Foro de Bleach~
 
ÍndiceCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Más Allá...-La hora de la verdad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2800
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Sáb Feb 11 2012, 16:31

Todos nos reunimos y comentamos la noticia.

-Yo:Propongo encerrarlo en la Brecha del Domador hasta que termine la batalla.

Algunos proponen borrarle la memoria,lavarle la mente o,directamente,matarle.

-Jake:Aun tenemos tiempo para decidirlo.Por el momento,vamos a prepararnos,aunque dos se quedarán custodiando a Elliot.Esos seréis Yiak y Max.

-Nosotros:Entendido.

-Jake:Pero antes,seguidme.Todos.

Le seguimos hasta el campo abierto.Hace una señal en el suelo,de la cual empieza a salir humo gris.Cuando se despeja,vemos a varias personas.A uno de ellos lo conocemos.

-Yiak:¿Zhì?

-Zhì:¡Hola,chicooooooos!

Se acerca y nos saluda a todos,pues parece que también conoce a los demás.

-Osamu:¿Para qué has venido,Zhì?

-Zhì:Verás.Estuve hablando con este guapetón.Me explicó lo que pasaba y,junto a algunos compañeros,me puse a trabajar.

-Yo//<<¿No es algo peligroso,papá?>>\\

-Zhì:Ains,esa mirada...No te preocupes.

Pone una cara de gran tristeza.

-Zhì:Mis amigos y yo,es decir,el Gremio del Rearme...estamos perseguidos.Por ayudaros a vosotros,los Domadores.De hecho,a más de uno ya nos han disparado...

Nos enseña unas feas heridas producidas por impacto de bala.

-Zhì(sonriendo tristemente):Así que vamos a ayudaros todo lo que podamos.

Guardamos un silencio pesadumbroso,que es roto cuando Zhì saca unas cosas de su bolsa.Es ropa.

-Zhì:Ponéosla.Está adaptada para que cambie de tamaño y forma cuando os transforméis.Además,potenciará vuestras habilidades.

La cogemos.

-Compañera de Zhì:Deberíais ponérosla ya.Aunque potencie vuestras habilidades,también os consumirá un poco de energía al principio.Así que es mejor que empeceis a adaptaros.

Asentimos y nos rearmamos.Efectivamente,notamos como nos cansa un poco.

-Yiak:Bueno,nosotros tenemos que ir a custodiar a Elliot.

-Yo:Pues vámonos.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 515
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Dom Feb 12 2012, 01:21

Yo: Espero que esto no interfiera.

Silvia: Supongo que no... Sigamos con el entrenamiento, aun nos queda tiempo.

Yo: Claro, pero antes...

Me saco una carta del bolsillo.

Silvia: ¿Una carta?, ¿de quién?

Yo: No lo sé, la recibí justo antes de que nos convocaran para la reunión.

La abro y empiezo a leerla. A los pocos segundos se me abren los ojos como platos, para que luego se me dibujara una ancha sonrisa.

Yo: Qué tío... ¿cómo se habrá enterado de todo esto?

Empiezan a saltarme las lágrimas de la emoción.

Silvia: ¿Kagi?

La miro.

Yo: Ah, perdona... no te preocupes, ya lo entenderás.

Silvia: ?

Yo: Bien, vamos a entrenar.

Vamos a donde están esperando Nana, Giotto, Casandra, Arthur y Jackie.

Giotto: Ya era hora, os estábamos esperando.

Todos estábamos en nuestra forma humana. Giotto me mira y muestra un par de guantes blindados, cubiertos de llamas.

Jackie: No perdamos más tiempo, tenemos una batalla que ganar.

Ella también muestra sus armas, que consistía en un par de botas altas también blindadas. Los dos corren hacia mí para atacarme.

Yo: ¡Muy bien!

Antes de que sus respectivas armas me alcanzaran, cojo a Giotto por el antebrazo y a Jackie por la pierna, doy una veloz vuelta y los lanzo lejos de mí.

Una vez en el suelo, ambos cambian de forma; Jackie a guepardo y Giotto a tigre. Mientras que los dos corren hacia mí, yo me transformo en león. Ya cuando están justo en frente de mí y saltan, doy un fuerte rugido, creando una onda de aire lo suficientemente potente como para lanzarlos a ellos. Al reincorporarse, me miran con asombro.

Yo: Ya vais mal si creéis que soy el típico león de documental.

Una vez más, se lanzan a por mí.

Silvia: Vaya, ya se está emocionando de nuevo, ¿será por lo que ponía aquella carta?

????: ¡Sera mejor que no bajes la guardia!

Arthur había saltado a por las espaldas de Silvia con una gran espada ancha entre sus manos. El golpe es detenido por el arma que invoca la instructora, que se trataba de una vara larga con un hacha en uno de sus extremos.

Silvia: El único que ha bajado la guardia aquí has sido tú al creer que yo lo había hecho.

Se quita de encima al chaval de un poderoso contraataque.

Silvia: Es verdad que ya no sois precisamente novatos, pero aun os queda mucho por aprender.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2800
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Dom Feb 12 2012, 22:01

Llegamos al lugar donde está Elliot.Nos disponemos a atarle cuando,de repente,nos ataca.

-Yo:¡Hey,chaval!¡Tranquilo!

-Elliot:¡Calláos!

Rearma una espada y carga hacia nosotros.Le esquivamos y Yiak le lanza hielo.

-Elliot:¡Eso ya me lo tengo muy visto!

Lo funde y lanza una esfera de oscuridad,que esquivamos.Carga hacia Yiak y,antes de que la alcance,lanzo una barrera sobre ella,rompiéndose la espada al chocar contra ella.Yiak le da un puñetazo a la vez que Elliot nos lanza unos rayos energéticos,los cuales nos alcanzan y nos hacen un daño considerable.

-Yiak:¡Elliot,para!

Le lanza una onda invisible,que rompe la tierra que hay bajo Yiak.Me transformo en zorro astral.[estaba como nekomata]

-Yo:¡Inferno!

Unas columnas ígneas surgen bajo el chaval,alcanzándole algunas.Yiak prueba nuevamente con el hielo,acertando ahora.

-Elliot:¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

Materializa muchas armas y nos las lanza.Algunas de ellas nos alcanzan,haciéndonos un considerable daño.Yiak realiza una técnica curativa.Empiezo a hacer sellos.[como los de Naruto(os recuerdo mi forma legendaria de Fuego)]

-Yo:¡Técnica de sello!¡Vasija de los 5 Elementos!

Unos destellos surgen alrededor de Elliot.A continuación,se precipitan hacia él,aunque consigue esquivarlos.

-Yiak://<<¡Ataquemos ahora,Max!!>>\\

Empezamos a cargar energía sin que el chaval se percate.Cuando está cerca de nosotros,la liberamos en forma de una potente onda conjunta.

-Elliot:¡JODEEEEEEEEEEEEEEEEEER!

Cuando dejamos de emitir energía,vemos a Elliot en el suelo.

-Yiak:Max,ve a avisar a Jake.

Miro al chaval.

-Yo:Está bien.

Me voy corriendo.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 515
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Lun Feb 13 2012, 23:27

Yo: ...

Silvia: ¿Estás bien?, estás como... distraido.

Yo: ¿Más de lo normal?... estaba pensando en lo del traidor... si de verdad ese chico es uno, a saber si no ha avisado ya de nuestra posición, si ese es el caso, de nada servirá encerrarle o matarle.

Giotto corre hacia mí en su forma de SkullMeramon.

Spoiler:
 

Yo me transformo en WarGreymon.

Spoiler:
 

Giotto pretendía darme un puñetazo envuelto en llamas, pero yo le paro con una de mis garras con gran facilidad.

Giotto: ¿Qué?, sólo nos separamos por una etapa, no deberíamos diferenciarnos tanto.

Yo: Eso es un error muy grave.

Giotto: ?

Yo: Los Digimon digievolucionan gracias a la experiencia que consiguen del combate, siendo, normalmente, el nivel Mega la última etapa. Lo que quiero decir con esto, es que se puede saber más o menos el poder de un nivel Campeón o incluso de un Ultra, pero no el de un Mega, ya que estos pueden seguir desarrollandose sin cambiar de aspecto. Ésta es la razón por la que se nos teme tanto, nunca se sabe qué poderosos podemos llegar a ser.

Giotto: Buena explicación, profesor.

Me fijo en que había atado el brazo con el que le había detenido con sus cadenas.

Giotto: Pero una cosa que debes aprender es que no puedes estar dando lecciones en medio de una batalla.

Intenta tirar de mí con todas sus fuerzas, con la intención de levantarme, pero no consigue moverme ni un milímetro.

Yo: ¿No se te ha pasado por la cabeza que mi tranqulidad se debe a que sé que te supero por completo en esta forma?

Tiro de él a través de sus cadenas, dejo caer en el suelo la garra de mi otro brazo y le doy un fuerte puñetazo en su cara metálica, dejándolo inconsciente.

Yo (Mientras me quito las cadenas): Tengo que admitir que todos vosotros tenéis muchísima energía, lo cual es bueno.

Veo cómo todos los demás se abalanzan hacia mí.

Yo: Pero de nada sirve ser tan imprudente... ¡Mega Tornado!

Junto mis brazos y me pongo a girar, creando un pequeño tornado con el que me los quito de encima.

Nana: ¡Qué fuerte...!

Se acerca Silvia, bajo la forma de Ángel.

Silvia: No os recomiendo olvidaros de mí.

Arthur: ¿Un Ángel?, ¿qué nos vas hacer?

La Ángel alza un cetro blanco que tenía en las manos.

Silvia: ¡Giga Fuego!

Aparece una gigantesca bola de fuego que estalla al instante. Sólo quedaban conscientes Casandra y Jackie.

Yo: Bueno, vamos a descansar un poco, os lo merecéis.

Caen desplomadas del cansancio.

Casandra: ¡Madre mía, qué par!

Silvia: Esperamos a que se despierten los demás, una cura rápida y continuamos.

Casandra y Jackie (desganadas): Vaaaaaaleee.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2800
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Mar Feb 14 2012, 23:38

Cuando volvemos a la zona de combate,vemos a Elliot muerto.

-Yiak:No tenía otra opción.

Asentimos en silencio.Hacemos desaparecer el cuerpo y volvemos a la carpa central.Todos parecen estar esperando la señal para empezar la batalla,proveniente esta de una esfera de cristal de considerable tamaño.Todos estamos algo nerviosos.Me transformo en Victini.

-Yo:Vamos,tocadme todos.Necesitaremos mucha suerte esta noche.

Todos me tocan.Luego,me transformo en zorro astral.

-Gu:T-tengo miedo...

Pierre la abraza.

-Pierre:Todo va a salir bien.No te preocupes.

Cierro los ojos,intentando tranquilizarme yo también.

-Yo:Por favor,Siete Caos,ayudadnos esta noche a sobrevivir a la batalla

Noto una mano en mi hombro.Abro los ojos y veo que es Jake.

-Yo:Papá...

-Jake:Max,puede que no salgamos de esta noche.

-Yo:Lo se.

-Jake:Intentemos que no sea así.

Asiento.Miramos a Yiak,que se acerca a nosotros,así como Pao,la cual está notablemente nerviosa.

-Yiak:Por fin...Llega la hora.

-Jake:Así es.

-Pao:Tengo miedo...

-Yo:Creo que no hay nadie aquí que no lo tenga.

De repente,el cristal brilla.Un hombre aparece en ella.

-Howard:Saludos.Soy Howard,Domador de Almas desde hace más de 200 años.

Nos mira a todos con detenimiento.

-Howard:Ha llegado la hora de luchar,camaradas.¡¡HA LLEGADO LA HORA DE LA LIBERTAD!!¡¡¡HA LLEGADO LA HORA DE DEVOLVER A LEUDOR LO QUE ES SUYO!!!

Gritamos,subiéndonos así la moral.Un portal se abre entre nosotros.

-Howard:Si es cierto vuestro grito de batalla,entrad ahí y demostrad vuestro amor por la libertad.

Con paso decidido,entramos en la brecha.Aparecemos frenta a una gigantesca fortaleza.Howard está alli.Observamos que tiene unas inmensas alas de un blanco veraz y una aureola sobre su cabeza.

-Silvia:Un ángel...[pero no como ella,sino un ángel propiamente dicho.Es su forma legendaria de Viento]

-Howard:Os dejo esto a vosotros,jóvenes Domadores.Yo tengo que seguir alentando a los demás.

Desaparece.

-Jake:Dad lo máximo.

Los que lo tenemos,activamos nuestro/-os Dominio/-os.Entramos sigilosamente,intentando encontrar un lugar que nos proporcione una cierta ventaja.Sin embargo...

-Voz de megafonía:¡¡¡ALARMA!!!¡¡INTRUSOS!!!

Escuchamos unos gritos.

-Jake:¡¡¡PREPARÁOS PARA LUCHAR!!!

Corremos en diferentes direcciones,dispuestos a arrasar con todo.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Yiak
Experto
Experto
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 287
Fecha de inscripción : 05/03/2011
Edad : 23
Localización : Vagabundeando por las ruinas de mi conciencia

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Jue Feb 16 2012, 16:42

(Pongo lo que pasó con Elliot, quiese ponerlo antes, pero n solo no ten go ordenador, he estado dos dias sin internet)

Cuando Max se va me acerco a Elliot. Lo habíamos dejado hecho un guiñapo, respiraba con dificultad y parte se su cuerpo estaba parcialmente quemado. Por un momento me recordó a Socram... sólo por un momento.

Elliot- ... d ...o...t.

Yo- No t entiendo Elliot

Elliot- yo... odio... te odio...

Yo- Lo siento.

Elliot empieza a llorar silenciosamente, sin embargo suus manos se crispan con odio. Lo cojo y lo incorporo un poco, le aparto el pelo de la cara manchada. Sus ojos se nublan.

Yo- nos hemos pasado un poco...

A la vez que me hundo en su mirada y exploro de nuevo su mente, sumergiendome en ese odio, oscuro profundo y triste empiezo a hacer un hechizo de sananción. Conforme más lejos voy más me agito. Sin embargo consigo sacar alguna informacion importante, planos del sitio que eníamos que atacar... y... el dolor... y el miedo. De repente, noto un gran rechazo y salgo despedida. Elliot se levanta y me ataca.

Elliot- Es tu culpa!! Es tu culpa!!! Por tu culpa pasó todo! DEJA DE METERTE EN MI CABEZA!!!!

Yo- Lo siento!! Perdona!! No lo sabiamos!!!

Elliot- Calla!!! Os tengo que detener!!

Yo- Elliot podemos ayudarte!! Elliot te prometo...

Se abalanza sobre mi pero no me ataca, ma agarra de la ropa con fuerza, está llorando.

Elliot- tu... lo causastes... fue tu culpa... arreglalo, arreglalo...

Yo- Te lo prometo

Elliot- Se llama Susy...

Yo- lo sé

Elliot- bien

Yo- Lo siento mucho, lo siento mucho, enserio... perdoname.

Elliot asiente levemente

Elliot- Sólo traela de vuelta

Yo- Prometido. Trae, deja que te cure...

Elliot- no, no... si los traiciono... se daran cuenta, pueden perodnarme un fracaso, no una traición

Materializa una daga.

Elliot- Recuerda tu promesa

Yo- la cumplire.
Volver arriba Ir abajo
http://towerofdreams.blogspot.com
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2800
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Jue Feb 16 2012, 23:29

Una adanada de flechas se precipitan sobre mi.Las carbonizo con una llamarada y,antes de que caigan al suelo,las paro y dirijo hacia una cuadrilla de soldados.

-Soldados:¡UAAAAAAAAAAAAH!

Empiezan a revolcarse por el suelo.Me transformo en loba astral.

-Yo:¡Haced paso!

Activo 1 de mis Dominios que,en esta forma,es un martillo de considerables dimensiones.Doy un golpe imbuido de energía al suelo,creando así una onda.Algunos de mis enemigos caen al suelo.De repente,alguien me golpea por la espalda y caigo al suelo.

-Yo(mientras me levanto):¿No sabes que no se golpea a las chicas?

Miro a mi agresor.Es un mastodonte embutido en una armadura.En sus manos hay un garrote.

-Yo:Conque esas tenemos,¿eh?

Me transformo en dragón astral y reactivo el Dominio.

-Yo:¡Oaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!

Chocamos nuestras armas.

-Mastodonte:Jujuju...¿No puedes conmigo,D-?

Hago más fuerza y rompo su arma,a la vez que le parto en 2.

-Yo:Idiota.

De repente,muchísimos seres de pequeño tamaño se amontonan sobre mi,impidiendo que me mueva.A su vez,van golpeándome y dañándome bastante seriamente.Empiezo a agobiarme.

-Yo(mientras me transformo en kyübi):¡¡FUERAAAAAAAA!!

Los seres salen despedidos,y mis heridas empiezan a cerrarse rápidamente.De repente,escucho un grito de una voz que me resulta familiar.

-Yo:¡¿Qué?!

Me acerco a la dirección del grito.Veo que es Pierre.Le falta un brazo y está lleno de heridas.

-Yo:¡Pierre!

-Pierre:¿Max?

Asiento.Paso a la forma infantil y empiezo a curarle.Cauterizo el brazo,pero el resto son más difíciles de curar.

-Pierre:Parece que no salgo de aquí...

-Yo:¡Aguanta,joder!

-Pierre:No puedo seguir...

Su mirada adquiere un matiz acuoso y ciego.

-Yo:Joder...

Le cierro los ojos y,con su propia sangre,dibujo una cruz en su frente.

-Yo:Tenemos que ganar.

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.


Última edición por Maximillian Prower el Vie Feb 17 2012, 22:56, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Iskar
Adepto
Adepto
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 29/09/2011
Edad : 22

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Vie Feb 17 2012, 02:24

Me meto ya al final, que si no me siento mal XD

Use mi nombre todo el rato. No cuidé ese aspecto.

Señor del Foso
Spoiler:
 
Corpser (Que bicho mas feo oiga xD)
Spoiler:
 
Protodraco
Spoiler:
 

Dragón Astral

Gólem de Piedra

Dracohalcón

Infernal
Spoiler:
 

Minotauro

Cráneo Convocado (Sep, Yu Gi Oh xD)
Spoiler:
 
Sanguinario
Spoiler:
 

Forma legendaria de metal nueva: Orbital Frame Jehuty (Zone of the Enders, un juegazo tela de antiguo de la ps2 que me encantaba xD)
Spoiler:
 

Y ya tengo mis dos dominios.

Que he hecho antes:
Despúes de mucho tiempo volví a mi vida de despreocupación y sosiego. En el fondo había echado de menos la tranquilidad de la soledad. Estuve viajando como antaño, consiguiendo nuevas formas y durmiendo al raso, pues andaba algo tieso solo con algunos recados que podía hacer en ciudades. De vez en cuando chorizaba algo para comer. En realidad me gustaba aquel estilo de vida. Pero en los últimos 10 meses me instalé en una ciudad llamada Leos Diso, donde conseguí trabajo en un local nocturno gracias a un colega al que le salvé la vida tiempo atrás. Y hasta la fecha, nada más.


Bueno, espero que esto me lo des por válido Max xD

______________________________________________________________________

Las alarmas habían saltado. Luces rojas por todas partes, no se veía un carajo, solo soldados pasar y pasar, a toda velocidad. Menos uno, el carcelero cabronazo, que parecía que se la pelaba todo lo que estaba ocurriendo.

Me empiezo a reír.

Yo: Eh, capullo. Parece que vienen a por vosotros al fin. Tienes miedo?

Carcelero: Tranquilo chaval, sabes que significa verdad? Ya no nos sirves, ellos han venido aquí. Cuando acabe todo esto, seré yo quien ponga fin a tu vida, y se me ocurren muchas formas de hacerlo.

Todo esto lo decía mientras agitaba su porra y sonriéndome inquietantemente. Yo ya estaba acostumbrado a que me dijera ese tipo de amenazas.

Yo: Cuando salga de aquí, lo primero que haré es meterte esa porra por el culo.

Carcelero: A callar!

Le da una patada a los barrotes de mi celda, y me aparto. Se oye un estruendo al fondo del pasillo.

Yo: [Con tono burlón] Parece que ya vienen aquí... este es el fin de vuestra puta dictadura.

Carcelero: Que te follen!

Saca una pistola, pero antes de que pueda usarla, una flecha le atraviesa la garganta y cae abatido. Se asoman a la celda dos lobos astrales.

Lobo astral: Estas bien? Vamos a sacarte de aquí!

Loba astral: Espera un segundo!

Veo que toquetea una consola al lado de la puerta. Ésta se abre.

Lobo astral: No tienes buen aspecto la verdad... ocúpate de él rápido! Voy a ver si hay más gente encerrada.

Loba astral: No te muevas.

Llevaba varias semanas encerrado allí. Me habían atrapado cuando me marcaba un sinpa saltando de un taxi en marcha. Me extrañó que no me mataran, pero me torturaron durante casi toda mi estancia para intentar sacarme algo. Obviamente, no dije nada. Solo mentía para que me dejasen en paz durante un tiempo, pero cuando se daban cuenta del engaño el castigo era mayor. Estaba a punto de tirar la toalla cuando desde hace una semana y media pareció que se olvidaron de mí.

Yo: Oh, gracias, muchísimas gracias, me siento mejor.

Loba astral: Me alegro, me llamo Amy.

Yo: Iskar... bien, Amy, es hora de la revancha.

Me ayuda a levantarme.

Amy: Sal de aquí y busca a los otros domadores, no estarán muy lejos. Ten cuidado.

Yo: Gracias, no lo olvidaré.

Se va con el otro lobo astral. Me transformo al fin en mucho tiempo en abisario. No estaba en condición de luchar, pero no había otra. Salgo todo lo rápido que puedo, aún estoy aturdido. Me deslizo por los pasillos intentando no ser detectado y evitando los combates. Topo con una habitación que tiene en la puerta: "SALA DE CONTROL". Entro.

No había nadie. Había una silla caída enfrente de muchos televisores que trasmitían lo que grababa las cámaras de seguridad, ordenadores, consolas y más cosas. Cierro la puerta y me siento enfrente de toda la maquinaria. Observo la lucha encarnizada a través de las cámaras. Intento buscar a conocidos, pero habían pasado 5 años y ya no recordaba las formas, además tendrían nuevas, pensé.

Yo: Veamos que puedo hacer por aquí...

Consigo desactivar la alarma y encender todas las luces. Al lado, veo un micrófono.

Yo: ... ésta es la mía.

Agarro el micrófono y lo activo. Empiezo a retransmitir por los megáfonos que antes daban la alarma.

>>¡Valientes domadores de Leudor, ha llegado la hora de rebelarnos contra nuestros opresores! ¡Hoy les enseñaremos de qué está hecho el corazón de los verdaderos héroes! ¡Hoy aseguraremos el futuro de todos nosotros! Dentro de este templo atroz, de la decadencia hipócrita, se esconden los líderes culpables de todo este régimen de terror impuesto durante todo este tiempo. En el pasado, unidos, luchamos por el bien de este mundo, y todo esto que véis es como nos lo agradecen. Durante largos años hemos luchado por nuestra supervivencia contra las fuerzas acosadoras de esta tiránica sociedad. No os contentéis con derrotarlos, destruidlos! ¡Años de planificación hermanos! No nos detendremos, no desfalleceremos! Seremos libres, o moriremos!!

¡¡¡¡Es la hora de la verdad!!!!


Desconecto el micrófono y respiro profundamente.

Yo: Será mejor que salga de aquí y me reúna con ellos.

Salgo de la habitación.

_________________________________

[El discurso menos original de toda la historia, pero son las 2 y tengo sueño xD][Ya que llego tarde, tenía ganas de hacer algo flipado, asi que dadme el visto bueno porfis xD y perdón por el tocho]


Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 515
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Vie Feb 17 2012, 21:20

Silvia y yo nos habíamos separado de los demás. Un montón de gente se nos acerca corriendo con intensión de atacar.

Cazador (de Domadores) 1: ¡Matad a los Domadores!

Cazador 2: ¡No dejen a ninguno en pie!

Yo: Vaya, qué rápidos.

Me transformo en Guze no Tomogara. El grupo ataca con ráfagas de fuego.

Yo: ¡Apartate, Silvia!

Me hace caso y salta alejándose de mí. El fuego impacta por donde estoy.

Cazador 1: ¡Ja, uno menos!

El fuego que había a mi alrededor empieza a volar a mi alrededor, volviéndose de color blanco. Los atacantes se quedan sorprendidos al verme intacto. Estaba con los brazos cruzados, como si me estuviera cubriendo, con un círculo mágico delante de mí.

Yo: Acelerador de Poder de Existencia.

Bajo los brazos, deshaciéndose el círculo. Entonces, aspiro muy hondo, tragándome las llamas que ahora eran blancas.

Cazador 2: ¡¿Se está comiendo el fuego?!

Yo (tras terminar): No precisamente, pero...

Cubro mi brazo derecho por una inmensa masa de fuego, que toma la forma de un gigantesco puño.

Yo: ¡Si tanto apego le teníais a estas llamas, os las devuelvo!

Ataco, quitándomelos de en medio.

Yo: Vamos a empezar en serio.

Junto mis manos. Bajo mis pies, se forma un círculo mágico. A los lados, aparecen dos personas. Se podría decir que eran como una versión de mí a un solo color, siendo uno de color totalmente blanco, desde la piel hasta la ropa, a quien le cubría una fina aura de color celeste, mientras que el otro era completamente negro y le cubría un aura roja. El de blanco tenía una mirada indiferente, como si estuviera en "su mundo", al contrario que el otro, quien tenía una sonrisa sádica de oreja a oreja.

Yo: Vamos.

Yo blanco: Necesito que concretes.

Yo negro: A mí no, ¡¡vamos a liarla parda!!

Yo: Intenta no pasarte.

Sale disparado en una dirección.

Yo (Dirigiéndome al otro): Simplemente derrota al mayor número de enemigos posibles.

Blanco: Entendido.

Le salen un par de alas de llamas blancas y se va también disparado a otra dirección.

Silvia: Bien, pongámonos en marcha.

????: ¡No tan deprisa!

Miramos en la dirección de la voz. Se trataba de uno los dos misteriosos hombres que vimos en la ciudad donde nos encontramos a Richard.

Silvia: Ese es... ¡¿Qué haces aquí?!

Yo: ... Claro, Kenkyu debe de haber visto esto como un "buffet libre" de Domadores y ha enviado a esta gente.

Silvia: Falce... ¿cómo han sabido de esto?

El hombre se queda quieto, mirándonos.

Falce: ¿Os creíais en serio que quedaríais impunes tras lo que hicisteis?, no se os quitó el ojo de encima desde entonces.

Yo: Mierda... hemos sido demasaido descuidados.

Falce: Parece que ha merecido la pena la espera.

????: Desde luego.

Oímos una voz femenina proveniente de un cuervo que estaba posado en el hombro de aquel tipo. El ave echa a volar mientras que se va transformando. El resultado es una mujer de quien se destacaba una gabardina negra abierta, con los extremos coloreados de rojo, también llevaba una capucha puesta, pero se podía ver que tenía el cabello rubio más o menos corto y que tenía los ojos azules.

Yo: Sorcière Sinister...

Me mira con los ojos muy abiertos, a la vez que se podía ver que estaba disgustada.

Sorcière: Tú... no lo entiendo, no deberías estar aquí.

Yo: ¿Muerto...?, ¡ah!, claro, la última vez que nos vimos me hiciste esa técnica y...

Sorcière: Dime ahora mismo cómo escapaste, teóricamente es totalmente imposible escapar de allí, de hecho, debiste morir casi en el acto.

Yo: ... No quiero.

Sorcière: ¡¿Qué?!

Yo: Estamos en un campo de batalla, un lugar en donde se combate y no se hacen preguntas, que se te quede en la cabeza.

Sorcière: ¡¿Cómo te atreves...?!

Desde hace algún rato, nos habíamos quedado nosotros cuatro al margen de la batalla que se libraba a nuestro alrededor.

Sorcière (sonriendo): Muy bien, aquí hay muchos más Domadores, dudo mucho que Kenkyu le importe que os mate aquí y ahora.

Silvia: ¿Te ves capaz?

Se transforma, pero no parece haber tenido ningún cambio.

Yo: ¿Qué tal si lo hacemos de semejante a semejante?

Me transformo en Arma (Soul Eater).

Falce: ¡Me parece perfecto!

Ambos nos lanzamos al ataque. Alzamos nuestra mano abierta hacia delante, chocando ambos ataques, produciendo un sonido metálico.

Silvia (dirigiéndose a la otra): No te distraigas.

Sorcière: ?

El cabello de Silvia se torna oscuro, sus ojos se vuelven dorados y le crece un par de orejas de gato en la cabeza. Ahora también llevaba un par de guantes que simulaban las patas de un gato.

Silvia (poniéndose en posición de combate): Listo.

Sorcière: ¡¿Qué demonios-?!

Yo: ¡Silvia!, ¡¿C-cuántas veces tengo que decirte que no uses esa forma en combate?!

Silvia: ¿De qué estás hablando?, aunque no lo paresca, esta forma es muy práctica y-

Yo: ¡Me da igual lo práctica que sea, e-es vergonsozo!

Silvia: (Suspirando molesta): Como si tú te vieras bien en tu forma de Patche.

Yo: ¿Qué le pasa a mi forma de Patche?

Silvia: Es completamente ridícula, ya está, lo he dicho.

Yo (tocado): ¿Cómo...?, ¿no te gusto en mi forma de Patche?, ¿que es ridícula?

Empiezan a escaparseme lágrimas.

Yo: Me has... me has hecho mucho daño.

Silvia: Además, voy a pelear con una mujer, no debería de haber ningún problema, "Sr. Celoso".

Yo: ¡A esa sólo la conocemos de un par de peleas, a saber qué gustos tiene!

Sorcière (visiblemente furiosa): Vosotros... ¡¡Dejad de jugar con nosotros de una puñetera vez!!

Corre para dar un puñetazo a Silvia, pero esta se protege con la almohadilla de su guante, rebotando el puño a la cara de su propietaria.

Sorcière: ¡Aah!, cómo duele...

Silvia: No te fíes de las apariencias.

Sorcière: ¡¡Se acabó!!

Se abre más la gabardina, saliendo de ella una oleada de cuervos que se dirigían hacia mi compañera como proyectiles. Silvia va esquivando la bandada con mucha soltura, a la vez que se acercaba. Ya cuando se había acercado lo suficiente, intenta golpearla, pero la otra se protege con lo que parecía ser a primera vista una gigantesca pinza negra que sustituía su antebrazo derecho.

Sorcière: Pagarás por habernos deshonrado a nosotras, las brujas.

Ataca con el otro brazo, ya transformado en la pata de un ave. Silvia la esquiva y se aleja de ella de un salto.

Por mi parte, yo ya había comenzado el combate contra Falce. Durante un rato, estuvimos intercambiando golpes. Mi rival transforma su pierna en la hoja de una guadaña, haciendo una barrida. Yo salto, covierto mis brazos en un par de filos de espada y caigo en picado. Logra esquivarme. Transforma su brazo en una guadaña entera y ataca, clavándola en el suelo y volviendo a levantarla. Mira extrañado, ya que me había perdido de vista. Entonces, echa un vistazo hacia arriba, viéndome suspendido en el aire. Había transformado mi brazo en una espada que se unía a mi hombro por una cadean, encadenada alrededor de su arma. Vuelvo mi brazo a la normalidad y caigo a pocos metros de la espada de mi enemigo. Corro hacia él, dándole un golpe con el codo y con el puño del otro brazo. Éste cae arrodillado.

Falce: ¡Maldición...!

Sorcière: ¡Tsk!, habrá que ponerse serios.

Corre hasta su compañero y le agarra del brazo. El hombre se transforma en una temible guadaña negra.

Silvia: Nosotros tampoco nos quedamos atrás, ¡Kagi!

Yo: ¡Voy!

Corro hacia ella, quitándose sus guantes de gato, y nos cogemos de las manos, transformándome yo en dos espadas gemelas que estaban unidas por una cadena en las empuñaduras.

Los cuatro: ¡Resonancia de Almas!
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2800
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Vie Feb 17 2012, 23:25

[Iskar:Bastante bien el post.Franky:Zzzzz....]

Veo a Silvia y Franky.Están "charlando" con unas personas.

-Yo:Insensatos...

Empiezo a hacer sellos con mis manos.A continuación,pongo la palma de las manos boca arriba y soplo sobre ellas.Un torbellino de llamas y rayos se precipita sobre ellos.

-Yo:¡Tormenta iracunda!

El torbellino se lleva a varios enemigos por delante.La voz de Yiak me llega a la cabeza.

-Yiak://<<¡¡Tienes que ir allí>>\\

Veo un plano de la fortaleza en mi mente.Hay un lugar señalado.

-Yo://<<¡Está bien>>\\

Me transformo en Pikachu y empiezo a correr entre ellos rápidamente.

-Enemigo 1214:¡No pasarás,rata!

-Yo(mientras le hago Cola Férrea):¡Tengo prisa!

Salto sobre la misma y me transformo en Latias,volando así a toda velocidad hacia el edificio central.Intentan alcanzarme con hechizos,pero vuelo demasiado rápido.

-Yo:/<¡Soy demasiado rápida para vosotros!>\

Un par de águilas gigantes se ponen frente a mi.Me paro y las observo.Se lanzan en picado hacia mi.Son rápidas y más grandes que yo,así que me cuesta esquivarlas.Me transformo en Dragón del Viento.Activo mis Dominios,y una armadura dorada me cubre el pecho.Además,me crecen 2 alas más.

-Yo:¡Modo Comando!¡Tornado Alado!

Una de las aves cae,pero la otra resiste en el aire.Genero unas espadas energéticas y se las lanzo.Empieza a huir,y las espadas a perseguirla.

-Yo(mientras sigo mi ruta):¡No puedo perder el tiempo contigo!

[No me gustan los post de pelea.Me aburren mucho]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Yiak
Experto
Experto
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 287
Fecha de inscripción : 05/03/2011
Edad : 23
Localización : Vagabundeando por las ruinas de mi conciencia

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Sáb Feb 18 2012, 13:33

Me encontraba en los subterráneos de las instalaciones, en mi forma de hada de hielo. Desde arriba llegaba el ruido de las explosiones y los gritos, a veces el suelo temblaba.

Yo- //<<Max deprisa!>>//

Siento un poder inmenso proveniente de los niveles más inferiores. La carga pesada de nuestro enenmigo aún no había salido. De repente me llega la comunicación de Jake.

Jake-//<<Yiak!! Donde andas? Te necesitamos arriba!>>//

Yo-//<<Malas noticias Jake, arriba sólo hay morralla, aquí abajo hay... hay poderes muy oscuros Jake, reservad fuerzas>>//

Reviso los planos mentales. Estoy cerca de dónde me indicó Elliot. Recorro a toda prisa los lóbregos corredores, de repente me pego a la pared en un movimiento rápido.Las garras no consiguen rozarme. Un Ortos menor llamífero sále a mi encuentro. Tiene dos filas de enormes colmillos. Me mira con ojos incandescentes. Se abalanza hacia mi... pero lo congelo en el aire y con un golpe de aire lo parto en mil pedazos.

Yo- <<estos tíos tienen falta de personal, sólo tienen bestias custodiando los subterraneos>>

Finalmente llego a mi destino, En una celda de barras de hierro hay una cica de unos 14 años, encadenada. La chica levanta la cabeza al verme, está pálida y demacrada.

chica- Elliot...???

Yo- Eres Susy?? Me envía tu hermano, vengo a sacarte de aquí

Susy- Pero... y.. Elliot?

Por un momento no sé que decir, veía a la chica demasiado débil como para soportar la mala noticia.

Yo- A salvo, te... te espera a salvo.

Al instante me siento fatal por haberle mentido. con las prisas intento abrir la cerradura de la celda pero sieno como mis manos arden y salgo despedida contra la pared. El golpe me deja sin aliento.

Yo- Mierda! Una barrera de sangre!

Dentro de todos los tipos de barrera aquella era la más difícil de deshacer. El ritual era largo, y requería un sacrificio pero destruir la barrera a lo bestia destruiría la mayor parte del complejo.

Yo- Susy, tenemos un problema

Voz detrás de mí- no, teneís dos

ME entra un gran escalofrío, me giro lentamente. Allí estaba, uno de los más famosos exterminadores de domadores.

Exterminador- Sentí tu presencia hace tiempo... pero mis compañeros me han retenido hasta ahora, verás, pretenden salir cuando arriba os hagais con la victoria.

Lo miro friamente, su poder es parecido a aquellas dos bestias que nos salieron el bosque, antes de volver a la Tierra. Activo mi dominio, empieza a llover, aunque el ambiente ya era húmedo de por sí.

Exterminador- Eres de pocas palabras eh?

Se lanza hacia mi con gran velocidad. El pasillo es muy estrecho. Creo un muro de hielo, el muro es destruido pero yo he retrocedido hasta el final del pasillo, transformo la lluvia en finos puñales de hielo. El crea una barrera pelo los puñales la atraviesan, salta hacia atrás pero aún así recibe algunos cortes. Chasqueo los dedos, a mi alrededor se materializan 10 lobos de hielo. El pasillo está cubierto de hielo resbaladizo. Mis lobos se lanzan hacia el, que creo un torbellino de fuego, sacudo la mano y el torbellino desaparece, sin embargo, mis lobos estallan en mil pedazos, materializo otros cinco.

Exterminador- Oh, he oido hablar de ti, la domadora de hielo, Yiak Kalt. Creo que entonces tendré que tomarme esto más enserio.

Un fuerte onda de fuerza cae sobre mi, pero consigo crear una barrera a tiempo.

Yo- //<<Max! necesito ayuda, ven YA!!!>>/
Volver arriba Ir abajo
http://towerofdreams.blogspot.com
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2800
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Sáb Feb 18 2012, 16:07

Reviento una de las paredes del edificio y entro.

-Yiak://<<¡Max!¡¡¡Necesito tu ayuda,ven YA!!!>>\\

Veo que una horda de pequeños demonios se abalanza hacia mi.Me transformo en kyübi y,mientras corro entre ellos,hago que surjan de mi pelaje bolas de fuego.Cierro los ojos y detecto el aura de Yiak,acompañada a su vez de un par más.Cuando la detecto,me transformo en perro del rayo y empiezo a correr a gran velocidad hacia donde está Yiak.Antes de llegar a la habitación donde está,me transformo en lobo sagrado y,rompiendo la pared,intento atrapar entre mis fauces al enemigo.No obstante,me esquiva.

-Yo:/<¡Siento el retraso!>\

Me trasformo en zorro astral y activo mis 2 Dominios.[el antiguo era la ropa potenciadora,y el nuevo en esta forma,es un bô]

-Exterminador:¿Y quien eres tu?No me suenas.

-Yo:Prefiero el anonimato.

Le echo un rápido vistazo a la chica.Yiak y yo lanzamos una barrera sobre ella.

-Yiak:Este tipo es c-

-Yo(interrumpiéndola):Ya lo se.

Nos lanza una ola magmática.La congelamos y rompemos.Además,con los fragmentos de la misma,atacamos a nuestro rival.Rompe los fragmentos y nos lanza un aluvión de flechas energéticas.Algunas nos alcanzan.Empezamos a acosarle con nuestras armas.

-Yo://<<Voy a dejar libre un poco de mi naturaleza de kyübi.Ten cuidado,no vaya a alcanzarte sin querer.>>\\

-Yiak://<<Está bien.Intenta que pueda mirarle a los ojos>>\\

Asiento,y empiezo a liberar mi naturaleza.Una sonrisa cruel se dibuja en mi rostro.

-Yo:¡¡JAJAJAJAJAJAJA!!

[lo de la naturaleza no implica que sea más fuerte,sino que soy más despiadado y agresivo][Y no pongo más pork no se si quieres poner algo relevante,Yiak]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Iskar
Adepto
Adepto
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 80
Fecha de inscripción : 29/09/2011
Edad : 22

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Lun Feb 20 2012, 23:12

Salgo al vestíbulo principal, ya apenas quedan enemigos, parece que nos hemos hecho con la victoria por aqui arriba. Hay bastantes domadores descansando, muchos heridos y sangre por todos lados. Estaba un poco perdido. Oigo a alguien familiar gritar mi nombre.

???: Iskar!!

Es Jake.

Yo: Oh, cuanto tiempo, que tal la familia?

Jake: Pero donde has estado!? Estas bien!? Por qué no apareciste antes!?

Yo: Vale vale, por partes. Sí, estoy bien, no he luchado con nadie. Me he limitado a evitar las peleas.

Jake: Te hemos oído por los megáfonos, bonito discurso, pero con la batalla no nos hemos enterado de nada.

Yo: Vaya hombre...

Jake: Donde has estado todo este tiempo?

Yo: Aquí, preso. Llevo poco más de un mes.

Jake: Ya hablaremos, tenemos que seguir. Aún quedan más, y percibo una fuerte presencia en los niveles subterráneos. Yiak y Max están allí.

Yo: Bien. Necesitas ayuda con los heridos?

Niega con la cabeza.

Jake: Olvídalo, ve en su ayuda, quizás la necesiten.

Yo: Eh, estoy en baja forma, pero haré lo que pueda.

Jake: Ten cuidado.

Se gira y vuelve a sus asuntos. Me pongo en marcha, he de buscar la entrada a los subterráneos.

[Es un minipost de mierda, para que sigas, que tengo curiosidad xD si queréis momento épico solo vosotros dos decidlo, no os rayeis XD]
Volver arriba Ir abajo
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 515
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Mar Feb 21 2012, 23:18

Nos preparamos para lanzarnos al ataque. Por nuestra parte, observamos con cuidado a nuestros oponentes.

Silvia: Esta sensación...

Yo: Lo sé... no es sólo la Resonancia de Almas.

De repente, oímos la escalofriante melodía de un órgano, sonido que sólo nosotros podíamos escuchar. El aura de la bruja se intensifica más, cubriéndose también por una fina capa de oscuridad.

Silvia y yo: ¡Locura!

Sorcière (mostrando una amplia sonrisa): Empieza lo bueno.

Se lanza a por nosotros. Nos defendemos del ataque a duras penas. Nos alejamos de ella de un salto hacia atrás.

Yo: Hay algo más...

Sorcière: Je je, esa persona me pidió que no te matara, pero ya no estoy segura si voy a poder hacerlo.

Silvia: ¿Cómo?

Sorcière: Hace tanto tiempo que no mato a un Domador, lo único que hacía era atraparlos para ese maldito excéntrico... ya ni siquiera me acuerdo de qué ocurre cuando mato a uno de ellos... ¿saldrá una sóla alma o el mismo número de formas que tenga?

Falce: Contrólese.

La densidad del aura aumentaba en la guadaña.

Sorcière: ¡Caza-Brujas!

El filo de la guadaña toma la forma de una luna creciente.

Yo: Una bruja usando el Caza-Brujas, lo que faltaba.

Silvia: ¡Tiburones Gemelos!

El filo de las espadas crece considerablemente, tanto para la longitud como para la anchura. También se formaba una extraña sonrisa a lo largo de las espadas, con un par de ojos rojos cada una.

Volvemos a lanzarnos al ataque, desatando una poderosa onda de aire a nuestro alrededor al chocar las armas. Por desgracia, nuestra oponente parecía superarnos en fuerza y nos lanza hacia atrás. Entonces, ataca, liberando un fuerte resplandor, acompañado de una explosión. Habíamos conseguido evitar el ataque y, aprovechando el polvo que se había levantado, nos acercamos a la bruja. Conseguimos sorprenderla provocándole una herida que la recorría todo el tronco. Aun así, la mirada sádica de aquella mujer no cambiaba. De la herida, surgen filos negros que por poco empalan a Silvia si no fuera porque había saltado a tiempo hacia atrás.

Yo: Eso es-

Silvia: ¡Sangre Negra!

Yo: Lo que me imaginaba, no son más que otro par de cobayas de laboratorio.

En seguida nos empezamos a preocupar, ya que no veíamos a nuestros contrincantes.

Silvia: ¿A ocultado su presencia?

Yo: ¡Imposible!, no podría ocultarse con toda esa Locura encima.

De pronto, volvemos a sentirlos de nuevo. Sorcière estaba volando sobre nosotros, gracias a un par de alas negras que habían surgido de su espalda.

Sorcière: ¡Caza-Brujas al maximo!

El resplandor que despedía la guadaña era tal que nos cegó al darnos la vuelta. Cuando por fin consigo ver, me doy cuenta que preferiría no haberlo hecho. Me encontraba en el suelo, mirando el cuerpo de Silvia cortada desde el hombro hasta el estomago.

Yo: ¡¡Silvia!!

Tomo mi forma humana (como Arma) e intento reanimarla, sin éxito.

Yo: Silvia...

Estaba horrorizado por esa escena. Sorcière estaba de pie a unos metros de nosotros, riendo de manera tan escandalosa que parecía que se le desencajaba la mandíbula.

Sorcière: ¡¡Ja ja ja ja ja ja ja ja...!!

Falce: Esto no va bien, la Locura se está volviendo demasiado inestable, no ha sido muy buena idea comprimirla junto a su energía para poder ocultarnos momentáneamente.

Pero, justo cuando vuelvo la mirada a mi compañera, me quedo totalmente atónito, el cuerpo había desaparecido. Miro hacia delante, viendo como una intacta Silvia corría hacia la otra bruja. Cuando se acerca lo suficiente, la arremete con un puñetazo y un codazo de su otro brazo.

Silvia: ¡Onda de Alma!

El ataque tumba hacia atrás a su semejante.

Yo: ¡Silvia!

Se limita a girarse y a sonreirme.

Silvia: Perdón por asustarte.

Yo: ¿Pero cómo...?

Sorcière: ¡¡Tú...!!

Parecía que todavía podía hablar, pero no era capaz de moverse por mucho que se empeñara.

Sorcière: ¡Es imposible, te he cortado con mi Caza-Brujas, deberías estar más que muerta!

Yo: Es... es verdad, yo te he visto...

Silvia: Es sencillo... desde el primer momento en que estoy en esta forma, estoy envuelta en un hechizo que yo misma he desarrollado, la llamo "Ley de las Siete Vidas", con esto, se necesita matarme siete veces por lo menos.

Sorcière: No... ¡¡No pienso aceptar esto!!

Empieza a ser cubierta por una densa y tenebrosa aura. Silvia salta para ponerse a mi lado.

Falce: ¡Sorcière, cálmate, o si no-!

Sorcière: ¡¡Silencio!!

Nos mira con una cara de puro odio.

Sorcière: ¡¡Morid devorados por el mismísimo Averno!!

Levanta costosamente su brazo izquierdo, pareciendo que conjuraba algo. De pronto, tres círculos mágicos aparecen a nuestro alrededor.

Yo: Esto otra vez... ¡aléjate!

Me transformo en Tomogara y empujo a Silvia fuera del campo que cercaba el conjuro. Surge una enorme puerta por cada círculo. Éstas se abren, mostrando las llamas que trataban de escapar.

Silvia: ¡Kagi, sal de ahí, va atraparte como la última vez!

La miro, desprendiendo una absoluta confianza.

Yo: Esta vez no.

De entre las llamas, aparecen tres esqueletos que se ajustaban al tamaño de las puertas. Estos extraños esqueletos estaban cubiertos por un material dorado, y tenían un par de piedras rojas y brillantes por ojos. Aquellas temibles seres se abalanzan sobre mí.

Silvia: ¡¡Kagi!!

Los esqueletos se detienen en seco y vuelven a sus respectivos sitios lentamente, dejando mostrar mi nuevo aspecto.

Yo: No me parece justo que tú seas la única que me asuste.

Ahora llevaba un armadura dorada que me cubría el brazo derecho, parte del pecho y parte de mi cabeza del mismo lado, cubriéndome también mi ojo derecho. A simple vista, parecía que aquella armadura estaba hecha de aquellos esqueletos.

Sorcière: ¿Qué... ¡¡Qué significa esto!!?

Había conseguido levantarse, encontrando apoyo en la guadaña.

Yo: Un pequeño recuerdo de mi última visita ahí dentro.

Señalo a una de las puertas que habían sido invocadas.

Sorcière: No... Me niego, ¡me niego!, ¡¡me niego!!, ¡¿estás diciéndome de verdad que has conseguido el favor del Infierno?!

Yo: ¿Infierno?, ¿tienes este poder y ni siquiera sabes lo qué es relamente?

Sorcière: ¿Cómo?

Yo: Bueno, ya da igual.

Activo mi Dominio, tomando la forma de una katana. Al ponerla en mi mano derecha, el arma es cubierta por la misma aleación que la armadura.

Yo: Me dejaron ir con esto... para encargarme de la gente que manipula de manera tan irresponsable sus secretos (señalando a nuestro oponente con la espada).

Sorcière: ¡¿Ellos?, ¿quiénes?!

Yo: Tranquila, si te estás quieta, pronto lo sabrás.

La bruja ya no cabía de la ira que contenía.

Sorcière (mirando a Silvia): Primero me superan como bruja, ¿y ahora esto?... ¡¡Eso es algo que no pienso tolerar!!

Falce: ¡¡Sorcière, cálma-!!

La bruja parte su arma en dos.

Falce: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAHHG!!!

También parte la hoja de la guadaña.

Sorcière: Imperdonable, imperdonable, imperdonable, imperdonable, imperdonable, imperdonable, imperdonable, imperdonable... ¡¡¡IMPERDONABLE!!!

Empieza a devorar los restos de su compañero.

Silvia: Se lo está...

Yo: Ya es presa de la Locura.

Tras terminar su "comida", su cuerpo sufre severos cambios. La cubre unas especies de escamas metálica, le crecen grandes garras y se le desfigura el rostro hasta perder lo poco de aspecto humano que le quedaba.

Sorcière: ¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHH!!!

Corre hacia mí con toda su furia.

Yo: Terminemos con esto... que el Consejo se apiade de tu alma.

Ya cuando sólo le faltaba un paso para atravesarme con sus extremidades, ataco verticalmente. Una gran estrella de cinco puntas se dibuja en el suelo que pisaba aquella bestia. Se había parado en seco, pudiéndose ver que la había partido por la mitad. El cuerpo comienza a desintegrarse hasta quedar en nada. Con esto hecho, la armadura dorada desaparece.

Silvia: ¿La has matado?

Yo: No, la he llevado a un lugar donde podrá pagar por las locuras que ha hecho con sus conocimientos...

Pero nada había terminado, la batalla continuaba. Vemos como un grupo de extrañas criaturas se acercan a nosotros a la vez que nos disparaban.

Silvia: ¡No es posible!

Yo: ¿Qué pasa?

Silvia: ¡Kagi, estos seres son los mismos con los que me enfrenté en mi prueba para la forma de Noé!

Yo: ¡¿Qué, eso es imposible?!

????: Ju ju, el momento de nuestro reencuentro ha llegado.

Miramos a la figura que se alzaba en el aire, quien parecía ser nuestro próximo oponente en aquella batalla por la libertad.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2800
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Miér Feb 22 2012, 00:08

[Yiak,finiquito esta batalla]

Acosamos a nuestro enemigo,sin dejarle ni un hueco para respirar.De repente,siento como me atraviesa el estómago.Toso algo de sangre y sonrío.Le cojo la mano que sujeta el puñal y,poniendo mi otra mano sobre su hombro,tiro de la suya,arrancándosela junto con la mitad del brazo.Un caño de sangre sale de la zona amputada.

-Yo(mientras me quito el puñal):¡JAJAJAJAJAJA!¡Más,quiero ver más sangre!

La herida de ambos comienza a cerrarse.El exterminador se aleja.A continuación,lanza una potentísima adanada de tempanos electrificados,que nos hacen bastante daño.

-Exterminador:¡Mientras más os resistais,más sufriréis la caída!

Su sombra se alza y empieza a luchar junto a él.Bloqueamos los ataques a duras penas.

-Yiak:¡Basta!

Le pega una patada a la sombra y,a continuación,la parte por la mitad.Vemos como la ropa del exterminador se tizna de sangre.Verla hace que me invada aun más la locura de mi forma de kyübi.

-Yo:Jujuju...

Nos lanza una onda de viento que hace que nos choquemos con la pared.El impacto afecta a nuestros órganos y,al toser,escupimos algo de sangre.Poco a poco,nos vamos levantando.Parece que al exterminador también le cuesta moverse.

-Exterminador:No podréis ganar...

Fijamos los brazos y piernas de su sombra al suelo con magia.A continuación,caminamos lentamente hacia él.El miedo se refleja en sus ojos.

-Yiak y yo:Adios.

-Exterminador:¡Esperad!

Lo cortamos por la mitad.Sonrío ampliamente,y toco el líquido vital.Yiak empieza a realizar sus técnicas curativas.

-Yo(revirtiendo la locura):Esa chica...

-Yiak:...Veamos como sigue.

Nos acercamos a ella.Deshacemos la barrera y vemos que está inconsciente.

-Yo://<<Papá,¿necesitáis ayuda?>>\\

-Jake://<<Podéis permitiros unos minutos de descanso.>>\\

-????://<<Ahora llegarán los refuerzos.Resistid>>\\

Es la voz del Domador de la llegada anterior a la de Jake y Socram

[las batallas más importantes se deciden en pocas acciones]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
En verdad me llamo Franky
El Corruptor
El Corruptor
avatar

Perro
Cantidad de envíos : 515
Fecha de inscripción : 26/04/2011
Edad : 23
Localización : Entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad...

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Dom Feb 26 2012, 00:22

Nuestra enemiga era una mujer de piel gris y ojos dorados. Vestía un traje negro con corbata, llevando su pelo negro recogido en una coleta baja. Otra cosa a destacar era que llevaba un sombrero de copa decorado con motivos macabros.

Yo: ¿Una Noé?

Silvia: Tiene que ser una Domadora, pero no entiendo por qué...

Mujer: Cuánto tiempo... Yoake.

Silvia y yo: !

Miramos a nuestro alrededor, pero no vemos a nadie a quien pueda referirse.

Silvia: ¿De quién estás hablando?

Mujer: Es posible que no me reconozcas, mi nombre es Vellere, Vellere Kasukana... ¿te suena ahora?

Nos quedamos igual de desconcertados que antes. Aprieta los puños.

Vellere: Ya veo, con que esas tenemos...

Alza la mano, haciendo que todas esas criaturas que la seguían atacaran a base de disparos.

Silvia: ¡No dejes que te alcancen esas balas, son venenosas!

Nos separamos para esquivar el ataque. Gran parte de ese ejército viene hacia a mí. Había una gran variedad entre esos seres, los había desde antropomórficos hasta con formas de auténticas bestias. Echo un vistazo a la posición de Silvia, viendo que aquella mujer se la acercaba, pero no parecía tener intención de atacar.

Vellere: ¿Y bien?, ¿cómo te va con tu nueva vida?, ¿eres feliz ya, o no te basta?

Silvia: No te entiendo, pareces conocerme, pero ahora que lo pienso... creo que he oido de ti en el Clan de los Noé.

No pude entretenerme en seguir oyendo, ya me estaba costando esquivar a todos esos monstruos de por sí.

Yo: ¿Será alguien que conocía...?, dejaré que se encargue de ella.

Miro al grupo de criaturas.

Yo: ¡Eh, bichos, hacedle un favor al mundo y largaros, sois una ofensa para la vista!

Demonios: ¡¡Qué has dicho!!

Yo: Joder, que susceptibles.

Intentan rodearme para atacarme.

Yo: Mejor, así me aseguro.

Surgen un par de alas de fuego de mi espalda y levanto el vuelo. Los monstruos, que también tenían la capacidad de volar, me siguen. Me detengo, dejando que me rodearan de nuevo.

Yo: Bien, comencemos.

Empiezo a ser cubierto por llamas de color rojo sangre.

Yo: Fuego Infernal; ¡Sol de la Pacificación!

Creo a mi alrededor una esfera del mismo fuego de antes, que se hacia más grande por segundo. Todo ser que entraba en contacto con aquellas llamas, era incinerado inmediatamente.

Demonios: ¡¡AAAAAAAAAAAAAAHH...!!

El fuego desaparece.

Yo: Voy a tener que esperar un rato si no quiero desaparecer...

De repente, algo me golpea, haciendo que me estrellara contra el suelo. Me reincorporo costosamente, mirando a mi atacante. Era uno de esos demonios.

Demonio: Jiji.

Ya a simple vista, aquel bichejo me desagradaba.

Yo: Tú eres el listillo del grupo, ¿eh?

Aterriza y anda hacia mí. Era más o menos antropomórfico, delgado por la parte del pecho y ancho por el estomago, también tenía un par de sencillas alas blancas.

Demonio: Juguemos.

Yo: No tengo tiempo para jugar contigo.

Pone cara de enfado.

Demonio: ¡He dicho que juguemos!

Corre hacia mí con la intención de atacarme. Ya cuando estaba apunto de atravesarme con uno de sus brazos, alguien lo coge, deteniéndole en seco.

????: Yo sí que quiero jugar.

Se trataba de el "yo" negro que había invocado anteriormente, mostrando una amplia sonrisa. El demonio se echa hacia atrás para evadirle, pero es atravesado por el torso por otro brazo al hacerlo. El responsable era mi "yo" blanco.

Yo blanco: Mira por dónde vas.

Saca la mano del monstruo. Ambas invocaciones ejecutan una patada giratoria, acertando en el cuello de la criatura.

Yo negro: ¡STRIKE!

De este ataque en conjunto, la cabeza de aquel ser sale volando.

Yo: Gracias.

Yo negro: De "gracias" nada, yo he venido para que me des un poco más de energía antes de desaparecer.

Yo: No es necesario, podéis iros, a partir de aquí me las arreglaré bien solo.

Yo blanco: Como quieras.

Yo negro: Jo, ¿ya se ha acabado?

Ambos van desapareciendo hasta quedar en nada.

Yo: Bueno, yo voy a...

Miro a mis espaldas, viendo indefenso cómo "algo" me tragaba.

Al poco, despierto levitando en medio del aire. No podía mover mis extremidades, no pudiendo saber si era por el cansancio o porque esa fuerza me superaba. En seguida, me doy cuenta que estaba en otro lugar totalmente distinto. Era un espacio en el que se distinguía el "cielo" como la zona que estaba coloreada de azul, y el suelo de negro. Desde ahí, también podía ver a Silvia y a la mujer de hace un rato.

Yo: ¡Silvia!

Por la cara que estaba poniendo, parecía que la Noé le había dicho algo perturbante.

Silvia: ¡Eso es imposible!, ¡yo nunca he tenido una-!

Antes de que acabará, Vellere la agarra del cuello. Había cambiado totalmente su mirada, ahora desprendía una aura asesina escalofriante.

Vellere: ¡¿Qué pasa?!, ¡¿No contenta, ahora niegas mi existencia?!

Silvia se transforma en Noé (unificada) y la aparta de ella con su cabello. Activa su Dominio, que consistía en una bandada de mariposas negras. Éstas mariposas vuelan hacia su enemiga, pero ésta las hace estallar con esferas oscuras de energía, cubriéndose de humo su zona. Silvia reune un gran número de mariposas en su brazo, convirtiéndose en una amplia protección echa de energía. Vellere sale de la humareda con una gran espada ancha negra entre sus manos. Ambas chocan armas.

Yo: ¡No lo entiendo!, ¡¿qué está pasando aquí?!

Las dos pelean con todas las formas de las que disponen, haciendo de ésta una fiera batalla. Acaban en su forma humana. Vellere se muestra como una joven de cabello anaranjado y ojos verdosos, con el mismo peinado que cuando era Noé. Silvia invoca su lanza, a la vez que su pelo cambiaba de color a un rojo carmesí, flotando y despidiendo brasas como si de fuego se tratara. Sale disparada hacia su rival con su arma por delante. Por su parte, Vellere se quedaba quieta en el sitio.

Vellere: ¡Te haré sufrir!

Silvia clava su arma en el cuerpo de su contrincante, o por lo menos eso era lo que pensaba antes de ver cómo era yo el que recibía el ataque.

Silvia: ¡Ka-Kagi!

Yo: Qué...

Su cabello vuelve a la normalidad y extrae su lanza.

Silvia: No puede ser... ¿cómo ha pasado...?

Decía mientras se le derramaban las lágrimas.

Yo: Tranquila... no te preocupes por mí y no te...

La herida era bastante profunda y me costaba curarme ya que no me quedaba mucha energía.

Vellere reaparece detrás de Silvia en su forma de Noé.

Vellere: Eso es, ¡prueba la desesperación que me hiciste probar a mí!

Coge la misma lanza de su oponente y se dispone a atacar.

Vellere: ¡Morid atravesados juntos!

En ese momento, aparece un muro de fuego que destruye la lanza y saca disparada de allí a la Noé.

Vellere: ¡AAAAAAAAHHG!, ¡¿QUÉ ES ESTO?!

Mira cómo sus brazos son envueltos por un fuego rojo sangre. Luego, observa la mirada llena de furia de su contrincante, a la vez que cae. Tras eso, los grilletes de energía que me sujetaban desaparecen. Silvia me saca de aquel lugar por una extravagante puerta que había, devolviéndonos al anterior escenario.

Silvia: Lo siento, yo no quería...

Yo: Te he dicho que estoy bien, esto se cerrará solo en cuanto pase un rato.

Intento levantarme, pero pierdo fuerza al hacerlo. Silvia trata de sujetarme, aun con lágrimas en las mejillas.

De pronto, nos encontramos empalados juntos por una gran espada ancha y negra. Se oye la carcajada de Vellere, que había salido por la misma puerta a duras penas. Intentamos hacer lo imposible por mantenernos en pie. Silvia escupe sangre encima mía, mientras la observo horrorizado.

Silvia: Kagi...

Me besa en los labios, aun estando yo paralizado por el horror de verla atravesada. Pero era más de lo que parecía, estaba transmitiéndome lo poco que le quedaba de energía, desapareciendo a su vez poco a poco.

Silvia: Adiós.

Me sonríe y termina de desaparecer. Me quedo quieto, sin decir nada, no acabando de creerme de lo que acababa de ocurrir. Mientras tanto, Vellere continuaba riéndose.

Vellere: ¡Se lo tiene merecido por lo que hizo!

Me estaba evadiendo por completo de la realidad, hundiéndome más y más. Mis ojos se vuelven totalmente negros, incluyendo lo blanco, y empiezo a llorar lágrimas también negras. Sin decir ni una palabra, extraigo el espadón de mi cuerpo, cerrándose la herida en fuego blanco. Como si un muñeco sin voluntad fuera, corro hacia la asesina, usando como arma su espada.
Volver arriba Ir abajo
Maximirusu Pauaa
Maestro del Caos
Maestro del Caos
avatar

Gallo
Cantidad de envíos : 2800
Fecha de inscripción : 09/06/2009
Edad : 23

MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   Lun Feb 27 2012, 00:23

[Vamos a terminar esto]

-Yo:Yiak,quédate con la chica.Voy a echar una mano arriba.

Empiezo a ascender a la superficie cuando,de repente,noto una potentísima oleada de energía.La presión de la misma hace que me tenga que apoyar en la pared para poder seguir en pie.

-Yo://<<¡¡Jake!!¡¿Qué ha pasado?!>>\\

-Jake://<<Ha venido la ayuda>>\\

Empiezo a ascender lentamente.Cuando llego a la superficie,veo como más Domadores se han unido a la batalla.Howard(el Domador de más de 200 años) está masacrando las filas enemigas a una velocidad pasmosa.Me transformo en kyübi.

-Yo:Vamos a tiznar la tierra de rojo.

Me uno a mis compañeros.Aunque llevamos ventaja,nuestros enemigos se resisten con gran fiereza.Muchos de ellos caen,pero algunos de los nuestros también.Además,todos sufrimos serias heridas,que vamos regenerando poco a poco.

__________________________________________________________________________________________________________

1 hora y media después

Estamos todos exhaustos.Cientos de cuerpos descansan a nuestro alrededor.La sangre fluye bajo nuestros pies de manera incesante,pero...

-Todos:¡¡VICTORIA!!

Nos sentamos todos en el suelo,intentando disfrutar del dulce sabor de la victoria.Al rato,nos llegan noticias de otros lugares,donde la rebelión también está triunfando.Pero bastantes de los nuestros han caído,y no podemos hacerlo del todo.

-Franky:Silvia...

Voy en su dirección,pero alguien me pone la mano en el hombro.Es Jake.Niega con la cabeza,indicándome que es mejor que le deje solo por el momento.

-Jake:Ven conmigo.

Lastimosamente,vamos hacia un lugar apartado.Yiak también está allí.

-Jake:Ahora que hemos ganado,podremos vivir en paz.

Nos quedamos en silencio.

-Yiak:¿Qué ocurre,Jake?

-Jake:He estado hablando con Howard sobre nosotros,los Domadores.

-Yo:Es algo importante,¿verdad?

Asiente.

-Jake:Parece ser que...los Domadores somos llamados a Leudor por unas personas llamadas Convocadores,para que salvemos el mundo...o lo destruyamos.

-Yiak:Pero en esta ocasión,lo hemos salvado.

-Jake:Algunos lo hemos hecho.Lo que quiero deciros es que,aunque hayamos acabado con Ayedi,seguimos estando amenazados por otros Domadores.Y aun hay más.

Parece preocupado por esto.

-Jake:Ahora que conocemos esto,hemos decidido cerrar el camino entre la Tierra y Leudor por un tiempo.Así que tendréis que decidir si quedaros aquí o volver...para no volver en mucho tiempo.

-Yo:...Yo me quedo.

Jake sonríe.

-Yo(sonriendo a su vez):Leudor es mi hogar ahora.

-Yiak:¿Cuanto tiempo tenemos?

-Jake:1 día.

-Yiak:De acuerdo.[supongo que para ti sería difícil.En Leudor conociste a Socram,pero también fue donde murió]

Jake asiente.

-Jake:Sea como sea,debes saber que Socram ya puede descansar en paz.

[Y...fin]

_________________

Regala tu ausencia a quien no valora tu presencia.
Volver arriba Ir abajo
http://maximirusupauaa.deviantart.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Más Allá...-La hora de la verdad   

Volver arriba Ir abajo
 
Más Allá...-La hora de la verdad
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Halo Transformers toys!! es verdad??
» Nuestra Verdad...
» ULTIMA HORA: Davor Suker no conoce OMNI
» Baterias 6v/12 amperios hora.
» ZOMBIELAND Premiación, Llego la Hora Cero, conozcan los Ganadores!!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
~Welcome To Las Noches~ :: Hueco Mundo, "Las Noches" :: Rol-
Cambiar a: