Foro de Bleach~
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Dos Bandos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Dos Bandos   Lun Feb 16 2015, 19:53

Ya sabéis de que va este rol,tanto porque os lo he contado como que esto es un refrito de uno previo.Pongo el plot igualmente:

Un día como otro cualquiera,nuestra apacible Tierra recibe la visita de algo que parece sacado de un cómic:un monstruo de gran tamaño.Evidentemente,todo el mundo huye asustado del lugar y se esconde en sus casas,siendo solo unos pocos los que se atreven a salir.Pero esto no acaba ahí.Durante los siguientes días,van apareciendo periódicamente nuevos monstruos y van desapareciendo(temporalmente) otros.

La cosa no se queda ahí.Diversos seres capitanean hordas de estos monstruos.Seres totalmente racionales,lo cual los hace todavía más peligrosos.Por suerte para nosotros,parece que también hay otros seres que intentan evitar el avance de la destrucción.Algunos de ellos se pondrán en contacto con nosotros,ofreciéndonos la posibilidad de luchar contra esos invasores para expulsar a esas hordas del terror.

Si aceptamos,estas personas nos otorgarán un poder.También nos podrán otorgar armas/armaduras súper tecnológicas(como la armadura de Antonio Estrellak).Incluso puede que nuestra apariencia sufra un cambio temporal o permanente.

Pero no debemos olvidar que no estamos solos en nuestra causa.Como tampoco debemos olvidar que en el otro bando también hay gente dispuesta a luchar contra nosotros.

Pues eso es todo.Procedo a poner la ficha:

-Nombre:Poned aquí y en el próximo apartado el nombre por el que se os vaya a llamar en el rol,claro.Si sale el vuestro real en algún momento(pues,en principio,cada uno será él/ella mism@),se pone puntualmente.

-Apellido/-os:

-Edad:

-Altura:

-Afiliación:La raza/especie que te selecciona.

-¿Transformación?¿En qué?:

-¿Afecta en algún aspecto la transformación a tu PERSONALIDAD?¿En qué?:En el caso de que la anterior pregunta sea afirmativa,claro.

-Descripción/dibujo:Podéis dejarlo para más adelante si queréis.

-Poder:El poder puede utilizarse bajo cualquier circunstancia(aunque no lleves traje o no estés transformado o lo que sea)

-Condición restrictiva:Tiempo,situación necesaria...Con el tiempo puede ser eliminada.

-Habilidades:Pero de tipo soporte.

-Capacidades físicas:Fuerza,velocidad,etc.

-Arma/-as:Pueden ser también armas especiales.Tipo llave espada y eso.

-Acompañante/-es:Gracias al acompañante(que puede ser quien nos dio el poder),podemos entender a cualquier persona.Sí,es una Mokona.Esto es totalmente opcional.

-Bando:Los que quieren ganar la batalla y expulsar a los invasores o estos últimos.Quien sabe.Hay gente que solo quiere ver arder el mundo.

-Curiosidades:Por si hay algún "efecto secundario" o algo que veáis necesario destacar.

Pongo la mía.Y voy a usar algo que ni Franky ha tenido la oportunidad de tener en uno de mis roles:

-Nombre:Maximillian[Maeximirusu

-Apellido/-os:Prower[Pauaa]

-Edad:21

-Altura:1'74

-Afiliación:Brecha del Caos.

-¿Transformación?¿En qué?:Y AQUÍ ESTÁ PARA TODOS USTEDES...

Spoiler:
 

-¿Afecta en algún aspecto la transformación a tu PERSONALIDAD?¿En qué?:Nada de nada.

-Descripción/dibujo:Los colores los tenéis en mi DA,pero vamos.Pelaje mayoritariamente amarillo,siendo solo algunas partes blancas.Iris de color rojo sangre.Almohadillas de los pies(en las manos no hay) negras.3 dedos por pie.Caninos levemente afilados.

Bufanda,cinturón y camisa interior morados.Chaqueta blanca,con bordes metálicos dorados.Chaquetilla interior negra,Pantalones blancos con bordes metálicos dorados.

-Poder:Caos(conocido vulgarmente como Energía X en los tiempos del legendario "Joker").Es la capacidad para alterar la Realidad a voluntad.Por fortuna para vosotros,no voy a aplicarla,sino que será el dominio básico.O lo que es lo mismo:uso de energía.

-Condición restrictiva:Inicialmente,solo podré tener 15 minutos de transformación y 2 horas de descanso.Además,no podré cambiar por mi mismo,por lo que necesitaré ayuda al principio.Cada vez que cambio el tiempo aumenta,hasta el punto en el que puedo cambiar a voluntad.Estar sin ser humano mucho tiempo hace que corra el riesgo de perder dicha forma.

El "combustible" para usar el Caos es el alma.No muero,evidentemente,pero me voy cansando física y mentalmente a velocidades alarmantes en los primeros compases del rol.

-Habilidades:

-->Carga:Los poderes son más poderosos al cargarlos.
-->Hipnosis:Capacidad para doblegar a voluntad a personas de personalidad débil.
-->Bloqueo:Provocar pequeños calambres en las articulaciones del objetivo para obligarle a tirar las armas.No siempre funciona.
-->Silencio:Sella la "voz" del objetivo durante unos minutos,evitando así que evoque conjuros.
-->Intimidar:No se si ponerlo aquí realmente,porque parece que de vez en cuando intimido a alguno que otro.En cualquier caso,sería la capacidad para hacer retroceder a ciertos enemigos.
-->Telepatía.
-->Levitación.
-->Volar.

-Capacidades físicas:
-->Velocidad inicial cercana al Mach 1.Desarrollable con el tiempo.
-->Resistente a fuerzas medias de compresión.
-->Fuerza normal.
-->Alta regeneración.Capaz incluso de regenerar miembros enteros en poco más de un par de minutos.
-->Alta agilidad.
-->Excelente sentido del olfato.
-->Buen oído.
-->Buena vista.

-Arma/-as:Sable láser inicialmente.Más adelante cambiará.

-Acompañante/-es:Koen(espíritu de luz capaz de adoptar la forma de un particular gato negro).

-Bando:Expulsar a los invasores.

-Curiosidades:
-->Cobarde en la mayoría de situaciones.
-->Evito enfrentamientos.
-->Asustadizo.
-->Paciente.
-->Conocimiento de primeros auxilios.
-->Me mareo con algunas cosas,como las luces parpadeantes que se alterar rápidamente,ciertos olores y la "animación" de los años 20-40.No es coña.Me marea muchísimo el King Kong antiguo,por ejemplo.Me da ganas de vomitar(de verdad,no como expresión).
-->Paranoide.

La historia tiene comienzo el 28 de Febrero de este año.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.


Última edición por Maximillian Prower el Lun Feb 23 2015, 01:35, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 500
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Miér Feb 18 2015, 23:59

-Nombre: Kagi (mis amigos me llaman Franky)

-Apellido/-os: Futatsu

-Edad: 20

-Altura: 1,81

-Afiliación: Sello del Equilibrio.

-¿Transformación?¿En qué?: Nephilim. A lo largo del rol puedo ir cambiando de aspecto, pero seré un nephilim desde el momento en el que me transformen.

-¿Afecta en algún aspecto la transformación a tu PERSONALIDAD?¿En qué?: Ninguno.

-Descripción/dibujo: Los únicos cambios físicos que tendré justo después de la transformación es que gano algo más de altura y masa muscular.

-Poder: Magia arcana. Energía que uso para lanzar hechizos.

-Condición restrictiva: Ninguna, pero el Vigilante es capaz de infligirme dolor hasta inmovilizarme si hago algo que no le parezca bien. Más adelante se contará qué es.

-Habilidades:
·Grito de guerra: Aumenta la velocidad y el poder ofensivo del usuario y de los aliados que hayan alrededor.
·Sed de sangre: Con posibilidad de intimidar al afectado.
·Reequipación: Cambiar equipo o armas por cualquier otro que haya guardado en un espacio especial previamente.
·Piel de golem: La piel del usuario se cubre de piedra durante un breve período de tiempo, ganando defensa.
·Andar fantasmal: Oculta todo rastro de la presencia del usuario durante un breve período de tiempo.
.Ojo de halcón: Puntería aumenta durante un breve período de tiempo.
·Intención asesina: Detectar los puntos débiles del cuerpo del enemigo.
·Ilusiones sencillas.

-Capacidades físicas:
·Capacidades físicas muy superiores al promedio humano.
·Leve regeneración.
·Resistente a venenos y enfermedades.

-Arma/-as:
·Espada larga.
·Escudo.
·SOCOM con silenciador incorporado.
·Daga.
·Naginata.
·Bombas de humo.

-Acompañante/-es: Vigilante y una yegüa "nephiliana" que puedo invocar cuando me haga falta.

-Bando: Destruir a los invasores.

-Curiosidades:
·Tardo en tomar decisiones.
·Me resulta difícil improvisar.
·Si me es posible, le dejo el mando a otro.
·No suelo hablar a menos que me pregunten directamente.
·Paciente.
·Siento mareos con referencias visuales a vampiros e incluso se me pueden ir las fuerzas hasta el punto de tener que tumbarme.
·Muchas veces parezco estar distraído.


Última edición por KagiFutatsu el Vie Feb 20 2015, 13:16, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Feather Gust
Señor Supremo de los Overuchis
Señor Supremo de los Overuchis
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 21

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Jue Feb 19 2015, 17:51

Nombre y apellidos temporales con el fin de ocultar la identidad.

-Nombre: Nuntius

-Apellido/-os: Anghelescu

-Edad: 19

-Altura: 1.64 m

-Afiliación: Inklings

-¿Transformación? ¿En qué?: Inkling

-¿Afecta en algún aspecto la transformación a tu PERSONALIDAD? ¿En qué?: No

-Descripción/dibujo: Los inklings tienen dos posibles apariencias. En primer lugar, apariencia humanoide, con orejas puntiagudas y la zona que rodea a los ojos de un color oscuro, lo que provoca un efecto similar a un antifaz. En lugar de mechones de pelo, poseen tentáculos de calamar. Su segunda apariencia es la de un calamar que coincide con el color de sus “mechones de pelo”. En ésta última forma, pueden desplazarse a través de la tinta, lo cual explicaré con más detalle en el siguiente apartado.

-Poder: Los inklings utilizan la tinta como arma y a su vez como medio de transporte. Poseen la capacidad de transformarse casi instantáneamente en un calamar de color chillón, que puede sumergirse en la tinta que han derramado, ya sea en el suelo, una pared o incluso un techo. Pueden bucear dentro de la tinta y saltar de un charco a otro, pero no pueden “teletransportarse” de un charco a otro, es decir, el charco en el que se mueven tiene que ser continuo. Moverse en forma de calamar implica una mayor velocidad y es una manera de esconderse, sin embargo no se puede atacar con esta apariencia. También puede utilizarse la tinta y la posterior forma de calamar para amortiguar una caída, por ejemplo.

Inkling masculino:

Spoiler:
 

-Condición restrictiva:

1. Su rifle de tinta sólo puede recargarse estando sumergido en un charco de tinta que hayan esparcido, y para poder entrar deben tener forma de calamar.
2. La forma de calamar es físicamente agotadora, por lo que solo puede mantenerse durante algo menos de un minuto, requiriendo un breve descanso posteriormente.
3. El color de la tinta es muy llamativo, lo que puede revelar la posición muy fácilmente.

-Habilidades:

-Respiración subacuática en forma de calamar.
-Reparación.

-Capacidades físicas: Las ya mencionadas.

-Arma/-as:

-Rifle de tinta
-Granadas de tinta
-Metal Slug, posteriormente
-Pip-Boy 3000A

-Acompañante/-es: Calamar colorido, que otorga los poderes.

-Bando: Ganar la batalla y expulsar a los invasores.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Dom Feb 22 2015, 04:03

28/02/2015.17:30

Locura.¿Qué otra palabra podría definir lo que estamos viviendo ahora?

Todo comenzó hará cosa de...¿un mes?¿Algo más,quizás?

Era un día normal.Todo parecía ser totalmente rutinario hasta que,de repente,una enorme masa carnosa con una gran boca llena de afilados dientes surgió de los cielos y arrancó la mitad de un bloque de pisos,triturándolo con sus mezquinos dientes justo después.Al poco,pequeños diablillos empezaron a correr por las calles.La mayoría conseguimos escapar.Otros no tuvieron tanta suerte y acabaron en los estómagos de las pequeñas criaturitas.

Por si no fuera poco,cada vez surgen más tipos de monstruos.¡Y encima hay gente comandándoles!

¿Una locura,eh?

Por suerte,también han surgido algunos capaces de detener a esos invasores.No son capaces de echarles,pero al menos retrasan la destrucción.Eso le hace a uno sentirse bastante más seguro y,que demonios,es Sábado.Una vueltecita no viene mal.

-Yo:¡Mamá,me voy ya!

Antes de que intente retenerme por enésima vez,salgo.Evidentemente no soy tan estúpido como para no llevar nada encima para defenderme.Un par de cuchillos puede no parecer nada,pero seguro que son capaces de salvarme de un monstruo de pequeño tamaño.

-Yo:<<La verdad es que uno llega a apreciar dar una buena vuelta al barrio cuando no eres capaz ni de ir al baño sin tener miedo a que algo pueda partir tu casa en dos...>>

No obstante,las calles dan la sensación de estar en un pueblo fantasma.No hay nadie apenas en las mismas.

Sin previo aviso,escucho como algo se empieza a romper.En medio del aire empieza a aparecer una brecha.De ella sale una extraña criatura de unos 2 metros de altura.

Spoiler:
 

Contra ese nada puedo así que,tras unos segundos totalmente paralizado por el terror,salgo por patas.Los gemidos de la bestia,cada vez más próxima a mi,hacen que mi corazón esté al borde del infarto.Repentinamente,un silbido corta el aire.Por lo que parece,también cortó la cabeza de la bestia,pues me golpea en la espalda y me tira al suelo.Me giro y veo la cara de mi salvador.Es un hombre de unos 30~35 años,de piel bastante clara y pelo largo y castaño,con una estatura similar a la mía.Viste ropajes de estilo oriental.En su mano derecha,una espada hecha de energía pura vaporiza la sangre restante del monstruo.

-Yo:G-Gracias...

Me mira de arriba abajo.Tras esto,se acerca a mi y me levanta.A continuación revisa mi cara.

-Yo:Esto...

-Hombre:Shhh.

Le miro de cerca.Se parece a alguien a quien hace mucho que no dibujo.Pero sería una locura que fuera él,¿no?Aunque,viendo los tiempos que corren...

-Yo:¿Blake Zennusen?["B(u)reik Zennsen"]

Me mira directamente a los ojos.Tras esto,me pone los dedos índice y corazón en mi frente.Cierra los ojos durante unos segundos.

-Hombre:Estás en lo correcto.Blake es mi nombre.Y,a partir de ahora,también mi nombre para ti será "maestro".

Me mete un empujón.De repente,lo que nos rodea no son edificios,sino árboles.Veo que a su espalda un portal se está cerrando.

-Blake-sama:Prepárate,porque esto te va a doler mucho.["Blake-sama" es como llamo a Blake Zennusen desde hace casi 6 años.Ya me cuesta hacerlo de otra manera XD]

Extiende sus manos hacia mi.Una serie de círculos encadenados entre sí aparecen a mi alrededor.Tras romperse,noto como algo se revuelve en mi interior.Como si algo en mi despertase.

Siento como si alguien presionase mis globos oculares.Cierro los párpados con dolor.Tras abrirlos noto como puedo ver notablemente mejor.Me empiezan a picar varias partes del cuerpo.Al arrascarlas,noto algo bajo mis dedos.Pelaje.En las manos,las uñas caen,y la zona carnosa queda al mismo nivel que el resto de la mano.El pelaje va extendiéndose por todo mi cuerpo.Me entra mucha calor.Rápidamente empiezo a perder peso,quedando notoriamente más delgado.Me empiezan a doler los pies,como si estuvieran dentro de una prensa hidráulica.Me quito los botines y veo como las uñas caen.Los dedos se unen,quedando solo tres.Bajo estos y las plantas de los pies aparecen almohadillas negras.

-Yo:¿Q-?

El dolor se empieza a extender por todo mi cuerpo.Al final de la columna noto un especial dolor.Dos largas colas empiezan a crecer,quedando cubiertas al poco por pelaje amarillo y blanco.

-Yo:¡¡UAAAAAAAAAAAAAGH!!

La parte inferior de mi cara empieza a cambiar también.se unen hasta formar un morro.Trufa incluida.

-Yo:¡¡POR FAVOR!!

Mis orejas también cambian,volviéndose bastante grandes y animalescas.El pelaje termina de cubrir mi cuerpo.Con una última sacudida de dolor,quedo al borde de la inconsciencia.

Cuando consigo recobrarme miro mis manos.Pelaje amarillo.

-Yo:¿Qué ha pasado?

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Feather Gust
Señor Supremo de los Overuchis
Señor Supremo de los Overuchis
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 21

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Dom Feb 22 2015, 14:01

28 de febrero, 09:00

Si no fuese por el hecho de que ahora tenemos recursos más limitados, en estos momentos estaría disfrutando de una buena tostada de azúcar y aceite para celebrar el Día de Andalucía. En lugar de eso tengo que conformarme con alguna galleta y poco más.
Llevamos varios días sin salir de casa. Sólo lo hacemos esporádicamente para ir a ver al vecino y escuchar las noticias en la única radio que parece funcionar. Hoy me toca a mí acercarme a su morada. No debería ser muy peligroso, vive en una calle contigua a la nuestra y me he recorrido el camino varias veces en ocasiones anteriores. Aún así, visto la ropa más oscura que tengo y salgo por la puerta.
Como era de esperar, la calle está totalmente desierta. No se oye ningún coche, el único sonido es el ocasional canto mañanero de los pájaros. De repente, un estruendo metálico interrumpe el silencio. Proviene de un callejón en dirección opuesta a la que debo dirigirme. La curiosidad puede conmigo, y a pesar de estar exponiéndome al peligro, me dirijo hacia él. Lo primero en lo que pienso es en un accidente de coche, lo cual no parece posible al ser un callejón demasiado estrecho para el paso de vehículos, con un pivote en cada extremo.
Al doblar la esquina, veo en el suelo lo que parece ser un… ¿OVNI? Es un vehículo en forma de disco hecho añicos del que sale humo. Huele a plástico y cables quemados. De repente, una extraña figura se alza, y retrocedo. Al asomarme de nuevo, veo a un extraño ser que me recuerda a los tiburones de gominola: naranja chillón por arriba y blanco por debajo. Tiene dos tentáculos, y un par de ojos saltones que no parecen haberme visto todavía, teniendo en cuenta la distancia a la que me encuentro de él. Su cabeza tiene forma de flecha, y el primer animal que me viene a la mente es un calamar, aunque parece sacado de unos dibujos animados. No puedo determinar con exactitud su tamaño, pero desde donde estoy no parece medir más de 30 centímetros.


Spoiler:
 

????: - Ayyy…

Me quedo perplejo. ¿El bicho éste puede hablar? Por si fuera poco, se alza de la pequeña nave, y parece que pueda levitar en el aire.

????: - Vaya torta me he llevado. Y encima estoy solo otra vez…

Escucho lo que dice de la distancia. Tiene voz de niño. Sin embargo, aún no me atrevo a acercarme. ¿Cómo es que puede hablar mi idioma? Podría ser uno de esos horribles monstruos intentando llamar mi atención para después devorarme, o algo por el estilo. Antes de que se dé la vuelta por completo, me escondo de nuevo. ¿Qué hago? ¿Voy a ayudarle? No puedo evitar tener la sensación de que éste no es la clase de monstruo que devora hombres. Con un suspiro, y esperando no haber tomado una mala decisión, doblo la esquina y me adentro en el callejón. En cuanto me ve, el calamar se esconde rápidamente detrás de los restos de su pequeña nave. Me acerco lentamente. Se asoma una vez, pero vuelve a esconderse. Cuando llego a donde se encuentra, veo que está temblando.

Yo: - ¿…Hola?

Se encoge. Parece que le dé miedo.

????: - ¡N-no me comas! ¡S-sé que vosotros os coméis a los téutidos!

Yo: - ¿Eh? Pensaba que tú me ibas a comer a mí.

????: - ¿…Cómo?

Parece algo más tranquilo. Se da la vuelta y me mira con sus enormes ojos.

????: - Pero… vosotros os coméis a los téutidos…

Yo: - Bueno, yo no voy a comerte…. ¿Qué te ha pasado?

????: - …Creo que soy el único de mi especie que ha llegado a vuestro planeta. Me puse a buscar a otros con mi nave, pero me despisté, perdí el control y he acabado aquí. Ahora mi nave no sirve de nada, y ya no puedo seguir buscando. Con este cuerpo no.

Yo: - ¿Ese no es tu cuerpo de verdad?

????: - Aún no te lo he explicado. Verás… soy un inkling. Tenemos dos formas. Una que se parece mucho a la tuya, la humanoide, y ésta que tengo ahora, la de téutido. No sé por qué, pero no puedo volver a mi forma humanoide… Normalmente me cansaría mucho estar en ésta forma, pero parece que me he acostumbrado de alguna manera.

Me cuesta procesar toda esta información, pero al menos parece que el calamar éste no supone ningún peligro.

Yo: - ¿Cómo te llamas?

????: - Zeopos.

Yo: - ¿Zeó-pos?

Zeopos: - Sí.

Yo: - ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarte?

Zeopos: - A ver por dónde empiezo… Sé que hay otros seres que también han llegado a vuestro mundo, pero en grandes números.

Yo: - Sí, eso ya lo sé. Por eso nadie se atreve a salir a las calles.

Zeopos: - Pero me refiero a seres que vienen de mi mundo y que han acabado en éste, en el bando de los invasores. Son los Octopoda, son enormes y tienen 8 brazos…

Yo: - Ah… ¿Pulpos…?

Zeopos: - Y sé que también os los coméis. Aunque con eso no tengo ningún problema.

Yo: - A la gallega…

Zeopos: - ¿Hm?

Yo: - Nada, nada. Sigue, por favor.

Zeopos: - El caso es que al ser el único de mi especie en vuestro mundo, voy a necesitar ayuda para expulsar a los Octopoda. ¡Y… tú eres el elegido para ayudarme!

Me señala con uno de sus tentáculos.

Yo: - ¿Por qué he sido yo el elegido?

Zeopos: - Pues… Porque eres el primero con el que me he topado. Je je…

Yo: - Ah…

Zeopos: - ¿Me ayudarás? ¿Por favor? Tenemos que expulsar a los invasores. Y además creo que así podré volver a casa y tener forma humanoide de nuevo. Por cierto, mi mundo se parece mucho al vuestro… ¡Podrías visitarnos alguna vez!

Yo: - Ya, ya… Bueno, ¿qué hago para ayudarte?

Zeopos: - ¡Oh! Te va a encantar, ¡mira!

Se dirige rápidamente al “maletero” de su nave. De él, saca una especie de cápsula con un botón. Me lo da.

Zeopos: Sujétalo fuerte en tu mano y pulsa el botón.

Desconfío un poco al principio, pero no puedo resistirme. Es demasiado mono como para no echarle una mano. Pulso el botón, y tras un chasquido y una vibración, la cápsula me escupe un líquido azul a la cara.

Yo: - ¡AAARGH! ¿Qué es esto?

Suelto la cápsula, y me quito el pringue azul de la cara con las manos. Observo con terror cómo se ha quedado pegado a mis manos, y va extendiéndose por mis brazos hasta llegar al torso.

Zeopos: - ¡Tranquilo! ¡Si te relajas no te va a doler! O eso ponía en las instrucciones…

El pringue sigue ascendiendo  hasta llegar a mi cara, y entra por la boca. Cierro los ojos, esperando que pase lo antes posible. Noto un fuerte dolor que hace que quiera gritar, pero no puedo.

Yo: - !!!!!

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Al abrir los ojos de nuevo, me encuentro a Zeopos delante de mí.

Zeopos: - ¿Estás bien?

Me incorporo. Por alguna razón me siento más bajito, pero supongo que es por el mareo.

Zeopos: - ¡Mira, mira!

De detrás suya saca un enorme espejo, que planta delante de mí.

Zeopos: - ¿Qué te parec-

Yo: - ¡¿QUÉEEEEEEEEE?!

No puedo creer lo que estoy viendo. Ya no tengo pelo. En lugar de eso parece que tenga un calamar de color azul en la cabeza, con sus dos tentáculos colgando a los lados. El contorno de mis ojos es de color negro, parece que llevo un antifaz. Abro la boca, y veo que algunos de mis dientes son más afilados. Mis orejas son también más puntiagudas y mi ropa también parece haber encogido un poco. (Por ahora imaginad al personaje que puse en mi ficha, pero con ropa oscura de invierno XD)

Yo: - ¡¿Pero qué me has hecho?!

Zeopos: - ¡Ahora eres un inkling, como yo! Esa es nuestra forma humanoide.

Yo: - Pero si parezco un caco sacado de un libro de colorear, por Dios.

Zeopos: - Eso no es todo. ¡Mira esto!

Saca otras dos cápsulas del maletero y me las enseña.

Yo: - ¡Ni hablar!

Zeopos: - Tranquilo, éstas guardan objetos.

Las activa, y de una de ellas sale lo que parece ser una pistola de agua, y de la otra una bombona. De ésta última sale un tubo que parece ir unido a la pistola.

Zeopos: - ¡Ponte la bombona y prueba la pistola, ya verás!

Hago lo que me dice. Una vez tengo el equipo puesto, apunto a una pared del callejón con el rifle recién adquirido y disparo. Del cañón sale un montón de tinta de color azul, que en cuestión de segundos empapa la pared y el suelo.

Zeopos: - Ponte encima de la tinta, concéntrate y piensa en un téutido.

La situación empieza a parecerme un poco ridícula, pero sigo haciendo caso a sus indicaciones. Me concentro en lo que me ha dicho. Un calamar… Un calamar…

¡POF!

Caigo al charco de tinta, pero me doy cuenta de algo extraño. Estoy… ¿buceando? Y puedo respirar debajo de la tinta. Tengo una sensación extraña que me recorre todo el cuerpo. Intento mirarme los brazos, pero en su lugar, veo unos tentáculos. Me asusto y salto fuera del charco, concentrándome en volver a ser humano. Afortunadamente lo consigo con poco esfuerzo. La tinta en la que estoy empapado poco a poco va resbalándose hasta llegar al suelo; es como si ahora fuese… ¿hidrofóbico? O algo así.

Yo: - ¿Eh..? ¿Qué…? ¿Ah…?

Zeopos: - ¿Ves? Te dije que los inklings tenemos dos formas, la humanoide y la de téutido. Ya te acostumbrarás.

Doy un largo suspiro. Todo esto me parece de locos, y me pregunto si habrá sido una buena idea ayudar a Zeopos. Espero que ésta forma sea temporal. Miro al maletero de Zeopos, y veo que tiene unas cuantas cápsulas más.

Yo: - ¿Qué son las otras cápsulas?

Zeopos: - Tengo raciones, una bicicleta… Ah, esa de ahí es un tanque… Un ordenador de muñeca la de ahí al lado…

Yo: - ¡¿Un tanque?!

Zeopos: - Jeje, ¡sí! Ya lo verás.
Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 500
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Mar Feb 24 2015, 01:17

Nuestro planeta está siendo asolado por lo que parece ser una invasión alienígena. Probablemente ya estaríamos todos muertos o esclavizados si no hubiera sido por "ellos". Un grupo de gente con poderes y armas que hasta ahora han estado manteniendo a raya a los monstruos. Es a ellos a quienes tenía que agradecer por que tanto mi familia como mi casa estuvieran todavía enteras. Aunque, como ya podría haber previsto de leer cómics de Marvel, no eran perfectos. De vez en cuando se les iba los combates de las manos y provocaban daños colaterales, estando envuelto en uno de ellos mi padre. Afortunadamente sólo se fracturó la pierna.

Día 1 de Marzo. Esta mañana nos enteramos de que Vitalia, una residencia de ancianos, había sido víctima del ataque de los extraterrestres, que ya habían sido reducidos por los vigilantes antes mencionados. Allí era donde vivía actualmente mi abuela. Como era de esperar, mi madre se va lo más rápido posible al lugar del incidente. No sin antes dejarme claro que cuidara de mis hermanos, ya que mi padre no podía levantarse aún de la cama.

De repente, escucho un sonido que viene de afuera. Salgo del salón y me dirijo al estudio, dejándoles claro a mis hermanos que se quedaran donde estaban. Me veo sorprendido nada más mirar por la ventana. Un objeto envuelto en llamas cae del cielo. Éste se estrella en una de las casas que hay al otro lado de la calle y la hace estallar. El golpe hace añicos los cristales que hay alrededor. Yo tardé un rato en ponerme en pie después de que me tirara el temblor que provocó el impacto. Me dirijo a la entrada y abro la puerta. No sabía qué era lo que había caído, pero no podía dejar que fuera lo que fuera saliera y nos hiciera daño. Cojo el paraguas más grande del paragüero de la entrada y me aventuro a lo ahora desconocido.

Lo que había caído había destruido por completo la casa, dejando sin esperanzas de que quienes estuvieran dentro siguieran con vida. Me voy acercando con lentitud hacia el lugar del impacto hasta salir del pequeño patio delantero de mi casa. Es en ese momento cuando los escombros de la casa recién destrozada se mueven. Con los pies paralizados por el miedo, me quedo ahí de pie tratando de ponerme en guardia con la única arma que llevaba a mano. De los restos sale una figura humana. Mientras trata de recuperar el aliento, mira a su alrededor y termina por posar su mirada en mí. Se trata de una mujer de cabello liso y rojo oscuro que le llegaba a los hombros. Otros factores que me llaman la atención es la gabardina marrón que lleva puesta y sus intensos y brillantes ojos de color verde, pero no tiene verde sólo el iris, sino todo el globo ocular. Una gigantesca garra sale de los escombros y golpea a la desprotegida mujer. Ésta es lanzada a la verja de mi casa, apenas a metro y medio de mí. La garra se muestra por completo, siendo seguida por su dueño. Una bestia de tres metros de alto, muy corpulento por sus enormes músculos, con la espalda cubiertas de largas y afiladas púas, y con una gran boca llena de puntiagudos dientes. El monstruo avanza hacia un coche volcado y lo coge con sus fuertes brazos. Lo lanza a nuestra dirección. Yo me tropiezo y caigo hacia atrás sentado.

Cuando el vehículo está apunto de aplastarme, veo a la mujer pelirroja aparecer delante de mí y aguantar el coche con sus manos. Lo lanza a la bestia, que lo recibe justo en la cara. Acto seguido, mi salvadora se arranca la manga izquierda de la gabardina para mostrar un brazo biónico, el cual transforma en un arma con la que empieza a disparar. No sé si le hacía daño a aquel demonio, pero si parecía molestarse por cada vez que lo alcanzaba. Finalmente se lanza para luchar cuerpo a cuerpo. La misteriosa joven salta al cuello de su oponente a la vez que sacaba una katana de su gabardina. Se la clava en la garganta y se la rebana costosamente, no sin gritar. Cae al suelo de pie y agotada mientras la abominación cae boca abajo.  

Cuando parece que todo ha acabado, el monstruo explota, despidiendo de él, aparte de sangre y órganos, esas peligrosas púas que tenía en la espalda. Yo, que ya estaba en el suelo, me tumbo cubriéndome la cabeza. Ahora sí que había terminado el enfrentamiento, aunque no con aquella valerosa heroína como completa vencedora. Ella está a mis pies, inerte, con algunas de esa púas clavadas en el estómago y en el pecho. Todo aquello podría haberme parecido genial detrás de una pantalla, pero aquella muerte lo había arruinado todo. Me encuentro allí sin saber qué hacer, manchado tanto por la sangre del monstruo como de la mujer y poniéndome malo por el olor a muerte.

De pronto, un humo extraño sale de ella. Este humo se concentra y toma la forma de un espectro, uno que recordaba haber visto antes.

Spoiler:
 

-Espectro: ¡Zorra inútil, ya podías haberte molestado en morir en un lugar más cercano!

Intento arrastrarme poco a poco para escapar.

-Espectro: Si llego a saber que harías esa estupidez de volarnos por los aires, ¡te habría sacado las tripas yo mismo-!

Se percata de mi presencia y se gira en mi dirección.

-Espectro: Bueno, al menos no me iré con las manos vacías.

Se va acercando a mí.

-Espectro: Hola, mi nuevo mejor amigo, no te asustes, no muerdo... no siempre.

Pone una de sus manos, que acababan en puntiagudos y afilados dedos, sobre mi pecho.

-Espectro: Tras una "exhaustiva investigación", has sido elegido para ejercer uno de los mejores trabajos que podrías haber conseguido en este mundo. Esto sólo te va a doler un "poquito".

Me atraviesa con fuerza. Yo no puedo hacer otra cosa que gritar lo más alto que jamás pensé que podría y ver cómo todo se volvía negro.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Mar Feb 24 2015, 15:00

Estoy totalmente en shock.Miro mis manos,sin saber que hacer.Todo se siente raro en mi.Incluso la sensación de estos nuevos dientes es nueva.Escucho el sonido de Blake-sama al moverse.Alzo la vista.

-Blake-sama:Siento no haberte avisado.

Me ofrece la mano para levantarme.Cuando lo hago,noto lo extraño de mis actuales pies.Pierdo un poco el equilibrio y Blake-sama me coge.

-Blake-sama:¿Estás bien?

-Yo:Algo...mareado...

Mi voz suena diferente también.Con ayuda,llego a una roca y me siento en ella.Veo como Blake-sama crea un vaso y lo llena de agua.Me lo da y bebo con avidez.

-Blake-sama:Quizás quieras ver tu actual aspecto...

-Yo:Por favor.

Genera un espejo.Me da un vuelco el corazón.Soy él.Es decir,él es yo.Pero no Blake-sama.Me toco la cara.

-Yo:Soy...Soy...

-Blake-sama:Permíteme que me presente.Soy-

-Yo:¡JAJAJAJAJA!¡SÍ!¡MAXIMILLIAN PROWER HA VUELTO!

Cierro la boca al darme cuenta de la falta de respeto que he cometido al interrumpirle.Pero es increíble.Maximillian Prower.Wow.

-Yo:Perdón.

-Blake-sama:No esperaba esa reacción,ciertamente.Mejor así.

Me quedo mirándole.

-Blake-sama:Como antes dijiste,soy Blake Zennusen.Soy un demonio con una edad concebible dentro de vuestros "antes de Cristo".Así mismo,soy el creador de la escuela del Caos,en la cual acabas de ingresar.

-Yo:¿Por qué yo y no otro?

-Blake-sama:Porque otros no tienen tu alma.

Extiende una mano.Una esfera energética aparece sobre ella.

-Blake-sama:Nuestra escuela consiste en la manipulación de la Realidad.Como es más que evidente,tal poder no se puede poner en manos de un novato.

-Yo:¿Por qué no lo usáis para detener esta guerra?

Me mira mientras deshace la esfera energética.

-Blake-sama:No puedo intervenir directamente en la guerra.Hoy te he salvado porque buscaba a alguien.Y ese alguien eres tu.

Se sienta a mi lado.

-Blake-sama:Nosotros,los maestros del Caos,velamos y buscamos una paz universal.O lo intentamos,al menos.No somos dioses y fallamos.Aquí es donde entras tu.Vas a ser el que represente a nuestra estirpe en esta guerra,así que esfuérzate al máximo.

-Yo:Todavía no he dicho que quiera participar en la guerra.Es más.Aunque me guste este aspecto,me habéis cambiado sin preguntar.Y no me hace gracia.

-Blake-sama:Comprensible.Pero estoy seguro de que estás deseando que esto acabe.¿Me equivoco?

-Yo:...¿Y quién no?

-Blake-sama:Muchos.También se están reclutando a personas para diversas facciones y,dentro de las mismas,bandos.Hay personas que solo quieren ver arder el mundo,joven Max.

Me quedo en silencio.

-Yo:¿Qué he de hacer?

Me sonríe.

-Blake-sama:Lo sabes de sobra.Expulsar a esos invasores.Yo te enseñaré a defenderte.

Algo aparece en su mano derecha y me lo lanza.Tras rebotar varias veces entre mis manos,logro agarrarlo.

-Yo:¿Un sable láser?

Asiente.

-Blake-sama:Enciéndelo.

Lo hago.Tiene la hoja roja.

-Blake-sama:Por la noche,el rojo intimida más y te puede hacer las cosas más fáciles.

Lo apago y me pasa otro.Este tiene la hoja azul.

-Yo:¿"Por la noche"?

-Blake-sama:El peligro puede surgir en cualquier lugar y hora.

Señala los sables.

-Blake-sama:Esos son provisionales.Con el tiempo,tendrás un arma propia.Una solo para ti.

-Yo:¿Y el Caos?

-Blake-sama:Hay diversos niveles.De menor a mayor,son "Restricción","Energía","Astra","Alma" y "Realidad".Tu vas a aprender solo hasta las de energía,las cuales abarcan el control energético y elemental.Con restricción podrás inhibir temporalmente a tus rivales,haciendo cosas como obligarles a tirar su equipamiento,sellar su voz para evitar que lancen hechizos o hipnotizarles.

-Yo:¿Cuando empezamos?

-Blake-sama:Antes de eso,piensa en lo que se te viene encima.Tendrás que luchar a vida o muerte constantemente.Posiblemente perderás muchas de las relaciones que tienes por tener que atender otros quehaceres.Y,posiblemente,cuando acabe la guerra,tendrás que abandonar la Tierra.

Se queda en silencio.

-Blake-sama:¿Estás listo para eso?

-Yo:Yo...No lo se.Tengo que pensarlo.

Sonríe.

-Blake-sama:Por supuesto.Pero no tardes mucho.

Chasquea los dedos.El dolor vuelve a mi,tornando poco a poco a mi forma anterior.Tras esto,pasa una mano por el aire.La esfera de antes aparece y se acerca a mi.

-Blake-sama:Te presento a Koen.Es un espíritu de luz.A partir de ahora,te acompañará allá donde vayas.

-Yo:No puedo ir con una bola energética al lado todo el tiempo...

-Koen:Es de mala educación hablar en tercera persona de alguien a quien tienes delante.

Me aparto sobresaltado.

-Yo:P-Perdón.

-Koen:Hm.Tendré que "parecer normal" entonces.

Cambia de forma hasta que adopta la apariencia de un gato antropomorfo de algo menos de un metro.

-Blake-sama:Gato normal,Koen.

Cambia hasta lo normal.

-Blake-sama:Si tienes que contactar conmigo,hazlo a través de él.

Crea un portal a mis pies.Cuando termino de caer,veo que estoy en el porche de mi casa.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Feather Gust
Señor Supremo de los Overuchis
Señor Supremo de los Overuchis
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 21

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Miér Feb 25 2015, 18:30

- Yo: - Bueno, ¿ahora qué? No puedo ir por ahí con estas pintas.

- Zeopos: - ¿Cómo que no? ¡Me acabas de decir que me vas a ayudar! Además, no tienes que estar así todo el rato… Vuelve a coger la primera cápsula que te di.

Miro hacia el suelo, buscando la cápsula que dejé caer antes. La encuentro a mis pies.

- Zeopos: - Ahora pulsa el botón de nuevo.

Una vez más, hago lo que me dice. En cuanto aprieto el botón, una especie de líquido de color azul comienza a salir de mis poros. En unos segundos, estoy totalmente cubierto por él, y tras unos momentos de intensa incomodidad, la cápsula cae de nuevo al suelo. Zeopos vuelve a plantar delante de mí el espejo de antes: Para mi alivio, vuelvo a ser como era.

- Yo: - ¿No hay una manera menos abrumadora de hacer el cambio?

- Zeopos: Que yo sepa no… Pero ya te acostumbrarás.

No podemos quedarnos aquí todo el día. De hecho, inmediatamente recuerdo para qué había salido de casa en primer lugar, y espero no estar retrasándome demasiado.

- Zeopos: - No me vas a dejar aquí solo, ¿verdad?

- Yo: - No, hombre, pero aún no sé dónde vas a esconderte. Creo que no me va a quedar otra que llevarte a mi casa, pero mejor que aún nadie sepa que estás rondando por aquí. La mayoría de la gente asumiría que todo lo que viene de otros mundos tiene la intención de devorarnos, así que ya te puedes hacer una idea de lo que pasará si te ven.

- Zeopos: - Ya…

- Yo: - Pero bueno, ya se nos ocurrirá algo.

Le doy unas palmaditas en la “espalda”.

- Yo: - De momento, métete en mi mochila. Tenemos suerte de que la suelo llevar a todos lados.

Cojo las demás cápsulas y las guardo en el bolsillo delantero de mi mochila. Ya tendremos tiempo de echarles un ojo más tarde. Antes de partir, aparto con el pie el vehículo destrozado, que para mi sorpresa es más ligero de lo que esperaba.

--------------------------------------

Después de una corta visita al vecino, intentando por todos los medios que nadie descubriese a Zeopos, me dirijo de nuevo a casa. Abro la mochila por el camino para dejarle salir. En cuanto lo hago, sale de golpe y empieza a flotar alrededor de mí.

- Zeopos: - Por fin. Se me han quedado los tentáculos dormidos de estar ahí apretado tanto tiempo.

- Yo: - Para dentro de nuevo, que ya estamos llegando a mi casa.

- Zeopos: - Arghff…

No puedo evitar dar vueltas al hecho de que la situación sigue pareciendo totalmente absurda, pero intento quitarme el pensamiento de la cabeza. Al llegar a casa, y tras ser interrogado por mis padres sobre mi tardanza, subo corriendo a mi cuarto, y cierro la puerta tras mí. Vacío los bolsillos la mochila sobre mi cama, dejando caer sobre ella todo el contenido, Zeopos incluido.

- Yo: - A ver, ¿qué otras cosas tenías por ahí?

- Zeopos: - Bueno, no vamos a sacar la bicicleta o el tanque aquí dentro, así que échale un ojo al ordenador de muñeca.

Cojo la cápsula correspondiente. En la etiqueta pone:

Pip-Boy modelo 3000A
Ordenador de muñeca

Lo cual me deja perplejo. Ansioso por ver el contenido, pulso el botón de la cápsula con mi mano izquierda. En unos pocos segundos, mi antebrazo luce un reluciente Pip-Boy. Me cuesta creérmelo. Al mirar la pantalla, veo justo lo que me esperaba: Fecha y hora, un mapa de la zona que me rodea, un pulsómetro y un contador Geiger, aunque no sé para qué me va a servir éste último por ahora. Para ser sinceros, me interesa aún más el contenido de la cápsula con el tanque. Tomando la cápsula con cuidado, leo su etiqueta:

Super Vehicle-001 “Metal Slug”
Vehículo acorazado monoplaza

- Yo: - Esto va a molar.
Volver arriba Ir abajo
Flash Sentry best pony
Iniciado
Iniciado
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 21
Localización : Con mi melocotonero

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Miér Feb 25 2015, 20:25

-Nombre: Flash

-Apellido/-os: Sentry

-Edad: 19

-Altura: 1,79 cm

-Afiliación: Medians

-¿Transformación? ¿En qué?: Jakkai

-¿Afecta en algún aspecto la transformación a tu PERSONALIDAD?¿En qué?: Se vuelve muy arisco en cuanto se habla de su estatura.

-Descripción/dibujo: Jakkai con un mechón de pelo blanco tanto en la cola como en la cabeza.

-Poder: Magia de viento.

-Condición restrictiva: Debe estar Rhea cerca para poder efectuar la transformación, tanto en una dirección como en la otra. Y que ella quiera realizarla, claro.

Al estar en forma humana posee un gran poder mágico, así como un amplio repertorio de hechizos. Al cambiar de forma, pierde ese poder, siendo solamente capaz de usar dos hechizos.

-Habilidades:

  • Burbuja mágica: Un escudo esférico al conjurador o una área elegida. Solo puede destruirla un ataque o hechizo de mayor poder.
  • Estallido mágico: Hechizo mágico básico consistente en conjurar una esfera de energía mágica y lanzarla contra el oponente.
  • Asistencia: El conjurador canaliza su propio poder mágico hacia otro conjurador, quien recibe un incremento de poder en un único ataque.
  • Ráfaga de viento: El conjurador concentra aire frente a él antes de lanzarla a gran velocidad, creando una poderosa ráfaga de viento.
  • Cuchillas de viento: Conjura energía de viento en la forma de dos bumerangs, las cuales puede usar como arma cuerpo a cuerpo o arrojadiza.

En su forma Jakkai, solo puede usar la Burbuja y las Cuchillas.

-Capacidades físicas:

  • Fuerza superior a la humana.
  • Agilidad muy superior a la humana.
  • Gran oído y olfato.

-Arma/-as:

  • Espada corta
  • Rodela
  • Arco

Al cambiar de forma a Jakkai las armas cambian para adecuarse a su tamaño, pasando a usar una daga en vez de espada.

-Acompañante/-es: Rhea-Hada

Spoiler:
 

-Bando: Expulsar a los invasores.

-Curiosidades:

  • Posee un colgante hecho con un cristal de viento el cual, según Rhea, es el que le otorga la posibilidad de usar magia.
  • Al ser un usuario de viento, todos sus hechizos son verdes.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Jue Feb 26 2015, 16:55

Koen se esconde antes de entrar en casa.El interrogatorio y la revisión son exhaustivos,pues la parte por la que salieron mis colas de los pantalones en la transformación está perforada,así como los calcetines destrozados.Además,tengo una mancha de sangre en la espalda.Les digo la verdad...a medias.Un tipo me salvó cuando un bicho estaba a punto de devorarme.Me dicen que no salga,que es peligroso...Bah.

-Yo:No podemos quedarnos siempre en casa.Salgo con más protección y ya está.

-Mamá:No tienes por que correr riesgos.

-Yo:Tampoco tengo por que quedarme siempre encerrado.

Antes de que digan nada más,pongo la excusa de estar cansado para subir a mi cuarto.Cierro la puerta y abro la ventana para que Koen,en su forma de esfera energética,pueda entrar.

-Koen:Ya era hora.

-Yo:Perdona.

Me tumbo en la cama.Koen empieza a pulular por el cuarto.

-Koen:¿Y bien?¿Qué vas a hacer?

Me tapo la cara.

-Yo:...No lo se.

Koen adopta la forma intermedia y me pasa la bolsa donde llevaba los sables.

-Yo:Cuidado con esa forma aquí.

-Koen:Tranquilo.Si quiero,solo Blake y tu me veréis.

Suspiro.Todavía tengo tiempo para pensar...

_________________________________________________________________

01/03/2015.11:30

No dejo de pensar en la puerta que ahora se abre ante mi.¿Debería traspasar el portal,aun sabiendo que la habitación a la que da está llena de falsas losas y fosos de arenas movedizas?¿O debería quedarme en mi cuarto,a pesar de saber que en cualquier momento las paredes se vendrán abajo y me aplastarán?

-Koen:¿No te terminas de decidir?

-Yo:No.Es algo que no se puede decidir a la ligera.Aunque soy consciente de que no tengo mucho tiempo...

El silencio invade mi cuarto unos minutos hasta que,sin previo aviso,un gran estruendo resuena por toda la calle.Me pongo rápidamente en pie.

-Yo:¡¿Qué es eso?!

-Koen:Ha aparecido uno grande.Y muy cerca.

Noto una leve brisa de aire a mi espalda.Al girarme,veo a Blake-sama.

-Blake-sama:¿Qué vas a hacer?

-Yo:...¿Qué remedio,no?

Doy un par de vueltas por el cuarto.

-Yo:¿Cómo vuelvo a mi estado anterior?

En la mano de Blake-sama aparece un pequeño frasco cuyo contenido es una masa blancuzca y en movimiento.

-Blake-sama:Esta sustancia se llama Gel'ar.Te permitirá convertirte nuevamente a tu otra forma.Así mismo,irá alterando tu ADN para que,llegado el momento,no lo necesites para cambiar.

Cojo el frasco y vierto el Gel'ar en mi mano.Rápidamente va extendiéndose por mi cuerpo,entrando por todos los poros y orificios.Aunque dolorosa,esta transformación no lo es tanto como anterior.Aun así he de sentarme en mi silla tras cambiar.

-Blake-sama:Tienes 15 minutos de transformación.Con el tiempo podrás estar todo lo que quieras.

Me pongo en pie.Se acerca a mi y,tras generarla,pone ropa en mis brazos.

-Blake-sama:Cambiate rápido y salimos.

Tras hacerlo bajamos.

-Blake-sama:No te preocupes por los vecinos.Tanto ellos como tu familia están dormidos.

-Yo:Está bien.

Empuño uno de los sables láser.

-Blake-sama:Evidentemente no voy a entrar en detalles ahora.Si quieres usar tus habilidades,concéntrate en lo que quieras recrear.

Asiento.Salgo de casa y veo que todo el alboroto viene de uno de los extremos de la calle.

-Yo:Vitalia.

Empiezo a correr.He de moderarme,pues nada más dar un par de pasos me percato de lo veloz que soy.Al acercarme veo que el monstruo mide unos 8 metros.Me asusto sobremanera y quedo paralizado.

-Yo:<<E...Es enorme...>>

La gente corre a mi lado.Uno de ellos se choca conmigo.Ambos nos miramos.Es una mujer de unos 50 años.Su expresión denota terror.

-Yo:Tranquila.

La ayudo a levantarse.

-Yo:Intentaré detenerlo.

Aun con el corazón encogido,enciendo el sable láser y corro hacia el monstruo.Como si fuera mantequilla,el pie del monstruo es seccionado por mi espada.El grito de dolor de la criatura hace que los cristales de la residencia exploten.

-Monstruo:Tu...Daño...Muerto...

Extiende su mano hacia mi.El hecho de que pueda hablar me pilla de sorpresa y consigue atraparme.La presión del agarre en altísima.

-Yo:¡Suéltame!

Intento zafarme,pero no puedo.La tensión empieza a paralizarme.

-Yo:<<Tranquilo,tranquilo...>>

Me concentro.

-Yo:¡Shinken!

Tres espadas de energía se materializan a mi alrededor y van volando hacia la cabeza del monstruo,consiguiendo seccionarla.Noto como gran parte de mi energía se evapora.El ahora decapitado cuerpo cae al suelo,haciendo que me dé un curioso espaldazo contra el mismo.Tras liberarme de la presa,miro a mi alrededor.Todavía quedan algunas personas por aquí.Una parte del edificio ha quedado destruida,pero no parece que hayan daños personales.

-Yo:Menos mal...

Me siento.La gente empieza a acercarse cuando,sin previo aviso,el monstruo empieza a evaporarse...menos la cabeza,que empieza a cambiar.

-Yo:¡No se acerquen!

Me pongo delante de ellos.De repente,una chica de candente pelo rojo aparece en escena.

-Chica:¡TODOS FUERA!

Saca una espada.

-Yo:Pero...

-Chica:Tu ya te has encargado del otro.Déjame este a mi.

Sin pensárselo dos veces,todos empiezan a despejar la zona.Entre el gentío me parece ver a la madre de Franky.Claro.La abuela de Franky está en Vitalia.

-Chica:Voy a llevarme a este monstruo de aquí.

-Yo:Te ayudo.

Niega con la cabeza.

-Chica:Vete.No necesito tu ayuda.

Aunque egoísta,me gusta la idea de irme.Ya he tenido suficiente terror por hoy.

-Yo:I-

Me da un golpe,con el cual me manda bastante lejos.

-Chica:¡Lárgate,novato!

Da un golpe al monstruo para alejarlo de la zona y empieza a seguirlo.Todo es quietud ahora.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 500
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Lun Mar 02 2015, 01:28

Renace. Esa es la palabra que resuena en mi cabeza y me despierta. Me encuentro flotando a unos dos metros del suelo y en el interior de una columna de luz. Siento mi cuerpo más fuerte y con más energía de la que nunca antes había gozado. Estoy en un cuarto vacío y circular. De la nada, aparece el ser que en ese momento recuerdo que me había "asesinado", aquel que yo conocía a través de otro medio como "Vigilante".

-Vigilante: Buenos días, princesa durmiente, se le traería el desayuno a la cama, pero, como puede ver, no hay cama. Ja-ja-ja-ja. Andando.

De un movimiento de su brazo, la luz se desvanece y me deja caer. No me veo tan resentido por la caída como esperaba y me levanto sin problemas. El Vigilante sale por la única puerta que hay, por la que enseguida voy. Lo que se me presenta parece ser una ciudad ambientada en la Edad Media europea. Pero está vacía. No oigo nada que no sean mis propios pasos. Eso cambia cuando se oyen los de otro corriendo. El nuevo personaje se detiene ante el Vigilante, que tenía delante de mí. Es un hombre joven al que se le notaban los músculos, de pelo rubio y ondulado que le llega a la altura de los hombros. Lleva una cota de mallas y armadura que le cubren los brazos y las piernas por completo. También le ondulaba con el viento una capa roja. Al igual que la joven que me había salvado la vida, tiene un color brillante de ojos que le cubren ambos globos oculares, siendo en este caso el celeste.

-Hombre: ¡Vigilante!, ¡¿dónde está?!

-Vigilante: ¡Dame una descripción mucho más precisa si quieres que te de una respuesta adecuada, Vanidad!

-Vanidad: ¡Alex, Alexandra!, ¡¿quién si no?!

-Vigilante: Ah, Dolor... Pues, vamos a ver cómo te lo cuento con tacto... sí, digamos que vas a tener que buscarte a otra zorra que te la chupe.

-Vanidad: ¡Deja de hablar así de ella!

Intenta darle un puñetazo al espectro, pero éste se aparta y acabo recibiendo yo el golpe, lo que me tira al suelo y me hace escupir sangre.

-Vigilante: Al menos sabemos que la transformación ha ido muy bien en ti, porque en otro caso te habría arrancado la mandíbula.

-Vanidad: ¡Me da igual, sólo dime dónde está de una vez!

-Vigilante: ¡¿No sabes leer entre líneas, rubito?!, ¡está muerta, demonios, MUERTA!

Al llamado "Vanidad" se le ve que entra en shock. Se arrodilla y pone sus manos en el suelo. Su respiración acelera.

-Vanidad: No puede ser cierto...

Me levanto lentamente, sin saber qué decir o hacer. De pronto, me mira con odio.

-Vanidad: ¡¡Tú!!

Se levanta y corre hacia mí. Me agarra por el cuello y me pega a la pared con brusquedad.

-Vanidad: ¡Seguro que tú has tenido algo que ver, sino no estarías aquí!

Justo cuando va a golpearme, su rostro manifiesta dolor y me suelta. Cae retorciéndose y cubierto por un aura oscura.

-Vigilante: ¡Deja de buscar culpables aquí, aprendiz de jinete!

Veo al Vigilante con la mano alzada y cubierta por la misma aura. Esta se desvanece, deteniendo el castigo infligido al otro.

-Vigilante: Sabes de sobra quiénes son los responsables...

Se acerca al abatido.

-Vigilante: Lo que indica que tu trabajo ha dejado mucho que desear.

Vanidad intenta agarrarlo con rabia, pero el Vigilante se escabulle con facilidad. Al poco mira al suelo y empieza a sollozar.

-Vigilante: ¡Vamos, deja que se ahogue en sus propias lágrimas! Nosotros tenemos trabajo que hacer.

Vuelvo a reincorporarme. Sigo al espectro lentamente, sin apartar la mirada de aquel hombre consumiéndose en el dolor.

Al rato entramos en una catedral, en la que destacan cuatro esferas de cristal, cada una encima de un pedestal al final de la sala. Llevaba desde hace rato dejando que me comiera el miedo. Ya sospechaba que me querrían convertir en un soldado para ellos, que fuera por ahí matando monstruos, y que acabaría como la mujer que me salvó, como el hombre que estaría todavía llorando su pérdida o algo mucho peor. Es en ese momento cuando veo que ni me dolía la cara ni sangraba por el porrazo de antes. Nos acercamos a las esferas. La que está más a la izquierda se ilumina de color rojo.

-Esfera roja: Bienvenido, joven. Has sido traído aquí para ser asignado con una misión muy importante.

La esfera a su derecha desprende luz verde.

-Esfera verde: Una misión de la que podría depender tu mundo natal.

Otra se torna negra.

-Esfera negra: Ahora tienes el físico en crecimiento de un nephilim e incluso la magia arcana con la que nacen, pero el ritual no está completo.

La última es de color púrpura.

-Esfera púrpura: Recibe ahora nuestro aliento de poder, joven nephilim, y cumple con tu cometido.

De las esferas surge un aura que me envuelve y absorbo.

-Esfera verde: Está hecho.

-Esfera púrpura: Ahora tienes acceso a las cuatro escuelas de combate de los nephilims. Dales un buen uso.

-Esfera roja: Recibe ahora tu primer equipamiento. Será temporal, sólo si lo deseas.

Una columna de luz aparece ante mí y aparece flotando de arriba lo que me pareció que llevaba puesto la mujer que me salvó.

-Yo: Esto es de ella... ¿trajisteis su cuerpo?

-Vigilante: ¿Qué disparates dices?, ¿de qué nos sirve un cuerpo muerto que se descompuso minutos después de su muerte? Me llevé conmigo todo su equipo útil, incluyendo su brazo biónico. Aunque a ti de momento no te hace falta.

Lo que me ofrecían era la gabardina, su espada y una máscara, que aparentaba ser de madera, que no había visto antes.

-Esfera negra: Prepárate para tu iniciación, joven guerrero. Ya has quedado bautizado con el nombre que dejó atrás tu predecesora, uno que deberás recordar bien y que harás que todos te llamen por él... Dolor.
Volver arriba Ir abajo
Pandora
Novato
Novato
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 03/12/2014

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Mar Mar 03 2015, 01:30

-Nombre: Pandora

-Apellido/-os: Lawliet

-Edad: 20

-Altura: 1’64

-Afiliación: Los simmers

-¿Transformación? ¿En qué?: En una simmer, alguien que puede controlar el estado de las cosas y las personas, pero depende mucho de la fuerza mental, la imaginación y el estado de ánimo del simmer

-¿Afecta en algún aspecto la transformación a tu PERSONALIDAD?¿En qué?: Ninguna

-Descripción/dibujo: Delgada, pálida, poca masa muscular y pelo largo y castaño. Suele ir con cascos tapándole las orejas

-Poder: Puede invocar una plomada de color verde que brilla según su estado de ánimo, y con él controlar la materia a su alrededor, aunque por ahora no puede hacer grandes cosas, sólo levitar objetos y controlar algunas acciones humanas. También puede cambiar su aspecto físico y especie

-Condición restrictiva: cuando su estado de ánimo es negativo (o lo que es lo mismo, la plomada está de un tono anaranjado o rojo) no puede usar sus poderes, y si lo intenta normalmente se descontrolarán

-Habilidades:
-Trasmutación: puede cambiar su aspecto o especie (pudiendo convertirse en un ser sobrenatural o mitológico si así lo quiere) durante un breve período de tiempo
- Telequinesis: situando la plomada sobre un objeto, puede moverlo (cuanto más pesa, más le cuesta moverlo y antes agota sus poderes)
- Control mental: situando la plomada sobre una persona, puede controlar sus acciones brevemente, pero sólo puede controlar una acción
- Un amplio arsenal de armas que puede invocar directamente desde su mente, pero debe tener muy claro lo que va a crear, y sólo durará unos cuántos usos

-Capacidades físicas: Dependiendo de si se transforma en un ser de otra especie, puede adquirir más velocidad, fuerza o incluso volar

-Arma/-as: Una plomada que puede transformar en cualquier cosa que desee. También un pintalabios que se transforma en motosierra

-Acompañante/-es: Un Freezer Bunnie
Spoiler:
 

-Bando: Expulsar a los invasores

-Curiosidades:
- Torpe y distraída, siempre con la cabeza en las nubes
- Le da miedo la sangre, agujas, cuchillos y cualquier cosa que corte
- También le dan miedo las situaciones sociales a las que no está acostumbrada
- Realmente no sabe si sería capaz de matar a alguien
- Muy asustadiza
- Exceso de imaginación
- Dice tonterías, cosas irracionales y hace muchas preguntas a menudo, pero de vez en cuando dice cosas con sentido y que son verdaderamente útiles e interesantes
- Parece que tiene pájaros en la cabeza, en realidad tiende a preocuparse por cosas muy sencillas y siempre está pensando el algo
Volver arriba Ir abajo
Feather Gust
Señor Supremo de los Overuchis
Señor Supremo de los Overuchis
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 21

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Mar Mar 03 2015, 20:06

28 de febrero, 10:30

Teniendo unos recién adquiridos poderes, lo más sensato sería salir a practicar a algún sitio donde nadie me moleste. Evidentemente no puedo hacerlo cerca de casa, así que pienso que sería apropiado dirigirse al parque de mi pueblo, o mejor, a la gran explanada del castillo. Así que guardo las cápsulas en la mochila y me la pongo a la espalda.


- Yo: - Voy a salir de casa. Tú sal al balcón y espérame.

Le abro la cancela del balcón a Zeopos. Desde la azotea podrá verme y después seguirme.

------------------------------

Tras una larga discusión con mi madre, finalmente me deja salir un rato. Hago una señal a Zeopos para que baje hacia mí.
Las calles siguen igual de vacías que cuando salí hace un rato. En parte me alegro porque así nadie me verá transformarme, pero por otro lado me provoca una sensación inquietante. Aligero la marcha y me dirijo hacia el castillo lo más rápido que puedo.

Una caminata después, nos encontramos en la gran explanada del castillo. En un principio no será necesario entrar en él, pues aquí hay espacio de sobra.

Tomo de nuevo la “cápsula transformadora” y aprieto su botón. Tras el incómodo proceso de transformación, de nuevo tengo mis tentáculos en la cabeza, mis orejas y dientes puntiagudos, el “antifaz” y la ligeramente reducida estatura. Seguidamente activo las cápsulas que contienen el rifle y la bombona de tinta. Dejo lo que no me sirve en un banco cercano.


- Zeopos: - Primero deberías acostumbrarte a tu forma de téutido. Prueba a llenar los alrededores de tinta y sumérgete en ella.

Así que apunto mi rifle al suelo y a una pared y lo lleno todo de tinta. Una vez tengo suficiente espacio con el que trabajar, me sitúo encima de la tinta y cierro los ojos. Calamar, calamar…

¡POF! Casi instantáneamente caigo a la recién creada piscina de tinta. De nuevo me encuentro en esta extraña forma que me provocó pánico la primera vez. No tengo brazos ni piernas, solo un par de tentáculos. Miro a mi alrededor. Con un poco de dificultad, comienzo a desplazarme de un lado a otro, libremente. La sensación es extraña, pues me aún me resulta incómodo desplazarme usando los tentáculos. Trato de imaginarme que estoy nadando a braza.

Al poco rato, empiezo a cansarme rápidamente, hasta llegar un punto en el que cada vez me cuesta más moverme. Me dirijo a uno de los extremos del gran charco de tinta, y concentrándome de nuevo en mi forma humanoide, salto hacia afuera.


- Yo: ¿Cómo es que esto me cansa tanto?

- Zeopos: - Con el tiempo te acostumbrarás a estar más tiempo. Es normal que te canses la primera vez. Cuando hayas recuperado el aliento, prueba a subir por la pared.

- Yo: - ¿…Qué?

- Zeopos: - ¡Por la pared! También puedes subirte por la pared para llegar a un sitio alto, por ejemplo.

- Yo: Vale, lo intentaré.

Haciendo lo que me dice, me lanzo de nuevo a la tinta y ésta vez me dirijo hacia el muro. Con un ligero esfuerzo, logro subirme a la pared, y también puedo nadar dentro de ella.

--------------------

Tras varios ejercicios de entrenamiento, que incluían saltar de un charco a otro y moverse a gran velocidad, me siento en el banco totalmente agotado.

- Zeopos: - Creo que ya lo vas pillando. Con un poco más de práctica te irás acostumbrando.

- Zeopos: - Ahora escucha, hay algo importante que debes saber. Cuando seas inkling, no te conviene mucho que la gente sepa quién eres realmente, así que lo primero que necesitas es un nombre de inkling.

- Yo: - Nombre de inkling…

Me pongo a pensar. Tinta azul, tentáculos azules. Mar azul… mar…

- Yo: - ¡NEPTUNE!
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Mar Mar 03 2015, 20:13

Me levanto lentamente.

-Yo:Joder.Ya podría haberse largado y ya está.

Antes de que nadie venga,doy un carrerón y me alejo de la zona.Blake-sama me espera cerca de mi casa.Crea un portal y nos alejamos.Tras cerrarlo,paro y me siento en el suelo.

-Blake-sama:Bien hecho,Max.

-Yo:Gracias,maestro...

Se acerca y me da algo de agua.Bebo con avidez mientras él me mira de arriba abajo.

-Blake-sama:¿Te encuentras bien?

-Yo:La verdad es que me duele todo el cuerpo.Ese agarrón me ha dejado bastante tocado.

-Blake-sama:Pues te queda poco más de un minuto para volver a tu estado anterior.

-Yo:¿No podríais...curarme o algo?

-Blake-sama:Debes acostumbrarte al dolor.

No digo nada,pero no me parece correcto.No pasa poco hasta que la sustancia deja de mantener mi transformación,devolviéndome a mi estado previo.El dolor viene a mi en oleadas.

-Yo:Por favor,Blake-sama...Ayúdeme...

-Blake-sama:Debes asimilarlo.

Me ayuda a levantarme.

-Blake-sama:Vamos,ven.Un baño te vendrá bien.

Me lleva hasta una terma natural,en la cual entro.

-Yo:¿Dónde estamos,por cierto?

-Blake-sama:Este es un espacio creado solo para ti.Para que entrenes,aprendas y,como ahora,te recuperes tras cada enfrentamiento.

Tras esto,empieza a explicarme en que consisten mis poderes,así como la transformación.Según él,debería ser capaz de cambiar a voluntad dentro de poco más de una semana.Tras esto,vuelvo a mi casa.Debe haber hecho algo a mis padres,pues no preguntan nada acerca de los moratones que tengo repartidos por todo el cuerpo.

_________________________________________________________________________

05:00

Abro los ojos.Estoy en un lugar que no consigo identificar.Solo hay oscuridad a mi alrededor.

-Yo:¿Hola?

Solo mi eco me responde.Doy un par de pasos y la luz se hace.Lo primero de lo que me doy cuenta,y que ya había advertido por mi voz,es que no estoy como humano.Lo segundo es que estoy sobre una vidriera.Un cielo estrellado y una cálida mañana conforman la imagen.Tras un par de pasos,una voz resuena en mi cabeza.

Tu corazón te ha traído hasta aquí...


¿Qué anhelas en lo más profundo de tu ser

Mi familia y amigos son lo primero que vienen a mi cabeza.No,no es eso.¿Venganza?Tampoco.

-Yo:...Anhelo la paz.Anhelo vivir sin miedo a que todo pueda desvanecerse como un ensueño bajo las zarpas de una bestia o las fauces de un monstruo.

¿Qué elegirás para alcanzarlo?¿Valor?¿Sabiduría?¿Fortaleza?


-Yo:Elegiré creer en mi mismo y en la posibilidad de un mañana radiante.El valor,la sabiduría y la fortaleza los conseguiré por el camino.

¿Qué ofrecerás en tu búsqueda?


-Yo:Mi vida si es necesario.

Un punto brilla en la oscuridad.Algo baja lentamente hasta mi posición.Cuando lo tengo en las manos.Es una estrella de cinco puntas de color amarillo.Cada brazo está conectado a los adyacentes mediante hilos.Sus bordes son metálicos.En el centro,tapando la oquedad entre cada brazo,hay una figura que claramente recuerda a un corazón.

Usa bien tu corazón

_________________________________________________________________________

Abro los ojos nuevamente.Ahora sí estoy en mi dormitorio.Soy humano,y la estrella no está entre mis manos.

-Yo:"Usa bien tu corazón..."

Intento no pensar mucho en ello,volviendo a dormir al cabo de unos minutos.

_________________________________________________________________________

7 días después.11:00

Ha pasado ya una semana desde que me enfrenté al monstruo junto a Vitalia,así como desde el extraño sueño.Blake-sama me ha dicho que no está seguro de lo que puede ser,así que decidí dejarlo de lado para centrarme en mi entrenamiento.Ya soy capaz de aguantar 30 minutos transformado cada hora,así como de luchar al pleno de mis capacidades durante 5 minutos.

-Blake-sama:Creo que ya es hora de que te enfrentes de nuevo a uno de esos seres de nuevo.

-Yo:Como digáis,maestro.

-Blake-sama:Vuelve ahora a la Tierra y monta guardia.Cuando aparezca uno,ya sabes lo que hacer.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 500
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Vie Mar 06 2015, 01:40

Me dejan tiempo para cambiarme. Tras terminar, se abre ante mí lo que parece un agujero negro lo suficientemente grande como para poder entrar.

-Esfera negra: Reúnete ahora con tus futuros hermanos, Dolor, y pasa tu primera prueba.

-Esfera roja: O cae en el intento.

Tengo el terrible presentimiento de que sólo puede ir a peor.

-Vigilante: ¡Vamos, no tenemos todo el día!

No tengo más remedio que avanzar ahora. Tras entrar al portal, paso por un camino de piedra que flotaba en medio del vacío, camino que se va construyendo por cada paso que doy. Así llego hasta un segundo portal, que me deja en la calle de una ya deteriorada ciudad.

Habíamos aparecido cerca de un grupo. Me fijo en cada uno de sus miembros a medida que me voy acercando junto al Vigilante. Veo a un chico de baja estatura y constitución atlética, lleva el típico uniforme de combate militar que se puede ver en películas bélicas modernas americanas y videojuegos de la misma temática, con casco incluido, con un pañuelo negro y unas gafas que le tapan la cara. Hay también una chica de rasgos asiáticos de cabello oscuro y largo, quien lleva un vestido que consiste en una camisa blanca, una falda azul, una diadema a juego, zapatos del mismo color, y una especie de corsé, también azul. Otra que había era una joven alta, lleva una túnica negra con capucha que tiene puesta sobre la cabeza y cuya intensa sombra cubre la mitad superior de la cara, enseñando unos labios pintados de rojo. Guantes negros y botas altas también negras. El último es quien más destaca. Un hombre que parecía medir unos 3 metros de alto, muy corpulento por sus grandes y desproporcionados músculos, con una piel roja que llama mucho la atención, y ojos similares a los que tenían aquellos que parecían haber sufrido mi mismo destino, siendo estos naranjas. Va con el torso desnudo, lleva un brazal de metal que le cubre el brazo derecho hasta la muñeca, una falda y sandalias que solían llevar los gladiadores en sus combates y un casco espartano.

El grandote rojo me mira.

-Hombre rojo: Llegáis tarde.

-Vigilante: Guarda algo de tu genio para disciplinar a estos mocosos, Isuin. La "princesita" no podía vestirse más deprisa.

-Isuin: Comencemos cuanto antes, tengo muchas cosas que hacer.

Avanzamos en grupo hasta un amplio parque aparentemente muerto y abandonado.

-Isuin: Aquí se halla una bestia que estará hambrienta por unos enclenques como vosotros. Vuestra tarea es sencilla; sobrevivid al ataque.

Vacilamos en entrar, pero descartamos la idea de echarnos atrás al ver al grandullón hacer muecas de enfado. Damos cuidadosos pasos hacia el interior del parque. El chaval de traje militar se adelanta equipado con un AK-47.

-Chaval: ¡Tío, esto está to queso, madafaka!

Aquello rompe por completo el ambiente y la tensión que había. La chica del vestido parece también estar bastante animada.

-Chica: ¿Verdad?, seguro que vosotros habéis soñado alguna vez con ser héroes. Es algo que debe haber deseado todo el mundo cuando era pequeño.

No salgo de mi asombro, definitivamente estos chiquillos no habían visto lo que yo. Miro a la que queda por decir algo, a parte de mí. Ésta sigue andando sin decir nada, ignorando los actos de sus compañeros. A lo mejor eso es lo que yo tengo que hacer. De pronto, el terreno sufre un temblor. Éste termina justo después de que surge ante nosotros un gordo gusano que podría medir lo mismo que cualquiera de nuestras cabezas.

-Chica: ¡Oh, seguro que es el monstruo que dijeron que teníamos que derrotar! Dejádmelo a mí, no parece gran cosa.

-Chaval: Pues yeah, cárgate a ese madafaka, es un mierdas.

La chica se pone en frente del gusano, que aparentemente se había quedado atorado.

-Chica: ¡Yo defiendo el amor y la justicia!, ¡soy una-!

Antes de que la situación se volviera todavía más ridícula con el "bailoteo" de la muchacha, el gusano aparentemente indefenso escupe un líquido a los ojos de quien tenía en frente.

-Chica: ¡AAAAHH!, ¡¿QUÉ ES ESTO?!, ¡¡QUEMA, ME QUEMA!!

Vemos con horror cómo ese líquido disuelve su cara. Hay nuevamente un temblor, uno que previene sobre la llegada de un nuevo monstruo. Esta vez es un gusano que mide más de 6 metros sobre el nivel del suelo que aparece detrás de su versión en miniatura. Sin dejar tiempo a gritar, muerde la cabeza de la pobre chica y la levanta en el aire. Termina por cerrar del todo la boca, decapitándola. Tras tragar la comida que tenía en la boca, se lanza a devorar el resto del cuerpo. Gritamos de terror, llamando así su atención. La bestia trata de acercar su boca ensangrentada. Echamos a correr desesperados. En cierto punto, guiado por el miedo, agarro del hombro al chaval militar, que me estaba adelantando, y lo echo para atrás, bien para darme la falsa ilusión de impulso o bien tener algo más entre el gigantesco gusano y yo. Debido a esto, el muchacho termina por ser alcanzado, lanzando un último grito antes de ser devorado. Finalmente llegamos al final del parque, donde nos observan el llamado Isuin y el Vigilante.

-Isuin: ¡Suficiente!

Salta y aterriza en la cabeza del gusano. Coge a su adversario por la boca y la abre tanto que se la destroza. Terminada la faena con aquella muerte, regresa. Nos mira como estamos, en el suelo y temblando. La chica que había quedado, a parte de mí, llora y yo siento ganas de vomitar.

-Isuin: Estáis muy verdes, pero al menos sois menos idiotas que los otros dos. Mis hermanos y yo os prometemos convertiros en dignos jinetes.

Me da igual todo lo que dice en ese momento. Acababa de pasar por la peor experiencia de mi vida, contando por supuesto con que había sido responsable de la muerte de un niño, y se me había pasado por la cabeza que todavía todo podía ir a peor.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Vie Mar 06 2015, 22:57

Tras aparecer en la Tierra de nuevo,busco un sitio desde el cual pueda observar bien el panorama en caso de ataque y al cual pueda acceder sin tener que transformarme.Tardo unos minutos en alcanzarlo.

-Yo(una vez establecido):Aunque Blake-sama me ha dicho que tengo que enfrentarme a uno,espero que no aparezca.Un poquito de tranquilidad nunca viene mal.

Observo a las personas que pasan por la calle.¿Será alguno de ellos un elegido,tal y como yo lo soy?Y si lo es...¿de qué bando?

-Yo:Esta puñetera guerra va a acabar dividiéndonos en dos facciones a todos.No solo a los implicados directamente...

En todo esto,una brecha se abre en medio del aire.Me transformo,cambio mi ropa y bajo a la calle.

-Yo:¡ESCÚCHENME TODOS!¡DESPEJEN LA ZONA!

Como pollos sin cabeza,todas las personas de los alrededores empiezan a huir.Me giro hacia la brecha.De la misma está saliendo un arlequín gigante.Su cara está marcada por rasgos diabólicos.Largos brazos acabados en cuatro largas garras.A su alrededor,una nubecilla de diablillos revolotea incesantemente.Armándome de valor,enciendo el sable láser y cargo hacia él.Antes de que empiece a destrozar seriamente los edificios(pues ya está arrancando parte del pavimento de la calle),genero una oleada de fuego,con la cual consumo a los diablillos.Esto hace que se fije en mi.

-Monstruo:Fuera...

Le lanzo el sable láser,seccionándole varios de sus dedos.Su grito de dolor,aunque me aturde,me permite alcanzar su cabeza.

-Yo:¡Aeinstageia!

La cabeza del monstruo es seccionada.Un gran caño de sangre surge del cuello.Dirijo mi mano hacia el mismo y hago que la sangre se evapore.Así mismo,y con bastante esfuerzo,hago levitar la testa para evitar que aplaste algo.Por desgracia,el cuerpo pesa demasiado para mi,dejando todo el suelo destrozado en su caída,así como varios coches.

-Yo:<<Mierda...>>

Bajo al suelo para recoger mi arma.Es entonces cuando veo una silueta tras la nube de tierra que ha levantado el monstruo.

-Yo(acercándome):No deberías estar aquí.Es pel-

Cuando veo al individuo,me callo.Su constitución denota que no es un humano normal y corriente,así como su vestimenta.Hablando de la misma.Misteriosamente,se parece a la de la chica que me ayudó en Vitalia.Incluso el arma.Diría incluso que es la de la chavala.

-Yo:<<Eso significa...>>

Tras un momento de duda y temor,me pongo en una posición firme.

-Yo:¿Quién eres?

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Feather Gust
Señor Supremo de los Overuchis
Señor Supremo de los Overuchis
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 21

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Mar Mar 10 2015, 18:35

- Zeopos: Vale… Neptune pues. Queda otra cosa, y es que no podemos dejar toda esta tinta por aquí. Si alguien la descubriese y la analizase, digamos que nuestras armas dejarían de servir en absoluto…

- Yo: ¿Por qué?

- Zeopos: Es por lo que contiene la tinta. Ya lo verás en acción. Ahora tenemos que deshacernos de todo este líquido. Puedes cambiar el modo a “Absorber” en tu rifle.

Miro el lado de mi arma. Hay una pequeña palanquita. En cuanto la acciono, el rifle vibra durante unos segundos. Dirijo el cañón a uno de los muchos charcos de tinta que he ido dejando, y aprieto el gatillo. Como si fuese una aspiradora, mi arma engulle la tinta de golpe, y tras unos minutos de limpieza, todo el lugar queda igual que cuando llegamos.

- Yo: Pues vámonos ya a cas-

Un extraño ruido proveniente de detrás de mi me interrumpe. Al darme la vuelta, veo como una especie de bola de luz verde aparece y se hace cada vez más grande, hasta alcanzar un tamaño de unos 3 metros. La bola de luz se desvanece y aparece ante mí una criatura desagradable, que suelta un ensordecedor grito.

Spoiler:
 

- Zeopos: ¡Un octópodo! ¡Dispárale!

No puedo reaccionar. Me tiembla todo el cuerpo y soy incapaz de moverme en absoluto. El pulpo mide prácticamente lo mismo que la bola de luz de la que ha salido, y se encuentra sólo a unos metros de mí.

- Zeopos: ¡¿Pero a qué estás esperando?! ¡DISPARA!

Logro levantar el rifle y apuntar a la criatura con el cañón, pero cuando aprieto el gatillo, no ocurre nada en absoluto. Siento un golpe en el pecho al recordar que sigue en modo de absorción.

El monstruo alza uno de sus tentáculos, y antes de que pueda golpearme, Zeopos me da un empujón, haciendo que caigamos los dos al suelo. Me levanto tan rápido como puedo y me alejo de la criatura, pero acabo topándome con una pared sin ninguna escapatoria. Me doy la vuelta aterrado. El pulpo está cada vez más cerca y no tengo a dónde ir.

- Zeopos: ¡¡EL RIFLE!! ¡¡CAMBIA EL MODO DEL RIFLE!!

En un último instante, logro dar con la palanca del arma que hace que cambie de modo, e inmediatamente apunto a la cabeza del monstruo y aprieto el gatillo a fondo, cerrando los ojos con fuerza y apartando la mirada.

- Yo: ¡¡AAAAAAAAGGHHH!!

De repente, el monstruo suelta otro ensordecedor grito, y cuando abro los ojos veo cómo la tinta lo está disolviendo por completo. Al poco tiempo sólo queda una mancha de tinta en el suelo. Me dejo caer, sintiendo como si el corazón estuviese a punto de salirse de mi pecho. Estoy hiperventilando, y no soy capaz de gesticular ni una palabra.

- Yo: ¿Q-Q-Q- Eh- eh?

- Zeopos: …Eso es lo que le hace nuestra tinta a los Octopoda.
Volver arriba Ir abajo
Pandora
Novato
Novato
avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 03/12/2014

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Jue Mar 12 2015, 02:25

Observo la calle. Está solitaria, pero en algún lugar se oyen voces. Alguna que otra casa derruida, otras con escombros. Afortunadamente la mía no ha sufrido apenas daños. Sin embargo, la vigilancia era constante. No podía permitir que mi madre y hermana sufrieran daños, ya que mi padre se pasaba el día en el centro de salud, cuidando de heridos. Cuando volvía a la noche no estaba en condiciones de defender a nadie. Por ello, siendo consciente de la situación, había sacado los viejos aparejos de caza del abuelo, aprendido a cargarlos y disparado unas cuantas veces. No sería capaz de hacerle un headshot a nadie, pero al menos podría herirlo, o distraerlo. Desde mi puesto de observación en la azotea, mi única compañía eran Agatha y River, mis tontorronas perras. Ellas podían detectar el peligro antes que yo, y podían poner a salvo a mi familia.

Y en esto que estaba, prismáticos en mano, observando la calle. Sólo se oía el resoplar tranquilo de las perras, sentadas a mi lado, dándome con los hocicos en los brazos en busca de mimos. Mi hermana me subía la comida a menudo, y mi madre subía por las noches a convencerme para dejarlo durante la noche. Aunque me costaba mucho dormir, tenía permitido tener a las perras conmigo, y las armas cargadas. De momento íbamos bien.

La calle estaba tranquila, y por el barrio no había habido incidentes desde hacía varios días. Teníamos la caravana preparada por si teníamos que escapar, pero interiormente deseaba que aquella medida no fuera necesaria. No es suficiente con estar en medio de una invasión/apocalipsis para encima tener que soportar a mi padre histérico en un espacio reducido. No, gracias.

De repente, las perras alzan las orejas (bueno, en realidad sólo River, Agatha siempre las tiene alzadas) y olfatean el aire. Ningún gruñido sale de sus bocas, así que pienso que mi hermana estaría subiendo a traerme de comer. Sin embargo, me aseguro de tener las balas y la escopeta cerca.

En ese instante, un objeto de color rosa cae a pocos metros de donde me encuentro. No ha caído del cielo, sino que ha aparecido de la nada y ha caído al suelo. Agatha se acerca con cautela, olfateando el suelo y el objeto. Tras tocarlo un par de veces con la pata, lo agarra con la boca y me lo trae.

-Buena chica -digo, rascándole tras las orejas-. Veamos qué traes ahí.

En mis manos tengo un peluche de un freezer bunny. El famoso conejito de la nevera de los sims. Era un peluche muy mono y huele a fresa. Si no fuera por la situación en la que estamos ahora, me parecería extraño. Ahora simplemente me parece una coincidencia. Seguramente se habría generado algún tipo de portal en alguna parte del mundo, habría absorbido el conejito y habría caído aquí. Por poner un ejemplo.

Estrujo levemente el peluche. Es muy suave y blandito. Agatha y River se acercan y olfatean ruidosamente el peluche, lamiéndome las manos como si creyeran que era algo de comer.

-Bee, whoba bee boo!

Un extraño sonido nos congela a las tres, mirando a todas partes intentando saber de dónde ha venido. Las perras mueven sus orejas en todas direcciones, mientras yo recargo la escopeta. River me toca la mano con la trufa y me mira con sus enormes ojitos marrones, como intentando decir algo.

-Wabazi, boo wa tushca

De nuevo, ese extraño lenguaje vuelve a sonar. Sin embargo, dentro de mí siento que conozco ese lenguaje... Y me atrevo a hacer una locura.

-Sul sul -digo, mirando al conejito como si saludase a un viejo amigo.

-Vaya, le has pillado el truco al conejo.

Esta vez sí, me pongo en guardia. Escopeta en alto, pero con el dedo fuera del gatillo, apunto al frente, en dirección a la voz, mientras las perras gruñen.

-Tranquila. No vamos a hacerte nada. De hecho, te estábamos buscando. Mejor dicho, el conejo te buscaba.

Ante mí aparecen dos personas, un hombre y una mujer. El hombre lleva un corto bigotito, un elegante smoking y su pelo era negro y estaba perfectamente peinado. La mujera era muy hermosa, llevaba un vestido rojo muy ajustado y el pelo negro y largo.

Los Lápida. El maldito matrimonio Lápida ante mí. O he muerto o me he vuelto loca.
Spoiler:
 


-Vale, esto empieza a ser raro. Empezad a explicar o tendré que ponerme seria -digo, procurando mantener la calma lo máximo que puedo para mantener la escopeta en alto.

La pareja se mira entre sí y sonríen. Extienden las manos y en ellas aparecen dos plomadas flotando, que se colocan sobre sus cabezas. Ambos dan un saldo, girando sobre sí mismo, y ante mí aparecen dos personas completamente distintas. Aparentando mi edad, tienen un estilo estrambótico y para nada común. Y me encanta.

-Yo soy Jack y esta es Emily. Somos simmers. Pero no sólo jugadores: lo somos en la vida real -explica el chico, que ahora lleva la melena de color aguamarina, una camiseta ancha y pitillos.
-Cuando empezó todo esto descubrimos que el juego había sido alterado y que las habilidades que poseíamos dentro, es decir, jugar a ser dios, también podíamos sacarlas afuera. Lo malo es que no somos tantos los que seguimos jugando con el paso de los años. Hay mucha gente ahí fuera, y la estamos reclutando. Nuestro maestro, que se hace llamar Homero Lápida, nos ha mandado a reclutar gente -la chica habla con una voz aguda y chillona, y lleva el pelo rubio con mechas rosas recogido en un complicado moño con adornos de perlas. Lleva un ligero vestido y unas mallas de flores-. Y mira por donde, el conejo te ha encontrado a ti. Y parece que le gustas.
- ¿Cómo me habéis encontrado? -pregunto, mientras bajo el arma y me incorporo.
-Fácil. El conejo sólo busca a aquellos que sabe que pueden entenderle. Y tú entiendes el simlish, ¿no?
-Más que entenderlo... Sé reconocerlo. No hay palabras fijas en el simlish, ¿no?

Ambos se ríen, pero no es una risa burlona. Más bien es una risa de alivio.

-Tenemos mucho que explicarte.

Las dos siguientes horas me las pasé escuchando lo que me explicaron Jack y Emily. Ellos estaban buscando a otros jugadores para darles el secreto de la plomada y así poder combatir a los invasores. Sin embargo la búsqueda estaba siendo lenta porque todo el mundo ha jugado a los sims alguna vez, pero pocos han seguido jugando con los años. Después de eso, me pidieron que me uniera a ellos y su causa, cosa que acepté sin duda. Y por último, me enseñaron a invocar a la plomada.

-Es algo difícil, pero es cuestión de hacerte a la idea. La plomada está en ti, siempre ha estado en ti. Que la exteriorices en el juego no quiere decir que no esté aquí fuera. Ahora tenemos la capacidad de hacerlo visible en el mundo real. Recuerda: eres El Guardián. Tienes el deber de proteger o destruir si así lo deseas -explica Jack, con los ojos brillantes de emoción-. Visualiza lo que quieres proteger, lo que quieres conseguir. Y sácalo fuera.

Concentrándome todo lo que puedo, imagino la cara de mi madre, hermana y padre. Los imagino dentro del juego, en una enorme mansión, protegidos del peligro, vivos y a salvo. Los imagino felices, continuando todos juntos nuestra vida, tal como era antes. Ese deseo, ese anhelo, empezó a quemarme el pecho, cada vez más intensamente, ansiándolo cada vez más.

Yo quería salvarlos. Yo podía salvarlos. Y los salvaría.

Como si me arrancasen el corazón, siento que algo se separa de mí misma. Por un instante me siento vacía, pero a la vez extrañamente completa. Noto cierto calor en mis manos, que extendí por orden de Emily, pero tardo un poco en abrir mis ojos. Sólo lo hago cuando escucho aplaudir a Jack y dar saltitos de alegría a Emily.

Flotando sobre mis manos hay una plomada, mí plomada. Flota levemente a mi alrededor -juraría que incluso hizo un sonidito de alegría- y después se posa sobre mi cabeza, brillando en un radiante verde, igual que mis ahora nuevos compañeros.

-Es hora de empezar a enseñarte a jugar en la vida real -dice Jack.
Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 500
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Vie Mar 13 2015, 00:14

Ha pasado aproximadamente una semana desde mi iniciación. Tal y como había sospechado, aquello no fue más que el principio de mi infierno. Durante ese tiempo, había sido mandado a cazar a los monstruos que habían podido aparecer. La primera vez fue la más difícil, en parte por mi falta de experiencia en combate y porque no me veía capaz apuñalar a un ser vivo. Me he enfrentado a bestias que eran desde seres horripilantes y deformes a criaturas que juraría haber visto en muchos medios, incluyendo series de televisión y dibujos de DevianArt.

Acabo de ir a una zona de donde se me había avisado sobre la presencia de un nuevo monstruo. El Vigilante aparece delante de mí.

-Vigilante: ¡Atento, ahí está tu objetivo!

Señala al evidente alboroto que estaba provocando un monstruo similar a un payaso. Me acerco con la espada ya materializada en mis manos, pero al poco de hacerlo la criatura es derribada, levantando así una densa capa de polvo. Al desvanecerse, veo en pie a un zorro antropomórfico de pelaje amarillo y blanco. Primero me mira desconfiado, luego levemente sorprendido. Parecía haber visto algo que no le hacía la menor gracia.

-Zorro: ¿Quién eres?

Pienso que las cosas podrían torcerse de un momento a otro y, usando mi habilidad de re-equipación, cambio mi gabardina y máscara por una armadura con un casco que me cubre la cabeza. También hago aparecer en mi mano izquierda un escudo de forma completamente redonda. El extraño se pone en guardia enseguida al verme hacerlo. El Vigilante se me adelanta.

-Vigilante: ¡Qué maleducado!, pensaba que en este mundo uno se presentaba antes de preguntar la identidad de otro.

De nuevo el zorro pone expresión de sorpresa, ahora al ver al espectro.

-Vigilante: ¡¿Qué ocurre, perrito?!, ¿te ha comido la lengua el gato?

Aparta la mirada del Vigilante para dirigirla a mi espada, ¿acaso querría pelear?

-Zorro: Esa espada y esa vestimenta de antes... ¡¿de dónde las has sacado?!

Ahora soy yo el sorprendido por la pregunta.

-Vigilante: ¿Acaso osas ignorarme?, ¡respóndeme antes de que te demos caza, perro!

-Zorro: ¡No estoy hablando contigo!

El peludo presente lanza una fuerte mirada de intimidación. A ésta le falta poco por afectarme y no se me ocurre otra cosa que usar mi habilidad de "Sed de sangre" para contrarrestar. Ante esto, el zorro me percibe como una amenaza y salta hacia atrás para ganar distancia.

Comienza lanzando bolas de fuego. Me pongo en guardia, de manera que algunas se desvanecen en mi escudo, sin provocarme daños, mientras que otras caen al suelo o incendian algún árbol perdido por ahí. Aprovecha y se acerca a gran velocidad hasta ponerse junto a mí. Me ataca con un sable de luz que había sacado, pero me defiendo con la espada y le golpeo con el escudo. Le estampo contra la pared.

Se reincorpora y empieza a moverse rápidamente, pero manteniendo las distancias. Parece que ha aprendido que es peligroso enfrentarme en un combate cuerpo a cuerpo. Va lanzando desde distintas direcciones espadas de energía. Por alguna razón no puedo moverme del sitio para esquivar cuando lo intento. Veo que mis pies están atrapados por hielo. Tras ser alcanzado por dos de sus ataques, cubro mi cuerpo de una fuerte capa de piedra con mi habilidad "Piel de golem" mientras pienso qué hacer.

Después de unos segundos, uso mi magia arcana para formar una ilusión en la que se me ve atrapado y resentido por las espadas de energía. También uso "Andar fantasmal" para ser completamente invisible y ocultar todo rastro de presencia que pudiera producir. Rompo el hielo y me escabullo con dificultad por haber sido alcanzado y mareado por usar esas habilidades al mismo tiempo.

Desaparece la capa de piedra que me cubría. El zorro va moviéndose cada vez más lento, seguramente al pensar que está ganando. La ilusión que había dejado se desvanece. Esto deja extrañado e inquieto a mi oponente y se para en seco. A la vez que ya me hacía visible por completo, le lanzo el escudo, que golpea su espalda y lo tumba. Recojo mi escudo al vuelo, que volvía hacia mí cual bumerán, y me arrodillo debido al mareo.

Me voy recuperando poco a poco. El zorro se levanta costosamente y me mira. Ante esto, intento reincorporarme lo antes posible, pero mi contrincante materializa unas cintas doradas que rodean mi cuello y comienzan a apretar y quemar en cuanto éste tira. Me derriba. No consigo romper la cinta con mis manos. Entonces, cojo y tiro de la cinta para atraer al zorro. Esto último lo consigo y le arremeto una patada en el hocico que lo tira. Esta vez me esfuerzo más y rompo la atadura. Me levanto de nuevo con mi espada y escudo equipados para la siguiente ronda.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Vie Mar 13 2015, 02:16

-Yo:<<Es una roca...>>

Aunque puedo regenerar mis heridas,los golpes me van pasando factura.El último golpe ha hecho que mi sentido del equilibrio se vea alterado.

-Vigilante:¿A qué esperas,idiota?¡Acaba con él!

Chasqueo los dedos.Mi enemigo empieza a moverse más lentamente.Floto levemente mientras extiendo mis manos frente a mi.Una esfera oscura aparece frente a ella,rodeada de pequeños orbes del mismo tono.

-Yo:Maigerú Getta...

Los orbes lanzan rayos que convergen en un centro común,convirtiéndose en una onda.Mi enemigo recibe el ataque de lleno,pero no estoy en condiciones de derrotarlo así.Aun dolorido,veo como se levanta.El tiempo es normal en él de nuevo.

Cogiendo sus armas con fuerza,carga hacia mi.Lo esquivo a duras penas,pues con el escudo hace que el sol me de en los ojos.Repentinamente cambia de arma,siendo ahora una naginata.El cambio me pilla por sorpresa,así que no consigo alcanzar el sable láser a tiempo.Es en ese momento cuando algo aparece en mi mano derecha y bloquea la ofensiva,lo que no evita que me empuje un par de metros hacia atrás.

Spoiler:
 

No me detengo a mirar el arma.Hago que desaparezca y chasqueo los dedos nuevamente.Veo como los brazos de mi oponente tiemblan levemente,tras lo cual suelta las armas.Proyecto un torbellino a su alrededor.Poco a poco va cayendo al suelo debido a la falta de oxígeno.No obstante,no soy capaz de mantenerlo mucho tiempo.Jadeante,caigo al suelo.Esto le da tiempo a mi rival para levantarse y acercarse a mi.Me coge del cuello de la chaquetilla y me levanta a la altura de sus ojos.Cambia su arma,siendo ahora la espada,y me atraviesa con ella.

-Vigilante:¡Ya era hora!

-Yo:Nnng...

Con un último esfuerzo,materializo la llave espada,la cargo de Caos y golpeo con todas mis fuerzas el brazo con el que me sujeta.Oigo un "crack" cuando su húmero se rompe,lo que hace que libere su presa.Salgo corriendo.Con una herida tan grave no puedo seguir presentando batalla.Necesito regenerarme.Por desgracia,no tengo tiempo ni energía para crear un portal para ir a buscar a Blake-sama.Solo me queda un lugar al que ir a refugiarme:mi casa.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 500
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Lun Mar 16 2015, 01:22

Me caigo sentándome en el suelo después de ver cómo se marcha el zorro. Me toco la parte rota del brazo.

-Yo: ¡Qué me has hecho!

El Vigilante levanta su brazo y me castiga.

-Vigilante: ¡Ni se te ocurra volver a alzarme la voz, mocoso!, ¡te he salvado la vida!

Deja de infligirme dolor.

-Vigilante: ¡Se veía desde dos kilómetros que no querías matar al chico-zorro, por eso tomé control de tu cuerpo en el momento en el que lo tenías y lo empalé!

Le miro con odio, aunque no me ve hacerlo debido al casco.

-Vigilante: ¡¿Qué tiene esa alimaña que no tuviera cualquier otro demonio que ya has matado!?, ¡¿la capacidad de hablar?!, pues, para tu información, poder hablar no te hace inteligente, ¡y tú eres una prueba viviente de ello!

Quiero quedarme callado, pero me da la impresión que el espectro de verdad quería una respuesta.

-Yo: Me recordaba a alguien...

-Vigilante: ¡Sshh!, ¡cierra esa asquerosa cloaca que tienes por boca!

Se queda en silencio por unos segundos. Parecía tratar de escuchar algo.

-Vigilante: Te reclaman.
___________________________________________________________________________

Entro a una sala en la que ya se estaban sentando alrededor de una mesa redonda mis compañeros nephilims, antes humanos como yo. Antes de unirme a mis "hermanos", me detiene la instructora de una de las escuelas de combate que me hicieron como era ahora. Es una mujer alta, de piel negra como el carbón, pelo blanco cuyo peinado consiste en una larga trenza que deja caer por el hombro y ojos brillantes completamente amarillos. Lleva puesta una túnica negra con capucha y en la mano tiene un bastón de cuyo extremo superior tiene tallado un cuervo.

-Mujer: Dolor, has venido herido.

-Vigilante: Merba, no te molestes, se curará en pocos minutos.

La nephilim hace caso omiso y, con un movimiento de su mano, hace que la parte rota de mi brazo me duela más, pero termina en unos segundos, sintiéndolo curado.

-Yo: Gra-gracias.

-Merba: No hay de qué. Para que luego digan que los nephilims son sólo hombres guerreros de exageradas proporciones.

Veo a Isuin, que también estaba en la sala, haciendo una mueca, como si diera por supuesto que se refería a él.

-Merba: Siéntate, vamos a comenzar.

Hago lo que me pide. Una vez que todos los aprendices de jinete estamos sentados, dirigimos nuestras miradas hacia los cuatro instructores de las escuelas de combate de los nephilims, siendo dos de ellos Merba e Isuin.

-Merba: Aprendices de Jinetes del Apocalípsis, intentaré ser breve. Os hemos convocado aquí para que forméis parte de un ataque a gran escala contra la base principal de Azazel.

Inmediatamente empezamos a cuestionarnos entre nosotros.

-Merba: Azazel es quien ha mandado a muchos de los demonios que ahora habitan este planeta para alimentarse y hacerse más fuerte. Se sabe que, de aquí a dos días, sus siervos más poderosos estarán ocupados en distintas partes del mundo, esa será vuestra oportunidad. Para esta ofensiva tenéis dos misiones por hacer; derrocar al propio Azazel y rescatar al demonio Vulgrim, a quien necesitaremos para un futuro más adelante. ¿Alguna pregunta?

Uno de mis compañeros sentado a unas pocas sillas de mí levanta la mano.

-Nephilim 1: Vamos a ver, señora, creo que sólo he oído un "vuestra", ¿es que no vais a ayudarnos, los instructores?

-Merba: No podemos interferir más en el conflicto de lo que ya estamos haciendo, a vosotros os corresponde salvar vuestro mundo con las herramientas que os brindamos, así lo dicta el Equilibrio.

-Nephilim 2: ¡Venga ya, no nos vengáis con esas ahora!, ¡he visto a ese grandullón reventarle la cabeza a un monstruo que parecía Godzilla!, ¡acabaríamos esta mierda mucho antes si nos echarais una mano!

-Vigilante: ¡Tú lo que quieres es que te arranque esa lengua tuya!, ¡¿no?!

-Isuin: ¡Vigilante, cálmate!

El Vigilante se detiene en seco. El silencio reina la habitación por unos segundos.

-Merba: Entiendo vuestra incredulidad, pero os recuerdo que no tenéis más opción que confiar en nosotros. Y ahora volviendo al tema, yo sugeriría que os dividiérais en dos equipos, uno de ellos que sea pequeño y en el que estuvierais aquellos que dominéis el sigilo para rescatar a Vulgrim. Los demás irías abriendo camino hasta Azazel. Aunque si yo fuera vosotros, le enfrentaría con todo el grupo aquí presente, así que en algún momento se tendrían que unir los dos equipos de nuevo. Para eso le daréis a Vulgrim un objeto con el que se transportaría aquí. Si tenéis un plan mejor, sois libres de seguirlo, lo único que queremos es que salgáis victoriosos y sobreviváis el mayor número posible, ¿entendido?

Quedamos en silencio hasta que otro compañero nuestro llama la atención para hablar.

-Nephilim 3: Esto... ha dicho que necesitaremos pelear todos juntos contra ese Azazel, ¿está muy "cheto" ese tío?

-Merba: No temáis, recibiréis nuevos... poderes, poderes con los que deberíais poder hacerle frente.

La reunión termina con esa última ronda de preguntas. Luego de eso, tomo el camino a mi casa, pensando en alguna excusa de por qué volvía tan tarde. Es una lástima que no fuera mentalizado para lo que iba a encontrarme nada más acercarme a mi barrio.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Lun Mar 16 2015, 17:02

Corro rápidamente hacia mi cuarto.Me echo en la cama y empiezo a recuperar el aire.El dolor que siento es inconmensurable.

-Yo:Bl-Blake-sama...

Un portal se abre en mi cuarto,del cual sale mi maestro.

-Blake-sama:Vaya...Te han dejado hecho un cisco.

-Yo:Ayudadme,por favor...

-Blake-sama:No lo necesitas.De aquí a dos días podrás levantarte de la cara y comer sólido.

-Yo:Ayuda...

-Blake-sama:Además,te servirá de lección.No te lances al ataque sin conocer al enemigo.

-Yo:El espíritu...El Vigilante...No fue el chaval...Su alma...estaba limpia.

-Blake-sama:Lo sé.

Toso.Una mancha de sangre queda estampada en mi almohada.

-Yo:Un maestro..debería cuidar de sus alumnos.

-Blake-sama.Si estuvieras en peligro real,habría intervenido.Y un maestro también tiene que enseñar.Creo que has aprendido la lección,¿verdad?

Toso nuevamente.Se acerca a mi y me pone una mano en el pecho.Noto como mi regeneración va aumentando.

-Blake-sama:Solo esta vez.Literalmente,pues abandono el planeta.

-Yo:Pero la guerra...

-Blake-sama:Te dije que no podía intervenir.Bien es cierto que había mucho que te buscaba,pero también es verdad que necesitaba a alguien que representara a nuestra escuela en la guerra.Te servirá para los siglos venideros,mi joven Max.

Empiezo a perder la consciencia.

-Blake-sama:Buena suerte.Estaremos en contacto.

Cierro los ojos,entrando en un profundo y reparador sueño.

_____________________________________________________________________________

Abro los ojos.Ya ha llegado la noche.No se si del mismo día en el que me enfrenté al guerrero o ha pasado más.Solo se que no he vuelto a mi forma humana,lo que significa que puedo cambiar ya a voluntad y que Blake-sama se ha ido.

-Yo:Estoy solo...

Aparto mi ropa.La herida no está cerrada del todo.Posiblemente el arma estuviera compuesta de algún material que ha afectado a mi factor regenerativo.En mi brazo,una vía unida a una bolsa de sangre evita que muera por desangramiento.

-Yo:Al final no me ha abandonado totalmente a mi suerte.

Escucho un chasquido.Acto seguido,unos pasos van recorren las escaleras hasta llegar a mi cuarto.La puerta se abre,apareciendo en ella mis padres.Su cara de sorpresa denota una cosa:la hipnosis ha terminado.

-Yo:H-Hola.

Se acercan con precaución.

-Mi madre:...¿Antonio José?

Asiento.Tras esto,empezamos una escena llena de lágrimas,discusión y enfados.

_______________________________________________

-Yo:¡¿Y qué hago?!¡¿Espero a que nos maten y ya está?!

-Mi padre:¡¡TE VAN A MATAR ANTES DE ESO SI SIGUES ASÍ!!

-Yo:¡¡MEJOR MORIR ASÍ QUE NO DE FORMA MISERABLE!!

Toso,salpicándoles un poco con sangre.

-Yo:Y si no me dejáis recuperarme tranquilamente,moriré incluso antes de eso.

Me dirigen una última mirada de reproche y salen del cuarto.Solo me queda esperar para curarme y volver a la batalla.Y quizás encontrarme de nuevo con el guerrero.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Feather Gust
Señor Supremo de los Overuchis
Señor Supremo de los Overuchis
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 03/12/2014
Edad : 21

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Lun Mar 16 2015, 22:26

Tras lo que acaba de ocurrir me doy cuenta de del lío en el que me estoy metiendo. Si no hubiese sido por el empujón de Zeopos, ahora mismo estaría hecho papilla. Está claro que tengo que practicar más, y sobre todo aprender a pensar más rápido.

El cuerpo me sigue temblando, y no me atrevo a deshacer mi transformación hasta que esté en un lugar más seguro. Pero viendo lo que acaba de ocurrir, ¿acaso hay algún lugar verdaderamente seguro? Zeopos y yo nos dirigimos a casa, de nuevo envueltos por el gran vacío de las calles, siendo el susurro ocasional del viento el único sonido distinguible. Intento no alzar mucho la voz.

- Yo: ¿De verdad tenemos que hacer todo esto nosotros solos? ¿No va a venir nadie a ayudarnos?

- Zeopos: Hay algo que se me ha olvidado mencionarte. Las cápsulas y su contenido tienen implementado un localizador, que puede ser útil para encontrar unidades aisladas, como yo. Con un poco de suerte, en unos días intentarán contactar con el Pip-Boy que llevas en la muñeca. No nos vendrían nada mal unos refuerzos.

Eso ya es otra cosa. Ahora que lo pienso, las armas que tengo sólo me servirían para enfrentarme a esos pulpos, exceptuando el tanque, que de todas formas no parece muy conveniente en la mayoría de situaciones. Tener otro tipo de armas para hacer frente a las demás clases de monstruos sería más sensato.

Una semana después

Los días han pasado, y por fin, un ruidito proveniente de mi Pip-Boy me avisa de un mensaje recién recibido. Dice lo siguiente:

Respuesta a la señal emitida por unidad aislada
Nombre en clave: Zeopos
Unidad correspondiente: 3A
Número total de miembros en el grupo: 3
Introducir coordenadas de despliegue…

- Yo: ¿A qué le doy?

- Zeopos: Antes que nada, tenemos que irnos a un lugar más abierto. El portal que se va a crear no cabría aquí en medio.

- Yo: ¿Otro portal? ¿Como el del bicho del otro día?

- Zeopos: Funciona de la misma manera, pero no va a ocurrir lo mismo. Ya lo verás.

Nos dirigimos a un descampado. Me sitúo en el centro, y envío las coordenadas al autor del mensaje que he recibido. En unos pocos segundos, ante nosotros se abre un portal similar al de la otra vez. Sin embargo, oigo unas voces al otro lado.

- ????: ¡Hombre, por fin!

El portal se abre del todo, y de él salen dos chavales que no pueden tener más de 14 o 15 años. Un chico y una chica, ambos con la misma pinta que tengo yo al estar transformado en inkling. El chico lleva una camiseta blanca con mangas cortas verdes, a juego con el color de su “pelo”, unos pantalones cortos y unas zapatillas de baloncesto negras estilo Converse. La chica lleva una indumentaria similar, pero los tentáculos de su cabeza son de color morado oscuro.

- Chico: ¿Pero dónde te habías metido?

- Zeopos: Os he estado buscando. ¿Cómo es que habéis tardado tanto en pedir mis coordenadas?

- Chico: Las acabamos de recibir hace un rato. ¿Qué esperabas que hiciéramos?

Me mira y me señala.

- Chico: ¿Y éste quién es?

La chica le da un tortazo en la mano.

- Chica: ¡No señales con el dedo!

- Chico: ¡No seas plasta!

- Zeopos: A ver, él es un “recluta local”, Neptune.

- Zeopos: Neptune, él es Pixel, y ella es Venilia.

Saludan con la mano, sonriendo.

- Pixel: Un momento, ¿entonces la cápsula de transformación funciona? ¡Quiero verlo!

Venilia resopla.

- Yo: B-Bueno, vale.

Tomando la cápsula que me convierte en inkling, la activo. En unos momentos estoy transformado. Sigo sin acostumbrarme del todo, pero ha sido menos estresante que la primera vez, eso está claro.

- Pixel: ¡Guaaaaay! ¿Te has cargado ya a algún Octrooper?

- Yo: ¿…Eh?

- Pixel: Ya sabes, los pulpos asquerosos.

- Yo: Ah, sí. Uno, la semana pasada.

- Venilia: Bueno, hemos traído algo que podría facilitar mucho las cosas.

De la mochila que lleva, saca dos cápsulas.

- Venilia: Coge la que quieras.

Tomo la que lleva en su mano derecha. En cuanto lo hago, mi Pip-Boy hace un ruidito, y aparece un párrafo de texto en la pantalla.

“El Rifle de Plasma Avanzado v24, conocido coloquialmente como Enlazadora en el Torneo, es una espléndida herramienta para ingenieros de combate. El gatillo principal dispara proyectiles de plasma a gran velocidad. El gatillo secundario emite un rayo que puede llevar a cabo rápidas reparaciones en vehículos aliados. Su ligereza y facilidad de manejo la convierten en el arma perfecta para principiantes.”

Spoiler:
 

- Venilia: Por cierto, no puedes llevar ese Pip-Boy. Lleva el identificador de Zeopos. Ya te daremos el tuyo propio. Ahora voy a explicarte la situación.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2793
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Jue Mar 19 2015, 23:09

Pasan un par de horas,durante las cuales me dedico a reflexionar.Es entonces cuando Koen,en su forma intermedia,aparece en mi cuarto.

-Koen:Veo que ya estás mejor.

-Yo:...¿Qué haces aquí?Blake-sama y tu os fuisteis hace nada.

-Koen:Traigo un mensaje suyo.Según parece,los bandos están estabilizándose ahora mismo.Esto significa que pronto se hará una coalición para formar dos frentes: los destructores de mundos y los que queremos conservar.

-Yo:¿Cómo sabré que todos dicen la verdad en cuanto a sus intenciones?

-Koen:Tendrás que confiar en ellos.

-Yo:¿Blake-sama no podría detener toda esta locura solo?

-Koen:¿Y dónde quedaría la prueba de tu valía?

Me quedo en silencio.

-Yo:Eso es muy cruel.

-Koen:Lo se.Y él también.Pero es una guerra en la que él no debe implicarse.

-Yo:¡Pero no lo entiendo!

Suspira.

-Koen:Yo tampoco,Max.Yo tampoco.

Nos quedamos en silencio.

-Yo:Los designios del Caos no tienen sentido.

-Koen:¿Qué me vas a contar?

Tras otro silencio incómodo,Koen se va.Yo duermo,pues necesito descansar como el comer.

____________________________________________________
10:00

Al despertarme,lo primero que noto es que ya no hay un vientecillo que pase entre mis tripas.La herida se ha cerrado totalmente.Lo segundo que noto es que tengo mucha hambre.

-Yo:Espero que quede algo en el frigo...

Vuelvo a mi forma humana,intentando mitigar así algo el enfado de mis padres.Pero parece que no están ahora en casa.

-Yo:Quizás sea mejor así...

Tras desayunar,voy a dar un paseo.El mundo ahora no me parece tan amenazador.Siento una especie de calma interior.

-Yo:<<Hm...Quizás debería ir a casa de Franky.Con esto de la invasión,hace bastante que no voy para allá>>

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 500
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Dos Bandos   Vie Mar 20 2015, 02:37

Encuentro unos pocos monstruos débiles a los alrededores de mi casa. Estos nada más notarme me atacan. Los despacho en un santiamén. Me acerco a la puerta de mi casa, pero antes cambio mi vestimenta de batalla a otra más acorde con la calle. Observo mi piel ahora algo más oscura e incluso algo anaranjada. Veo sensato usar en mí mismo un hechizo de ilusión que me hiciera ver como yo era antes de la guerra, como había hecho otras veces. Saco la llave que siempre llevo, y si no era el caso, la invocaba como cualquier equipamiento. Antes de introducir la llave, la puerta se abre bruscamente. Había sido mi madre, quien me miraba asustada.

-Mi madre (Mm): ¿Kagi... eres tú de verdad? [NOTA: En los roles suelo poner que mi verdadero nombre es Kagi Futatsu, aunque en el rol me esté interpretando a mí mismo.]

-Yo: Sí, soy yo... ¿qué pasa?

-Mm: ¡¿Cómo que qué pasa?!, ¡desapareces y apareces de repente, como ahora!, ¡y ahora te he visto por la ventana con ese... con ese disfraz enfrentándote con esos monstruos de ahí a fuera!, ¡y luego te he visto por la ventana hacerlo desaparecer y cambiar de aspecto!

Veo a mi padre acercarse, andando como puede con una muleta.

-Mi padre (Mp): ¿No crees que nos debes una explicación?

No sé dónde meterme.

-Mp: ¡¿Vas a hablar o no?!, ¡porque no vas a irte de aquí hasta que nos digas qué pasa!

Me cuesta arrancar.

-Yo: Yo... ah... ¿recordáis... haber oído sobre esa gente que anda por ahí acabando con los monstruos?, pues...

-Mm: No...

-Yo: Yo soy uno de ellos.

Hago desvanecer mi hechizo de ilusión, mostrándome tal y como era; un poco más alto, con un cuerpo atlético y piel oscura y anaranjada.

-Mp: ¿Pero... por qué?, ¿por qué tienes que ser tú?, ¡¿cuándo pasó?!, ¡¿qué te ha pasado?!

-Yo: Ha pasado y ya está, ¿vale?, y ahora es mi deber...

-Mp: ¡No!, ¡tú no tienes ningún deber de ir por ahí a matarte sin que nosotros lo sepamos!, ¡¿me oyes?!

Me agarra del brazo.

-Mp: ¡Ahora te vas a quedar aquí hasta que todo esto pase!

-Yo: ¡Papá, suelta, suelta!

Voy forcejeando, pero él va poniendo cada vez más fuerza, hasta que...

-Yo: ¡SUÉLTAME!

Le empujo con la suficiente fuerza como para lanzarlo contra la puerta de la cocina. Mi madre va a socorrer a mi padre muy asustada.

-Yo: ... ¡¿Es que no lo veis?!, ¡NO PODÉIS DETENERME!

Salgo de la casa corriendo a la vez que me equipo con mi gabardina con la capucha puesta por encima de la cabeza y con la máscara. Sigo corriendo por la calle, asustado y llorando por cómo había acabado. No me atrevo a acercarme para ver cómo está mi padre ni mirarle la cara a mi madre.

-Yo: ¡Vigilante, abre un Agujero de Serpiente ya!

Aparece volando a mi alrededor el oscuro ser.

-Vigilante: Oh, ¿no quieres quedarte un poco más a contemplar el espectáculo?

-Yo: ¡Ahora!

Finalmente me hace caso y con ello atravieso un portal. Llego a la ciudadela que pertenece a los nephilims. Allí me detengo. Me siento apoyándome en una pared. Me llevo la mano a la cara y me quito la máscara para secarme mejor las lágrimas. Me quedo allí llorando.

-Yo: ¿Qué estoy haciendo?... sniff.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Dos Bandos   

Volver arriba Ir abajo
 
Dos Bandos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» Fernando Berlín. Héroes de los dos bandos
» ¿Cuál es la estética que más te gusta de los dos bandos del rey león?
» Entre dos bandos -Laura Nuño

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
~Welcome To Las Noches~ :: Hueco Mundo, "Las Noches" :: Rol-
Cambiar a: