece en mi cabeza y ya está.

-Franky: Pues yo paso de ponerme a recordar tantos nombres porque te lo diga tu "cabeza". ¿Qué será lo siguiente? ¿"Doramon"? Si vas a quedarte conmigo, te pondré un nombre que te valga para todo el tiempo. Veamos... Un ser que viene de otro mundo y vive con una familia... Creo que vi algo así en la tele. ¡Ya está, te llamaré Alf!

-Alf: ...

-Franky: ¿Qué?

-Alf: Eres horrible poniendo nombres, ¿lo sabes?

-Franky: Quéjate todo lo que quieras, ese nombre es el que se va a escribir para referirte a ti y en tus diálogos hasta que termine este rol.

-Alf: ¡Eh, ¿serás hijo de-?!

De repente, el D-Arc desprende de nuevo una fuerte luz.

Solos no sois suficiente.

Encuentra a los demás.

Y preparaos.

Falta poco para la llamada.

Otra vez esa voz. La luz se desvanece y el aparato muestra un mapa de Berdres, la ciudad en la que Franky llevaba toda su vida viviendo. Hay pequeños puntos rojos repartidos por el mapa, dando a entender que había algo o alguien que debía ser encontrado por ellos.

-Franky: ¿Oíste eso?

-Alf: Sí... ¿Pero encontrar a quiénes? ¿Más como nosotros a lo mejor?

-Franky: ¿Hay más como nosotros?

El joven curioso sigue mirando el mapa por un rato más.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2810
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Digital World   Sáb Mayo 07 2016, 17:31

Max todavía sigue algo aturdido por el fogonazo de luz y las palabras del tal D-Arc.Pero le confirmó lo que Revolmon le insinuó:hay más chicos como él.Además,ahora proyecta un mapa,el cual señala un punto en un descampado algo alejado.

-???:¡Placaje Mullido!

Max se gira justo para ver como un pequeño hámster de color púrpura le placa,haciéndole perder el equilibrio y casi tirando a Chocomon.

Spoiler:
 

-Chocomon:¡Max!

-Tsukaimon:¡Como que me llamo Tsukaimon que no dejaré que ningún Niño Elegido se me escape!

Vuelve a placar,tirándole al suelo.Chocomon se queja.Un pensamiento cruza la mente del chico:no puede permitir que alcancen al pequeño.Cuando el tal Tsukaimon parece prepararse para otro embate,el chico se gira y corre.Necesita encontrar algo para defenderse.Cuando no puede más,aprovecha el tiempo para recuperar el aliento en buscar algo en el parque en el que ahora están.

-Chocomon:Tengo miedo...

-Max:Tranquilo...uf...Todo está bien...

Por fin lo encuentra:una rama blanda y flexible,perfecta para darle un latigazo al Digimon.

-Max:Vamos a escondernos,Chocomon...

Escondidos tras un tobogán y con los nervios a flor de piel,nuestros protagonistas esperan a Tsukaimon.Cuando Max lo ve llegar,y antes de que el pequeño monstruito con forma de hámster volador pueda hacer algo,le da un buen varazo entre ceja y ceja,seguido de un par en el lomo.

-Max:¡¿QUIÉN NO SE ESCAPA AHORA,CABRÓN?!¡¿QUIÉN NO SE ESCAPA?!

Sin pensárselo dos veces,el chico sale corriendo con Chocomon en brazos hasta que llega a un descampado.

-Chocomon:¿Estás bien,Max?

-Max:Sí...

Mira a su alrededor.Parece que no se acaba la acción,pues hay otro más de esos bichos.Dorumon,según el D-Arc.Junto a él hay un chico algo más joven que él.

-Chocomon:¡Esta vez seré yo quien te proteja,Max!

Sin previo aviso,el pequeño Digimon salta de los brazos del chaval y va flechado a por el peludo dragón.

-Max:¡¡CHOCOMON,NO!!

-Chocomon:¡CHOCOMON DIGIEVOLUCIONA EEEEEN...!

Su cuerpo empieza a emitir luz,lo cual alerta al chaval y a Dorumon.Tras el fulgor,un pequeño Digimon con apariencia de conejo ocupa el lugar de Chocomon.

-Lopmon:¡LOPMON!

Spoiler:
 

El otro Digimon se pone entre el chico desconocido y Lopmon.

-Dorumon:¡Cañón de Metal!

Por muy poco,Max consigue agarrar de una de las gigantescas orejas a Lopmon y apartarlo de la trayectoria.Por suerte,la bala no consigue alcanzarle a él tampoco.Antes de que Dorumon lance otro ataque,Max saca el D-Arc y lo pone en alto para que el otro chico y el Digimon lo vean.El ataque cesa.

-Max:¡No te lances a la ligera,Chocomon!

-Lopmon:Ya no soy Chocomon.Me llamo Lopmon.

-Max:¡Me da igual,conejo inconsciente!¡No ataques a la ligera si ves a un humano cerca de un Digimon!

Lopmon asiente arrepentido.El chaval apunta a su compañero con el D-Arc.

Lopmon:

-Nivel:Novato(Child)

Un Digimon tipo Bestia y  gemelo extremadamente valioso.Aunque no se considera un Digimon de combate,cuando entra en batalla es más poderoso de lo que deja ver.Su ataque característico,Mini Tornado,genera un pequeño tornado al hacer girar sus orejas.


El pequeño Digimon conejil abraza al joven.

-Lopmon:Gracias por salvarme...de nuevo.

Max pone al pequeño sobre su cabeza y se acerca al otro humano.

-Max:...Parece que estamos juntos en esto,¿no?

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Digital World   

Volver arriba Ir abajo
 
Digital World
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 9.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
 Temas similares
-
» Creepypasta: Call of duty: World at War
» Nuevo camiño hacia el Nirvana digital?...
» Sky Captain and the World of Tomorrow
» [MMORPG] The World Of Gatheryn
» sonido de blu ray en ampli dolby digital y dts

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
~Welcome To Las Noches~ :: Hueco Mundo, "Las Noches" :: Rol-
Cambiar a: