Foro de Bleach~
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Identidad Velada

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Sara Riddle
Novato
Novato
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 12/08/2012
Edad : 22

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Jue Oct 11 2012, 18:55

Tras el cálido recibimiento en la Sala Común de Gryffindor, McGonagall me lleva a un rincón aparte para hablarme sin que hubiera personas alrededor. Observo como alguna que otra persona nos observa de reojo, intentando saber que estábamos haciendo, pero una severa mirada de McGonagall les hizo girar la cabeza y volver a lo suyo.

-Hay ciertas cuestiones que debes saber. Ya se te ha asignado una misión. -me revela McGonagall.

-¡Pero si ni siquiera hemos empezado a entrenar! -exclamo sorprendida ante la repentina perspectiva de estar en una misión peligrosa y, por unos instantes, me imagino peleando con monstruos parecido al perro de tres cabezas y un escalofrío me recorre el cuerpo. Como si hubiera leído mis pensamientos, McGonagall dice:

-No te preocupes. Es necesario estar en situaciones peligrosas para progresar. Tienes un gran potencial, de momento bastante incontrolable, pero eso lo mejoraremos con el tiempo y la experiencia.

Estas palabras no logran reconfortarme y empiezo a sentirme nerviosa.

-Debes de saber que tenemos unas cuantas normas en esta casa. No está permitido usar la magia de forma agresiva contra nadie de la Liga, a no ser que sea en caso de defensa ante un ataque.

Asiento tras escuchar sus palabras y reflexiono cuando, de pronto, uno de los chicos que antes me dio la bienvenida se acerca a mi y, a pesar del fruncimiento de ceño de mi maestra, dice:

-Eso no es importante, lo que realmente debe de saber es que no te puedes fiar ni un pelo de los Slytherins.

-Esta conversación no es de tu incumbencia. -replica McGonagall fríamente y fulminándolo con la mirada.

-¿Por qué? -pregunto al chico.

-¿Qué por qué? Porque son unos...

-¡Prewett! -exclama McGonagall interrumpiéndole - ¡Lárguese!

El chico se va corriendo, algo asustado e intimidado pero cuando se sienta en el sofá junto a otras personas, sigue mirando en nuestra dirección.

-¿Qué ha querido decir con eso? ¿Qué pasa con los Slytherins? -pregunto con mucha curiosidad.

-Hay cierta rivalidad entre la casa Gryffindor y la casa Slytherin. Nunca se han llevado bien. -responde McGonagall secamente, indicando con su voz que no iba a hablar más del tema. -Bien, hablemos de tu misión. Por lo que me han informado, no irás sola.

-¿Ah no? -digo conteniendo un suspiro de alivio, puesto que iba a ser menos difícil que me mataran no iba sola.

McGonagall niega con la cabeza.

-Al parecer, irás acompañada de personas que ya conoces que pertenecen a la Liga.

Rápidamente, me acuerdo de Max, al que recientemente me encontré y me pregunto si el resto estará ya aquí en la Liga. Mi pregunta se ve respondida poco rato después. Max, Seishiro, Franky y yo nos reunimos, cada uno con nuestro "verdadero yo", lo cual impacta bastante puesto que yo no había visto a Seishiro ni a Franky con esas formas y resulta raro. Los maestros nos cuenta en qué consiste nuestra misión y, entonces, nos adentramos solos al edificio. No sé como estarán los demás, pero yo estoy totalmente acojonada por varios motivos, entre los cuales está el hecho de que está todo oscuro, apenas se ve nada y además, hay un silencio que pone los pelos de punta. Vamos caminando despacio, atentos y expectantes, esperando a que suceda algo, pero está todo aparentemente tranquilo.

De pronto, oigo un ruido parecido más bien a un susurro escalofriante. Me estremezco, girándome hacia los demás, que parecen haberlo escuchado también.

-¿Habeís oído eso? -dice en voz baja Seishiro.

El resto asentimos con la cabeza, mirándonos algo asustados.
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Vie Oct 12 2012, 17:22

Andamos por los pasillos de la casa,alerta todo el tiempo.

-Yo:¿Y si ya los hemos visto pero no lo recordamos?

-Sara:Es una posibilidad,sí...

Subimos a uno de los dormitorios principales.Escuchamos una especie de susurro.Cuando nos giramos,vemos a dos Silencios.Inmediatamente,cambio a Senior para intentar intimidarlos.

-Yo(mientras desenfundo mis pistolas):¡¡NO HUYÁIS,ESCORIA!!

Los Silencios ni se inmutan.De hecho,se largan antes de que podamos reaccionar.

-Yo:¿No ha funcionado?

Me giro y veo a Sara y a Seishiro,ahora algo asustados.

-Yo:Oh,mierda...

Paso a Kid.

-Sei:¿Tu magia es asustar o algo así?

-Yo:Es una habilidad.Pero todavía tengo que perfeccionarla...

Sara me mete una leche en el hombro.

-Yo:¡Au!¿Vas a pegar a un pobre cachorrillo?

-Sara:¡No nos asustes así!

Suelto una risilla.De repente,nos damos cuenta de que Franky no está.

-Sei:¿Y Franky?

Salimos del cuarto.

-Yo:¡Frank-!

Antes de que termine de llamarle,algo me atrapa un tobillo y me tira al suelo.Empieza a arrastrarme.

-Yo:¡Ayuda!

Sara y Seishiro intentan atraparme,pero no llegan a tiempo.Soy conducido hasta una sala,donde quedo a solas con un par de Silencios.

-Silencio 1:No conseguiréis vencernos...

De sus manos surgen unos rayos.Rápidamente,creo una barrera metálica para defenderme.No obstante,es bastante delgada,así que los rayos consiguen dañarla gravemente.

-Yo:Mal vamos...

Vuelven a lanzar unos rayos.Esta vez,uno me alcanza,atravesando así mi hombro izquierdo.

-Yo:¡AAAAAAY!

Empiezo a llorar.[recuerdo que estoy en Kid]

-Yo:Eso hace...sniff...pupa...[lo recuerdo de nuevo]

Les miro con rabia.A continuación,extiendo mis manos en dirección a uno de ellos.Una prisión acuática rodea al Silencio.Aprieto las manos,creando así una serie de esquirlas electrificadas dentro de la prisión.El Silencio empieza a convulsionar.Por su parte,el otro me lanza más rayos mientras se acerca a mi.Lo esquivo como buenamente puedo,pues el hombro me duele horrores.Aunque noto como ya se va regenerando el tejido.El Silencio aprisionado cae al suelo.

-Silencio:Maldito...

Me lanza un rayo,el cual esquivo de un salto.No obstante,aun llevando 5 días siendo Fursona,no tengo un buen control de mis nuevas aptitudes físicas.No controlo la fuerza del salto y me choco contra el techo,cayendo al suelo de manera estrepitosa.

-Yo(con las lágrimas saltadas y sujetándome la cabeza):Ay...

El Silencio me pisa la espalda.

-Silencio:Te tengo.

Sin que se lo espere,empiezo a pasar a Senior.Parece que ahora no puede retenerme con tanta facilidad,así que logro zafarme de su presa,tirándolo así al suelo.Me pongo en pie y le apunto con una de las escopetas.

-Yo(sonriendo):Que te den.

Le disparo,matándole.Veo como por fin se abre la puerta.Sara y Seishiro están allí.

-Sara:¡No podíamos abrir!

-Yo:Habrían puesto un sello o algo.

-Seishiro:¿Estás bien?

Asiento,aunque muevo el hombro para comprobarlo.Tras asegurarme,salimos de la sala.

-Yo:¿Habéis encontrado a Franky?

-Sara:Le vimos un instante.Estaba persiguiendo a uno de esos Silencios.

-Yo:Espero que no le hagan como a mi...

[poned algo más fuerte si queréis]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Sara Riddle
Novato
Novato
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 12/08/2012
Edad : 22

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Sáb Oct 13 2012, 16:06

Mientras Seishiro y yo intentamos abrir la puerta, vimos por unos segundos a Franky persiguiendo a uno de los Silencios. Sale de la sala corriendo antes de que pudiera siquiera llamarle y, justo en ese momento, la puerta se abrió y nos reunimos con Max de nuevo.

-Será mejor que busquemos a Franky -comenta Seishiro y asentimos mostrándonos de acuerdo con él.

Andamos lentamente hacia otra sala, más oscura que la anterior.

-Hace mucho frío aquí. -dice Seishiro mientras se estremece.

Tiene razón, la temperatura ha bajado unos cuantos grados respecto a la otra habitación. Entonces, recuerdo que una de mis habilidades especiales es el poder de crear fuego.

-Podría encender una pequeña llama para aportar luz y calor aunque no estoy muy segura de que sea buena idea...-susurro a los demás.

-Hazlo, me estoy congelando -replica Max.

Nunca antes había creado fuego a mi voluntad; las únicas llamas que he creado anteriormente fue cuando me atacó Can Cerberos y fue algo instintivo, no voluntario.

Por tanto, me concentro firmemente y con determinación para no perder el control e incendiar todo el edificio y, poco a poco, se va creando en mis manos una llama que, a pesar de ser pequeña, su calor es reconfortante.

Sin embargo, el alivio no dura mucho. Ahora que la sala está iluminada, se pueden distinguir claramente dos figuras alzándose sobre nosotros y, me sorprendo tanto, que el fuego se me apaga.

No son Silencios. Son criaturas que se asemejaban mucho a una sombra, pero de forma material y sólida (o eso creo). Son estremecedoras y siniestras; seres putrefactos con una especie de capa que parecía formar parte de su propio ser.

De repente, siento una gran desolación y, de nuevo, vuelve ese frío que parece acechar contra mi propia alma. La soledad inmensa se abate sobre mi, como si no hubiera ninguna razón por la que vivir y me olvido por unos instantes de dónde estoy y qué hago aquí.

Entonces, en un momento de lucidez, recuerdo que tipo de criaturas son: dementores. El terror empieza a adentrarse en mi cuerpo, puesto que los dementores absorven la esperanza y los pensamientos positivos, e incluso, pueden absorver tu alma.

Con este pensamiento, vuelvo a la realidad y miro a mis dos compañeros con pánico, pues los dementores cada vez estan más cerca y ninguno de los dos se mueve, como si creyeran que no valía la pena luchar.

Por unos momentos, ese sentimiento me invade a mi también y me quedo quieta...hasta que Max, de pronto, nos mira como si se acabara de despertar de un sueño y nos agarra a Seishiro y a mi del brazo y comienza a gritar:

-¡¿Qué haceis ahí parados ?! ¡Moveos!

Esto me devuelve nuevamente a la realidad y volvemos corriendo a la sala en la que habíamos estado antes, pero al girarme, veo que los dementores nos siguen y, recordando lo que había leído acerca de estas horribles criaturas, alzo la varita y exclamo:

-¡Expecto Patronum!

Sin embargo, no sirve para nada ya que de la punta de mi varita sólo sale un ligero vapor plateado que se desvanece al instante y siento como empiezo a desesperarme. Veo como Max y Seishiro hacen amago de avalanzarse sobre ellos pero les grito:

-¡No os acerquéis! ¡Os absorveran el alma!

-¡¿Y qué hacemos?! -dice Max

-¡Estoy intentando pensar en algo! -le respondo perdiendo los estribos.

Esto los refrena aunque me miran como si me hubiera vuelto loca. Intento pensar en algo feliz pero nada, absolutamente nada, se me ocurre y los tres retrocedemos más para hacer tiempo. Entonces, se me viene a la mente la primera vez que entré en la Sala Común de Gryffindor y cómo me acogieron y me llena una sensación de cálidez por dentro.

-¡Expecto Patronum! -exclamo levantando la varita de nuevo.

De mi varita sale un gato plateado que brilla desprendiendo una luz que ilumina toda la habitación y los dos dementores huyen, dejándonos solos nuevamente en la sala.
Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
Ya si eso tendré rango...
Ya si eso tendré rango...
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 487
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Dom Oct 14 2012, 00:57

Aunque yo fuera más de ese tipo de persona que avisaría antes de lanzarse a un peligro inminente, sigo corriendo a dos de esos Silencios.

Lo que había aprendido junto con Azazel durante aquellos tres días anteriores eran los fundamentos del sigilo y el camuflaje, en el que se incluía el cambiar de aspecto.

Modero mi marcha y permanezco a una distancia prudente, de manera que mis dos objetivos no pudieran percibir mi presencia, pensando que me habían perdido. Pero claro, con solo tres días de entrenamiento intensivo no me llenaba por completo de confianza, así que esperé un buen rato hasta que estuve seguro de tener una buena oportunidad para encargarme de aquellas criaturas. Consigo subirme a una habitación de la planta superior con el suelo agujereado, estupendo para ejecutar ataques por sorpresa, pero debía tener cuidado si no quería caerme por el mal estado de aquella zona. Todo esto lo hacía teniendo siempre un ojo sobre los Silencios, no quería arriesgarme a olvidarme de ellos una vez apartara la vista, aunque fuera consciente de nuestra parcial inmunidad. Por supuesto, había momentos en los que no podía verlos, pero conseguía encontrarlos al poco tiempo. Ya estaba listo, me encontraba justo encima de uno de ellos que se había parado para echar un vistazo a su alrededor con la vista, pudiendo yo vigilarle desde un agujero del suelo de la planta superior. Salto encima de él, usando mi cola como una cuerda de puenting. Estando colgado del agujero del techo, cojo por sorpresa a mi objetivo, y a la vez que vuelvo a subir con mi presa, le golpeo en la cabeza. Ya de nuevo arriba, le suministro al ahora aturdido un suero que me había dejado Azazel, quien me garantizó que le adormecería hasta que recibiera su correspondiente antídoto. Le dejo en ese mismo lugar para ocuparme del otro.

Tal y como me esperaba, el Silencio que quedaba había vuelto al mismo lugar para averiguar el paradero de su compañero. Intento repetir la misma operación, pero esta vez mi cola se suelta antes de tiempo. No puedo evitar soltar un pequeño grito al caerme, previniendo al otro, que se aparta a tiempo. Una vez en el suelo, el Silencio me apunta para dispararme con sus rayos, pero consigo zafarme teletransportándome. Por desgracia, esto último lo había practicado muy poco, así que era una habilidad que no controlaba demasiado bien todavía. Me había ido al tejado de una de las casas más cercanas del lugar de la misión. Maldiciendo mi propia suerte, intento teletransportarme. Esta vez llego a donde nos esperaban nuestros maestros, quienes me miran con cierto asombro.

Azazel: ¿Franky?

Yo: ¡Oh, perdón!, ahora vuelvo.

Con la cara llena de vergüenza, me teletransporto de nuevo. Esta vez me encontraba dentro del caserón, en una habitación desde donde podía ver a dos sombras yendo rápidamente en mi dirección. Me desvanezco una vez más para escapar de aquellos extraños seres. Como si yo fuera víctima de una broma pesada, me veo a las espaldas del Silencio que pretendí en un principio capturar. Reacciono lo más rápido que puedo, cojo otra jeringuilla de suero que tenía y se la inyecto al enemigo. Éste cae como si le hubiera arrebatado la vida. Me caigo sentado al suelo, exhausto.

Yo: Bien... dos Silencios silenciados.

Miro a mi alrededor, con la esperanza de que no hubiera nadie que me oyera.

Yo: Intentaré no repetir eso último.

Cojo a mis dos presas, dispuesto a salir de la casa y esperando poder encontrarme con alguno de mis compañeros por el camino.
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Dom Oct 14 2012, 11:46

[Sara,yo si sabría que son los dementores ¬¬]

-Yo:Fiu...Putos bichos.

-Sara:¿Estáis bien?

-Seishiro:Sí...creo.

Ayudo a levantarse a Seishiro,ahora en el suelo.

Escuchamos como algo se arrastra.Empuño mis armas y les digo a los demás que se pongan detrás de mi.

-Seishiro:¿Por qué tu?

-Yo/<Porque,si nos atacan,creo que soy el único que puede regenerarse>\

Observan que mi boca no se mueve al "pronunciar" estas palabras.Nos acercamos al marco de la puerta.

-Yo(sonriendo):/<Telepatía>\

Escuchamos como ese sonido se acerca.De un giro rápido,salgo empuñando mis rifles hacia la fuente de sonido.Creo a su vez un par de esferas luminosas,dispuesto a lanzar un buen haz de luz sacra de cada una de ellas.No obstante,me encuentro que es Franky,ahora asustado por mi súbita aparición.

-Franky:S-soy yo...Franky...

-Yo:Perd-

Repentinamente,me caigo al suelo.

-Franky:¡Eh!¡¿Qué pasa?!

Suelta a sus "presas" y se me acerca.Paso a forma Kid.

-Sara:¿Qué ocurre?

-Franky:...Tu también usas tu propia energía como "combustible",¿no?

-Yo(incorporándome):Sí...

Miramos a los Silencios.

-Saishiro:Me encargo yo de ellos.

Franky los suelta.Seishiro los coge y los aparta de nosotros.Tras ello,los elimina definitivamente con un rayo.

-Seishiro:La única que no utiliza su propia energía para canalizar magia es Sara.

-Sara:No toda al menos.

Me pongo en pie.Paso a Teen y Franky me ayuda a mantenerme en pie.

-Yo:Deberíamos echar un ojo por la casa por si las moscas.

Todos de acuerdo,así que damos otra vuelta por la mansión.Pero no encontramos nada.

-Seishiro:Esto quiere decir,que...

-Los 4:¡Misión cumplida!

Vamos andando hacia la salida.Cuando salimos,nos encontramos con que nuestros maestros están en el mismo sitio.Cuando nos ven,notamos que el alivio aparece en sus ojos.

-Sra. McGonagall:¿Y bien?

Sara asiente.

-Sra. McGonagall//Azazel//Maestra de Seishiro//Amelie y Drake:Excelente//¡Bien hecho,chaval!//Buen trabajo//¡Ese es nuestro Max!

Nos acercamos a ellos.Cuando llego hasta Amelie y Drake,paso a Kid,mientras ellos lo hacen a Senior.Drake me pone sobre sus hombros.

-Amelie:Pero mírate...Estás hecho unos zorros...

-Yo:Ja,ja,ja.

-Azazel:Creo que podríamos ir a celebrar esta primera victoria de los chicos.

-Franky:Azezel,¿no será...?

Azazel se ríe.

-Azazel:¡Tranquilo,hombre!

-Sra. McGonagall:Coincido con Azazel.

-Yo:Pero yo no...

-Drake:Hay algunos sitios a los que podemos ir,Max.

-Yo:¿Ah,sí?

Me baja de sus hombros.

-Amelie:Ahora lo verás.

Entramos cada uno en nuestros respectivos coches.

-Drake:¿Qué tal?

-Yo:Cansado.

-Amelie:Es normal.Ya te irás acostumbrando a usar magia.

-Yo:Eso espero.

Tras unos minutos,llegamos a un restaurante.

-Yo:¡Nosotros no podemos entrar ahí!¡Montaríamos un espectáculo!

-Amelie:Max,Max...No te fíes nunca de las apariencias.

El conductor nos guía hasta la parte de atrás,donde aparca junto a los de los demás,ahora vacíos(menos por los conductores).Nos bajamos del coche y vamos hacia la pared.

-Drake:Intenta memorizar esto.

Toca algunos ladrillos.Tras ello,la pared empieza a abrirse,mostrando así la entrada a un restaurante.[en vez de al Callejón Diagon Very Happy]

-Yo(sonriendo):No te fíes nunca de las apariencias...

Entramos.

[poned algo aquí si queréis.Si no,lo que veáis.Ya dentro de poco pondré el inicio de lo que va a ser el rol en verdad,así que paciencia Wink]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Seishiro
Iniciado
Iniciado
avatar

Mono
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 25/09/2012
Edad : 24
Localización : Sevilla

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Lun Oct 15 2012, 17:47

Nuestros maestros estaban contentos ya que habíamos conseguido pasar la misión, sin embargo, nosotros cuatro estábamos como "en otro mundo" como si nos preocupase algo.

-Azazel mientras sostenía una jarra de cerveza: ¿Qué pasa? ¿No lo estáis pasando bien? ¿No habéis tocado vuestras bebidas.

-Maestra: Tiene razón, ¿Qué pasa?

-Max: Fue espantoso. No quiero ni recordarlo.

-Drake: Vamos Max, los Silencios no son para tanto, yo mismo hice una misión parecida en mi primera vez.

-Max: Lo sé pero allí había algo más.

-Maestra: ¿Algo más aparte de los Silencios?

-Sara: Eran Dementores.

-Mcgonagall: ¿Qué hacían los Dementores en ese edificio?

Sara se encogió de hombros.

-Drake: ¿Max porqué no nos avisaste con telepatía?

-Max: Todo pasó muy rápido.

-Azazel: ¿Y tú Franky porqué no nos dijiste nada cuando nos vimos?

-Franky: Yo no sabía nada, no estaba con ellos en ese momento.

-Amelie: ¿Cómo conseguisteis vencerlos?

-Yo: Sara.

Dije de repente entrando en la conversación.

-Yo: Fue ella quien nos sacó de esa situación con un extraño hechizo.

Sara se sonrojó.

-Maestra: Un Dementor no se puede vencer con cualquier hechizo, ¿Cuál usaste?

-Sara: Expecto Patronum.

-Maestra: ¿Has conseguido invocar un Patronum con tu nivel de magia?

-Mcgonagall: Os dije que le vi un gran potencial.

-Yo: ¿Qué es un Patronum?

-Sara: Un hechizo para ahuyentar dementores.

-Yo: Bueno chicos, yo me voy a casa, se está haciendo un poco tarde y estoy echo polvo.

me levanto de la silla.

-Franky: ¡Espera! yo también voy. ¿vosotros venís también?- le preguntó a Sara y Max.

Ellos asintieron pues había sido un día agotador.

-Maestra: Id vosotros en los coches, luego yo llevaré a vuestros maestros a la Liga.

-Yo: ¿Y qué hago yo? Yo no tengo Chófer ni nada de eso.

-Max: ¿Por qué no te vienes conmigo?

[Siento que mi post haya sido un poco corto pero no estaba muy inspirado, prometo hacer un post más lago la próxima vez]
Volver arriba Ir abajo
Sara Riddle
Novato
Novato
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 12/08/2012
Edad : 22

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Lun Oct 15 2012, 19:16

Después de pasar un rato divertido todos juntos, nos vamos cada uno por nuestro camino.

Mientras recorro las calles del pueblo, pienso en mi familia, puesto que me dirijo a mi casa. Pienso también que ya es hora de decirles la verdad; no puedo seguir ocultando todo lo que me ha pasado.

Por fin, llego a mi casa y saco las llaves para abrir la puerta, pero antes de que pudiera hacerlo, mi hermana Mary se abalanza sobre mi, casi tirándome al suelo y me dice:

-¡Sara! ¿Por qué no me habías dicho que ibas a pasar unos días en casa de unos amigos tuyos? ¡Yo también quería! ¡Me pudiste haber avisado!

Me quedo mirándola totalmente desconcertada sin tener ni la más mínima idea de qué me estaba hablando.

-Mary, ¿qué...?

-¡No te hagas la tonta! ¡Te has tirado todos estos días divirtiéndote y de fiesta! ¡Y no me dijiste nada! ¡Sólo a papá y mamá!

Me sorprendo aún más con estas palabras, pero entonces se me viene a la cabeza las palabras de McGonagall al conocerlos y caigo en la cuenta de que mis padres y mi hermana tienen los recuerdos modificados y no saben qué he estado haciendo realmente. Los nervios empiezan a recorrer mi cuerpo y noto como la calor de estos se reflejan en mi cara.

-¡Encima tienes la cara de no decir nada ahora mismo! -sigue gritando Mary.

-Mary...-musito casi en voz inaudible.

-¡No, no! ¡La próxima vez me iré yo de fiesta y no te diré absolutamente nada! ¡Y cuando vuelva de esa fiesta, no te contaré nada de nada! -exclama Mary haciendo caso omiso de mi intento de interrumpirla.

-¡Mary! -le grito ya finalmente, harta de oírla gritar.

Ella se calla repentinamente aunque sigue refunfuñando por lo bajo. Respiro hondo y pienso detenidamente lo que estoy a punto de decir:

-Mary, es cierto que he estado con mis amigos, pero no de fiesta precisamente. El día de Halloween, me compré el disfraz de bruja en una tienda y resultó que ese disfraz era mi "verdadero yo" con el que adquirí poderes. Ahora pertenezco a la Liga de las Sombras, que es una especie de organización que tiene como objetivo luchar contra los Seres del Otro Lado.

Le suelto todo esto casi sin respirar y muy rápido, con el corazón a toda prisa. Mary me mira con los ojos muy abiertos. Entonces, frunce el ceño y me dice:

-¿En serio crees que me voy a tragar esa mierda de excusa?

-¡Mary! ¡Digo la verdad!

Para demostrárselo, hago una pequeña llama en mi mano, como la que hice anteriormente en la misión. Mary se queda mirándome con la boca abierta y sin palabras.

Entonces, antes del riesgo de que reaccione mal, entro dentro de la casa y busco a mis padres. Los encuentro en el salón y, con los nervios a flor de piel, les cuento lo mismo que le acabo de contar a Mary.

-¿Es cierto todo eso? -me pregunta mi padre muy serio.

Asiento con la cabeza, temblando de pies a cabeza, temiendo que pensaran que era un bicho raro o algo. Sin embargo, mi madre viene hacia mi y me abraza.

-Sabes que te queremos igualmente, Sara. Pero debes de tener mucho cuidado. No queremos que te pase nada. -me dice mi madre.

-Lo tendré. Me están entrenando, no me pasará nada. -le contesto sonriendo.

Después, mi padre también me abraza y esto me hace sentirme muy feliz, debido a su rápida aceptación de la situación. Veo como Mary se asoma también al salón y descubro que ha estado escuchando toda la conversación. Y entonces, hace algo totalmente insólito en ella. Se acerca a mi y me abraza apoyando su cabeza sobre mi hombro. Suspiro y envuelvo mis brazos alrededor de ella. No hay necesidad de palabras pues al mirarnos, nos lo decimos todo.
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Mar Oct 16 2012, 00:10

-Seishiro:Está bien.

Nos montamos en el coche.Al rato,llegamos a sus casa.

-Yo:¿Le has dicho ya esto a tus padres?

-Seishiro:A mi madre sí.

-Yo:Oh...Pues suerte.

-Seishiro:Gracias.

Se baja.Veo como llama a la puerta de su casa,abriendo su madre.

-Yo:Volvamos a la sede.

El coche arranca.

-Yo:<<Que suerte tiene el mamón...>>

Me miro las manos.

-Yo(sonriendo):<<Pero él no tiene esto>>

La sonrisa se me borra de la cara.

-Yo:<<Parece que ya me estoy acostumbrando a esto...Mejor>>

2 horas después

Llego a la Liga.Le doy las gracias al chófer y entro en el edificio central.

-????:¡Eh,Max!

Me giro y veo a Steve,el mismo chico que me llevó a su casa el día que llegué.

-Yo:Hey,Steve.

Llegamos al encuentro y nos damos la mano.[el también está en Kid]

-Steve:¿Adonde ibas?

-Yo:A bichear un poco por aquí.Ya sabes...Esto es muy grande.

-Steve:Sí,te comprendo.Yo todavía no lo he visto todo.

Le miro.Parece algo excitado.

-Yo:¿Te...pasa algo?

Me sonríe ampliamente y me coge de la muñeca,llevándome escaleras arriba.Cuando estamos en la puerta de la Tribu,me suelta.

-Steve(muy excitado):¡Sígueme!

Abre la puerta y entramos.Ya he entrado un par de veces en la sala de la Tribu,pero siempre me sorprende.En esta ocasión,hay unos 10 miembros.

-Samantha(Fursona coneja en Teen):Hola,chicos.

-Yo:Ah.Hola,Sammy.

Vemos que a su lado hay una pequeña y sollozante conejita.

-Steve:¿Esa es...?

Asiente.

-Yo:¡Wow!¡Una nueva!

Nos acercamos a ella.Parece algo intimidada.Y,a simple vista,parece más pequeña que nosotros.

-Steve:¿Cuando ha llegado?

-Sammy:La acabo de traer.

-Yo(sonriendo a la recién llegada):¿Cómo te llamas?

Se esconde detrás de Sammy,asustada.Doy un paso atrás,alzando las manos.

-Yo:¡Perdón!¡No quería asustarte!

Steve se ríe.

-Steve:Normal que se asuste.Le has enseñado esos colmillos y...

Me levanta el labio,tras lo cual le doy un manotazo.

-Yo:¡Fue a hablar!

-Conejita:...Annie.

La miramos.

-Steve y yo:¡Bienvenida!

-Steve:¡Yo soy Steve!

-Yo:¡Y yo Max!

Nos sentamos en el suelo,poniéndonos así a su altura.[altura de Steve en Kid=1'30//Annie=0'70//yo=1'25]

-Yo:¿Cuántos años tienes?

Abre la palma de su mano izquierda y extiende un dedo de la derecha.

-Yo:¿Cinco?

Mira sus manos y empieza a llorar.Parece que no se ha dado cuenta de que ahora tiene 4 dedos en cada mano.Se me cae el alma a los pies.

-Yo:...¿Seis años?

Asiente mientras enjuga sus lágrimas.Miramos a Sammy.

-Steve:Habrán venido sus padres,¿no?

-Sammy:Claro.Pero no pueden entrar aquí.

-Yo:¡Pero es una niña pequeña!

-Sammy:Recuerda que los ajenos no pueden entrar aquí,joven Prower.

-Yo:Ah,cierto...Perdón.

-Sammy:No importa.

-Steve:Pero ella irá a vivir con sus padres,¿no?

-Sammy:No lo se...Sus padres están hablando ahora con Skellington.

-Yo:¿Skellington?

-Sammy:¿No te han explicado Amelie y Drake quien es?

Niego con la cabeza.

-Sammy:Es el encargado de las relaciones públicas de las Tribus que van de la A a la G.

-Yo:¿No será...Jack Skellington,verdad?

-Sammy:Así es.

Empiezo a reirme.Annie retrocede,asustada.

-Yo:¡Perdón!

-Steve:¿Y tu de qué te ríes?

-Yo:Es que...la noche de Halloween,cuando me puse la piel por primera vez,lo vi en el cementerio de mi pueblo.

-Sammy:Le gusta salir a dar una vuelta amparado en la oscuridad.

-Yo:Oh...

Sammy se agacha y coge a Annie.

-Sammy:Bueno,mi niña.¿Vienes conmigo?

-Annie:¿Mi papi y mi mami pueden venir?

-Sammy:No,cielo.Pero luego iremos con ellos.¿Te parece?

-Annie:...¡Vale!

Nos mira.

-Sammy:Cambiaos.Ya sabéis donde ir luego.

-Steve y yo:Sí.

Se va con la recién llegada.

-Yo:/<Parece mentira que Sammy pueda ser así de blanda>

-Steve:/<¿Verdad que si?>

Vamos a los vestuarios que hay en la Tribu.Por el camino,cambiamos a Teen.

-Yo:¿Y qué me querías enseñar?

-Steve:¡Ah,eso!

De uno de sus bolsillos,saca un papel.Cuando me lo enseña,veo que es la portada de un libro infantil.Y su protagonista...

-Yo(sonriendo):¿En serio,tío?

-Steve(haciendo lo propio):Ya ves.Hay veces que vienen miembros de empresas a visitar la Liga.Sobre todo los nuevos en esas empresas.Me lo dijeron esta mañana.

-Yo(mirando de nuevo el cartel):Y te cogieron a ti en Kid para ser el protagonista de un libro,¿no?

-Steve:Pues sí.

Nos cambiamos.

-Yo:Así que casi todas las mascotas de deportes,libros,cereales y todo eso...¿Salen de aquí?

-Steve:De toda la Liga los sacan.Incluso a los personajes de algunos libros.

-Yo:A ver si me cogen a mi para algo.O a mi hermano.

-Steve:¿Cuando ha entrado?

-Yo:Todavía no lo ha hecho.Pero lo hará en breve.Hoy visité a mis padres(y a él de camino) y olí su aura.

Seguimos hablando mientras vamos a la Sala de Iniciación,donde le damos la bienvenida a la pequeña Annie.

______________________________________________________________________________________________________________

3 días después.En el coche,en dirección a mi casa

-Yo:Menos mal que puedo ir a casa cuando quiera.Y que Amelie y Drake me han dado permiso.[forma en la que estoy:Kid]

Realizo el conjuro de la lluvia,desatando así una lluvia torrencial.Al cabo de una media hora,llego a la puerta de mi casa.Estoy algo nervioso,pero muchísimo menos que la otra vez.Bajo del coche y me acerco a la casa,tras lo cual llamo al timbre.Escucho como alguien baja rápidamente las escaleras.La puerta se abre rápidamente,y veo que es un sonriente Miles el que me recibe.

-Miles:¡Sabía que eras tu!

-Yo(sonriendo):Hola,hermano.

Paso a Teen y nos damos un abrazo.

-Miles:¡Entra,vamos!

Entro en mi casa.La verdad es que ahora no me parece si quiera que sea mía,pues ya hace más de una semana que me fui.Vamos al salón.

-Yo:¿Mamá y papá donde están?

-Miles:Han ido a comprar.

-Yo:Habrán ido en coche,espero.No podré parar el conjuro hasta dentro de un par de horas.

-Miles:Sí,no te preocupes.

Miro la casa.

-Yo:En serio,tío.Ya se me hace raro la casa.

-Miles:...

Le miro.Está algo cabizbajo.Me acerco y le paso un brazo por los hombros.

-Yo:¿Qué te ocurre,hombre?

-Miles:...Ya comprendo lo que querías decir cuando me dijiste lo de esperar para la tercera vez.

El corazón me da un vuelco.Le miro a los ojos,sorprendido.

-Yo:Miles...Tu...

-Miles:Encontré la tienda de Rasputín,donde conseguí mi piel.

-Yo:...¿Cuántas veces te la has puesto?

-Miles:Dos.Me la fui a poner la tercera vez el mismo día que la conseguí,pero recordé tus palabras...Y no me sentí con valor.

Le revuelvo el pelo.

-Yo:¿Ves como no es tan fácil?

-Miles:Llevabas razón.Pero me mentiste en una cosa.

-Yo:¿En qué??

-Miles(sonriendo tímidamente):Me sentía mucho mejor con la piel puesta.

Suelto una carcajada.

-Yo:Pero comprendes la razón por la que no te lo dije,¿verdad?

-Miles:...Creo que si.

Nos quedamos en silencio.

-Yo:¿Se lo has dicho ya a mamá y a papá?

Asiente.

-Miles:Se lo dije hace 2 días,cuando me lo quité la segunda vez.

Nos quedamos en silencio.Miles sigue cabizbajo.Además,está notablemente inquieto e indeciso.

-Yo:¿Qué vas a hacer,Miles?¿Vas a ponértelo ya?

-Miles:No lo se...Dijiste que al final caería,¿no?

-Yo:Sí.Ya sabes como atrae.

-Miles:¿Y qué pasaría si me lo pusiera ya?

-Yo:Te vendrías conmigo.Ingresarías en la Liga,donde empezarías a hacer misiones.Intentaré que Amelie y Drake sean también tus tutores.

-Miles:...

-Yo:De todos modos,no tengas prisa.

-Miles:Quiero hacerlo.Estoy ansioso por ser un Fursona

-Yo:¿Estás seguro?Una vez que lo hagas,nunca más podrás volver a tener ese cuerpo.

-Miles:Estoy seguro.

Asiento.

-Yo:Llama a mamá y a papá.

Va a por su móvil y lo hace.De camino,baja su piel.Es de color anaranjado y blanca(no como mi pelaje,que es rojo y blanco).En la cara tiene marcas parecidas a las mías.

-Yo:Nos parecemos bastantes.

-Miles(sonriendo):Somos hermanos.

-Yo(sonriendo también):Sí.

Nos quedamos en silencio.Un silencio algo tenso,la verdad.

-Yo(para aliviar la tensión):Anda,ve a hacerte tu última paja con ese cuerpo.

-Miles(algo colorado):¡Max!¡¿Pero qué estás diciendo?!

-Yo:Vamos,guarrón,que se que eres como un mono.

-Miles(rojo como un tomate):¡D-déjate de tonterías!

-Yo(entre risas):¡Que era broma,hombre!

Le beso la cabeza cariñosamente.

-Yo:Era para aliviar la tensión.Se nota que estás nervioso.

-Miles:Es normal,¿no crees?

-Yo:Desde luego.

Me quedo en silencio.

-Miles:¿Cómo es la Liga,Max?

-Yo:Enorme.Bueno,nosotros iremos a una sede.Pero es enorme.Se divide en 4 zonas,como os dije.Las zonas residenciales están repartidas por toda la sede.Si vives conmigo,irás a la Zona Residencial 2,a la cual se accede mediante una especie de pequeña casita en las afueras.

-Miles:Oooh...

Seguimos hablando un rato más,hasta que llegan nuestros padres.Me sonríen al verme.[ahora estoy en Senior]

-Mamá:¡Max!

-Yo(sonriéndoles):Hola.

Me acerco a ellos,fundiéndome en un abrazo.

-Yo:¿Podéis sentaros,por favor?

-Papá:¿Qué ocurre?

-Yo:Miles quiere deciros algo.

Vamos al salón.Cuando ven que Miles lleva en sus manos la piel,se les cambia la cara.

-Miles:Mamá...Papá...Yo...

Mi madre se inclina hacia él y le besa.

-Mamá:Está bien.

-Miles:¿Estáis seguros?

-Papá:Es lo que tu quieres,así que está bien.

Miles les mira,para luego posar sus ojos en la piel.

-Miles:Pues...allá vamos.

Se dispone a desnudarse,pero le paro.

-Papá:¿Qué ocurre?

-Yo:Será mejor que no veáis esto.

-Papá:Max,n-

Le indico con la mirada que me haga caso.Asienten.

-Yo:Miles,vamos a tu cuarto.

Se levanta y empieza a subir.Miro a mis padres.

-Yo:Pensé que se lo podría la 3ª vez nada más poder...

-Mamá:Parece que meditó acerca de lo que le dijiste.

Sonrío tristemente.

-Yo:Ahora...volvemos.

Subo las escaleras y voy al cuarto de Miles.Está sentado en su cama.

-Yo:Te lo repito,Miles.¿Estás seguro?

Asiente.

-Yo:Empecemos.

-Miles:¿Tengo que hacer algo especial?

-Yo:¿Rasputín no te dijo que hacer?

Niega.

-Yo:Ese tío es un papanatas.No tienes que hacer nada.Desnudarte y ponértelo como las otras veces.

Me giro para que se desnude tranquilamente.

-Miles:Ya.

Me giro y veo que tiene puesta la piel hasta la cintura.

-Yo:Sigue.Ya no puedes parar.

Se mira los pies y mueve los dedos.

-Yo(sonriendo):Yo hice lo mismo.

-Miles:¿Ah,sí?

Asiento.Sigue poniéndose la piel.

-Miles(con la cabeza de la piel en las manos(mirándose en un espejo)):Hasta siempre.

Me mira.Le asiento.Tras un suspiro,se pone la cabeza.Veo como se pega al resto del cuerpo y se estrecha.Todo su cuerpo empieza a burbujear(literalmente) y a encoger.

-Miles:¡¡QUÍTAMELO!!¡¡MAX,QUÍTAMELO!!

-Yo:¡YA NO SE PUEDE!¡AGUANTA!

Sigue encogiendo.Veo como todo se vuelve mucho más natural.Al cabo de unos segundos,termina.

-Miles(desde el suelo):Aaah...Aaah...

Se mira las manos y las flexiona.Mira su cola y la agita.Me acerco a él y le ayudo a levantarse.

-Yo(sonriéndole):¿Qué tal?

-Miles:Dolor-

Se tapa la boca al escuchar su voz.Suelto una carcajada.

-Yo:Bien,¿verdad?

Asiente.

-Yo:Espera,que voy a por algo de ropa para que te tapes.

Voy a por la ropa.De camino,llamo a mis padres.

-Yo(en la puerta):Esperad un momento,por favor.

Entro,cerrando la puerta a mis espaldas.

-Yo:Anda,vístete.Ya he hecho un agujero para la cola.

Coge la ropa.

-Miles(mientras se viste):Gracias.

Termina de vestirse.Luego,abro la puerta a mis padres.Nuestra madre se lleva una mano a la boca tras ver a Miles.

-Miles(timidamente):¿Qué os parece?

Se agachan,poniéndose a su altura.

-Yo:Está muy bien,tío.

-Mamá:Todavía...veo algo de ti en tu mirada.

-Yo:Porque aun no ha terminado.Y lo siento,pero tenemos prisa.

Los 3 me miran.

-Yo:El conjuro no durará mucho más.

-Papá:Claro...

Salimos de la habitación y vamos al recibidor.

-Miles(sonriendo):¡Vendré en breve!

-Mamá:Seguro que sí.

Lo abrazan.

-Papá:Max,cuida de tu hermano.

-Yo:No te preocupes.Estará bien.

Asiente.Tras eso,nos montamos en el coche,mientras nos despedimos de ellos con la mano.

-Miles:Esto es increíble...Es mucho mejor de lo que pensé.

-Yo(sonriendo):Mola,¿eh?

Me asiente.

-Yo:Y ya verás cuando puedas alternar entre las tres formas.

Seguimos hablando hasta que llegamos donde Rasputín,el cual nos abre la tienda.

-Rasputín:Vaya,los 2 hermanos...

-Yo:Hola,señor Vonamor.

-Rasputín:Vamos,pasad.

Entramos en la tienda y vamos a la sala donde me quité lo que quedaba de mi antiguo cuerpo cuando me llegó el momento.

-Miles:Esto va a doler,¿verdad?

Asiento.

Tras el duro proceso y la comilona que se pega Miles después,volvemos a la Liga.Sin pararnos para nada,le llevo hasta la Tribu.Amelie está allí,además un par de miembros más.

-Amelie:¡Hola,M-!

Se calla al ver a Miles.

-Amelie:¿Miles?

Asiente,bastante asustado al ver a tantos Fursona

-Amelie:¡Bienvenido!

-Yo:¿Y Drake?

-Amelie:De misión.

Nos acercamos.

-Amelie:Os parecéis bastante,la verdad.Bueno,sois hermanos al fin y al cabo.

Miro a Miles.Está con las orejas gachas,intimidado.

-Yo:¡Vamos,hombre!¡Anímate!

-Miles:Sí.

-Amelie:Va a ser rápido esto,¿eh?

Asiento.

-Miles:¿El qué?

-Yo:El ritual para que formes parte de la Tribu.

Los otros dos se acercan.Hago las presentaciones,tras las cuales le dan la ropa a Miles,para que empiece el ritual.

[paro ya que me echan XD(si no seguía)]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.


Última edición por Maximillian Prower el Mar Oct 16 2012, 08:26, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Iskar
Adepto
Adepto
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 29/09/2011
Edad : 22

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Mar Oct 16 2012, 03:38

[Volvamos al pasado, a ver qué coño ha hecho nuestro querido Iskar todo este tiempo XD]

Era de noche, una lluvia torrencial caía estrepitosamente sobre la ciudad, mientras que una oscura figura golpeaba con impaciencia la puerta de la tienda de Rasputín, cuyo dueño parecía dormido o más bien sordo. Esa figura era yo, había caído en la tentación de ponerme el traje por tercera vez y volvía a buscar orientación como me aconsejó el viejo. Quizás la lluvia se sumara a sus posibles dificultades de oído, me dije.

Yo: ¡Abre de una vez, coño!

Sin embargo, la luz del interior se apagó.

Yo: Cabrón...

Corro por las calles en busca de un techo en el que resguardarme de la lluvia, acordándome de toda la estirpe de Rasputín (xD). Rechacé una parada de autobús por llevar puesto el traje, así que acabo en un parque refugiado bajo el pequeño techo de una casita donde juegan los niños. Dejo escapar un resoplido. Me quedo un rato pensando en qué hacer mientras espero a que amaine. Pero antes de que esto ocurra, una figura aparece no muy lejos de mi casita. Intento observarlo más detenidamente, pero la lluvia no me deja ver exactamente qué es. Aunque, por lo pronto, puedo decir que humano no es.

Yo: ... que co-

Fue visto y no visto, la figura se me había acercado a una velocidad impresionante e hizo añicos mi refugio conmigo dentro. Con un fuerte dolor de cabeza consigo ver mejor al ser:

Spoiler:
 

Yo: Argg...

El demonio se me acerca, y supongo que no con buenos propósitos.

Yo: No no no no-

Me agarra y me lanza a la otra punta del parque, impactando dolorosamente contra el suelo. Me retuerzo en el suelo de dolor. El demonio me vuelve a agarrar, y me sostiene en el aire.

Yo: Pero por qué tanto odio >.<

Y, una vez más, soy lanzado, esta vez contra un árbol. Esta vez intento levantarme poco a poco, con decisión.

Yo: Muy bien, habrá que plantarle cara. O algo.

Extraigo el sable del cinto (Que había dejado de ser un tocho plástico para transformarse en una magnífica hoja de acero muy sólida y ligera) y me dispongo a hacerle frente al ser hostil. El demonio carga contra mí otra vez, pero esta vez consigo anticiparme a su ataque y logro hacerle un corte en el brazo. Me sorprendió mi espontánea sangre fría y mis agudizados reflejos, además me sentía más ágil. La criatura y yo intercambiamos una mirada desafiante que duró unos interminables segundos.

Yo: Ahora, empecemos pues.

Desaparezco al ojo del demonio, que se mostró desconcertado, pero se mantuvo alerta. Yo lo observaba desde la oscuridad, divertido. Intenta cargar hacia donde cree que estoy, fallando y brindándome una oportunidad perfecta para atacar.

Yo: Tachaaaaán!

Atravieso limpiamente la espalda del demonio con mi arma, que cae de rodillas, herido de muerte. Le doy una patada para extraer el acero de su carne, lanzándolo contra el suelo mojado. Observo el cadáver, respiro hondo y... parece que vuelvo al mundo real. Tengo magulladuras por todo el cuerpo y una fea herida en la mano izquierda que me gotea sin parar. El temporal había pasado y vuelvo como puedo a la tienda de Rasputín. Esta vez espero que me abra, no creo que sobreviva a otro bicho de esos.

Golpeo con impaciencia la puerta.

Yo: Viejo! Abre joder!

Por suerte para mí, esta vez sí que me escuchó.

Rasputín: ... No tienes muy buen aspecto.

Yo: Déjame pasar

Rasputín: Y esos modales?

Le dirijo una mirada llena de impaciencia.

Rasputín: Va va, pasa.

_________________________________________________________________

[Mañana sigo, que se me ha hecho tarde xD]
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Miér Oct 17 2012, 00:14

Vamos a los vestuarios.

-Miles:¿Qué tengo que hacer?

-Yo:Por el momento,ponerte la ropa.

Me cambio rápidamente.A Miles parece que le da algunos problemas la cola,así que le ayudo.

-Yo:Lo sabrás intuitivamente.

Salgo del vestuario mientras él termina de vestirse.Me reuno con los que antes estaban en la sala.Al poco,viene Miles.Amelie le hace el ritual de iniciación de Miles.

-Nosotros:¡Bienvenido a la Tribu Fursona

Miles sonríe mirando al suelo,notablemente avergonzado.Me acerco a él y le paso una mano por los hombros.

-Yo:¡Enhorabuena,Miles!

-Miles:...Gracias...

Le doy un golpe en el hombro.

-Miles:¡Ay!

Con eso consigo que me mire.Le sonrío.

-Yo:Ya verás la de gente que tienes que conocer.Como a Steve,un amigo mío.

Miro a la puerta.

-Yo:Buff,menos mal.Si justo en este momento se hubiera asomado por la puerta,parecería que lo he sacado de un libro o algo así.

Amelie se acerca.

-Amelie:Bueno,¿y cómo es que...?Ya sabes.

-Miles:Encontré la tienda de Rasputín al día después de que vinierais a casa.Y hoy,cuando Max fue a visitarnos,me decidí.

-Amelie:Ya veo...En fin,pues bienvenido.

Salimos a la sala de entrada y nos sentamos.Pasados unos minutos,vemos como Steve entra acompañado de la pequeña Annie.

-Yo:¡Buenas!

-Annie:¡Holaaaaa!

Miran a Miles.

-Yo:Ah,dejad que os presente.Él es mi h-

-Miles(levantándose y yendo hacia Annie):¡Pero que cosa más mona!

Annie se esconde detrás de Steve.

-Yo:Miles,no la asustes.

-Steve:¿Miles?

Le mira.

-Steve:¿Eres el hermano de este cabroncete?

-Yo:Eh,que te den por culo.

-Miles(sonriendo):Sí.

-Steve:¡Encantado,hombre!¡Yo soy Steve!

Le da la mano.En esto,Annie se me acerca.La cojo en brazos y le doy un beso.

-Yo:Mira,peque.Este es mi hermano Miles.

Annie le saluda timidamente.

-Miles:Siento haberte asustado.

La pequeña asiente.

-Miles:¿Cuantos años tienes?

Levanta seis dedos.Sonrío al comprobar que ya se está adaptando al cuerpo.

-Amelie(poniendo una mano en la cabeza a Miles):Bueno,pequeño Miles.¿Quieres ir a tu nueva casa?

Miles asiente.Le doy un beso a la pequeñina,una leche en el hombro al perro y me voy con Amelie y Miles.

________________________________________________________________________________________________________________________________________

2 días después.11:30.[forma en la que estoy:Teen]

Noto como me mueven el hombro.Abro lentamente los ojos y me giro,para ver quien es el imbécil que me levanta en mi día de descanso.Veo al que parece ser Miles.Solo que está en Senior,una forma que hasta ahora no tenía.

-Yo:Miles,tío...¿Para qué me despiertas?

-Miles:¡Mira!¡Ya tengo las 3 formas!

-Yo:Vale...Uaaah...Enhorabuena...Y ahora,déjame dormir.

Me tapo con la manta de nuevo.De repente,una gran cantidad de agua fría como el hielo cae sobre mi cabeza.Me incorporo rápidamente.

-Yo:¡¿QUIÉN HA SIDO?!

Veo en la puerta a un sonriente Drake en forma Teen.

-Yo:Eres un mierda,Drake.

-Drake:No te quejes y levántate.

-Yo(acostándome y poniéndome en la zona más seca): Déjame.Es mi día de descanso.

-Drake:Lo siento,pero no puede ser.Estás citado para ir a visitar el Otro Lado junto a tus amigos.

Agito una de las orejas con curiosidad.

-Yo:...Haberlo dicho antes.Ahora bajo.

Escucho como da un paso para irse.

-Yo:Y ni se te ocurra volver a despertarme así.

-Drake:Oooh...¿Qué vas a hacerme?

Va escaleras abajo acompañado de Miles.

-Yo(sonriendo):<<Ponerte chinchetas en la cama,por ejemplo>>

Salgo de la cama,dispuesto a descubrir como es el afamado Otro Lado.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
Ya si eso tendré rango...
Ya si eso tendré rango...
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 487
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Jue Oct 18 2012, 00:01

Tras la "celebración" por nuestra primera misión, me monté en el coche en el que había llegado con Azazel. Jager arranca y me lleva a la sede de la liga. Después de llegar y al bajarme del vehículo, el coche se pone de nuevo en marcha y abandona el lugar por donde había venido, haciéndome pensar que volvía con su amo. Todavía tenía que preguntarle a mi maestro qué era exactamente el misterioso chófer.

Con intención de ir a mi cuarto de la residencia de la Tribu Infierno, me dirijo hacia la pared indicada. Pero me quedo totalmente en blanco cuando llego, al recordar que no sabía qué se debía hacer para abrir la grieta que me llevaría al castillo. En ese momento pienso en lo increíble que me parecía el no haberme fijado en cómo lo hacía Azazel hasta ahora, cuando de repente la entrada se abre ante mí. Los que aparecen y parecían haber abierto la grieta eran Isamu y una chica de constitución baja y delgada, de cabello rojo recogido en dos coletas altas, con los iris de los ojos también rojos. Otros detalles que le noto son unas pequeñas alas negras en su espalda y una larga y delgada cola negra saliendo de la parte inferior.

Isamu: Ah, tú eres el alumno de Azazel... Kagi Futatsu, ¿no es así?

Yo: Sí.

Isamu: Quiero que le digas a tu maestro que he reconsiderado su oferta sobre compartir las enseñanzas.

Yo: ¿Quiere decir que me enseñará usted también?

Isamu: Sí, al igual que Azazel le enseñará a mi discípula.

La chica se acerca a mí.

Chica: Encantada, mi nombre es Amanda Winn, espero que nos llevemos bien.

Yo: I-igualmente, mi nombre es Kagi Futatsu, pero mis amigos me llaman Franky, llámame como quieras.

Isamu: Nosotros nos vamos ya, no olvides decírselo a Azazel, ¿de acuerdo?

Yo: Descuide.

Se van. Yo por mi parte aprovecho que ellos habían abierto la grieta para entrar. Más tarde llegaría Azazel y le comunicaría el mensaje de Isamu.

Azazel: Vaya, ha cedido mucho antes de lo que pensaba, pero antes tengo que enseñarte a teletransportarte como es debido.

Yo: Mejor, no me gustaría que me volviera a pasar lo de hoy.

Azazel: Agradécelo, conozco a gente que ha desaparecido por no controlar bien esta habilidad.

Yo: ¿Desaparecido?... ¿cómo que desaparecido?

Azazel: Pues que sencillamente no llegaron a ningún sitio, están en paradero desconocido.

Yo: Uff... entonces más me vale aprender con cuidado.

Los siguientes tres días los gastaría en su mayor parte en practicar el teletransporte y entrenar con armas, mayormente con espadas. Tras finalizar este periodo de tiempo, usaba dos espadas para mi estilo de lucha y ya sabía transportarme en un radio de 3 km, pero tenía que ser dentro de una zona conocida. Fue entonces cuando decidimos reunirnos con Isamu y Amanda. Nos encontramos con ellos en una sala especializada para el entrenamiento de la Tribu Infierno.

Amanda: ¿Qué haremos aquí?

Isamu: Ambos queremos comprobar vuestros niveles, así que pelearéis ahora.

Yo: ¿Entre nosotros?

Azazel: No, vosotros dos contra Jager.

Miramos al sirviente de mi maestro, quieto en el centro de la sala.

Yo: No sabía que también peleara.

Azazel: Jager no es sólo mi chófer, sino también algo así como mi guardaespaldas.

Amanda: ¿Cómo es de fuerte?

Azazel: Eso lo dejaré como parte de la sorpresa.

Isamu: Bien, si ya no quedan inconvenientes, que comiencen.

Azazel: ¡Adelante, Jager!

El misterioso personaje se desplaza hacia nosotros con una velocidad que no me esperaría para nada que tuviera un simple chófer. Tras evaluarnos nuestros maestros, comienzan con el intercambio de conocimiento. Azazel nos enseñaría a Amanda y a mí sobre el uso de la magia negra, mientras que Isamu se encargaría del manejo del Ki. Entre los dos nos entrenarían en combate cuerpo a cuerpo y con armas, entre otras cosas.

Pasan así otros dos días más, cuando me entero que tendría que hacer una visita al Otro Lado junto con mis amigos.
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Jue Oct 18 2012, 22:24

Cuando termino de vestirme y desayunar,salgo de la casa en la dirección que Drake me dijo.[y que no he puesto,pero no importa]
Allí están ya Sara y Seishiro.

-Yo:Buenas,gente.

-Sara:Hola.

-Seishiro:¿Has visto a Franky?

-Yo:Que va.Pero estará al caer,vamos.

Nos quedamos hablando allí durante unos minutos hasta que por fin llega nuestro amigo.

-Yo:Por fin,hijo.

-Franky:Perdón.

Mira alrededor.

-Franky:¿No nos acompaña nadie?

Seishiro señala la puerta a nuestras espaldas.

-Seishiro:Allí están quienes nos acompañarán.

-Sara:Vamos entonces,¿no?

Asentimos.Abrimos la puerta y entramos en una habitación totalmente vacía,con las paredes y el techo blancos.Parece que quien va a acompañarnos es una mujer en apariencia normal.Cuando observamos detenidamente,vemos sus orejas puntiagudas,sus ojos rojos y como le asoman levemente los colmillos por la comisura de los labios.Es una vampiresa.

-Vampiresa:Por fin llegáis.Vamos a pasar lista un momento,¿de acuerdo?

Pasa lista rápidamente.

-Haru:Por cierto,mi nombre es Haru.Tanto gusto.

Se gira hacia la pared antes de que nos de tiempo a responderle.

-Haru:Preparáos,chavales.Vamos a ir al Otro Lado.

-Sara:¿Y cómo...?

Levanta la mano para que se calle.A continuación,empieza a recitar rápidamente un conjuro.Vemos como la habitación empieza a "moverse".Las paredes se agitan,mutan y cambian de color.Finalmente,adquieren un tono negro con toques anaranjados.

-Haru:Hemos llegado.¡A prisa!

Se dirige rápidamente hacia la salida de la habitación.

-Yo:/<Pobre de quien la tenga como maestra>\

Los demás asienten.Haru abre la puerta.Ante nosotros se muestra un paisaje desolador,ardiente y caótico.[os mostraría un vídeo del Infierno de Constantine pero,por un extraño motivo,YouTube no me va ahora mismo.A ver si a vosotros si]

-Nosotros 4:Ohh...

-Haru:¡Seguidme y no os despistéis!

La seguimos por un camino en bastantes malas condiciones.En todo momento,notamos como algo nos observa.Al final,llegamos a lo que parece ser una especie de cantina.O lo que queda de ella,más bien.Nuestra guía se sienta en una de las pocas sillas que quedan.

-Haru:¡Bien,chicos!¡Os voy a explicar para qué estáis aquí!

Saca a relucir una sonrisa un tanto espeluznante.

-Haru:Hemos colocado 4 banderas en un radio de 1 kilómetro alrededor de aquí.Tenéis que encontrarlas.Pero cuidado,que aquí es muchísimo más fácil que os ataquen.

[dentro de...1 página,creo,empieza una "nueva saga"]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Seishiro
Iniciado
Iniciado
avatar

Mono
Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 25/09/2012
Edad : 24
Localización : Sevilla

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Vie Oct 19 2012, 19:45

Me bajé del coche de Max y nos despedimos.

Busqué las llaves de mi casa en mis bolsillos pero no las encontré. Palpé todas las zonas de mi cuerpo buscándolas pero al final no tuve más remedio que llamar al timbre.

Por la hora que era mis padres ya deberían de estar preparados para acostarse.

Me abrió mi madre como siempre.

-Madre: ¿Seishiro? ¿Por qué has llegado tan tarde? Ya íbamos a acostarnos.

-yo: Lo siento.

De pronto detrás de mi madre aparece una chiquilla corriendo y se agarra a mi cintura.

-Lèa: Bienvenido hermano ¿Dónde has estado?

-yo: ¿Ya has vuelto del pequeño viaje con padre?

Lèa aisente con la cabeza.

-Lèa: Se está duchando, ya verás cuando te vea.

-Madre: Pero no te quedes ahí hombre, pasa para adentro o cojerás frío.

______________________________________________________________________________________

Me senté con Lèa alrededor de la mesa.

Mi madre recojía los platos sucios de la cena.

-Madre: Ahora te traigo tu plato. Por cierto, cuando salga tu padre del baño deberías de meterte tú y así aprovecho para lavarte ese disfraz. Apuesto a que aún no lo has lavado.

Reí sin saber que hacer ya que mi madre llevaba razón como siempre.

En ese momento sale mi padre de la ducha.

-Padre: ¿Seishiro? ¿Eres tú?

-yo: Vamos padre, no ha pasado tanto tiempo desde que no nos vemos. Digo sonriendo.

Me levanto de la mesa sin saber muy bien que hacer, la situació era algo incómoda y tensa.

-Padre: Tu madre me ha contado algunas cosas pero no las he entendido muy bien.

-Yo: prometo contarlas después. Voy a darme un baño.

Entro en el baño y dejo mi ropa en la cesta de la ropa sucia mientras la bañera se va llenando de agua caliente.

Me decido a meter un pie en dentro de la bañera pero lo saco rápidamente ya que el agua estaba demasiado caliaente.

Cuando por fin me meto cierro los ojos y relajo el cuerpo. Era una buena sensación después de haber estado cazando Silencios por no hablar de los Dementores.

Me llevo las manos detrás de la cabeza y me quedo solo con mis pensamientos durante un rato.


__________________________________________________________________________________________

Cuando salgo del baño con el pijama puesto me siento cerca de la mesa que ya tenía la comida lista.

-Padre: Bueno y ¿qué has estado haciendo?

-Yo: Os lo contaré pero no vais a creerme.

Todos se sentaro a mi alrededor para escuchar lo que tenía que decir.

-Yo: He estado quedándome en un lugar que como tú, madre, bien sabes no puedo decir donde está.

-Padre: ¿Cómo es ese sitio?

-Yo: Pues hay unas veinte zonas residenciales a parte de zonas como patio, comedor, almacén, incluso creo que hay piscina aunque no la he visto aún. No he tenido tiempo de verlo todo.

-Madre: ¿Comes bien?

-Yo encojiendome de hombros: No me puedo quejar.

-Madre: ¿A propósito, quién era esa mujer de esta mañana?

-Yo: Ella era mi maestra, me enseña a pelear y tabién cosas del otro la...

Callo de repente.

-Lèa: ¿Te enseñan a pelear? Que guay.

-Madre: ¿Y qué te enseña? ¿Karate, Yudo, Kung-Fú?

-Yo: ¡Thss! ¿Qué más dá? os lo contaré todo, me da igual si puedo o no. Me enseñan a controlar la magia para que pueda enfrentarme a demonios del otro lado.

Mis padres se miran uno a otro.

-Yo: Os dije que no me creeríais.

-Padre y madre casi a la vez: Te creemos.

Casi me atraganto con la comida cuando oí eso.

-Yo: ¿Me creeis? ¿No pensais que estoy loco ni nada de eso?

-Padre: Mira esto.

Me saca un periódico.

Comienzo a leer el artículo que mi padre me sañalaba.

En la fotografía aparecía una extraña silueta voladora que no se distinguía muy bien ya que al parecer la foto se sacó por la noche.


El periódico decía:

</Una chica de 17 años llamada Candela Kayaba asegura haber visto un ser extraño conocido por el nombre de quimera.
"Yo iba a casa de unas amigas a celebrar una fiesta de disfraaces y Vi a un monstruo muy extraño en el cielo que salía de un edificio en llamas y le hice una foto. El flash de la cámara debió de llamar su atención porue se dirigió hacia mí muy veloz, cuando quise darme cuenta lo tenía casi encima. intenté esquivarlo pero me hirió en el brazo con una de sus embestidas. Más tarde se perdió volando por el cielo"
Estas son las palabras de Candela Kayaba.\>

Mis ojos se abrieron al máximo y mi cuerpo empezó a temblar.

-Madre: ¿Seishiro?

Me levanto estrepitosamente de la mesa.

-Yo: Tengo que irme.

Mi madre me agarró del brazo.

-Madre: ¿A dónde te crees ue vas a estas horas de la noche? Si tienes que ir a algún sitio será mañana.

Con resignación me fui a mi cuarto a acostarme.

______________________________________________________________________________________

Al día siguiente me pongo el disfraz que se estuvo secando por la noche, aún estaba un poco húmedo pero no me importó.

Salí a toda prisa por la puerta con el desayuno aún en la boca. no quería perder tiempo.

Llegué a una comisaría de policía y le pregunté que donde quedaba la casa de Candela Kayaba, que era muy urgente.

Tardaron un rato pero al fin encontraron su dirección en el ordenador d ela policía y me dirigí hacia allá a toda prisa.

Llamé a la supuesta puerta de la casa en dónde teóricamente vivía Candela.

Me abrió una chica no muy alta pero tampoco era baja, tenía el cabello de color castaño no demasiado oscuro y los ojos también eran marrones. Tenía una tenue cicatriz en su hombro derecho, se apreciaba bien porque vestía una camiseta de tirantas.

La chica se dio cuenta de que le estaba mirando la cicatriz y se llevó la mano izquierda hasta su cicatriz para taparla y ocultarla de mi vista.

-Yo: ¿Eres Candela Kayaba?

-Candela: ¿Nos conocemos?

-Yo: No verás, venía a hablar sobre el mounstro que viste, soy Seishiro Lee.

Le extiendo el brazo para darle un apretó de manos. Candela ignora por completo mi mano y me abre la puerta para que entrara.

-Candela: Pasa -dijo desconfiada.

Nos sentamos alrededor de una pequeña mesa de madera.

-Candela: ¿Tú también crees que la foto es un montaje?

-Yo: Lo cierto es que es difícil de creer...

El rostro de Candela se entristeció y desvió la mirada.

-Yo: ...Pero no para mí.

Candela me volvió a mirar rápidamente interesada.

-Yo: Te sorprenderás pero yo también vi a esa cosa, es más me enfrenté a ella.

-Candela: ¿Tú te enfrentaste a esa cosa?

-Yo (sonriendo): Sí pero era mucho más fuerte que yo. Si no es mucha molestia, ¿Podrías contarme qué pasó cuando viste a la quimera?

Candela asiente con la cabeza.

-Candela: Yo iba esa noche a una fiesta de disfraces en casa de una amiga mía cuando vi que salía humo de un edificio. De repente apareció ese ser extraño, Quimera ¿verdad?

Asiento con la cabeza.

-Candela: Cuando le hice la foto parece que le molestó de alguna manera porque enseguida me envistió y me hizo esta herida.

Candela vuelve a taparse la cicatriz de su brazo.

-Candela: Poco a poco está cicatrizando, el doctor dice que no dejará marca, lo cual me alegro.

-Yo (Pensativo): "No logro entender por qué atacaría un ser del otro lado a una chica que no tuviese que ver con la Liga de las Sombras, a no ser que...

De pronto recordé las palabras de Candela cuando dijo que iba a una tienda de disfraces.

-Yo: Te va a parecer una locura de pregunta pero te aseguro que puede ser un dato de importancia. ¿Dónde compraste el disfraz para la fiesta de tu amiga?

-Candela: En una tienda que nunca antes había visto, la tienda era un poco vieja y... vaya, no se me dan muy bien las descripciones...

-Yo: ¿Era la tienda de Rasputín?

Candela niega con la cabeza.

-Candela: No se cómo se llama el dueño.

-Yo: Haber... ¿Cómo elegiste el disfraz?

-Candela: Recuerdo que había una máquina muy grande en una habitación y tuve que teclear un poco, luego se abrió y allí estaba el disfraz.

-Yo: ¿Notaste algo extraño durante esa operación? Como un pinchazo.

-Candela: ¿Cómo lo sabes? No se porqué pero me inspiras confianza, además eres el único que cree que no estoy loca. Te lo contaré pero dudo que me creas.

-Yo: Prueba y te sorprenderás.

-Candela: El día de la fiesta que hice con mi amiga me quedé a dormir en su casa porque era ya muy tarde. Como no tenía pijama dormí con el disfraz puesto y a la mañana siguiente no podía quitármelo, es extraño pero digo la verdad.

-Yo: Continúa.

-Candela: Fui de nuevo a la tienda y le dije al dependiente que me sacara el traje y...

-Yo: Te dio un papel con unos símbolos que más tarde debías usar para sacar el traje -Interrumpí.

-Candela: ¿Cómo lo sabes?

Me encojo de hombros.

-Candela (mirándome desconfiadamente): Me puse el traje varias veces más y a la tercera vez podía sacarme el traje sin ayuda de los símbolos y...

-Yo: ¿Y?

-Candela: Puedo usar poderes mágicos desde entonces. Entiendo que te parezca increíble y no me creas pero..

La voz de candela se interrumpió secamente al ver que levanté mi brazo derecho y de él aparecían pequeños rayos azulados que recorrían mi extremidad desde los puños hasta el codo.

El reflejo azulado de mis rayos se reflejaban en sus ojos oscuros.

-Candela: ¿Tú puedes usar magia?

-Yo (Sonriendo): Sí, mis sospechas estaban en lo cierto. Eres miembro de la liga ¿Verdad?

-Candela: ¿Qué Liga? ¿De qué hablas?

-Yo: De la Liga de las Sombras. ¿Cuál si no?

-Candela: No conozco ese lugar. No se de qué me hablas.

-Yo: ¿En serio no te han dicho nada?

Ella niega con la cabeza.

-Yo: Vente conmigo, te explicaré algunas cosas por el camino.

-Candela: ¿A dónde me llevas?

-Yo: A la Liga. Allí te explicarán todo más detallado. Coge tu disfraz y nos vamos.

-Candela. ¿Y qué pasa con mis padres cuando vengan y no esté aquí?

-Yo: No te preocupes por eso, la Liga se ocupará de todo.

Candela sube a su habitación y coge el disfraz entre sus brazos.

[El disfraz de Candela es parecido a la vestimenta de Indiana Jones pero en versión chica (Hay fotos en Google)]

-Yo: A juzgar por tu nombre... ¿Tus hechizos son de elemento fuego o algo así?

-Candela (Entre risas): Es bastante irónico pero mi elemento es el agua.

-Yo: ¿El agua?

Candela sonríe.
________________________________________________________________________________________

Cuando llegamos a la Liga me reúno con mi maestra que nuevamente había adoptado otra forma masculina aunque no se le veía la cara pues se había colocado la capucha que llevaba la túnica que vestía normalmente.

-Maestro: ¿Seishiro dónde te habías metido?

-Seishiro: ¿Qué?

-Maestro: Te he estado buscando, tienes una nueva misión.

-Yo: ¿Nueva misión?

-Maestro: Irás de visita al otro lado.

-Yo: ¿El otro lado? Pero ese es un sitio muy peligroso y no tenemos suficiente nivel como para sobrevivir allí, además nadie ha conseguido nunca llegar hasta el infierno y mucho menos regresar vivo- Hice una pausa- O al menos que yo sepa.

-Maestro: Exacto, no que tú sepas pero en realidad nosotros estamos continuamente visitando el infierno al igual que los demonios visitan la tierra.

-Ve hacia la salida, está aparcado mi coche allí, el chófer te llevará hasta el lugar en donde te encontrarás con tus amigos.

-Yo: ¿Por fin tengo chófer?

-Maestro (Riéndose): No, es una de mis habilidades del espejo, crear copias de mí mismo o de otras personas.

-Yo: Por cierto maestro. Quiero presentarte a Candela.

-Candela. Hola.

-Maestro: Vaya, no te había visto, lo siento. No te digo mi nombre porque lo olvidé hace mucho tiempo. ¿Eres nueva en la Liga?

-Yo: Aún no a ingresado, no sabe nada acerca de la liga, sólo lo poco que yo le he contado por el camino, quédate con ella y le explicas mejor de qué va todo esto.

-Maestro: De acuerdo.

Mi maestro se transforma en Candela.

-Candela: ¿Pero cómo has echo eso?

-Yo: Es el tipo de magia que él usa, el espejo, es capaz de tomar tu aspecto, poderes y otras cosas.

-Maestra: ¿Así que usas el agua?

-Candela: Sí.

-Maestra:Entonces puedes elegir entre ingresar en la Tribu Acuática o la Tribu de los Cuatro Elementos.

-Candela: Quiero estar en la misma que Seishiro.

-Maestra: ¿En la Tribu Híbrida? Pero...

-Yo: Claro, tú puedes enseñarla ¿No? Puedes usar sus hechizos así que puedes adiestrarla en el arte del combate mágico junto a mí.

-Maestra: No se... Tener dos alumnos no es muy normal.

-Yo: Oí que el maestro de Franky tiene dos alumnos.

-Maestro: Es diferente, Sólo tiene a Franky como discípulo pero comparte sus enseñanzas con alumnos ajenos.

-Yo: ¿Y Max que tiene dos maestros?

-Maestra: Dos maestros no es lo mismo que dos discípulos.

-Yo: Sí pero también escuché que su hermano ingresará pronto, eso si no lo ha hecho ya.

-Maestra: Dos maestros, dos alumnos, no es tan raro.

-Candela: Por favor, no conozco a nadie aquí a parte de Seishiro. ¿No podría hacer una excepción.

-Maestro: No es Excepción, algunos maestros tienen incluso más de tres discípulos pero es muy duro adiestrar a más de una persona.

-Yo: Vago...

-Maestra: ¿Qué murmuras?

-Yo: Nada Nada xD

-Y tú vete de una vez a la misión que vas a llegar tarde. Ya hablaré con Candela sobre lo de ser mi discípula.

-Yo: Es cierto, había olvidado lo de la misión.

Me dirijo hacia el coche de mi maestro a toda prisa.

[Lo prometido es deuda, En mi post anterior prometí que este sería más largo y como podéis ver lo he cumplido]
[Por cierto, llevo queriéndolo poner hace algunos post atrás pero siempre se me olvida, el aspecto de Seishiro es el de mi avatar y su voz es la de Simon en Tengen Toppa (El chico de pelo azul pero la voz de cuando es adulto, no niño)] bounce
Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
Ya si eso tendré rango...
Ya si eso tendré rango...
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 487
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Vie Oct 19 2012, 21:32

Desde el primer momento en el que puse los pies en aquel lugar me noté... diferente, como si mi energía hubiera aumentado, mi entusiasmo estuviera por las nubes... como si me sintiera a gusto en aquel páramo en el que corríamos ahora mismo. Era una sensación que se me hacía difícil describir.

Max: ¡Franky!

Cuando vuelvo al mundo real, me encuentro con que había adelantado por bastante a los demás. Aminoro la marcha para acercarme.

Sara: ¿A qué ha venido eso?

Yo: Perdón, perdón, me había perdido en mis pensamientos.

Seishiro: ¿Estás diciendo que estabas yendo a esa velocidad sin darte cuenta?

Yo: S-sí, no sé que me pasa, pero desde que estamos aquí me he notado diferente.

Sara: ¿Diferente?

Yo: Sí... noto como si no pudiera quedarme quieto en un solo sitio, me siento lleno de energía.

En ese momento, se me pasa por la mente una frase que me dijo Azazel momentos después de conocernos, "Nosotros somos de los que más se parecen a los habitantes del Otro lado", refiriéndose a los miembros que conformaban la Tribu Infierno. ¿Hasta qué punto sería eso verdad?, ¿lo que sentía ahora mismo tendría algo que ver con que el índice de desertores de mi Tribu fuera uno de los más altos de toda la Liga?, ¿quería decir eso que yo podría convertirme en alguien que atentará contra los ideales de la Liga que hasta ahora se nos habían presentado, como la de proteger a los demás de los seres del Otro Lado?

Seishiro: Franky, que te nos vas otra vez.

Yo (regresando al mundo real): ¡Ah!, perdón.

Max: Intenta concentrarte ahora, ya pensarás todo lo que quieras después de que volvamos.

Yo: Muy bien...

No sabíamos por dónde buscar, así que nos limitamos a mirar sobre la marcha durante los primeros minutos. Tuvimos un rato más o menos tranquilo hasta que nos atacaron murciélagos más o menos igual de grandes que el primer ser del Otro Lado que me atacó (estos sólo tienen una cabeza). Parecía que había llegado el momento de exhibir un poco de lo aprendido durante aquellos días.


Última edición por KagiFutatsu el Sáb Oct 20 2012, 11:09, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Sara Riddle
Novato
Novato
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 12/08/2012
Edad : 22

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Vie Oct 19 2012, 23:41

Tras hablar con mis padres sobre los detalles de la Liga de las Sombras y los diversos acontecimientos, subo a mi habitación para despejarme un poco. El día había sido muy duro y necesitaba relajarme aunque fuera durante un rato. Me siento aliviada de que se lo hayan tomado bien; es como si me hubiera quitado un gran peso de encima. Hasta que no estuve en la situación, no me di cuenta del verdadero pánico que tenía de que mi familia me rechazara. Era mayor ese miedo que el que no me creyeran. Ver esa aceptación, ese cariño, esa sensación de que pase lo que pase, te van a querer por siempre, es completamente gratificante. Y sé esto muy bien, pues ahora que abro la puerta de mi habitación, me siento rara. ¿Por qué? Porque la veo muy normal. Muy ordinaria, como siempre. Era extraño pues notaba como la tensión seguía en mi cuerpo, como si algún monstruo fuera a salir debajo de la cama o esos típicos miedos infantiles que ahora vuelven a mí. Tal vez me hubiera vuelto un poco paranoica, lo cual no era raro dada las circunstancias. Sin embargo, ver como mi habitación seguía siendo la misma de siempre era por un lado aliviante pues eso significaba que seguía habiendo normalidad y coherencia en mi vida; pero por otro lado, no podía evitar sentir que ya no pertenecía más allí. Es más, me sentí más a gusto en la Sala Común de Gryffindor. Mucho más que ahora en mi habitación de toda la vida. Me causa una mezcla de tristeza e ilusión que haya empezado una nueva vida. Claro que está bien estar con la familia pero echaba de menos la acción y la magia. Tenía muchas ganas de tener clases con McGonagall.

Todos estos pensamientos me recorren la cabeza mientras me tumbo en la cama y me pongo a escuchar música para relajarme. No consigo mantener la mente en blanco; todo lo ocurrido atraviesa mi mente mientras rememoro la adrenalina y la sensación de sentirme especial, de sentir que por fin, después de tantos años, pertenezco a un lugar donde puedo ser yo misma.

De pronto, la puerta de mi habitación se abre repentinamente. Me incorporo rápidamente, alerta, pues sigo con la paranoia de que en cualquier momento una criatura me va a atacar. Me relajo al ver que es Mary. Se acerca a mi, algo recelosa y me levanto.

-¿Qué pasa, Mary? ¿Ocurre algo? -pregunto con preocupación, pues rara vez la había visto así.

Ella levanta la mirada y titubea diciendo algo que no escucho.

-¿Qué has dicho? -le pregunto de nuevo, ya preocupándome bastante más. Mary era normalmente una persona muy segura de sí misma, con las ideas claras y muy decidida, lo cual hacía que yo la envidiara a veces, pues mi carácter es más reservado. Sin embargo, en esta ocasión, no estaba siendo ella misma.

-Sara. -dice con voz solemne y me pone sus manos sobre mis hombros, mirándome fijamente -. Quiero pedirte perdón por no creerte al principio, por meterme en tu vida y por ser pesada.

Me quedo por unos momentos boquiabierta mientras ella se queda en silencio. ¿Desde cuándo Mary me pedía perdón por las cosas que hacía? Es algo tan insólito que me dan hasta ganas de reírme. A pesar de todo, logro mantener la compostura y le respondo intentando que mi voz no temblara.

-No pasa nada, Mary. Sabes que aunque seas la pesada de mi hermanita, te quiero igualmente.

Mary asiente, aunque sigue algo cabizbaja.

-Es que a veces soy una auténtica idiota. -susurra mi hermana.

-En serio, no te preocupes. Anda, ven aquí -le respondo y la acerco a mi dándole un abrazo.

De repente, una figura bajita y esbelta aparece dando un chasquido en mi habitación. Mary y yo pegamos un salto y damos un chillido, agarrándonos la una a la otra. Tiro de su brazo y hago que retroceda poniéndola detrás mía. Sin embargo, descubro quién es la figura.

-¡Profesora McGonagall! -exclamó señalándola con el dedo y totalmente asombrada.

-¿No te han dicho nunca que es de mala educación señalar con el dedo? -replica McGongall frunciendo el ceño y mirándome severamente.

-¿Quién es, Sara? -pregunta Mary con voz temblorosa, aún detrás mía.

-Es la profesora de la que os he hablado antes -digo aún recuperándome de la sorpresa y vuelvo la mirada hacia McGonagall- ¿Qué hace aquí, maestra?

McGonagall se quita el sombrero durante unos segundos y se lo sacude.

-Vengo aquí para continuar con tu entrenamiento, pues pronto tendrás una misión en el Otro Lado junto a tus compañeros y necesitamos tiempo.

-¿Y nos vamos a ir ya? -le pregunto, mirando de reojo a mi hermana Mary, que sigue algo asustada e intimidada.

McGonagall asiente y se vuelve hacia Mary, mirándola con cierto interés.

-Tú debes de ser la hermana de Sara. Un placer conocerte. -dice extendiéndole la mano.

Mary se la estrecha con cierto recelo y, entonces, para añadir más leña al fuego, mis padres entran en mi cuarto súbitamente.

-¿Qué está pasando? ¿Por qué habeís gritado? ¡Oh! -exclama mi madre rápidamente al darse cuenta de la presencia de la profesora McGonagall -¿Quién es usted?

McGonagall se acerca a mis padres y les extiende la mano a ellos también.

-Soy Maureen McGonagall, la maestra de Sara. Por lo que tengo entendido, su hija ya les ha hablado de mí.

Mis padres le estrechan la mano cada uno y se miran entre ellos con entendimiento.

-Tengo que llevarme a Sara para entrenarla. -le comenta McGonagall.

Ellos asienten y mi madre me da un abrazo muy fuerte a la vez que mi hermana.

-Me vais a aplastar...-murmuro a pesar de sentir un gran cariño hacia ellas y a mi padre que me mira con cierta preocupación -No os preocupéis, tendré cuidado.

-¿Cuando volverá? -le pregunta mi padre a McGonagall.

-No lo sé con exactitud pero, si todo va según lo esperado, pronto -responde McGonall con una respuesta no muy tranquilizadora.

Ahora se vuelve hacia mi y me dice:

-¿Sabes como he llegado hasta aquí? Usando un método que usan casi todos los magos para desplazarse: la Aparición. Se necesita mucho dominio para realizarla pues corre el riesgo de que ciertas partes de tu cuerpo se queden atrás.

Me estremezco ligeramente imaginándome un brazo suelto en algún lugar. Sacudo la cabeza para quitar esa imagen bizarra de mi mente y McGonagall prosigue:

-En esta ocasión, utilizaremos la Aparición conjunta, porque aún no estás preparada para hacerlo tú solita. Agarra mi brazo -me ordena mientras me tiende el brazo.

Miro una última vez a mi familia y toco el brazo de McGonagall. Al instante, noto como todo empieza a dar vueltas a mi alrededor y al siguiente segundo, ya estábamos delante del edificio de la Liga de las Sombras. Me llevo la mano a la cabeza ya que me he mareado y tengo fatiga.

-Desagradable, ¿verdad? -me dice McGonagall con algo de diversión en la voz.

Asiento sin ser capaz de hablar. La maestra se pone en marcha y la sigo, sin tener idea de adónde nos dirigimos. Finalmente, llegamos a una especie de prado muy amplio con mucho espacio para poder practicar. Hay otra alumna de Gryffindor esperándonos.

-Susan, te presento a Sara. Os voy a enseñar a las dos hechizos básicos de ataque y defensa.

Saludo a la chca y esta me devuelve el saludo con una sonrisa.

-Bien, uno de los principales hechizos de ataque es el hechizo aturdidor. Como su propio nombre indica, sirve para aturdir al rival. Sólo hay que hacer esto -hace un movimiento de varita- y pronunciar claramente "desmaius".

Las dos asentimos dando a entender que hemos entendido su explicación. Me siento emocionada porque no daré esta clase sola y ya sentía como la emoción surgía dentro de mí. Pude ver con claridad como Susan parecía sentir lo mismo.

-El hechizo principal de defensa es "protego". Ese hechizo es muy útil porque os puede proteger de distintos ataques, excepto aquellos con tanta potencia que no seáis capaces de superar ese nivel. Bien, ahora quiero que las dos practiquéis alternativamente una y otra y os corregiré. Una lanzará el ataque y la otra intentará defenderse y viceversa. Ya podéis comenzar.

Al principio, todo fue un desastre ya que no conseguía realizar ni el atque y la defensa y Susan me aturdió varias veces hasta que conseguí pillarle el truco. Estuvimos casi dos horas sólo practicando esos hechizos hasta que McGonagall nos dijo que paráramos.

-No ha estado mal para ser la primera vez. Seguiremos practicando después de tu misión, Sara. Ahora debes reunirte con tus amigos para ir al Otro Lado.

Asiento y me despido de Susan, la cual entra en el edificio dirigiéndose a la Sala Común. Mientras tanto, McGonagall me da unos consejos de última hora. Finalmente, me reuno con mis amigos y nos largamos al Otro Lado.

Era un mundo totalmente distinto al nuestro, muy oscuro y caótico. Noto como a todos nos produce ciertas reacciones extrañas, es más, Franky se comporta hasta de un modo muy raro. Este lugar me produce escalofrios, pues es tan frío y siniestro que no consigo quitarme esa sensación de estremecidad de encima.

-¿Y ahora qué? -pregunto mirando alrededor.

Max se encoge de hombros.

-Deberíamos empezar a buscar las banderas -comenta Seishiro.

El resto asentimos pero, entonces, aparece una acromántula que se abalanza sobre nosotros y yo, rápidamente, grito:

-¡Araña Exime!

La acromántula gigantesca huye antes de que pueda rozarle siquiera el hechizo. Nos quedamos mirando como corretea con sus patas.

-Parece que aquí también nos vamos a encontrar con monstruitos...-digo recordando que McGonagall ya mencionó que tendríamos que enfrentarnos a grandes peligros.

Seguimos avanzando, atentos a todo lo que nos rodea.
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Sáb Oct 20 2012, 15:54

[pongamos que el final del post de Franky es algo después del de Sara(al menos,el final)]

-Seishiro:¡Vaya!

Me llevo las manos a la espalda instintivamente,para coger las armas que pudiera llevar.Pero no llevo nada.

-Yo:Genial...

Uno de los murciélagos se lanza hacia nosotros.Lo esquivamos por poco echándonos a un lado.

-Sara:¡Desmaius!

El hechizo pasa muy cerca del murciélago,pero no logra alcanzarle.

-Franky:Voy a intentar algo...

Se teletransporta,desapareciendo de nuestra vista.

-Murciélago 3:¡Kye!¡KYE![sonido mismo]

Vemos como Franky está en la espalda de uno de los murciélagos,intentando atrapar sus alas.No obstante,el monstruo se resiste.Empieza a volar hasta que hace que nuestro amigo caiga de su espalda.

-Nosotros 3:¡Franky!

Nuestro compañero queda en shock momentáneamente,pero logra reaccionar y transportarse hasta nuestro lado.Justo en este momento,los otros 2 murciélagos lanzan una onda de ultrasonido.Noto como si la cabeza me explotara.Me pongo en el suelo de rodillas,tapándome como buenamente puedo las orejas.

-Yo:¡PARAAAAAAAAAAAAAD!

De repente,el sonido se vuelve la mitad de intenso.Alzo la mirada y veo como Sara ha conseguido aturdir a uno de ellos.Seishiro lanza una esfera de gravedad.El monstruo lo esquiva por poco,pero para hacerlo,deja de emitir sus tediosos ultrasonidos.Me pongo en pie y extiendo mi mano derecha hacia el murciélago que nos atacó al principio.

-Yo:¡Témpanos ardientes!

Genero una serie de témpanos que se dirigen hacia el murciélago.Al impactar en él,se derriten a la vez que liberan llamas de su interior.El murciélago.Nos giramos hacia el último.Antes de que pueda hacer nada,Franky vuelve a teletransportarse pero,en esta ocasión,lo hace un par de metros por encima.De sus manos surgen unos rayos que parecen paralizar al monstruo.Seishiro,por su parte,lanza un rayo que araviesa a la criatura de parte a parte,haciendo así que desaparezca.Franky vuelve a nuestra posición.

-Yo:Primer obstáculo...eliminado.

Sin decir nada más,seguimos andando hasta que vemos una de las banderas.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
Ya si eso tendré rango...
Ya si eso tendré rango...
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 487
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Lun Oct 22 2012, 23:10

Seguimos andando hasta encontrar la segunda bandera. Pero justo antes de cogerla se sumerge en la tierra. Nos acercamos extrañados a la zona donde había desaparecido, cuando de repente surge del suelo una especie de gusano gigante, con la bandera clavada en la mandíbula. Le esquivamos cuando trata de embestirnos, sumergiéndose de nuevo en la tierra. Estamos atentos para ver por dónde saldrá. La tierra que pisa Sara comienza a temblar, quitándose ésta en un acto de auto-reflejo. Cuando la criatura sale disparada hacia el cielo para sumergirse de nuevo de cabeza, yo me teletransporto y le arranco la bandera de la boca, pero no lo hago con suficiente tiempo y me choco contra el suelo mientras que el monstruo se sumerge bajo tierra. La bandera cae a bastantes metros de mí. Los demás corren para cogerla, al mismo tiempo que el gusano surgía y se lanzaba contra ellos. Max acelera mientras que Sara y Seishiro lanzan todo lo que tienen contra la cabeza de aquella descomunal bestia. El ataque consigue frenarlo mientras que Max pasa por debajo suya y recoge la bandera. Nuestro enemigo cae. Intenta sumergirse de nuevo, pero esta vez los tres le atacan sin tregua hasta que deja de moverse. Luego se acercan hacia mí alarmados, llevándose una sorpresa cuando me ven levantarme.

Sara: ¿Estás bien?

Max: Esa caída debería haberte dejado tocado...

Yo: No pasa nada (respiro hondo)... yo también me he dado un buen susto, pero estoy bien.

Había recibido golpes similares por parte de Azazel y Jager que me dejaron inconsciente, pero éste no fue el caso... ¿quizás porque estaba en el Otro Lado?, era una posibilidad ya que aquella sensación de poder no me había abandonado todavía. Me dolía la zona donde me había golpeado, pero no era nada que no pudiera soportar.

Seishiro: Dos de dos entonces, ¿creéis que pasará mucho antes de encontrar la siguiente?

Sara: Yo me pregunto más por cuándo nos iremos de aquí, este sitio no me gusta nada.

Max: Ya, es verdad que bonito precisamente no es.

Yo: Pues no sé vosotros, pero... yo me siento muy bien aquí.

Los demás: ¡¿Qué?!

Sara: ¿Hablas en serio?

Yo: Sí, o por lo menos esa es la sensación que tengo.

Seishiro: ¿A lo mejor tiene algo que ver por lo que eres?, digo, como especie en la que te convirtió el disfraz.

Yo: Eso es algo que me gustaría preguntar a Azazel en cuanto vuelva.

Max: Bueno, pues mejor para ti, pero yo preferiría hacer esto lo más rápido posible e irme.

Yo: Pues vamos.
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Jue Oct 25 2012, 00:26

KagiFutatsu escribió:
auto-reflejo

[los reflejos son automáticos per se.Supongo que te referirías a algo instintivo.]

No tardamos mucho en descubrir las otras banderas.Tras eso,volvemos con Haru.

-Haru:¡Bien hecho,muchachos!

Nos quita las banderas de las manos.

-Haru:¡Volvamos ya!

Volvemos a la sede.

[creedme,os estoy haciendo un favor al saltarnos esto]

2 días después.10:30

Todos en la casa estamos bastante agitados.Según nos han comentado,viene alguien importante.

-Yo:¿No tienes idea de quién podría ser?

-Drake:¡Te he dicho que no!

-Yo:Vale,tío,vale.

Vamos a vestirnos "de domingo".Es decir,con la mejor ropa que la Tribu nos pueda proporcionar.

-Miles:/<Ya tiene que ser importante para obligarnos a vestirnos de una manera concreta>\

-Yo:/<Pues sí.Siempre nos dejan vestirnos como nos de la gana>\

Terminamos de vestirnos y vamos hacia la planta de la Tribu.Ya hay allí varios miembros renunidos,pero todos fuera del pasillo.

-Miles:¿Y esto?

-Amelie:El o los invitados no podrían entrar.

-Yo:¿Sólo vienen a vernos a nosotros?

-Amelie:Y a algunos más,creo.

[y me largo cagando leches][Mierda de post...]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
Ya si eso tendré rango...
Ya si eso tendré rango...
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 487
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Vie Oct 26 2012, 21:28

[Pues sí, me había equivocado ahí. Y sí, un favor que nos haces.]

Tras la "pequeña" visita al Otro Lado, nuestros maestros vienen a recogernos, yendo cada uno con el suyo. Voy a la enfermería acompañado de Azazel. Mientras me miran hablo con mi maestro sobre lo ocurrido.

Yo: Allí, en el Otro Lado, me sentí raro, como si me llenara de energía o algo así.

Azazel: Sí, es algo que no te comenté porque quería que lo descubrieras por ti mismo. Nosotros, los miembros de la Tribu Infierno, sufrimos un aumento en muchos aspectos que convienen para la supervivencia, supuestamente también les ocurre a los seres del Otro Lado por eso de ser su hábitat natural y de donde proceden.

Yo: Mmh... ¿eso quiere decir que las criaturas a las que nos enfrentamos allí, aquí serían más débiles?

Azazel: Más o menos, pero también depende de cada criatura cuánta mejora le supone estar en el Otro Lado.

Yo: Ya... entonces no nos parecemos a ellos sólo por el aspecto.

Azazel: Para nada, en cuanto al aspecto puede ser casi cualquiera, existen muchos tipos de criaturas que viven en el Otro Lado y también existen muchas variedades de "verdaderos yo", y no es extraño que haya alguno que otro que coincidan.

Yo: Ya veo... ¿algo más que deba saber?

Azazel: De momento nada más.

Ese "de momento" no me sonó demasiado bien, pero me lo callo sabiendo que no soltaría nada en claro. Lo que tuviera que descubrir ya lo descubriría a su debido tiempo.

Sigo pasando los días de manera similar a los anteriores, entrenando con Azazel, Isamu y Amanda.
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Sáb Oct 27 2012, 17:04

[Amelie y Drake están en Senior.Miles y yo,en Kid.Se me olvidó nombrarlo antes]

Nos colocamos en fila,junto a los demás.

-Yo:¿Sabes para qué es esto?

-Sai Ki(ocelote en Teen):Según parece,vienen a hacernos una entrevista para que participemos en algo de una serie o algo así.

-Yo:¿Solo por eso nos hacen vestirnos de pijos?

SK se encoje de hombros.

-Quasar(suricato en Senior):Yo me he enterado de que ha aumentado el número de entes del Otro Lado que aparecen,y que van a mandarnos en misión especial.

-Steve:¿Quién te ha dicho eso?

-Quasar:Una de la Tribu Watera.

-Emily(gata en kid):Yo no me fío de esos rumores.

-Miles:¿Y si organizan uun torneo o algo,para ver como vamos?

-Yo:¿Para qué,tío?Eso sería una estupidez.Gastarían dinero para nada.

-Emily(sonriendo de manera pedantemente a Miles):Has visto demasiadas series,cachorillo ignorante.

-Yo:Cuidado con lo que le dices a mi hermano y el tono que empleas con él,gata.

Me mira fríamente.De la misma manera que la miro yo a ella.

-Kaylee(oveja en Senior):¡Viene alguien!

Miramos hacia el pasillo.Vemos como,acompañados por 2 de los miembros de la Liga pertenecientes al colectivo que no pueden sacar suverdadero ser,llegan 2 personas trajeadas y 1 con ropa de calle.Un hombre y una mujer de unos 28 años.La tercera es una mujer de unos 40 años.Al vernos,los 2 prieros se asombran sobremanera.La tercera parece que ya ha visto antes a algún Fursona,pues saluda a algunos compañeros veteranos

-Hombre:¡Oh,Dios!¡Vaya!

-Mujer:¡Increíble!

Se quedan clavados en el sitio,mirándonos.Los que somos más nuevos nos miramos entre nosotros,entre avergonzados e incómodos.

-Miembro de la Liga 1:Ejem...

Los recién llegados salen de su ensibismamiento.

-Mujer:¡Perdón!Permitan que nos presentemos.Soy Ashley Zeeman,y él es Garrid Dalton.

-Garrid:Somos representantes Yaloga,la cadena de dibujos animados.Ella es Samantha Stéfano,por cierto.Es dibujante.

-SK:/<Más o menos lo que os dije>\

-Ashley:Quisiéramos tomar algunos bocetos de algunos de vosotros.Si no os importa,claro.

Hablamos entre nosotros(mentalmente).Al final,la mayoría accedemos.Los que pasan,se van.

-Garrid(señalando la puerta de la Tribu):¿Podemos pasar?

-Drake:Lo siento,pero solo los miembros de la Tribu podemos entrar.

Ashley y Garrid abren los ojos,notablemente sorprendidos.

-Yo(con las orejas gachas):¿Pensaban que no podíamos hablar?

-Steve:Eso parece...

-Ashley:¿Dónde podríamos ir entonces?

-Samantha:La última vez que vine,fuimos a una sala que estaba cerca de la entrada.

-Drake:Usted dirá.

La llevamos hasta la entrada,pues no sabe moverse bien por esta planta.Desde allí,nos guía hasta la sala que ella decía.Es más o menos del tamaño del recibidor de la Tribu.

-Garrid:Si no les importa,nos gustaría ir uno por uno.Así que si fueran tan amables de salir de la sala...Menos Emily Asta,por favor.

Salimos de la sala.Mientras,nos quedamos allí hablando con entre nosotros y con los que pasan por allí.Veo como Sara me ve y se me acerca.

-Sara:¿Qué haces aquí?

-Yo:Parece que a lo mejor salimos en una serie de la tele.

-Sara:¿En serio?

-Yo:Ya ves.

-Sara:Pues ya me dirás.Llevo algo de prisa,así que...

-Yo:Venga,vale.

Se va.Nosotros seguimos esperando.Cuando nos llega el turno,nos hace una pequeña entrevista y nos dibujan en diferentes posiciones y en nuestras 3 formas.Cuando terminan,nos dicen que volverán en breve para ponernos al tanto de la elección.Los elegidos tendrían que ir con ellos de vez en cuando para hacer el doblaje.[doblaje *¬*]
Nos disponemos a irnos,pero Samantha nos detiene a Amelie,Drake,Miles y a mi.

-Samantha:Perdonad.

-Amelie:¿Qué ocurre?

-Samantha:Tengo un..."encargo".

-Amelie:Usted dirá.

-Samantha:Es que,en un matadero abandonado que está relativamente cerca de donde está el estudio...aparecen cosas raras.

-Amelie:¿Tiene algún vídeo o algo?

-Samantha:Sí.

Nos muestra una grabación de su móvil.En ella,se ve como sombras de diferentes formas y tamaños pasan por la ventana del edificio en cuestión.

-Drake:Está bien.

Me mira.

-Drake:Max,ve a avisar a tus amigos.Salís inmediatamente.

-Miles:¿Y yo?

-Drake:Tu no estás preparado todavía.Ya saldrás de misión.

-Miles:De acuerdo...

-Yo:Bueno,pues voy a buscarlos.

Salgo corriendo a buscar al grupo.

[de aquí voy a sacar bastante trama...espero]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Sara Riddle
Novato
Novato
avatar

Cerdo
Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 12/08/2012
Edad : 22

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Sáb Oct 27 2012, 22:23

Tras cumplir nuestra misión, regresamos a la sede, donde nuestros maestros nos están esperando. Cada uno se va con el suyo y, por tanto, sigo a McGonagall. Mientras vamos subiendo por las escaleras, me pregunta:

-¿Qué tal os ha ido? ¿Os ha costado mucho encontrar las banderas?

Niego con la cabeza y le respondo que tuvimos que enfrentarnos a diversas criaturas pero salimos en general bien parados.

-Sin embargo -añado- ese lugar me producía escalofríos. Me resultó muy desagradable.

McGonagall asiente y yo, anhelante por una respuesta, la miro con curiosidad, pero ésta no dice nada. Seguimos subiendo las escaleras hasta llegar al pasillo donde se encuentra nuestra Sala Común. McGonagall se vuelve hacia mí y me dice:

-He querido acompañarte hasta aquí pero tengo que atender a otro asunto. No tardare mucho. Quédate en la Sala Común mientras tanto y así haces vida social de paso.

-Lo dices como si no tuviera vida social...-replico frunciendo el ceño.

McGonagall esboza una pequeña sonrisa y se dirige a otro pasillo situado a la derecha. Yo sigo caminando hacia delante hasta que llego delante del cuadro de la Señora Gorda.

-¿Contraseña?

-Caput Draconis.

La Señora Gorda niega con la cabeza y la puerta no se mueve.

-Em...Caput Draconis -repito pensando que no me ha escuchado bien.

Sin embargo, el cuadro sigue sin moverse y me empieza a entrar la frustración. La Señora Gorda dice:

-Esa no es la contraseña. Ha cambiado.

-¿Cómo que ha cambiado? Entonces, ¡¿cuál es?! -exclamo ante el cuadro que seguía sin moverse.

-No te lo voy a decir -contesta la Señora Gorda con serenidad y calma aunque en sus ojos se podía notar cierta picardía.

-Genial -murmuro por lo bajo y me quedo allí de pie enfrente del cuadro sin saber qué hacer. Me cruzo de brazos y me quedo observándolo como si con mi mirada pudiera hacer que se moviera, pero no, no llego a ese nivel de poder.

De repente, una chica vestida con uniforme de Gryffindor llega hasta donde estoy yo y me mira con cierto interés enarcando una ceja.

-¿Por qué estás ahí parada? -pregunta esbozando una sonrisa burlona.

-No sé cual es la nueva contraseña -refunfuño a regañadientes y con los brazos cruzados todavía.

La chica suelta una pequeña risita, lo cual me molesta y la miro con enfado pero ésta se dirige al cuadro y dice:

-Luces de colores.

-Correcto -responde la Señora Gorda y la puerta se abre para dar lugar a la Sala Común.

Entro detrás de la chica, todavía estupefacta debido a la nueva contraseña puesto que nunca se me hubiera pasado por la cabeza palabras tan coloquiales para una contraseña. La Sala Común está prácticamente vacía y seguramente eso se debía a que los miembros o bien estaban entrenando o bien estaban en alguna misión.

La chica se sienta en el sofá mientras que yo me quedo de pie y me dedico a mirar el tablón de anuncios para matar tiempo. Tras un largo rato, la chica rompe el silencio.

-¿Por qué no te sientas? No tengas miedo, no muerdo -de nuevo utiliza ese tono burlón conmigo.

-No, gracias. -respondo con frialdad y sin apartar la vista del tablón de anuncios.

-Como quieras -responde la chica y, por el rabillo del ojo, veo como se encoje los hombros. Entonces, me vuelvo y veo que me está observando atentamente.

-Nunca te he visto por aquí -le digo tras recordar todas las personas con las que me había encontrado y cayendo en la cuenta de que ella no estuvo presente el día que llegué.

-Ni yo a ti tampoco -responde ella mientras se pasa la mano por su pelo castaño- Por cierto, me llamo Cassandra Collins, ¿y tú?

-Yo soy Sara Riddle. Llegué hace poco a la Liga de las Sombras. -contesto mientras decido sentarme también en el sofá finalmente.

-Yo he llegado hoy -me confiesa y desvía la mirada hacia el fuego, como si estuviera pensando en algo- No ha sido fácil.

-Entiendo... -le digo asintiendo con la cabeza- De todas formas, te vas a acostumbrado poco a poco y he llegado a la conclusión de que esto es lo mejor que me ha pasado en la vida.

Antes de que Cassandra pudiera responder, un chico al que sí había visto antes llega a la Sala Común jadeando y dice rápidamente.

-¡Sara! ¡McGonagall dice que te está esperando en la planta baja y que vayas inmediatamente!

Tras estas palabras, el chico se derrumba sobre un sillón.

-Bueno, pues...me voy -le digo a Cassandra y ésta asiente sin la mirada de desdén que tenía al principio.

Salgo de la Sala Común y bajo las escaleras, donde me topo con Max. Intercambiamos unas pocas palabras y me dice que va a salir en la tele. Me quedo sorprendida por ese hecho, pero como tengo que ver a la profesora McGonagall, me voy rápidamente sin pensar mucho en lo que me ha revelado.

Finalmente, me reúno con ella tras un largo rato y me comenta:

-Por fin estás aquí. Has tardado mucho.

Me dispongo a replicar cuando, de pronto, me pone un montón de libros en las manos y casi me caigo debido a su peso.

-Estos son los libros que necesitarás para aprender las distintas ramas de la magia excepto, claro está, la de las Artes Oscuras. Deberás leerlos si quieres avanzar.

-Madre mía, si que hay libros...-murmuro mientras intento no perder el equilibrio.

En ese instante, veo como Max viene hacia mí y me cuenta que tenemos otra misión.

Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Dom Oct 28 2012, 15:20

-Sara:¿Cómo ha ido eso de la serie?

-Yo:Pues no lo sé con certeza,la verdad.A todos nos han heecho una "entrevista"(nombre,edad y poco más) y nos han dibujado en varias poses y en las 3 formas.Hablando de formas...

Cambio a Teen.

-Yo:¿Y tu,qué?

-Sara:Pues McGonagall me ha mandado una nueva montaña de libros.Hechizos y esas cosas,ya sabes.

-Yo:Ya veo.

-Sara:¿Tu no estudias y eso?

-Yo:Claro que sí.Lo que pasa es que no tengo que ir a la sala de la Tribu ni nada de eso,sino que lo hago en casa,con Amelie y Drake.

-Sara:Ah.

Llegamos hasta donde Seishiro y le decimos lo que hay.Su maestra/-o le da permiso y se viene con nosotros.Buscamos en un ordenador la localización de la Tribu de Franky.[un ordenador como los que había en Ikea.No se si todavía estarán...]
Nos dirigimos hacia el lugar.

-Yo:Ahora que caigo...¿Cuál es la protección en vuestras Tribus?

-Seishiro:********[tu dirás]

-Sara:Tenemos un cuadro de una mujer que nos pregunta una contraseña.Si no la cierta,se queda ahí.Y las contraseñas son de lo más variopintas.

-Yo:¿Cómo en...?

-Sara(sonriendo):Sí.

-Yo:Hostia,que cachondo.

Vemos ya la entrada a la Tribu de Franky.

-Yo:En nuestro caso,puede entrar cualquiera,pero ocurre una de estas 2 cosas:Si es una persona sin malas intenciones,se convierte en cachorrillo(pero de animal normal,no de Fursona) y se le borran los recuerdos.Luego se decidiría si devolverle a suestado anterior o no.Normalmente,los damos a tiendas o nos los quedamos.Pocas veces se devuelven,según me han contado.

Alguien sale de la Tribu de Franky.Le preguntamos si está nuestro amigo,a lo que responde afirmativamente,volviendo así aatrás para llamarle.

-Yo:Si es con malas intenciones,es enviado a un Espacio Vacío,un lugar totalmente en blanco,donde moriría en lenta agonía tras caer en la locura.O se lo comería un Wisselar[;D]...Ahora que lo pienso,si que somos unos animales...

Franky sale a nuestro encuentro,tras lo cual vamos a una de las armerías,donde escogemos lo que vamos a llevarnos y lo guardamos en una bolsa encantada con un hechizo dimensional,para poder así transportar todo lo que queramos sin problemas.Cogemos también un kit de primeros auxilios por cabeza.Tras esto,salimos del edificio para montarnos en el coches y vamos al matadero.

________________________________________________________________________________________________________________________________________

3 horas después

El conductor aparca frente al matadero.Parece que estos seres saben siempre hacia donde deben ir...

-Sara(tras salir del coche):Oah,que tétrico.

-Seishiro:Bastante.

El coche se aparta de nosotros,pero quedándose en un lugar que posiblemente veamos desde las ventanas del edificio.

-Franky:Pues vamos a ver como va esto...

Sacamos nuestras armas y entramos en el edificio.La visión del interior no nos tranquiliza,precisamente.Todo está desordenado o roto,con una capa de polvo por encima.Algunas partes están oxidadas.Y algunas todavía conservan manchas de sangre de sus días de actividad.Tampoco el sonido nos tranquiliza.Se escuchan algunos pasos en la lejanía,así como el chirriar de algún objeto metálico.Además,se escucha una especie de murmullo,acompañado de una música que bien podría estar sacada de una caja de música antigua.Pero eso no es lo peor,sino el olor.Si la muerte y el miedo pudieran ser representados como un olor,sería el que tiene el matadero.No es la fetidez de un estercolero,pero es un olor que hace que se te encoja el corazón y te tiemble el alma.[cogido de mis recuerdos de la infancia]
Nos sobresaltamos al escuchar como la bomba de vacío,en teoría inactiva(pues no hay nada que envasar),suelta una explosión(es lo que pasa cuando coge aire).

-Yo:E-Empecemos.

[me he cagado describiendo el matadero,en serio]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
Ya si eso tendré rango...
Ya si eso tendré rango...
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 487
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Lun Oct 29 2012, 23:24

[Lo del Wisselar me ha hecho reír XD.]

Poco más tarde de nuestra primera visita al Otro Lado, a Azazel se le ocurrió preguntarme sobre el primer monstruo al que me había enfrentado. Le conté mi pelea con aquel murciélago de dos cabezas. Al decirle que después de apuñalarle un ojo se escapó volando, me interrumpió diciendo que debí haberlo matado en su momento.

Azazel: Debiste matarlo cuando tuviste la oportunidad.

Yo: Bastante hice con hacerle eso en mi condición de entonces... pero ahora que lo pienso, por culpa de eso a lo mejor hay gente que haya sufrido más ataques de aquel bicho.

Azazel: No me refiero a eso.

Yo: ¿Mmh?

Azazel: Es muy posible que ese murciélago perteneciera a una especie muy rencorosa, es decir, si no se lo han cargado todavía, ten por seguro que volverás a enfrentarlo.

Yo: Bueno, esta vez las cosas serán diferentes, supongo.

Azazel: No estés tan seguro de ello, esta misma especie que te he mencionado es capaz de evolucionar, cambiando así desde la forma del cuerpo hasta la fuerza.

Yo: Uh, entonces lo mismo no es tan sencillo...

Azazel: Esto te enseñará a terminar tus trabajos, chaval, la compasión no es algo que se pueda usar con esas criaturas, ¿sabes?

De pronto sale uno de los residentes y me comunica que me esperaban afuera.

Azazel: Ya sabes lo que te he dicho, termina siempre el trabajo, mientras más rápido mejor, aunque te permito juguetear un poco si es fácil, pero si no es así...

Yo: Ya veré.

Me reúno con los demás. El lugar a donde vamos me obligaba a estar en alerta casi al cien por cien. Nada de lo que percibía con mis sentidos me resultaba agradable. A mí siempre me había parecido interesante entrar en lugares macabros, por así decirlo, como una casa abandonada, una cueva privada de la luz del exterior o un bosque a media noche, pero definitivamente un matadero no estaba ni estaría jamás en mi lista de lugares que visitaría.

Pocos minutos de entrar, ya escuchamos cómo algo hecho de cristal se caía y se rompía en el suelo. Los primeros segundos vacilamos, pero al final terminamos corriendo hacia la zona para investigar.
Volver arriba Ir abajo
Maximillian Prower
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2782
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23
Localización : Corriendo por verdes colinas

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Mar Oct 30 2012, 17:06

Justo después de escuchar ese sonido,escuchamos el sonido de algo hecho de madera.Es el sonido de algo que cruje.

-Yo:Deberíamos dividirnos en dos grupos.Así terminaremos antes.

-Sara:Vale.

-Franky:Seishiro y yo miraremos el origen del sonido del cristal.

-Yo:Está bien.

-Seishiro:No tardéis mucho.

Nos dividimos,tomando así diferentes direcciones.Nuestros pasos nos guían hasta una sala en la que hay una mesita con una caja de música abierta.Junto a ella,una mecedora y,sentada en ella,dándonos la espalda,una niña[me estoy cagando de miedo(este trozo lo estoy escribiendo desde la DS,a oscuras y a solas]

-Yo:/<Parece que no se ha dado cuenta de nuestra presencia.Intentemos eliminarla de un plumazo.>

Saca asiente y empuña su varita.Tras un par de pasos,la niña levanta una pálida mano.[lanzar un hechizo a larga distancia podría darle la posibilidad de esquivarlo]

-Niña:¿Queréis jugar a un juego?

-Yo:/<Ni respondas.Es una Illusionist.Te dejaría KO si le dijeras algo.>

-Niña:Jugaremos a un juego...

La música para a la vez que se escucha un grito y una nota grave de chelo.La niña se gira.Al ver su cara,no podemos evitar recordar a Reagan,la niña del Exorcista.Pero mucho peor,pues es real y está frente a nosotros.

-Sara y yo:¡UAAAAAAAAH!

Salimos por patas antes de que pueda hacer nada más.Corremos a toda hostia hasta que salimos del edificio.Allí,nos sentamos y abrazamos,intentando frenar así nuestros temblores de puro terror.

-Yo:¿E-E-Estás bién?

Asiente lentamente.

-Yo:Tenemos que volver a entrar.Estos dos solos no podrán acabar la misión.

-Sara:Vale.Solo necesito relajarme cinco minutos...Solo cinco...

No le digo nada,pues mis temblores hablan por mi.Pasado lo acordado,reunimos valor y volvemos a entrar.

-Sara:Luego nos ocuparemos de..."eso".Primero,ayudemos a los otros dos.

-Yo:De acuerdo.

Paso a Senior con la esperanza de que,al ser más maduro y frío,no me asuste con tanta facilidad.Es una vacua esperanda,pues me vuelvo a asustar al ver a la "niña" venir hacia nosotros escalando por las paredes.Sara y yo retrocedemos tras un grito.

-Niña:¡Sois míos!

-Sara:¡N-No podemos huir otra vez!

Sara me hace reaccionar.Apuntamos hacia el espíritu con nuestra varita/mano.

-Sara:¡Incendio!

-Yo:¡Magna Lux!

Nuestros conjuros impactan en el fantasma y lo hacen desaparecer en lenta agonía.

-Sara:Ha estado cerca...

La miro.

-Yo:Has sido muy valiente.

Sonríe tímidamente.

-Sara:Gracias.

Le sonrío.

-Yo:Ahora,vamos a ayudar a estos dos.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
Ya si eso tendré rango...
Ya si eso tendré rango...
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 487
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 22
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Identidad Velada   Vie Nov 02 2012, 14:48

Llegamos a la zona donde creíamos que provino el sonido del cristal. Al cabo de pocos minutos, encontramos un tarro de cristal roto en el suelo.

Seishiro: Ahora la pregunta es qué o quién le ha dado.

Yo: Habrá que averiguarlo.

Observando mejor la prueba, vemos que está manchada un poco de un líquido verde. Es cuando vemos un rastro compuesto de gotas de esa misma sustancia. La seguimos hasta una especie de almacén, donde termina el rastro.

Yo: ¿Aquí acaba?

Seishiro: Como si hubiera desaparecido o algo...

De pronto, noto cómo una gota cae en mi hombro. Cuando le echo un rápido vistazo, compruebo que se trataba del mismo líquido verde.

Miro alarmado al techo. Seishiro me imita. Lo que vemos se podría describir como una figura humana desnuda de piel muy blanca y delgada, con líneas rojas recorriéndole todo el cuerpo. Tenía un único ojo en el centro de la cara, junto a una gran boca de grandes dientes, pero no afilados. Se sostenía agarrando el techo con manos y pies. Nos mira y abre más aun aquella boca que dejaba caer babas semejantes a la sustancia que encontramos en el tarro.

Yo: ¿Qué co-?

Me interrumpe dejándose caer entre Seishiro y yo. Se levanta rápidamente y corre hacia mí. Antes de que intentara agarrarme el cuello con sus manos, saco una de mis espadas y le corto por la altura del estomago, encadeno el movimiento con una patada, y mando a estamparse contra la pared la parte superior de aquel ser, dejando de pie la parte inferior salpicando más de ese líquido verde y deshinchándose hasta quedar en un despojo blanco manchado de verde. Lo mismo le ocurre a la parte superior.

Seishiro: ¡Qué bestia!

Yo: No... si tan bueno no soy.

Guardo el arma y me agacho para examinar los restos.

Yo: A simple vista, parecía estar hecho de piel, de este líquido y poco más.

Seishiro: ¿Cómo un globo de agua?

Yo: Esto explicaría el por qué se me ha hecho tan fácil para cortarlo de esa manera. Creo recordar qué era esta cosa.

Seishiro: ¿Lo conocías de antes?

Yo: Es así como quedan los cuerpos tras bastante tiempo después de que un parásito Envi se les introduce, o por lo menos eso me dijo Azazel.

Seishiro: Un parásito (mira los restos de la parte superior de aquel ser)... ¿sabes si muere después de destruir el cuerpo donde estaba?

Me levanto, con una mirada de preocupación.

Yo: No, y lo peor es que puede moverse por su cuenta. Su capacidad de combate es prácticamente nula sin un cuerpo, pero más nos vale encontrarlo cuanto antes.

Nos ponemos a buscar por los alrededores, manteniendo la esperanza de que no se hubiera ido demasiado lejos. Seishiro estaba investigando una esquina del almacén que estaba a oscuras, cuando de repente le oigo soltar un quejido. Me acerco a él con cuidado, sacando mis espadas y temiendo que el parásito le hubiera saltado encima. Mi compañero se gira hacia mí, frotándose la cabeza.

Seishiro: Me ha caído polvo del techo y me ha dado un susto...

Yo: Para susto el mío, que creía que el parásito te estaba controlando.

De pronto, un pequeño reptil verde (no más grande que la palma de la mano) salta a mi cuello y clava en él sus diminutos dientes de su boca de sanguijuela. Me arrodillo ante aquel dolor punzante.

Seishiro: ¡Franky!

Me vuelvo a levantar lentamente y apunto con mis dos espadas a mi amigo.

Yo: Mierda... ya ha empezado.

Empiezo a atacar a Seishiro, afortunadamente éste reacciona bien y a tiempo para esquivarme.

Yo: Rápido... quítamelo... pero sin acercarte.

Intento resistirme lo máximo posible, quedándome quieto.

Yo: ¡A-ahora!

La horrorizada mirada de Seishiro se torna a otra más decidida.

Seishiro: Bien.

Me apunta con la mano y carga electricidad en ella. Me estaba empezando a agotar y a ceder ante el control del parásito cuando Seishiro dispara finalmente un rayo que acierta y tira al suelo a nuestro objetivo ahora chamuscado. Aquel ataque también me había quemado un poco el cuello y me hace caer también al suelo, pero consigo aguantar el dolor lo suficiente como para atravesar al horrible reptil, que aun se movía, con una de mis espadas.

Seishiro: ¿Estás bien?

Yo: Sí... aunque te hubiera agradecido que sólo le hubieras dado al bicho este.

Seishiro: Perdón, espero que para la próxima sea capaz.

Me ayuda a levantarme.

Seishiro: Será mejor que nos reunamos con los demás.

Oímos pasos que se acercan a nosotros.

Yo: Puede que no haga falta.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Identidad Velada   

Volver arriba Ir abajo
 
Identidad Velada
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» Una velada para recordar
» HERMOSA Y AMOROSA VELADA
» Identidad (Identity - 2003)
» Sarah Waters, Afinidad / Falsa identidad / El lustre de la perla /Ronda nocturna
» Identidad y Autoestima

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
~Welcome To Las Noches~ :: Hueco Mundo, "Las Noches" :: Rol-
Cambiar a: